alt

Por Pedro Bustamante*

Asistimos a una conferencia de Chantal Mouffe en Berlín ("The role of affects in agonistic politics" en el marco del seminario "Agon and Transformation" de Boyan Manchev, HZT at the Uferstudios, 20.04.16,) y salimos comprendiendo algo mejor cómo funcionan las izquierdas de colores hoy.

Mouffe aboga por las "democracias radicales", que consisten en asumir los "antagonismos" entre distintos colectivos sociales, pero que, nos dice, deben ser contenidos de manera que no lleguen a convertirse en conflictos. Se trata de la "domesticación" o la "sublimación" de estos "antagonismos", de manera que no pasen de ser "agonismos" que convivan de manera armoniosa en la sociedad. Nos dice que estas "identidades políticas" deben ser "construidas" haciendo uso de  los "afectos" y las "pasiones", más que de la racionalidad. Que para que exista un "nosotros" tiene que existir también un "ellos". Que en todo ello juegan un papel importante las prácticas artísticas, que pueden servir precisamente como herramientas para esta "producción de afectos", para la "activación" de estas subjetividades sociales, para "movilizar las pasiones".

Desde un principio Chantal Mouffe pone el acento en la precisión terminológica. Sabe que se está moviendo en terreno resbaladizo y que estas estrategias de "movilización" social se parecen demasiado a los viejos "movimientos" totalitarios y populistas, tanto de un signo como de otro. Sabe que estos mecanismos de manipulación pasional de las masas pueden ser utilizados más allá de la pretendida armonía social, transformados en mecanismos de desestabilización. Sabe que hoy los golpes de estado y las guerras civiles se empiezan precisamente así, que de los movimientos populistas a Euromaidan, Siria o Libia solo hay una diferencia de grado. Pero naturalmente esto no lo dice.

Mouffe sabe mucho más de lo que dice y pone todo el cuidado en utilizar los términos precisos y que no sea malinterpretada. Nos habla desde las alturas de la Academia pero sabiendo muy bien cómo este discurso es utilizado por la nueva política pretendidamente de izquierdas. A pesar de ser politóloga su discurso se parece mucho más al de los políticos, que saben que están jugando  precisamente en un marco agonístico, que lo que dicen puede ser utilizado en su contra.

alt

Por supuesto Mouffe no desciende de las alturas académicas para hablarnos de la realidad, a pesar de que su discurso es radicalmente realista. Por supuesto no dice una palabra del terrorismo de bandera falsa, de las pandemias de laboratorio, de las crisis de migración ingenierizadas, de las operaciones psicológicas de agencias de inteligencia, de la ingeniería social o de los chemtrails. Tampoco dice nada del dinero fiduciario, de la Reserva Federal, del Banco Central Europeo, o de las crisis de deuda, a pesar de que si se refiere en alguna ocasión a Syriza. En esto consiste el rigor académico, en no salirse de un determinado marco disciplinar, porque entonces se podría entender algo.

Pero sobre todo no nos habla de las revoluciones de colores, ni de las fundaciones globalistas que las orquestan, de los Soros, de los Omidyar, de los Rockefeller, de los Ford... No nos dice nada porque estos politólogos pretendidamente de izquierdas son la pieza "culta" del puzzle que encaja con todas las demás. De ahí que tengan todo el cuidado en no mencionar el resto de las piezas, sobre todo de los que pagan. Para que no se entiende "the whole picture". Es lo que tienen los politólogos de colores, que es de hecho lo mismo que les pasa a los políticos de colores: jamás pronunciarán el término revolución de color, porque entonces se entendería demasiado bien a lo que están jugando. Mouffe es una prestigiosa politóloga que da clases en Harvard, en Princeton, en Westminster...

Mouffe nos dice que ya no tiene sentido hablar de los antagonismos de clase tal como los entendía el marxismo clásico, pero tampoco nos habla de cómo estos antagonismos se han transformado en el marco de la globalización y la financiarización de la economía. Para Mouffe estos "agonismos" se dan básicamente al nivel de las democracias, es decir de los Estados. En otras palabras, son "agonismos" producidos, escenificados, al nivel de las democracias, en el marco de la farsa de las democracias nacionales. Pero están al servicio de los grandes capitales globales, que buscan con ellos, en el mejor de los casos, transferencias de soberanía desde los Estados a estructuras de poder transnacionales, y en el peor de los casos, la desestabilización y la guerra civil.

Pero naturalmente Mouffe no nos habla de todo esto. El paternalismo más rancio rezuma por todos los poros en estas llamadas nuevas izquierdas. Y lo que es peor, la complicidad, da igual si por activa o por pasiva, con las agendas globalistas neoconservadoras. Los politólogos de izquierdas de colores dicen mucho menos de lo que saben y se cuidan muy mucho de no hablar de todo lo que queda oculto bajo la punta del iceberg. De todo lo que se oculta detrás de las camisas de cuadros y las coletas.

Le preguntamos qué papel juega el dinero en todo esto, especialmente el dinero fiduciario que hoy domina, de qué manera esta nueva forma de dinero vacía de materialidad, de valor real, afecta a estas estrategias de la nuevas izquierdas. Nos dice que no es economista y vuelve a su discurso tremendamente limitado, a su distanciamiento académico.

En suma, salimos de esta conferencia sin haber aprendido demasiado de teoría política pero comprendiendo algo mejor cómo funcionan hoy las izquierdas de colores en conjunto. Desgraciadamente hemos aprendido muy poco de Chantal Mouffe y todo lo que hemos podido sacar de este evento ha sido escuchando entre líneas, atando cabos. Así es como son las cosas en la dictadura global del capital. Así es como funcionan hoy las izquierdas de colores.

 

* Investigador independiente, arquitecto y artista. Su obra El imperio de la ficción: Capitalismo y sacrificios hollywoodenses ha sido publicada recientemente en Ediciones Libertarias. http://deliriousheterotopias.blogspot.com/

 

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente
galeria de videos