Opinión

Hubo un tiempo, a principios de la década de 1970, en que muchas personas, incluido yo mismo, pensaban que todas las “luchas” de aquella época estaban relacionadas: la Revolución Cultural en China, las guerrillas en América Latina, la Primavera de Praga y los“disidentes” de la Europa del Este, mayo del 68, el movimiento de los derechos civiles [estadounidense], la oposición a la guerra de Vietnam y los nominalmente socialistas movimientos anticoloniales en África y Asia. También pensábamos que, por analogía con la Segunda Guerra Mundial, los regímenes“fascistas” de España, Portugal y Grecia solo podrían ser derrocados por medio de la lucha armada, muy probablemente prolongada.

Por Jean Bricmont

Un emblema sobrecogedor del grado de alienación y gregarismo que han alcanzado los pueblos nos lo brindaba el otro día la Puerta de Alcalá, con una muchedumbre que lloriqueaba porque la candidatura olímpica de Madrid había vuelto a ser rechazada por los zampones del COI. Contemplando un espectáculo tan pavoroso, uno entiende que el napalm de la propaganda ha destruido por completo nuestras meninges, hasta reducirlas a fosfatina; y que tal destrozo ya no admite otra cura que no sea de orden sobrenatural. Porque esa gente que lloriqueaba en la Puerta de Alcalá lleva muchos años siendo expoliada en sus ahorros, sangrada en sus salarios, despojada de sus pensiones y de sus becas, para financiar esa estúpida candidatura que por enésima vez ha sido rechazada; y lo más trágico es que, mientras vivamos, seguiremos siendo expoliados, sangrados, despojados para pagar la mastodóntica deuda que esa estúpida candidatura ha generado durante más de una década. Y, cuando muramos, exprimidos como el hollejo de una uva tras el paso por el lagar, nuestros descendientes seguirán pagándola, de generación en generación.

Por  Juan Manuel de Prada

¿Le gustaron a usted el incidente del Golfo de Tonkín y la guerra de Vietnam, la masacre de las incubadoras en Kuwait y la primera guerra del Golfo, la masacre de Racak y la guerra de Kosovo, las armas de destrucción masiva iraquíes y la segunda guerra del Golfo, la amenaza de masacre contra los civiles de Bengazi y la guerra contra Libia? Si es así, de seguro adorará usted el uso de gases contra civiles en la Ghouta y el anunciado bombardeo contra Siria.

Por Thierry Meyssan

Me imagino que hay una gran preocupación y frustración en Washington ahora. La situación de la Deuda Interna y la escasa disponibilidad de fondos para concluir el año, mantienen el riesgo de quiebra e impago de EEUU. La situación es límite.

Por Jacques Merlon*

El pasado viernes, 6 de Septiembre, será otra fecha más que quedará grabada en la ya mas que larga lista de mentiras e indignidades perpetradas por Rajoy y su gobierno, desde que asumieron la Presidencia del Gobierno de España, allá por el lejanísimo diciembre de 2011.

Por Jacques Merlon

La decisión de Barack Obama de agredir Siria no sale de la nada. Es resultado de una serie de factores que, desde el punto de vista del presidente de Estados Unidos, constituyen un último intento por evitar el fin de la hegemonía unilateral del imperio estadounidense sobre el resto del mundo. El impasse en el que se halla Washington es también el de Israel, que observa impotente el crecimiento de la fuerza regional de disuasión del Eje de la Resistencia, cuyo eslabón central no es otro que Siria. Es por eso que Obama recurre al argumento de la «seguridad nacional estadounidense» para justificar la agresión contra Siria.

Por Ghaleb Kandil

El profesor Martin Tamcke, de la Universidad de Göttingen, afirma que “la pluralidad secular de Oriente Próximo está en manifiesto peligro de extinción,  pues a los cristianos de Oriente Próximo no les queda otra alternativa que huir en número cada vez mayor y de no ponerse freno a esta tendencia, Oriente Próximo terminará perdiendo sus congregaciones cristianas” (en los últimos 50 años, el éxodo forzoso de cristianos ascendería a varios millones de personas). Recordar que Jerusalén, Alejandría, Antioquía y Constantinopla eran las sedes de los patriarcados greco-ortodoxo, armenio, maronita, copto y nestoriano y que salvo durante cortos periodos de persecuciones, esos cristianos vivieron en paz bajo el dominio musulmán. Así, el Corán establece una categoría privilegiada para los cristianos y los judíos, pues los tres pertenecen al concepto musulmán de “ pueblos del Libro” por compartir las mismas creencias (aunque diversas en su interpretación), ser todas ellas reveladas por el mismo Dios y estar recogidas de manera inmutable en el Libro Santo (el Torah, el Evangelio y el Corán), aunque el wahabismo saudí sería paradigma de la intolerancia religiosa al estipular la pena capital por profesar la fe cristiana y construir iglesias cristianas.

Por Germán Gorraiz López*

“Si no oyes los Tambores de Guerra es que estás sordo”. Esta frase se la endosaron  a Henry Kissinger, el incombustible judío alemán “prebostísimo” del régimen norteamericano, en una falsa, pero muy bien construida, entrevista que se publicó enero de 2012, con ocasión de su 89 años [1]. Y, efectivamente, hay que estarlo hoy en día para no percibir el atronador toque de “al arma”.

Por Colectivo Alborán*

Dentro de dos años se cumple el 450º aniversario de la fundación de la ciudad más antigua en los EEUU de América. San Agustín podría colocar una pancarta en las afueras de Jamestown, Virginia, para felicitarla por su 400 aniversario, y recordar de paso a todos que ella va a alcanzar los 450 años.

Por José Antonio Crespo-Francés*

Las Amenazas del presidente Obama contra Siria se enmarcan dentro de una imagen cuidadosamente elaborada. La de una superpotencia responsable que se ve de mala gana arrastrada a un terrible conflicto provocado por otros.

Por Nicolas JS Davies

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

El Tiempo por Meteoblue