Opinión

El don de persuadir, de arrastrar, de conquistar, en suma, a los hombres, exige, como apunta Jorge Vigón, una gran perspicacia, conocimiento o intuición de las disposiciones variables de nuestros subordinados, la previsión de los efectos que producirán las ordenes por razón de las circunstancias en que han de llegar a estos a quienes van dirigidas, una gran simpatía hacia los ejecutantes y la preocupación de reducir a un mínimo las fatigas y los peligros que su ejecución puede ocasionar. Por eso dice Mayer que si la ciencia del mando es accesible a la mayor parte de los hombres, solo una minoría posee a fondo el arte de hacerse obedecer sin hacer uso de castigos; entendiendo estos como aquellas sanciones leves y graves que se imponen sin acudir a la justicia y al Código Penal.

Por Enrique Area Sacristán*

 Por definición, toda unidad lingüística está preñada de muchos significados. Es el caso también de la palabra “pendones”, que aparece en el título del texto de hoy. En lenguaje coloquial y según la segunda acepción del diccionario de la RAE, un pendón es una  persona de vida irregular, desordenada e indecorosa. Ahora bien, no son los bípedos despendolados y pendones el objeto de mi reflexión, aunque haberlos “haylos”, en sentido propio y figurado. Hoy voy a referirme a otra acepción del término “pendón”.

Por Manuel I. Cabezas González

El alalí ha sonado [Alalí: toque de acoso. Nota de la PT]. Dieudonné está desde ahora acosado por todas partes. Sus diversos espectáculos previstos en provincia han sido prohibidos: en Nantes, Burdeos y Tours. Manuel Valls el ministro “socialista” puso el huevo el día de la Epifanía. Envió una circular especialmente concebida contra el humorista franco-camerunés destinada a los prefectos conminándolos a prohibir de manera sistemática todos los espectáculos del rebelde, debido a “expresiones antisemitas e infamantes contra varias personalidades de confesión judía (…) y frases virulentas y chocantes a la memoria de las víctimas de la matanza de israelitas durante la Segunda Guerra Mundial, contenidas -dice-  en “El Muro”, su última creación.

Por Jerôme Bourbon*

altLos grupos vinculados a al-Qaeda han sido reconocidos oficialmente como herramientas de la agresión estadounidense-saudita contra Siria y tanto Riad como Washington aplican al pie de la letra las instrucciones del jefe de la red, Ayman al-Zawahiri.

Por Ghaleb Kandil, Pierre Khalaf


altEn 1814, al final de las Guerras Napoleónicas, Benjamin Constant escribió con alivio: “Hemos llegado a la era del comercio, la era que debe necesariamente reemplazar a la de la guerra, tal como la era de la guerra tuvo que necesariamente precederle.” ¡Iluso Benjamin! Asumió la demasiado extendida idea del progreso indefinido apoyando el advenimiento de la paz entre hombres y naciones.

Por Dominique Venner

altSuele pasar con virus, bacterias y otros seres que se pueden considerar malignos, con el paso del tiempo van mutando y se acaban convirtiendo en otra cosa diferente pero igual de dañina. Hoy tenemos los datos de la EPA correspondientes al cuarto trimestre del 2014 (nada que ver con el dato del Inem que ya no sirve para nada).

Guru Huky


El presidente de la Generalitat, Artur Mas, y Oriol Junqueras argumentan con frecuencia y rotundidad que si Cataluña fuera independiente, la Generalitat dispondría cada año de unos 16.000 millones de euros adicionales. Con ese dinero que “España nos roba” se podrían prestar nuevos servicios, evitar recortes y reducir deuda. Veamos algunos ejemplos. En junio de 2012, en una entrevista en el canal en español de la CNN, el señor Mas, decía que: “Si Cataluña no tuviese un déficit fiscal tan grande con España, de 20.000 millones de dólares anuales, en dos o tres años podríamos liquidar totalmente nuestra deuda”. En diciembre del mismo año, en un debate en la emisora RAC1, el señor Junqueras decía: “¡Hombre!, tendríamos 16.000 millones más de euros cada año; (...) son cuatro veces más que todos los recortes juntos que hace la Generalitat; (...) mira que es fácil ¡por el amor de Dios!”.

Por Josep Borrell / Joan Llorach Mariné

altNo se trata de describir aquí los síntomas de ese enfermo casi terminal que es hoy España, porque de eso hemos hablado largo y tendido en esta página un domingo sí y otro también. Conviene, no obstante, reconocer que no es solo el porvenir económico lo que ahora se dilucida, sino que es la propia supervivencia de España como nación lo que está en juego.

Por Jesús Cacho


Hermann Hesse en su libro “El lobo estepario” (Der Steppenwolf, 1.927), plasma el sentimiento de angustia, desesperanza y desconcierto que se apoderó de la sociedad europea en el período inter-guerras y es un lúcido análisis sobre la locura de una época en la que agoniza lo viejo sin que haya nacido lo nuevo.

Por Germán Gorráiz López

Hasta 1997, Endesa estaba dirigida por Feliciano Fuster, que la había convertido en la mayor por capitalización bursátil junto con Telefónica, muy por encima de Iberdrola, Repsol o el Santander. Fuster tenía una estrategia perfectamente definida: una política de internacionalización y diversificación, extremadamente brillante y eficaz, para convertir la sociedad en un holding multiutilities. Endesa era una empresa pública perfectamente gestionada con sueldos de las empresas públicas de entonces. Feliciano ganaba 12 millones de pesetas anuales, que equivalen a 140.000 euros de hoy, ¡casi cien veces menos que algunos de los presidentes de las empresas eléctricas actuales, mucho peor gestionadas!

Por  Roberto Centeno*

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

HONOR Y RESPETO

PARA LOS QUE NOS DEJARON POR EL COVID-19

El Tiempo por Meteoblue