Opinión

La pregunta que pretenden hacer los dos traidores Artur Mas y Fracesc Homs al pueblo catalán es si quieren tener un Estado, cuando lo realmente pertinente sería el preguntarle al pueblo español en su conjunto si quiere tener o no un Estado propio. Este Gobierno de cobardía y felonía está actuando como si no existiera un Estado español; no es de extrañar el desprecio de Barack Obama, que ha tardado dos años en atender la petición de Mariano Rajoy de recibirle, o que nos mande un embajador que no sería aceptado jamás por Putin, Merkel, Hollande, ni ningún otro.

Por Roberto Centeno*

altEmpecemos por lo último. SM el Rey de España ha paralizado los encargados trámites -largos y abstrusos- para un divorcio entre el Príncipe heredero, Felipe de Borbón, y su esposa, doña Letizia Ortíz Rocasolano (ambos en la imagen).

Por Eulogio López*


Numerosos analistas creen que la situación en Ucrania responde a una cuestión de valores. Pero si analizamos la situación en las antiguas repúblicas soviéticas veremos que la situación es mucho más compleja y que acercarse a Occidente no implica necesariamente un proceso de democratización.

Por Serguei Markedónov*

“Todos a una, como en Fuenteovejuna”. El trasfondo de esta frase nos indica lo que ha pasado con la emisión de preferentes que ha arruinado a una generación que luchó, trabajó y ahorró, privándose de casi todo, para levantar este país, tras las sombras oscuras de una guerra que dejó la miseria como principal estampa pictórica de una realidad.

Por Cristina Sánchez*

altTengo antecedentes familiares que no me permiten ser un gran amigo de Ucrania. Me esfuerzo por superarlo y ser objetivo con este país, aunque no es fácil. No sé si conozco y veo más que mis compatriotas pero seguramente lo veo de otra manera. Y ¡caramba! no entiendo nada en esta vida.

Por Cyprian Darczewski*


altArtur Más, finalmente, se ha decidido a convocar el referéndum para el 9 de noviembre de 2014. Es una locura, por supuesto. Pero es la desembocadura lógica de un proceso de despropósitos que se remonta a la misma aprobación de la Constitución de 1978.

Por Ernesto Milá


Nuestra época es hija directa del nuevo equilibrio mundial de fuerzas generado en 1945 y en 1989 al concluir la Guerra Fría. Sin embargo, las fuerzas que en esos momentos eran hegemónicas e indiscutibles han perdido cohesión y hoy se encuentran en crisis. A partir de 1973, cuando concluyeron “los 30 años gloriosos”, las crisis cíclicas del capitalismo, la pérdida del poder adquisitivo de los salarios, los procesos inflacionarios, la primera crisis del petróleo, supusieron una primera etapa en la crisis. Era el período marcado por el capitalismo multinacional. Cuando cayó el Muro de Berlín y el capitalismo entró en su fase globalizadora se inició un viaje sin retorno a nivel mundial.

Por Ernesto Milá*

Las acciones de la oposición radical ucraniana, que ha derribado una estatua de Lenin y ha repartido entre la gente simbólicos trozos del cuerpo del líder soviético, han provocado cierto estupor en Rusia. Esta reacción no está relacionada con el amor por Lenin en la población rusa, ya que una mayoría aplastante de las menciones a Vladímir Ilich en los medios de comunicación, así como en los libros de historia escolares y universitarios durante los últimos 20 años tienen un matiz negativo.

Por Dmitri Bábich

Después de más de seis años de intensa recesión, ninguna de las causas que originaron la actual crisis sistémica -un volumen brutal de deuda y una banca insolvente- se ha solucionado. En vez de corregir estos dos desequilibrios, mediante una reestructuración de la banca y una quita ordenada de deuda, se han aplicado una serie de políticas económicas que han empobrecido a la ciudadanía y que no han solventado ninguno de estos problemas.

Por Juan Laborda*

alt“Necesitamos una economía que entienda que es subsistema de un sistema finito más grande: la biosfera, y como consecuencia la imposibilidad de tener un crecimiento económico infinito.”

Redacción


CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

HONOR Y RESPETO

PARA LOS QUE NOS DEJARON POR EL COVID-19

El Tiempo por Meteoblue