Libros Recomendados

 

altPor Paul Craig Roberts

Según un informe en Kommersant-Ucrania, el ministerio de Hacienda de los títeres de Washington en Kiev que pretenden ser un gobierno, ha preparado un plan de austeridad económico que cortará pensiones ucranianas de 160$ a 80$ de modo que los banqueros Occidentales que prestaron el dinero a Ucrania se puedan reembolsar la diferencia a cargo de los pobres de Ucrania. Es Grecia de nuevo.

Antes de conseguir  estabilidad y legitimidad, el gobierno marioneta puesto en el poder por el golpe orquestado desde Washington contra el gobierno legítimo de Ucrania legítimo, los saqueadores Occidentales están ya trabajando. Los ingenuos manifestantes que creyeron la propaganda de que la adhesión a la UE ofrecería una mejor vida van a perder la mitad de su pensión hacia el mes de abril. Pero esto sólo es el principio.

Los medios Occidentales corruptos describen los préstamos como “ayuda”. Sin embargo, 11 mil millones de euros que la UE ofrece Kiev no son una ayuda. Es un préstamo. Además, viene con muchas condiciones, incluso la aceptación por parte de Kiev de un plan de austeridad del FMI.

Recuerden ahora, los crédulos ucranianos que participaron en las protestas manipuladas para derrocar a su gobierno elegido, como creyeron en las mentiras que dijeron a ellos por la ONGs financiadas por Washington, y que pensaban que una vez que acordaran con la UE iban a pavimentar calles con oro. En cambio, lo que conseguirán son reducciones en sus pensiones y un plan de austeridad de FMI.

El plan de austeridad recortará muchos servicios sociales, fondos para la educación, despidos de funcionarios, devaluará el dinero, elevará los precios de lo más necesario y que incluye las importaciones del gas ruso, la electricidad, y abrirán los activos ucranianos a la entrada de las  corporaciones occidentales.

Las tierras agrícolas de Ucrania pasarán a las manos de la agroindustria americana.

Una parte de los planes de WASHINGTON/UE para Ucrania, o esa parte de Ucrania que no se vaya con Rusia, se enriquecerá. El resto del país será saqueado por el Oeste.

Los títeres ucranianos de Washington perdieron el control de las protestas con ultranacionalistas organizados y armados. Estos grupos, cuyas raíces vuelven a aquellos que lucharon con Hitler durante la II Guerra Mundial, están siendo enviados a Ucrania del sur y del Este que clama retornar a Rusia donde residieron hasta los años 1950 cuando el partido comunista soviético los anexionó a Ucrania.

Todo parece indicar que Crimea se separará de Ucrania. Washington y sus marionetas de la OTAN pueden solamente responder con bravuconería y amenazar con sanciones. El Tonto de la Casa  Blanca ha demostrado la impotencia de la “única superpotencia mundial” publicando sanciones contra personas desconocidas, quienquiera sean, como responsables de devolver Crimea a Rusia, donde estuvo  durante siglos. Según Solzhenitsyn, Khrushchev orgullosos de su  pertenencia étnica ucraniana movió provincias rusas del sur y del Este anexionándolas a Ucrania. Habiendo observado los acontecimientos en Ucrania occidental, esas provincias rusas quieren volver a la casa donde pertenecen, como Osetia del Sur, que nada hace con Georgia.

Según el acuerdo sobre la base de Sebastopol de Ucrania con Rusia, se permite desplegar 25,000 tropas en Crimea. Los medios de los EE.UU/UE hablan de una “invasión rusa de 16,000 tropas” en ignorancia total o complicidad con las mentiras del gobierno de Washington. Obviamente, los medios de los EE.UU/UE son corruptos. Sólo un tonto confiaría en sus informes. Cualquier medio que creyera algo de Washington después de que George W. Bush y Dick Cheney enviaran al Ministro de Asuntos Exteriores Colin Powell a las Naciones Unidas para vender de puerta en puerta las mentiras del régimen “sobre las armas iraquíes de destrucción masiva”, que los inspectores de armas habían dicho a la Casa Blanca que nunca existieron, son claramente una colección de comprados y pagados como vulgares putas.

En las antiguas provincias rusas de Ucrania del Este, el enfoque discreto de Putin a la amenaza estratégica ha dado a Washington una posibilidad de agarrarse a un complejo industrial que sirve a la economía rusa y la defensa. La propia gente en Ucrania del Este pide en las calles la separación ante un gobierno no elegido que ha dado un golpe que Washington ha impuesto en Kiev. Washington, en su incompetencia ha perdido Crimea ante sus títeres de Kiev, que se han apresurado a designar a oligarcas ucranianos, enviándolos como  gobernantes en ciudades de Ucrania del Este. Estos oligarcas tienen sus propias milicias privadas, además de la policía y cualquier unidad militar ucraniana que todavía funcione. Los líderes pro rusos que protestan están siendo detenidos y desapareciendo. Washington y sus marionetas de la UE, que proclaman su apoyo a la autodeterminación, sólo son para la autodeterminación cuando se puede orquestar en su favor.

Esto es un dilema para Putin. Su enfoque discreto ha permitido que Washington agarre la iniciativa en Ucrania del Este. Los oligarcas Taruta y Kolomoyskiy han sido colocados en el poder en Donetsk y Dnipropetrovsk, y realizan detenciones de rusos y cometen delitos inconfesables. La estrategia de Washington es detener y eliminar a los líderes prorusos de modo que allí ninguna autoridad pueda solicitar la intervención de Putin.

Si Putin tiene información suficiente, debe sacar a Taruta y Kolomoyskiy. Si Putin deja a Washington retenga las provincias rusas de Ucrania del Este, habrá demostrado una debilidad que Washington explotará. Washington explotará la debilidad para forzar a Putin a una guerra. Una guerra que puede ser nuclear.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

El Tiempo por Meteoblue