Valentin Katasonov

Sobre la gestión del hombre y la raza humana

La distopía es un género nuevo en la literatura mundial. Desde mi punto de vista, las distopías son más bien planes, escenarios de futuro, revestidos de forma artística. Planes y escenarios desarrollados por la élite mundial y orientados a establecer un Nuevo Orden Mundial, es decir, el poder absoluto y eterno de esta élite sobre el resto de la humanidad.

Incluso en la antigüedad hubo reyes, emperadores, dictadores que intentaron convertirse en los gobernantes del mundo. Y cada vez sus planes se frustraron. Alejandro el Grande conquistó la mitad del mundo, estaba seguro de que conquistaría la otra mitad, pero murió a los 32 años y su imperio se vino abajo como un castillo de naipes en casi un año. Algo similar le sucedió al emperador romano Trajano, Carlomagno, Napoleón Bonaparte... Los líderes destacados murieron, y sus vastos dominios cayeron en la desolación y se hicieron pedazos.

Desde el siglo XVIII, han aparecido varias sociedades secretas en Europa (logias masónicas de diversas denominaciones, Illuminati, Rosacruces). Se fusionaron con los que dominan el dinero (los Rothschild y otros usureros, banqueros, capitalistas) para establecer su poder sobre el mundo. Poco a poco llegaron a entender que, para la conquista del poder y su preservación, una única fuerza no es suficiente. Es necesario abordar la reconstrucción del hombre como objeto de poder.

El poder mundial de aquellos a los que generalmente se les llama el mundo detrás de escena, el comité de trescientos, los dueños del dinero, los conspiradores mundiales, será posible solo si se crea una nueva humanidad (1). Se está invirtiendo una enorme cantidad de dinero para solucionar este problema: se compran los medios de comunicación, los políticos, los científicos, los médicos, los responsables de las instituciones educativas y culturales. La mayoría de los planes de reelaboración de la humanidad se clasifican como "alto secreto". Sin embargo, algo se ha dado a conocer.

  • Primero, no encontramos con las revelaciones de los "disidentes" que, por una razón u otra, abandonan este "círculo estrecho". Se puede aprender algo de personas como el ex oficial de la NSA Edward Snowden. Todo esto puede denominarse fugas de información no planificadas.
  • En segundo lugar, hay documentos gigantescos que pocas personas leen. No están clasificados, son públicos, pero muchos, buscando sensaciones, los ignoran. Un ejemplo de tales fuentes abiertas son los informes del Club de Roma (2).
  • En tercer lugar, existen las mismas novelas distópicas; por supuesto, no todas, solo unas pocas, pertenecientes a la pluma de autores que tenían gran intuición, aguda observación, una visión amplia y, en ocasiones, tenían acceso a información clasificada o se comunicaban con sus portadores.

Estas novelas son "Nosotros" (1920) de Evgeny Zamyatin (él inició este género) (3), "Un mundo feliz" (1932) del escritor inglés Aldous Huxley (4) y "1984" (1948) del escritor inglés George Orwell (5). De alguna manera, estos libros son similares entre sí, se complementan unos a otros y, también, son muy diferentes. De hecho, plantearon tres modelos de la sociedad futura. Estos modelos no son fruto de la imaginación libre del artista, reflejan los planes del mundo detrás de escena. Probablemente, su inspiración no sea la misma, y por tanto existen distintas opciones para un futuro "civilizado". La situación en el mundo puede cambiar, y el mundo detrás de escena también puede ajustar sus planes, pasando de un modelo a otro.

Entonces, tres opciones para rehacer a la humanidad.

  1. En la novela "Nosotros" de Zamyatin existe una operación cerebral similar a una lobotomía.
  2. En “Un mundo feliz” de Huxley, hay drogas y reproducción biológica artificial.
  3. En la novela "1984" de Orwell existe el desarrollo de la conciencia "correcta" a través del miedo y la tortura.

En las tres novelas, los métodos para crear la "humanidad adecuada" se complementan con un lavado de cerebro: primero en una etapa de educación y crianza, luego en el lugar de trabajo y, en general, durante toda la vida hasta la tumba. Para ello se utilizan los medios de comunicación, la cultura barata (cultura pop), el entretenimiento primitivo. En la novela "Un mundo feliz", los niños desarrollan un conjunto de reflejos basados ​​en los métodos de Pavlov (los mismos que este académico aplicó a los perros) con la ayuda de chocolates y descargas eléctricas. En la novela "1984", las pantallas de televisión son un medio eficaz de zombificación: monitores planos, televisores, colgados en todas partes y las 24 horas del día martilleando el cerebro con noticias y propaganda del partido.

Ninguno de los tres modelos tiene la institución del matrimonio y la familia. En “Nosotros”, las relaciones sexuales entre hombres y mujeres son libres, pero reguladas. El propósito de la regulación es prevenir relaciones demasiado largas y estables entre dos personas, esto es peligroso, está plagado de la creación de una familia "clandestina" y el nacimiento no autorizado de un niño. En la novela "Un mundo feliz" exista la completa libertad para amar, pero con la más estricta prohibición de tener un hijo en el útero. ¡Solo en la línea de montaje de fábrica! En “1984”, las relaciones sexuales entre un hombre y una mujer que son miembros del partido están generalmente prohibidas (no existe esta regulación para los proletarios). El Partido y el Gran Hermano creen que las relaciones sexuales son un derroche de energías, que se debe estar enfocado en resolver las tareas asignasas por el partido. El amor entre un hombre y una mujer en el Ministerio del Amor se mira con sospecha, es un signo de traición al Gran Hermano. En la novela "1984" a los miembros del partido se les permite (e incluso se les ordena) amar solo al Gran Hermano.

El nacimiento de niños está estrictamente regulado en términos de cantidad y calidad. Por cantidad, me refiero a las cifras de población planificadas (maltusianismo "científico"). La calidad es la definición de qué hijos representan el primer grado, cuáles son el segundo y cuáles se consideran un matrimonio inaceptable (y, en consecuencia, se liquidan). Es cierto que en la novela "Nosotros" todas las personas son del mismo tipo, pero en "Un mundo feliz" hay cinco tipos (castas). En la novela "1984" hay tres (altos funcionarios del partido, militantes del partido y proletarios). El gobierno monitorea la observancia de las proporciones entre el número de personas de diferentes variedades. La zombificación también es diferente. En la novela "1984" a los proletarios se les permite mucho, ya que se han degenerado por completo, han perdido los remanentes de su intelecto, su comportamiento se construye sobre reflejos que se adivinan fácilmente: "Lo que las masas sostienen y a lo que se adhieren es indiferente. Se les puede dar libertad intelectual, porque no tienen inteligencia".

En las novelas "Nosotros" y "1984" el poder complementa la actividad de crear la humanidad "adecuada" con el uso de la fuerza. No hay garantía completa de que una persona sea leal a las autoridades y cumpla con los estándares antropológicos del “nuevo mundo”. En la novela "Nosotros", la Oficina de Guardias (policía y servicios especiales) se encarga de controlar el comportamiento de las personas. En la novela "1984" es el Ministerio del Amor (también con policía y servicios especiales).

En cuanto a “Un mundo feliz” de A. Huxley, no encontramos un aparato represivo allí. Esta es una sociedad en la que el poder se basa exclusivamente en el poder blando. El hombre ya no nace allí en el útero. Es producto de una fábrica, producto de transportadores. Se incuba en botellas donde se colocan los embriones humanos. Los propios embriones se crean mediante la fertilización extrauterina de óvulos, teniendo en cuenta la genética. La genética en el Estado mundial de Huxley que se encuentra al más alto nivel. En primer lugar, permite dividir a la humanidad en diferentes grupos, teniendo en cuenta las diferencias en el código genético. Allí tiene lugar la clasificación de la humanidad, se determinan los tipos superiores e inferiores. En segundo lugar, te permite crear personas que no existen en la naturaleza. Esto es especialmente cierto en el caso de los tipos superiores, que están preparados para estar al mando del poder y liderar un asunto tan responsable como la producción de una persona. El tipo más alto se llama alfa.

Las otras cuatro castas en este atrevido nuevo mundo de Huxley (beta, gamma, delta, épsilon) están llamadas a servir a los alfas. Por supuesto, incluso en Huxley, donde la producción de personas en cintas transportadoras se basa en los logros de la ingeniería genética, no existe una garantía total de que una persona funcionará sin problemas como una máquina. Por lo tanto, se inventó la droga soma, que corrige el comportamiento humano. Muy a menudo, una persona recurre voluntariamente a estos ajustes. Y los ejemplos individuales que no quieren encajar en los estándares del "mundo feliz", las autoridades actúan "con humanidad: son enviados a territorios lejanos por medio del exilio". No existen torturas, asesinatos (como en “1984”) ni ejecuciones públicas (como en “Nosotros”).

Sin embargo, para lograr relaciones tan "armoniosas" entre las autoridades y el pueblo, como en la novela "Un mundo feliz", la humanidad tuvo que ser virtualmente destruida. Detrás de las escenas de la novela (los hechos ocurren en el siglo 26), hubo una revolución terrible que destruyó a la humanidad anterior y la reemplazó con una criatura humanoide. Y en la novela "Nosotros" los acontecimientos tienen lugar 12 siglos después de que se escribiera la novela, y nos enteramos de que la sociedad "civilizada" fue precedida por una gran guerra de doscientos años, que provocó la destrucción de la mayor parte de la población mundial y puso fin a la "barbarie" que duró hasta el siglo XX.

A. Huxley, aparentemente, era muy optimista sobre el orden social que retrataba en su novela. Algunos investigadores de su trabajo creen que, para un escritor que fue un sincero oponente del totalitarismo, se trataba de una utopía y no una distopía. Sin embargo, Aldous Huxley todavía estaba atormentado por algo. Sospecho que estaba atormentado por la subestimación: ¿cómo acabó la gente en este "mundo feliz" del siglo XXVI?

Solo podrían encontrarse en él como resultado de una violencia ilimitada contra la raza humana. En primer lugar, había que destruir la institución del matrimonio y la familia. En segundo lugar, era necesario abandonar la maternidad habitual y cambiarla por una producción en fábricas de la humanidad que utiliza los logros de la ingeniería genética (de hecho, la eugenesia). En tercer lugar, crear una sociedad de castas, desterrando las ingenuas ideas de "libertad, igualdad y fraternidad" que se han planteado desde la época de la revolución burguesa francesa. En cuarto lugar, imponer una identidad completa dentro de cada casta. En quinto lugar, era necesario ofrecer a las personas un "buen trato": renunciar a su libertad a cambio de placer, pan y libertad para pecar.

A. Huxley comprendió que tales transformaciones no podían lograrse mediante un golpe revolucionario. El inglés produjo una utopía inalcanzable en estado puro. Y solo puedes entrar en esta utopía mediante la violencia cruel contra la humanidad, una guerra sangrienta o una revolución. Entonces A. Huxley decidió que la revolución de las drogas sería el camino más corto y sin sangre hacia el "mundo feliz". Dedicó la segunda mitad de su vida no solo a la justificación filosófica de la necesidad de tal revolución, sino que también participó personalmente en su implementación práctica. Me refiero a su participación en el proyecto MK-Ultra de la CIA para plantar drogas entre la juventud estadounidense.

En el siglo XXI, vemos señales de que el mundo detrás de escena ha vuelto a recordar el modelo del futuro, que se reflejó en la novela "1984". Esta es una opción difícil basada en la fuerza bruta y el miedo. Los primeros signos de la transición del modelo de Huxley al modelo orwelliano aparecieron a principios de siglo. Los eventos del 11 de septiembre de 2001 fueron evaluados por muchos expertos como el comienzo de la política estadounidense de terrorismo de Estado (6). Bajo la bandera de luchar contra grupos efímeros como Bin Laden y otros extremistas creados por la CIA, Washington lanzó una campaña de terrorismo global. Y esta es la forma de crear una atmósfera de miedo universal. En 2020, el mismo grupo tras escena global decidió lanzar una nueva clase de miedo a la humanidad llamada COVID-19. De hecho, esta también es una operación terrorista global. En la novela de George Orwell, las personas "equivocadas" eran reeducadas mediante la tortura en el Ministerio del Amor. Y en 2020, el mundo detrás de escena logró conducir a un "arresto domiciliario" a casi la mitad de la población mundial, mientras educa a las personas asustadas y amordazadas, enseñándoles el comportamiento "correcto". La cuarentena se está levantando gradualmente y los frutos de la "educación" y la "formación" permanecerán durante mucho tiempo. ¿O para siempre? Los "dueños del dinero" están preparando a la gente para el próximo "mundo feliz" ...

Notas:

  1. https://www.fondsk.ru/news/2015/05/03/anglo-amerikanskie-hozjaeva-deneg-kak-organizatory-vtoroj-mirovoj-vojny-i-33098.html
  2. https://www.fondsk.ru/news/2018/09/04/tri-idei-rimskogo-kluba-46724.html
  3. https://www.fondsk.ru/news/2020/06/05/antiutopia-stanovjaschajasja-realnostyu-51052.html
  4. https://www.fondsk.ru/news/2020/06/07/o-divnyj-novyj-chelovek-51072.html
  5. https://www.fondsk.ru/news/2015/05/01/dvoemyslie-evropy-perechityvaja-oruella-33068.html
  6. https://www.fondsk.ru/news/2016/09/10/mistika-11-sentjabrja-2001-15-let-spustja-voprosy-ostajutsja-42444.html
  7. Fuente: https://www.fondsk.ru/news/2020/06/19/tri-antiutopii-tri-modeli-peredelki-homo-sapiens-51166.html

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

El Tiempo por Meteoblue