Opinión

Érase que se era, un pequeñísimo territorio, llamado Gibraltar, muy peculiar y con forma de lanza, cuya roca prominente daba sombra al istmo que lo unía con una península ubicada a las orillas del cálido Mediterráneo. Geográficamente es un territorio bastante inhóspito, escarpado, de playas sin arena y espacio sin tierra, rodeado de un agua que no es suya, pero que la usa como si lo fuera, y con unos recursos naturales inapreciables.

Por Santiago Castellano Sanz

España, que somos todos los españoles, observamos el problema de Gibraltar como una ofensa. La provocadora visita de parte de la Armada inglesa al Peñón, es un gesto de soberbia incontenida y colonial que no empleó, claro, con la China comunista, porque Pekín estaba dispuesto a todo tipo de reivindicaciones en la evacuación de Hong-Kong. Incluso violentamente. El disparatado plan inglés responde a los cánones de su estrategia militarista como ocurrió en las MALVINAS, que costó la vida a unos tres mil argentinos. Esta política de la Gran Bretaña, la gran y vieja ramera de Europa, inventora de la esclavitud, junto a Holanda, le importa poco romper con España y poner en un brete a la Unión Europea, en el caso de que la crisis vaya a peor, a pesar de ser aliados en los aspectos económicos y militares.

Por Cano Vera

Analizar los actuales acontecimientos relacionados con Gibraltar requiere aplicar una amplia visión al conflicto, ya que si bien es cierto que obviamente, para entenderlo e intentar encontrar una solución al mismo, es necesario conocer los tres siglos de historia desde el Tratado de Utrecht, también los actuales aspectos militares, económicos y sociales son de imprescindible conocimiento.

Por Santiago Velo*

El protagonismo mediático del verano se lo está llevando nuestro viejo contencioso con la Gran Bretaña para recuperar ese pequeño trozo de tierra que la rapiña de la corona británica nos arrebató hace 300 años.

Por Juan Aguilar*

Se suceden en estos momentos acontecimientos relacionados con el contencioso de Gibraltar que son motivo diario de comentarios en la prensa de todo signo. Los hay muy acertados y cercanos a la realidad. Así, sobresalen para mí, entre otros, los escritos por Pablo Sebastián en este mismo diario o los que publican periódicamente José María Carrascal o el embajador Rupérez en otros medios. En todos ellos se ponen de manifiesto las causas y origen del problema con argumentos de fondo y se elucubra con posibles soluciones.

Por Juan Chicharro*

La idea del reservismo voluntario es una de las primeras y más importantes para la promover nuestra cultura de defensa. En estos años de crecimiento y conocimiento de la reserva ha habido muchos desencuentros e incomprensiones por parte de militares profesionales y de civiles, parece como si  los reservistas voluntarios en España estuviéramos en tierra de nadie.

Por CISDE

Arma de la más burda propaganda de guerra frentepopulista, setenta y siete años después no falta quien continúe, empecinadamente, difundiendo la leyenda. Desde Radio Madrid, la voz de Indalecio Prieto sonaba casi burlona aquel 8 de agosto de 1936. Trataba de insuflar ánimo a los suyos, recordándoles la enorme superioridad de la que gozaban sobre los sublevados: la izquierda tenía “todo el oro del banco de España, todos los recursos válidos en el extranjero, todo el poder industrial de España, los recursos financieros” y además, la mayor parte del ejército, de la marina y de la aviación, de los generales, la agricultura más rica, la mayor extensión de costa, los principales depósitos de armas, la frontera con Europa, el reconocimiento internacional, las ciudades más pobladas... …Con tan abrumadora superioridad del lado de la república, nada de lo que hicieran los rebeldes lograría cambiar las cosas, pues “…podría ascender hasta la esfera de lo legendario el valor heroico de quienes impetuosamente se han alzado contra la república y aún así, cuando su heroísmo llegara a grados tales que fuera cantado por los poetas que pudieran adornar la historia de esta época triste, aun así serían inevitable, inexorable, fatalmente vencidos…”.

Por Fernando Paz*

A alguno de mis queridos lectores quizá les sorprenda saber que nací en 1921. A mi generación, o a lo poco que queda de ella, le tocó vivir en tiempos aciagos. La adolescencia nos sorprendió en plena Guerra Civil, a mí concretamente en Córdoba. Finalizado aquel terrible conflicto bélico-social, sobrevino el hambre. Si bien he explicado a mis alumnos y lectores que esta hambruna estuvo provocada más por la escasez de nitrato de Chile que por el embargo internacional o la autarquía impuesta por el nuevo régimen. Los que están cerca de los ochenta años y algo menos recordarán vivamente el sufrimiento de la población, la escasez, las inclusas y las cartillas de racionamiento.

Por Manuel Funes Robert*

Alexander Duguin (Moscú, 1952) se ha transformado hay en el más significativo geopolitólogo ruso. Inscripto en la ideología nacional bolchevique del estilo de Ernst Nietkisch sostiene un socialismo de los narodi. Esto es, un socialismo de los pueblos, despojado de todas las taras modernas como su materialismo, su ateísmo y su ilustración.

Por Alberto Buela*

El multiculturalismo nació fuera de Europa. Canadá, Australia y EEUU llevan décadas aplicando con éxito este concepto. Pero es evidente que esto no funciona de una manera tan perfecta, teniendo en cuenta los problemas que afronta EEUU debido al crecimiento de su población hispanohablante. La situación en estos países parece estable en comparación con lo que sucede en Europa.

Por Armén Oganesián

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

El Tiempo por Meteoblue