Por Roberto Centeno*

Una vez más, un Rajoy cuya gestión ha sido desde el principio una auténtica tragedia, adopta un paquete de medidas no solo profundamente inmoral, donde el grueso del ajuste recae una vez más sobre la clase media y los más desfavorecidos, sino sobre todo un autentico torpedo en la línea de flotación del crecimiento, ya que va directamente contra el consumo y contra la inversión, mientras mantiene íntegro el despilfarro de la casta política parasitaria, que alcanza ya los 120.000 millones de euros anuales, lo que contribuirá a agudizar más aun la crisis económica y el desempleo. Rajoy parece pensar que los demás, ciudadanos e instituciones europeas, somos imbéciles, ya que no otra explicación cabe al plan de recortes enviado a Bruselas, 102.000 millones “hasta 2014”.

Una tomadura de pelo porque lo que hace es sumar los recortes de tres años que no son  acumulativos, para que parezca mucho, aunque no se pueden sumar. Se recortan 13.000 millones en 2012,  39.000 en 2013 y 50.000 en 2014, pero cuando este nuevo Plan de Recortes y de los Grandes Expresos Europeos se encuentre a plena marcha, se ahorrarían 50.000 millones al año respecto a la situación actual,  no 102.000 millones anuales como parece dar a entender, y eso con unas necesidades netas de endeudamiento para financiar gasto corriente de más de 100.000 millones de euros anuales,  a lo que hay que sumar los vencimientos de deuda, lo que dobla con mucho esa cantidad. Si fuera Draghi o Merkel diría algo así como, quousque tándem abutere, Marianum, patientia nostra?

Y luego las cifras en sí son puro voluntarismo. La experiencia y la realidad macroeconómica sugieren que, al final, se quedaran en poco más de la mitad. Y tampoco, como es costumbre de la casa, se explica cómo piensa cumplir. Lo único seguro son las subidas de impuestos y los recortes salariales, el resto serán lo que las Comunidades Autónomas quieran. Y, como guinda del pastel, el crecimiento que sustenta las cifras es mera ciencia ficción. Pero vayamos a la realidad: el déficit del Estado en junio ascendió a 43.000 millones de euros,  teniendo en cuenta las trampas habituales como pasar gasto de fin de año al ejercicio siguiente, el déficit del Estado 2012 será del orden de los 75.000 millones. Ahora sumemos el déficit corriente estimado para CCAA y ayuntamientos, 30.000 millones. Estamos en unas necesidades de financiación de las administraciones públicas en 2012 de unos 105.000 millones, restamos 13.000 y quedan 92.000. Luego 2013, utilizando las cifras de crecimiento oficiales, otros 105.000 millones de necesidades de financiación, más 10.000 adicionales para intereses, menos 39.000 de recorte: el BCE pone 76.000 y todos tan contentos. Misma operación en 2014 y el BCE tendría que poner 65.000.

Sumamos y la propuesta de Rajoy a la UE es: yo recorto 102.000 millones hasta 2014 y ustedes hacen un esfuercillo de nada y nos sueltan 233.000 millones también hasta 2014, para seguir financiando el despilfarro. Pero como las cifras de crecimiento oficiales no se tienen en pie, si utilizamos las estimadas por los bancos de inversión internacionales los ingresos fiscales serán como mínimo 20.000 millones menos, por lo que la cantidad adicional para deuda nueva que tendría que poner la UE sería de unos 253.000 millones. Y eso no es todo ni mucho menos. De aquí a final de 2014 vencen 350.000 millones entre deuda  del Tesoro, de CCAA o sea el Tesoro y deuda bancaria avalada por el Tesoro. Gran total: 603.000 millones. Alemanes, holandeses, finlandeses, austriacos y demás seguro que no tendrán inconveniente alguno en prestarnos esta minucia para que los 450.000 políticos que constituyen la casta parasitaria y sus dos millones de enchufados puedan seguir viviendo a todo lujo.

El hundimiento de la Seguridad Social

Pero sigamos. Montoro nos dice: en el primer semestre tenemos un agujero de 43.000 millones, pero tranquilos, porque 15.000 han sido adelantos a CCAA, Seguridad Social y Servicio de Empleo así que, como se lo descontaremos en el segundo semestre, al final cumplimos el compromiso de déficit, o casi. Pero Cristóbal... ¿Crees que los mercados se creen tamaña estupidez? En julio las afiliaciones a la Seguridad Social corregidas de estacionalidad han caído en 72.000 personas, y el paro registrado ha subido en 53.000 personas también corregida la variación estacional, que es la única forma de medirlo Cristóbal, y tú lo sabes mejor que nadie, no las cifras brutas que habéis publicado y que, como es habitual, los medios se han tragado, según las cuales las afiliaciones han subido en 5.000 personas y el paro registrado ha bajado en 23.000, un camelo que no significa nada aunque son las que todos  publican en primera plana. Pero además es que desde enero las afiliaciones a la Seguridad Social han caído en 405.000 personas y el paro registrado ha subido en 320.000, así que explícanos cómo vas a conseguir que la Seguridad Social devuelva sus “adelantos” o el Servicio de Empleo los suyos. Para más claridad, los gastos en pensiones están subiendo el 4,3 % en junio y los ingresos cayendo un 1,8 %, lo que significa que a fin de año el desfase superará los 6.000 millones.

Y luego las CCAA, que representan junto a los ayuntamientos los dos tercios del gasto público, y que no están en absoluto comprometidas con la consolidación fiscal. ¿Cómo es eso de que les vas a dar de menos en el segundo semestre lo que les diste de más en el primero? Realmente, Montoro, nos tomáis por tontos, pero es que la realidad es infinitamente peor. Según explicas, de los 43.000 millones de déficit, 5.000  fueron adelantos a CCAA, pero ¿y los 10.500 millones que el ICO tiene previsto adelantar a Valencia solo con tres partidas -FLA, ICO vencimientos y Proveedores-, y a una Comunidad cuyo Presupuesto es de ¡14.000 millones!? Y Cataluña, una cifra mayor todavía. Y luego Andalucía, Murcia y todas la demás, menos el País Vasco que paga 8.000 millones de euros netos anuales menos de lo que le correspondería si estuviera en el régimen fiscal común, un expolio casi inimaginable, y luego sacan pecho y dicen que no tienen déficit.

En conjunto, más de 66.000 millones se van a llevar estos parásitos sociales de más en 2012, con nuestro dinero y el dinero de nuestros hijos. A saber, 28.000 millones para pagar a proveedores; 23.000 para cubrir vencimientos de deuda de las CCAA, que no pueden devolver y estos inútiles en lugar de intervenirlas les rescatan con nuestro dinero; y 15.000 millones para “liquidez”, o sea, para seguir despilfarrando sin límite. Y todo esto lo pagamos los españoles actuales y futuros. ¿Pero es que os habéis vuelto locos?, ¿con que derecho estáis arruinando a varias generaciones? Y esas cifras...  ¿dónde las habéis escondido, porque en el déficit no están? Sois unos consumados tramposos, no es de extrañar que ya nadie os crea y que desde los bancos de inversión al Bundesbank, pasando por el BCE y el FMI, afirmen en que los gobiernos de España mienten en todo.

“Haré lo que sea más conveniente para los españoles”

Si el plan de recorte de Mariano es impresentable para las instituciones europeas, lo es infinitamente más para los españoles. El recorte solo afecta en la práctica a los trabajadores, a los parados, a los pensionistas -es lo siguiente aunque diga que no, como con hizo con  el IVA y con todo lo demás- y a la clase media, que está siendo literalmente destruida. No afecta a los ricos, que están exentos de prácticamente todos los impuestos a través de las SICAV creadas por el Gobierno socialista en los años 80 y que cada vez son más ricos, mientras que los pobres cada vez son más pobres. La brecha social entre pobres y ricos en España es hoy tres veces mayor que en los años 60, y una de las más elevadas del mundo. Tampoco afecta obviamente a la casta política parasitaria y sus dos millones de enchufados.

Me preguntan algunos lectores que a cuánto asciende el despilfarro de la casta política parasitaria. Para calcularlo hay que empezar por lo más obvio: duplicidades entre Administraciones, 34.000 millones; 4.500 empresas públicas innecesarias en un 9 % puesto que fueron creadas para ocultar déficit y colocar a familiares y amigos -en total 450.000 enchufados- sin tener que dar explicaciones a nadie, y cuyos sueldos superan ampliamente al de los funcionarios de verdad, un despilfarro 30.000 millones; 17 miniestados con la estructura total de un Estado, parlamentos, defensores del pueblo, servicio meteorológico, universidades a porrillo, canales de televisión para cantar sus glorias, 30.000 coches oficiales y alrededor de un millón y medio más de empleados públicos nombrados a dedo totalmente innecesarios. Al gobierno catalán se le escapó hace unas semanas que tenía 260.000 empleados público, y a Griñán que Andalucía tiene 240.00. Amén de  ayuntamientos, donde sobran unos 5.000. Luego hay oficialmente más de 20.000 asesores, inútiles en un 90%, con un sueldo medio de 50.000 euros, etc, etc... Suman y el total de despilfarro asciende a120.000 millones de euros anuales. No hay ningún país del planeta capaz de financiar esta barbarie.

Y entonces, señor Rajoy, ¡cómo puede tener el cinismo y la miseria moral de decir que “hará lo más conveniente para los españoles”! Es un insulto absolutamente inaceptable a decenas de millones de ciudadanos honrados que están siendo expoliados sin conmiseración, y no solo ellos sino sus hijos y sus nietos, porque la ruina se extenderá por varias generaciones, y todo para mantener a esta auténtica  plaga de parásitos sociales, y mientras el recorte de sus inauditos privilegios no figura en su plan de Rajoy. Es simplemente de vergüenza.

Y por si todo lo relatado fuera poco y todavía hay algún despistado que piensa que esto tiene solución sin acabar con el sistema autonómico, en 2012 se va a producir una destrucción de riqueza superior a la producida durante la Guerra Civil, obviamente no hablamos de muertos sino de PIB. Entre enero y mayo han huido de España 163.000 millones de euros, el proceso sigue a toda velocidad y la estimación es que a final de año habrán salido de España unos 350.000 millones de euros. Al final de la Guerra Civil el PIB de España cayó un 24 %. En 2012 la destrucción de riqueza  solo por esta causa será equivalente al 34 % del PIB. Esto ya no tiene salida, así que, señor Rajoy, no siga arruinando a los españoles: o acabe con el Estado autonómico o pida el rescate y convoque elecciones.

* Roberto Centeno es economista (Fuente Cotizalia)

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

HONOR Y RESPETO

PARA LOS QUE NOS DEJARON POR EL COVID-19

El Tiempo por Meteoblue