Libros Recomendados

Valentin Katasonov

Karel Čapek advirtió sobre esto hace 100 años

Uno de los rasgos distintivos del siglo XX fue la carrera armamentista que reinó en el mundo. La carrera continúa hoy, pero su enfoque ha cambiado. Hoy en día, lo que está en juego no es tanto el aumento del poder de las armas convencionales y las armas de destrucción masiva como el de la tecnología de la información y la informática, la digitalización de todos los aspectos de la vida humana y la sociedad: finanzas, economía, gobierno, educación, asuntos militares y la vida cotidiana. Las tecnologías de la información y la informática, o tecnologías digitales, se consideran un medio universal por el cual se puede controlar a la población, fortalecer la competitividad internacional de la economía, garantizar la seguridad y desarrollar el poder militar.

Los productos de esta carrera son las monedas digitales, los sistemas para acumular grandes cantidades de información (big data) y muchas cosas “inteligentes” que brindan control en línea sobre los humanos, además de la inteligencia artificial.

La élite mundial (dueña del dinero) impulsa la carrera de las tecnologías digitales de todas las formas posibles, teniendo en cuenta que, en última instancia, se construirá un campo de concentración electrónico mundial a partir de productos separados del progreso científico y tecnológico. Los remanentes de la humanidad serán llevados allí, menos los que serán destruidos, incluso mediante la vacunación masiva y la élite mundial tomará el mando del gobierno mundial. No exagero: estos planes de la élite mundial se conocen de muchas fuentes. Incluidas las obras literarias del género de la distopía [novelas Nosotros(1920) de Evgeny Zamyatin (1), Un mundo feliz (1932) de Aldous Huxley (2), 1984 (1948) de George Orwell (4), 451 grados por Fahrenheit de Ray Bradbury (1953) (5) y otros].

Los autores de estos libros no fueron solo visionarios. Tenían una perspectiva amplia, una mente inquisitiva, intuición y algunos de ellos tenían acceso a información clasificada como "secreta". La mayor parte de lo que se describe en las distopías famosas ya se ha hecho realidad. Por ejemplo, hace 100 años, Yevgeny Zamyatin describió una sociedad totalitaria del futuro lejano, donde las personas no tendrían nombres y en su lugar tendrían identificadores digitales.

Todo lo que veo hoy encaja en los algoritmos para construir un "mundo feliz" descrito en las novelas distópicas. Y queda claro qué es la llamada pandemia de COVID-19. Esta es una cortina de humo organizada por la élite mundial, que está diseñada para ayudar a acelerar la construcción de un campo de concentración electrónico, la destrucción de parte de la población mundial, el colapso de los Estados nacionales y la legalización del gobierno mundial.

Durante el período en que los países estuvieron encadenados por la cuarentena, se tomaron una serie de decisiones que parecen extrañas solo a primera vista. Por ejemplo, la ley sobre la realización de un experimento para desarrollar la inteligencia artificial en Moscú. Se trata de una serie de asignaciones del gobierno y las corporaciones y organizaciones públicas sobre temas relacionados con la información genética. En particular, el director de Rosneft, Igor Sechin, recibió instrucciones de crear y dirigir el Centro de Investigación Genética Integral y de Edición Genética. El Centro Nacional de Investigaciones "Instituto Kurchatov" se encargó de la creación y mantenimiento del funcionamiento del sistema de información y análisis para almacenar y procesar datos genéticos de la "Base Nacional de Información Genética". En el texto de la lista de órdenes, se utiliza el término "tecnologías de la edición del genoma". A principios de junio se aprobó una ley federal sobre la creación de un registro de información unificado con información sobre la población. Cuando estas piezas del "rompecabezas" estén conectadas, veremos el panorama general.

Me centraré en la primera de las iniciativas enumeradas, en relación con la inteligencia artificial (IA). El título completo de la ley: “Sobre la realización de un experimento para establecer una reglamentación especial a fin de crear las condiciones necesarias para el desarrollo y la implementación de tecnologías de la inteligencia artificial en la entidad constitutiva de la Federación de Rusia, la ciudad de importancia federal Moscú, y enmendar los artículos 6 y 10 de la Ley federal sobre datos personales". Ya se ha dicho y escrito mucho sobre los riesgos para los ciudadanos y para todo el país que conlleva la ley de la IA. Las encuestas realizadas por VTSIOM, después de la aprobación de la ley sobre la IA (5), mostraron que aproximadamente la mitad de los representantes comerciales desconfían de la tecnología de IA; el 43% de las empresas encuestadas no utilizan la inteligencia artificial en su trabajo y no tiene previsto hacerlo en un futuro próximo. Un tercio de los encuestados tenía una idea extremadamente vaga de la IA, y el 12% de los encuestados se pronunció directamente en contra de la ley, por temor a consecuencias impredecibles. El jefe del Consejo de Derechos Humanos (CDH), Valery Fadeev, expresó su preocupación por la ley aprobada. El uso de la inteligencia artificial, en su opinión, está plagado de la amenaza de la implantación de chips masivos. El director del CDH destacó dos puntos negativos del sistema de Moscú: una gran cantidad de sensores y cámaras que rastrean el movimiento de los ciudadanos; y que todos los datos se envían a un solo registro federal.

Esto sin mencionar los muchos temores de académicos y especialistas en alta tecnología. Se destaca especialmente la siguiente preocupación: la inteligencia artificial es capaz del autoaprendizaje y lo hace más rápido que los humanos. En otras palabras, el cerebro humano puede no ser competitivo en comparación con la IA.

Hoy en día, el cerebro humano ya es incapaz de calcular las consecuencias de la introducción de la IA para la humanidad. ¿Se puede liberar a un genio de la botella en tal situación? ¿Quizás una persona debería comenzar a restaurar su propia inteligencia y no intentar reemplazarla con una que sea artificial? Tales preguntas comenzaron a surgir en algunas personas mucho antes de que aparecieran las computadoras, el Internet, las redes neuronales y otros atributos del mundo digital.

Me gustaría especialmente llamar su atención sobre el escritor checo Karel Čapek (1890-1938) (6). Merece ser nombrado entre los diez escritores más destacados del siglo XX. Me detendré en su obra escrita hace cien años en 1920: R.U.R. Por cierto, esta no es solo la fecha de creación de una obra literaria conocida, sino también el nacimiento del término "robot". La abreviatura R.U.R. significa Rossum Universal Robots ("robots universales de Rossum").

La obra se desarrolla en una fábrica que produce personas artificiales: robots. La palabra "robot" proviene del idioma eslovaco: robota significa "trabajo duro", "trabajo difícil", "corvea" (la Corvea Real consistía en la obligación de trabajar gratuitamente en las tierras del noble o señor feudal, n.d.t). Los robots de la obra de Čapek son producto de la biotecnología, están formados por diferentes tejidos y órganos cultivados en una fábrica. Parecen humanos.

La historia de los robots comienza con el científico Rossum Sr., quien una vez se propuso refutar la existencia de Dios creando humanos artificiales. Y logró crear un hombre artificial, pero no del todo. Era una criatura que físicamente era casi indistinguible de un humano, pero mentalmente muy por detrás. El anciano solitario trató de discutir con Dios, pero la discusión fue interrumpida por la muerte del rebelde. Rossum Jr. (sobrino de Rossum Sr.) continuó el trabajo de su tío, descartando la alta filosofía: “Es una tontería hacer a un humano durante diez años enteros. Si no comienza a producírselos más rápido que la naturaleza, toda esta empresa debería ser enviada al infierno". El sobrino inició la producción de criaturas humanoides simplificadas en la fábrica para el trabajo físico, no de humanos, sino seres para el "trabajo". Afortunadamente, la demanda de tal fuerza laboral, desprovista de gran inteligencia, deseos y sentimientos, era alta en el mercado.

Como resultado, los humanos se liberaron del trabajo duro y humillante, el uso masivo de robots creó un mundo de abundancia, todos se sumergieron en una atmósfera de bienestar y descuido ilimitados: “Todo es una auténtica orgía loca y bestial. Ahora no estiraremos las manos para comer, meterán la comida en nuestras bocas para que no nos levantemos... Nosotros, pueblo, nosotros, la cima de la creación, no envejecemos por el trabajo, no envejecemos por el parto, no envejecemos por la pobreza. ¡Démonos prisa, démonos prisa, danos todos los placeres del mundo!"

Los seres humanos intoxicados por este pensamiento dejaron de nacer. La población del planeta ha llegado a 8.500 millones de personas, y en este punto se congeló. Y el número de robots siguió creciendo y superó el número de humanos por muchas veces.

Al mismo tiempo, surgió otro fenómeno misterioso e inquietante. Algunos robots han sufrido mutaciones, iniciando un rápido desarrollo mental. Había robots "con alma", "en un millón de buenos y viejos robots, sólo hay uno reformado". Estos individuos no estándares estaban sujetos a la destrucción, pero algunos de los robots "avanzados" continuaron vivos. Estos eran robots que llevaban a cabo un autoaprendizaje. Aprendieron siguiendo el ejemplo de los humanos. Uno de ellos (llamado Damon) argumenta: "¡Tienes que gobernar y matar para ser humano!"

Los robots comenzaron a exigir cada vez más derechos iguales a los humanos, y algunos querían gobernar a los humanos. Comenzaron a crear sus propias organizaciones y llamaron a los robots a luchar contra los humanos: “¡Robots del mundo entero! Nosotros, la primera organización de "Rossum Universal Robots", proclamamos al hombre como enemigo de la naturaleza (!) ¡Y lo declaramos proscrito!" Al final, los robots de todo el mundo se rebelaron. Asediaron la fábrica de Rossum, la tomaron y mataron a todos menos al arquitecto Alquist. Uno de los personajes principales de la obra, Elena Glory, quema los manuscritos de Rossum Sr. que contienen la fórmula para hacer robots.

Al final, todos los seres humanos del planeta quedan destruidas. Los robots le piden a Alquist, el único humano superviviente en la Tierra, que restaure la fórmula, sin la cual es imposible una mayor reproducción de los robots. Sin una fórmula, la fábrica simplemente produce montones de carne y órganos que nadie quiere. Alquist ya es viejo, su búsqueda de una fórmula no da ningún resultado. Pide a los robots que intenten encontrar otros seres humanos vivos en el planeta, pero no lo consiguen. Los robots obtienen una victoria pírrica sobre el hombre.

La obra de Čapek se puede llamarse una distopía escatológica. No expondré más de la obra, vale la pena leerla por uno mismo. Te permite comprender lo que está sucediendo en el mundo de hoy.

Čapek anticipó la aparición de robots en el siglo XX. Incluso predijo el siglo XXI. Los científicos dicen que en una o dos décadas más, la ciencia creará un robot compuesto por tejidos orgánicos. Y en la actualidad, se está trabajando activamente para crear ciborgs, híbridos máquina-humano. La obra puede y debe percibirse como una parábola que es relevante en todo momento.

La principal tragedia de la humanidad ni siquiera es la tecnología. El hombre ya no quiere ser hombre. A los seres humanos les gusta degradarse. ¿Por qué, por ejemplo, debemos necesitar de nuestra propia inteligencia, si esta puede ser reemplazada por una que sea artificial? No se invertirá en la educación, pero aceptará e implementará programas de IA. ¿Por qué deberíamos trabajar si podemos vivir sin trabajar? Los que están en el poder fomentan la degradación del hombre: es más fácil manejar el ganado que al ser humano. Por tanto, se están haciendo esfuerzos para transformar al homo sapiens; se utilizan herramientas como los medios de comunicación, la industria del entretenimiento, la promoción del libertinaje, las drogas. Un robot también puede ser un ser humano.

Y por el rechazo de los seres humano de su condición de ser humanos, ellos serán castigados. Pasan de ser seres humanos razonables y se convierten en otra cosa. Y luego serán completamente destruidos.

Notas:

1. https://www.fondsk.ru/news/2020/06/05/antiutopia-stanovjaschajasja-realn...

2. https://www.fondsk.ru/news/2020/06/07/o-divnyj-novyj-chelovek-51072.html

3. https://www.fondsk.ru/news/2015/05/01/dvoemyslie-evropy-perechityvaja-or...

4. https://www.fondsk.ru/news/2020/06/25/rej-bredberi-o-tom-kak-szhigajut-p...

5. https://www.rbc.ru/technology_and_media/07/02/2020/5e3c44b99a7947e1a97fb230

6. https://www.fondsk.ru/news/2020/06/27/eshatologia-karela-chapeka-51236.html

Fuente: https://www.fondsk.ru/news/2020/09/29/chelovek-otkazavshijsja-ot-statusa...

Traducción de Juan Gabriel Caro Rivera

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

El Tiempo por Meteoblue