Opinión

altLa región de Crimea abandona Ucrania para incorporarse a la Federación de Rusia. La prensa comercial y las capitales «occidentales» gritan invasión y abuso militar por parte de Moscú, sin embargo, estos «occidentales» fomentaron y aceptaron últimamente la partición de Yugoslavia, la exclusión de Kosovo del territorio de Serbia, el referéndum de las islas Malvinas, la partición del sur de Sudán. Moscú con el respaldo de las poblaciones locales de Crimea ha respondido de manera inteligente, sin ningún disparo o ataque militar, a las provocaciones occidentales que apoyan abiertamente a las facciones neonazis y otras obscuras fuerzas de derechas nacionalistas que han tomado el poder en Ucrania por la fuerza, con el apoyo de la OTAN. A continuación el análisis de nuestro colega Pepe Escobar.

Por Pepe Escobar

 

Pero de qué se escandalizan cuando dicen que se escandalizan de la intervención rusa en Crimea. A juzgar por las declaraciones del presidente de los EEUU, de los dirigentes europeos y por supuesto también de toda una galería de analistas, expertos y tertulianos de eso que llamamos Occidente, nos enfrentamos a un caso, sin precedentes, de violación del derecho internacional y por tanto merecedor de respuesta adecuada, en forma de sanciones, por parte de La Comunidad Internacional. O sea que se trata de defender la legalidad o por expresarlo más filosóficamente de una especie de imperativo moral que nos obliga a actuar. Y la verdad es que planteado así no quedaría más remedio que suscribirlo.

Por Teresa Aranguren*

altEl mundo occidental ha caído literalmente en la histeria con tal de impedir la expresión de la libre voluntad de los habitantes de Crimea, que desean el retorno de su región a la patria histórica, Rusia.

Por Iliá Jarlámov


altLos analistas políticos siguen con toda atención los esfuerzos de Estados Unidos por provocar «cambios de régimen» simultáneos en Venezuela, Ucrania y Siria. Washington pretende demostrar así que sigue siendo una superpotencia capaz de controlar el curso de los acontecimientos en varias regiones geográficas al mismo tiempo y amedrentar de esa manera a quienes crean poder sustraerse a su predominio recurriendo a nuevas alianzas. Nil Nikandrov analiza en este trabajo la crisis en Venezuela y pone los puntos sobre las íes ante la ola de mentiras de los medios de prensa occidentales.

Por Nil Nikandrov

El debate del estado de la nación, como viene siendo habitual en este tipo de esperpentos, fue hurtado a los españoles. No hubo debate alguno sobre el estado político, social y cultural de una nación que se está desintegrando; sólo se habló de economía, y lo que se afirmó fue una auténtica farsa. Mariano Rajoy mintió descaradamente en todas sus afirmaciones, hablando de un futuro que sólo está en su imaginación, con la única y exclusiva intención de volver a engañar a los súbditos del Estado.

Por Roberto Centeno*

La capacidad de adquirir nuestra cultura no prejuzga de qué cultura se trata. Las culturas varían dice Gellner, de una comunidad a otra y también pueden cambiar con gran rapidez dentro de una comunidad particular. Tenemos constancia en España que las sociedades pueden cambiar de idioma por decisión “colectiva”, por motivos políticos como ocurre en Vascongadas y Cataluña. Gellner pone el ejemplo de una comunidad del Himalaya dedicada al comercio, tras llegar a la conclusión de que el futuro pasaba por integrarse en el estado hindú nepalés y no ya por la cultura, antaño prestigiosa, tibetano-budista del norte, decidió cambiar su propio idioma tribal por el nepalés y trocar el budismo por el hinduismo.

Por Enrique Area Sacristán*

Este artículo nace, a criterio del autor, por la inquietud general del colectivo de Reservistas Voluntarios (RV de aquí en adelante) en España a consecuencia de las no renovaciones de muchos de éstos por parte del Ministerio de Defensa, por una Ley que no advirtió ésta penosa situación propiciada por la crisis económica, y por empezar a parecer que pueda haber cierto abandono o quizás poca voluntad de modificarla, teniendo éste mencionado colectivo en numerosas ocasiones, aunque de forma individual, que evitar su propio cese con contenciosos-administrativos y demás artimañas legales.

Por Santiago Mataix*

CRECEN LAS BANDERAS republicanas en los mítines del PSOE poszapaterista y en las manifestaciones callejeras. Ellos no lo saben, pero su republicanismo no viene de la Segunda República, viene directamente de la Falange: hijos y nietos de falangistas, si no antiguos falangistas ellos mismos, cualquier día los veremos entonando un viejo himno: «No más reyes de estirpe extranjera, / ni más pueblo sin pan que comer. / El trabajo será para todos / un derecho más bien que un deber»; que no es un himno anarquista, ni el canto de La Internacional, sino el himno de las JONS de los años 30.

Por Alfonso Lazo

Tras la invocación nuevamente del principio de autodeterminación por parte de Rusia con el fin de reintegrar Crimea a la federación, ha emergido de nuevo el debate sobre el ya de por sí polémico derecho de Autodeterminación reconocido por las Naciones Unidad en su Carta Magna , no obstante se ha querido hacer por parte de ciertos sectores en España , esto no constituye más que una lectura erronea y un falseamiento deliberado de este principio sin tener en cuenta un concepto indispensable e indiscutible del que nace este principio que son los antecedentes históricos.

Por Guillermo Fernández González

altAparte de las declaraciones de personas que aún no han salido de la época de la guerra fría, tales como los senadores John McCain y Lindsay Graham, los analistas de Fox News y los neocons, surge gente sobria que intenta ofrecer una valoración más objetiva y equilibrada de los acontecimientos. Está teniendo lugar una avalancha de información que demoniza tanto a Putin como a Rusia y que aspira a presentar a nuestro país como el agresor. Por desgracia, en este aspecto no sólo ponen celo expertos y periodistas, sino también personalidades oficiales. La gente como McCain no tiene ni idea de lo que habla: son representantes de las ideas de la guerra fría. Este senador estadounidense ya antes quedó como un idiota al pensar que Pravda sigue siendo el principal periódico ruso. Este es el nivel de conocimientos del establishment estadounidense sobre lo que ocurre.

Por Andranik Migranián

 

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

El Tiempo por Meteoblue