Alexander Dugin

Alexander Dugin es el geopolítico más importante de la nueva escuela geopolítica rusa, que, entre otras cosas, desarrolla en su libro Fundamentos de Geopolítica, publicado en 1997 en Moscú. Dugin también es mucho más que eso: un pensador tradicionalista y esotérico, místico, politólogo, culturólogo y editor de muchas obras importantes de la cultura rusa y europea.

El libro La Cuarta Teoría Política ha sido traducido a casi todos los idiomas europeos. En él, Dugin acusa ferozmente al liberalismo, la principal corriente de pensamiento en Occidente y su única ideología como racista y totalitaria, y sugiere su propia alternativa. Esta es la cuarta teoría política, como un proyecto intelectual abierto, no un dogma A diferencia del dogma liberal, la cuarta teoría política tiene en cuenta la herencia y la tradición de los pueblos, su Logos y "Dasein" (Martin Heidegger), que tiene la mayor parte de las naciones como algo posible. No proviene de los dictados, sino de la necesidad y el diálogo de la diversidad: de naciones, civilizaciones y religiones.

Boris Nad: Usted es, en resumen, "el hombre que devolvió la geopolítica a Rusia". Además, según los medios de comunicación occidentales, "es el Rasputin de Putin", el "Cerebro de Putin" y la "eminencia gris" o la "sombra que gobierna el Kremlin". Paul Ratner lo ha declarado el "filósofo más peligroso del mundo". Para otros, usted es un "nacionalista ruso extremista", un fascista, etc. ¿Cómo maneja la arenga real que se libra en los medios de comunicación occidentales? ¿No es este algún tipo de honor y reconocimiento de su trabajo? ¿Y quién es, de hecho, Alexander Dugin?

Alexander Dugin: Mi persona no me interesa en absoluto. Busco representar más bien las ideas. Entonces, tratemos con ellas, no conmigo. Los liberales proyectan sobre mí sus miedos, su odio y sus pesadillas de fantasía. Dejémosles hacer eso. Nada de eso tiene importancia.

BN: El nuevo presidente de los Estados Unidos, Trump, es impredecible y, aparentemente, de él podemos esperar más sorpresas. Sin embargo, con su victoria parece que una era histórica ha terminado. La aparición de Trump cambió los paradigmas políticos fundamentales en Occidente. Entre los antiguos aliados de EE. UU., hay divisiones y distorsiones nuevas y más profundas.

AD: Trump es un síntoma. El trumpismo es más interesante. Su triunfo es debido a un conjunto de ideas y conceptos antiglobalistas y realistas por los que votaron los electores estadounidenses. Es algo grande. Los estadounidenses no están muertos y han rechazado el globalismo, la élite corrupta y comenzaron a luchar contra el Pantano. Eso es genial. La lucha acaba de comenzar y Trump y el trumpismo atestiguan que hay una división en la sociedad estadounidense, una parte está del lado de la élite globalista (el Pantano), y la otra parte, del lado de la gente. Deseamos una victoria para la gente, claro, pero, en cualquier caso, Estados Unidos está dividido e inmerso en una lucha interior salvaje. Esto es bueno. Nos da una oportunidad.

BN: En 2012, su libro La Cuarta Teoría Política se publicó en inglés, en el que afirma que las tres principales ideologías políticas del modernismo (liberalismo, fascismo y comunismo) ya no son capaces de responder a los desafíos actuales. El liberalismo es, en su opinión, una ideología nihilista y totalitaria. Esta teoría ha provocado una serie de controversias, especialmente en Occidente. Las ideas viven independientemente de sus autores. ¿Estás satisfecho con las reacciones causadas por este libro? ¿Qué trae el segundo volumen de la Cuarta Teoría Política, que se publicó recientemente: El ascenso de la Cuarta Teoría Política?

AD: Resumiendo diferentes aspectos de la recepción de 4PT en Occidente (así como en Oriente, donde el libro también se traduce y publica), estoy de acuerdo en que las ideas viven su vida independientemente de los autores. La idea pertenece a quien la entiende. Si está de acuerdo con la lógica del 4PT, que el liberalismo se revela totalitario y puramente nihilista y que al rechazarlo tenemos que ir más allá del comunismo y el fascismo, entonces la 4PT es su posición y la mía. La 4PT es un proyecto intelectual abierto. Si aceptamos los principios básicos, pueden sugerir o construirse otras versiones de la 4PT. – Entonces, el surgimiento de la Cuarta Teoría Política continúa desplegando los argumentos del 4PT. Ahora tengo las paginas para el tercer volumen. Entonces, progresamos. Me gustaría señalar que hay al menos dos libros filosóficos dedicados por completo al desarrollo de la Cuarta Teoría Política: el de José Alsina Calvés en español, y el libro Uscire dal XX secolo. Unidea nuova per il Terzo Millennio. Per una Quarta teoria politica, escrita por el italiano Roberto Pecchioli. Entonces 4PT se convierte en el objeto de un creciente interés. Es exactamente como debería ser.

BN: China siguió siendo un país socialista, su ideología se basa, al menos nominalmente, hoy en el marxismo (con algunas especificidades chinas). "El marxismo no es el fin de la verdad, abre el camino a la verdad", dijo recientemente el presidente chino, Xi Jinping. ¿Qué tipo de recepción ve de la Cuarta Teoría Política en China? ¿Puede ver la posibilidad de su desarrollo en la China moderna?

AD: No hay traducción de la 4PT en China. Pero los periodistas chinos me entrevistan de vez en cuando. Sin saber el idioma chino, no tengo idea de lo que piensan sobre todo eso. Pero espero que en el futuro los chinos puedan descubrir la 4PT que corresponde a su identidad profunda. Ahora tienen una amalgama de las tres teorías políticas: su economía es liberal, su estructura política: comunista, su estrategia, nacionalista. La 4PT no es la unión de todas esas ideologías, sino ir un paso más allá de todas ellas.

BN: George Washington habló de América como una "Nueva Jerusalén" bíblica y post-apocalíptica. Los puritanos en la "Ciudad reluciente en la colina". Es el complejo de la "América mítica", el producto de esta ideología es la ideología moderna del excepcionalismo estadounidense. En resumen, los estadounidenses son un "nuevo pueblo elegido" para quienes no se aplican las mismas reglas que para las otras "naciones menos importantes". Estas ideas mesiánicas están profundamente arraigadas en la mentalidad estadounidense. La ideología del excepcionalismo es uno de los mitos constitutivos de América. ¿Puede Estados Unidos cambiar su relación con otras civilizaciones y tradiciones y comenzar a tratarlas con respeto?

AD: Estados Unidos es una sociedad diversa. Sin duda existe la dimensión de la que estás hablando, pero hay muchas otras. Creo que esa alternativa a este imperialismo mesiánico la podemos encontrar en la antropología cultural (en la izquierda) y en los paleoconservadores (realistas, aislacionistas) en la derecha.

BN: El asesor de Trump, Steve Bannon (que también es una especie de ideólogo y estratega del presidente Trump) en su documental Generación Cero habla de cuatro grandes crisis: de períodos de violencia en la historia de Estados Unidos. Al parecer, Estados Unidos se encuentra ahora al comienzo del "Cuarto periodo". Usted afirma que "Estados Unidos está en el umbral de una guerra civil"

AD: Algo así es simplemente inevitable. El "Cuarto periodo" lo interpreto como la elección entre la ideología globalista y la 4PT. El Cuarto Nomos de la Tierra de Carl Schmitt también encaja aquí.

BN: El liberalismo es, según el historiador italiano de las ideas, Domenico Losurdo (en el estudio Contrahistoria del Liberismo, 2007), una "ideología nacida con dos caras". La cara oculta y oscura de esta ideología es el racismo. Estos liberales, en su mayoría caballeros ingleses elegantes, que lucharon inflexiblemente por la libertad y los derechos individuales, fueron al mismo tiempo racistas convencidos. Con las tres gloriosas revoluciones que dieron forma a la historia moderna, en los Países Bajos, Inglaterra y América, ha habido una renovación y un desarrollo de la institución de la esclavitud en los tiempos modernos. A mediados del siglo XIX, el número de esclavos en el Reino Unido ascendía a casi 900,000 (en los Estados Unidos era varias veces mayor).

AD: Sí exactamente El liberalismo es esencialmente racista. Se impone como algo universal y obligatorio como producto de la experiencia histórica de la sociedad occidental de la modernidad. La ideología de los derechos humanos también es racista: afirma que el individuo (concepto liberal) es la única forma de comprender la naturaleza humana. La esclavitud también es un fenómeno moderno. En la Edad Media cristiana, estaba ausente. Comenzó con el cambio de la sociedad tradicional a la modernidad, el capitalismo y el liberalismo. El liberalismo es una ideología racista totalitaria que simula dar libertad, pero instala la esclavitud.

BN: El Occidente de los siglos XIX y XX ya no existe. Fue reemplazado por un debilitado "Post-Occidente", que ya no está interesado en la modernización. ¿Se desarrollará tal "Post-Occidente" en la dirección dictada por el "transhumanismo"?

AD: Occidente no es un concepto geográfico, es más bien un tipo de sociedad, un paradigma de civilización. Se vuelve cada vez más independiente de la geografía, cambiando a la virtualidad y el ciberespacio. Entonces, el transhumanismo es esencialmente occidental, crea un nuevo Occidente electrónico, una red occidental, un ciber-Occidente. El momento de la Singularidad significará la última victoria de Occidente como principio metafísico, que es una decadencia total y el fin de la humanidad.

BN: Después de Georgia y el regreso de Crimea bajo la soberanía rusa, siguió el compromiso ruso en Siria. ¿Regresará Rusia a su misión imperial? ¿Cuántos occidentales y liberales son influyentes en la Rusia de hoy? Usted habló sobre la "quinta" y la "sexta columna" en Rusia, que se encuentra entre el presidente Putin - entre el "Putin solar" - y el pueblo ruso.

AD: Rusia lanzó sus ataques en Georgia, Ucrania y Siria contra la unipolaridad y el imperialismo liberal. Es más bien una defensa, no un ataque. El liberalismo sigue siendo muy fuerte en Rusia E Putin Solar es un espejo de la identidad rusa. Pero el Putin Lunar es más bien su Doppelganger tomado como rehén por las élites liberales.

BN: De los serbios y Serbia, dijiste en una ocasión, nada más depende. ¿Sigue siendo así? Durante su reciente estadía en Belgrado, pronunció una conferencia sobre la cuarta teoría política e hizo varias propuestas o sugerencias concretas a las autoridades serbias: en lugar de persistir en la idea de la integración del euro, que pone en tela de juicio no solo la integridad territorial, sino también identidad del pueblo serbio, Serbia puede solicitar la admisión a la Unión Euroasiática y la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva (OTSC), y de esta manera cambiar su posición geopolítica desinhibida.

AD: Sí, de los serbios y Serbia nada más depende. Lucharon hasta el final, tanto de modo militar y político. La única posibilidad de salvación es el impulso para unirse a la Unión Euroasiática y transferir a Rusia la responsabilidad de resolver el problema de Kosovo, así como todo lo demás. No pueden hacer ya. Vucic se verá obligado a renunciar definitivamente a Kosovo, enfrentará los disturbios y el colapso futuro del país. Entonces, por la lógica de las circunstancias y por su pragmatismo, podrían intentar lanzar la pelota a Moscú. Si Rusia lo rechaza, Vucic firmará legítimamente el documento exigido por la UE que reconoce la independencia de Kosovo. Entonces, solo tenemos una oportunidad más: la última.

Y no es el sueño de Moscú, que está involucrado en una difícil situación en Ucrania y Siria, pero al mismo tiempo supongo que Putin no rechazará la propuesta desde el principio y estará obligado a lidiar de alguna manera con el desafío.

BN: Una de sus ideas es la formación de una escuela geopolítica en Serbia. Las élites políticas serbias de hoy no están familiarizadas con la geopolítica y, desafortunadamente, con su propia gente.

AD: La escuela geopolítica planificada está orientada a la élite intelectual: científica, militar, etc. Por lo tanto, las personas interesadas mejorarán sus conocimientos de geopolítica y el resto continuará tranquilamente sin ella. Pero la geopolítica actual en la era del fin de las ideologías es la única forma de interpretar correctamente las Relaciones Internacionales y algunos procesos internos. Entonces, la ignorancia de la geopolítica es una autodestrucción. Si no eres el sujeto de la geopolítica, simplemente eres su objeto.

BN: La Unión Europea es un punto ciego de la historia y la tradición europeas, que, según usted, es una "anti-Europa". ¿Qué, en su opinión, le ha sucedido a los europeos?

AD: Los europeos llegaron al último punto de su descenso al infierno. La oscuridad es tan fuerte que ya nadie recuerda cuál puede ser la luz. Esa es la consecuencia de la revancha del Logos de Cibeles que dominaba en sus orígenes la civilización europea que paso a una cultura apolínea indoeuropea, pero Cibeles se liberó de las cadenas, como Satanás en la historia del Apocalipsis. La metafísica de la técnica es la esencia del titanismo. El estado actual de las cosas en Europa no es casual, es una secuencia lógica, la última, del proceso originado con la Modernidad y el rechazo de la Tradición. La Europa sin tradición ya no es Europa, es la Anti-Europa.

BN: Usted ha adoptado la filosofía de Martin Heidegger y su término "Dasein". El "Dasein" del pueblo ruso debe encontrarse a partir de la necesidad, no por el orden, de algún dictado. Esto se aplica a todas las naciones europeas y euroasiáticas. Recientemente escribiste un texto muy inspirador sobre la historia y la cultura serbias, en el que también mencionas al escritor serbio Milorad Pavic. Se trata del "mapa atemporal del alma serbia", el "Dasein serbio" y el "Logos serbio".

AD: Hay tantos Daseins como pueblos y culturas. Y todos ellos son bastante originales. No podemos compararlos porque no hay una medida común. Cada "Dasein" tiene su propia medida: su propio concepto de tiempo, espacio, hombre, Dios, naturaleza, etc. El "Dasein" serbio podríamos captarlo por la cultura serbia de Pavic, de Milic de Machva, de las danzas y la música serbias, de la historia serbia (o más bien de lo histórico - Seynsgeschichtliche). Cada pueblo tiene su propia manera de morir. Y la manera serbia es heroica y profundamente cristiana, ejemplificada por Vidovdan.

Traduccion de Juan Gabriel Caro Rivera

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

HONOR Y RESPETO

PARA LOS QUE NOS DEJARON POR EL COVID-19

El Tiempo por Meteoblue