Opinión

altStefan Karganovic es un analista político autor de tesis “revisionistas” sobre lo acontecido en Srebrenica (más información sobre el tema de Srebrenica también aquí o aquí)

Por Manuel Ochsenreiter


altSegún un informe en Kommersant-Ucrania, el ministerio de Hacienda de los títeres de Washington en Kiev que pretenden ser un gobierno, ha preparado un plan de austeridad económico que cortará pensiones ucranianas de 160$ a 80$ de modo que los banqueros Occidentales que prestaron el dinero a Ucrania se puedan reembolsar la diferencia a cargo de los pobres de Ucrania. Es Grecia de nuevo.

Por Paul Craig Roberts

La Guerra de Crimea es un dramático conflicto entre el Imperio Zarista y el Imperio Turco, apoyado por Francia e Inglaterra. Una guerra que frenó los deseos expansionistas de la Rusia Imperial hacia el Mediterráneo y Oriente Medio y que permitió sobrevivir al moribundo Imperio Turco. La Guerra de Crimea es también una guerra marcada por batallas sangrientas y por errores militares, como la famosa “Carga de la Brigada Ligera”, durante la Batalla de Balaclava, quizás el más famoso error militar de la historia moderna. Pero, además de eso, es el culmen de la última cruzada que pretendió recuperar los Santos Lugares.

Por José Antonio Crespo-Francés

¿Ha confesado finalmente la Unión Europea que paga la factura de la ocupación de Palestina? Puede que uno de sus enviados lo haya hecho de manera indirecta. Lars Faaborg-Andersen, embajador de la UE en Tel Aviv advirtió recientemente acerca de las consecuencias de la decisión de la UE de cortar su ayuda a la Autoridad Palestina (AP) en caso de que las actuales negociaciones de “paz” resultaran estériles.

Por David Cronin

Desde que desapareció la Unión Soviética y Ucrania proclamó su independencia, el objetivo de la OTAN ha sido convertir a esa república ex soviética en miembro de la alianza atlántica. Y poco a poco va tejiendo una red de relaciones personales, a la que agrega una serie de tratados oficiales. Manlio Dinucci observa que el golpe de Estado de febrero de 2014 es el punto culminante de 22 años de preparativos.

Por Manlio Dinucci

Este es el resumen, en esencia, de un telediario cualquiera –en este caso español-, de la Europa libre y democrática, a propósito de un análisis retroactivo de lo que viene denominándose “crisis”, -eufemismo de “golpe de estado”-, en Ucrania. Más abajo analizaremos algún “hecho” que se le ha ido pasando por alto a la prensa libre occidental. Y contestaremos a preguntas que los comunicadores libres han desdeñado. Preguntas, por otro lado, bastante básicas en la profesión, léase: “¿Quién?”, “¿qué?”, “¿cómo?”, “¿dónde?”, “¿cuándo?” y sobre todo, “¿por qué?” y “¿para qué?”. Un detalle de nada.

Por Cristina Sánchez*

altSi hay una pregunta que resulta ociosa - ¡y hasta ridícula!- en relación a la situación imperante en Venezuela es aquella que se interroga sobre si Estados Unidos está jugando o no un papel en los desmanes y violentos disturbios promovidos por un sector de la oposición que transitó desde la protesta pacífica a la sedición, entendida ésta como toda acción que pretenda cambiar por la vía de la violencia el orden constitucional o las autoridades legalmente establecidas en un país.

Por Atilio Boron

altFrente a la verborrea oficial, una batería de indicadores económicos publicados en los últimos días confirman algo de lo que ya venimos avisando desde estas líneas con suficiente antelación. España ha entrado en el peor de los males económicos, deflación por endeudamiento. Permítanme entonces mi hartazgo por todos aquellos que despectivamente nos señalan a los economistas como parásitos que solo valemos para explicar el pasado.

Por Juan Laborda*

altLas nuevas autoridades de Ucrania, sin esperar a que se forme el nuevo Gobierno ni que se celebren las elecciones anticipadas, volvieron a plantear la pregunta relativa a la ayuda externa para evitar una suspensión de pagos en el país y estabilizar las finanzas y la economía.

Por Piotr Iskendérov

La ventaja de la historia es que hace posible encontrar en el pasado lo que resulta indispensable, o conveniente, para las necesidades del presente. La historia de España no ha sido una excepción. Reflexionando sobre ella, Santos Juliá apuntaba con razón que tras su viaje por nuestra trayectoria en común una cosa parecía segura: “que la representación del pasado cambia a medida que se transforma la experiencia del presente”. Por eso cuando los hechos históricos se resisten a lo que en un momento se precisa, cabe recurrir a “reinventarlos”.

Por Enrique Area Sacristán*

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

HONOR Y RESPETO

PARA LOS QUE NOS DEJARON POR EL COVID-19

El Tiempo por Meteoblue