Opinión

No es bueno para la defensa nacional estar permanentemente en los medios, especialmente si las razones de tanto protagonismo son muy controvertidas. Últimamente casi no pasa una semana sin que nos golpee una mala noticia originada en el ámbito del ministerio de defensa. ¿Por qué está tan enrarecido el ambiente? ¿Qué está pasando en Defensa?

Por Pedro Pitarch*

En entrevista concedida simultáneamente a los diarios argelinos Algérie patriotique y Jeune Indépendant, Thierry Meyssan explica cómo Siria, país que desde hace 32 meses enfrenta una de las agresiones más sangrientas de la historia, ha logrado invertir a su favor la correlación de fuerzas. Su análisis aclara también la nueva configuración geopolítica de la región, en la que Rusia está llamada a desempeñar un papel protagónico. Considera además que Gran Bretaña y Francia serán los grandes perdedores de la guerra en Siria, mientras que Estados Unidos se repartirá la región con Rusia sobre las ruinas de los acuerdos de los acuerdos Sykes-Picot, que permitieron a esas potencias europeas controlar la región a partir de 1916.

Por Thierry Meyssan

Thierry Meyssan analiza las contradicciones de los servicios secretos de Estados Unidos, Gran Bretaña y Francia sobre la supuesta masacre química de la Ghouta.

Redacción

En 1975, la renta per cápita española, después de una carrera de crecimiento económico sin paralelo en el mundo occidental, equivalía al 81,3% de la media de los nueve países europeos miembros de la entonces CEE (1), según Funcas. En 1959, era tan sólo el 55%, una cifra propia de un país subdesarrollado. Esta renta relativa a los países centrales de Europa sería la primera víctima del desastre político-económico de la Transición, que hundiría nuestro proceso de convergencia con la CEE hasta el 70,8% en 1985. Y en los 37 años transcurridos este nivel no se recuperaría jamás, ni siquiera con las cifras oficiales del PIB, que desde 2008 sobrevaloran la realidad en un 30% y situaron el nivel en el 73,3 % en 2012.

Por Roberto Centeno*

altAl final de la Primera Guerra del Golfo, Saddam Hussein fue denunciado como un villano feroz por ordenar a sus tropas en retirada destruir los campos de petróleo kuwaitíes, contaminar el aire con nubes venenosas de humo negro y saturar el suelo con pantanos de crudo. Se calificó, con razón, de crimen de guerra ambiental.

Por Jeffrey St.Clair

La Organización Mundial de la Salud (OMS) se ha negado categóricamente, en contra de su propio mandato, a publicar las pruebas que han demostrado en Iraq que el uso de uranio empobrecido y otras armas en Iraq por el ejército estadounidense no solo asesinó a muchos civiles sino que sigue haciéndolo consecuencia de las malformaciones congénitas de los bebés.

Por Denis J. Halliday

Todo movimiento auténticamente revolucionario – es decir, portador de proyectos radicalmente innovadores y originales a todo lo que se ha experimentado y en todo y por todo heterogéneo y alternativo con respecto al mundo socio-político en que irrumpe – choca inevitablemente con el problema del lenguaje.

Por Adriano Scianca

Los medios de prensa estadounidenses y europeos han divulgado últimamente decenas de artículos e investigaciones sobre Siria, mencionando temas que desde hace un año habían venido ocultando. Se han publicado así las imágenes de las atrocidades cometidas por los rebeldes, fotos de decapitaciones, canibalismo y otros actos de barbarie perpetrados por los seudorevolucionarios. Esa toma de conciencia mediática coincide con las amenazas de agresión militar del presidente estadounidense Barack Obama contra Siria.

Redacción

Ha declarado Mel Gibson que su película Apocalypto, en la que se recrean las postrimerías de la civilización maya, constituye en realidad una alegoría sobre la decadencia de las sociedades occidentales. Apocalypto se abre con una cita de Will Durant que basta para advertirnos de sus intenciones: «Una gran civilización no es conquistada desde fuera hasta que no se ha destruido a sí misma desde dentro». La frase, de una lucidez que espanta, sirve de diagnóstico para nuestra época. Mucha gente me pregunta si considero que el islam es un enemigo para Occidente; mi respuesta es siempre la misma: «En absoluto. El enemigo está dentro, el enemigo somos nosotros mismos».

Por Juan Manuel de Prada

El caso de Siria es uno de los más paradigmáticos en los que desde el 2011 se evidencian con claridad el papel legitimador de la guerra jugado por ciertos intelectuales de izquierda. Una parte importante de éstos ha optado por servir de coro a la guerra mediática contra Siria investidos de una áurea ilustrada y cargados de principios morales de factura  occidental. Desde sus púlpitos en los medios alternativos pero también en los masivos elaboran explicaciones, justificaciones y relatos que presentan como principios éticos cuando en realidad se trata de su opción política.  Ridiculizan y simplifican, manipulan y tergiversan la opción de los militantes antiimperialistas e incluso se permiten enmendar la plana a los gobiernos latinoamericanos que, defendiendo la soberanía y el principio de no injerencia, se oponen a la guerra contra Siria.

Por Ángeles Díez Rodríguez*

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

El Tiempo por Meteoblue