Ucrania será la sede, pero los militares de EE.UU. serán los protagonistas de las maniobras Rapid Trident que reunirán este verano a fuerzas internacionales en medio del caos existente en Ucrania. Aunque Estados Unidos canceló las maniobras Atlas Vision 2014, cuya celebración estaba prevista para el mes de julio, cerca de la ciudad rusa de Cheliábinsk, en el noreste del país, el Pentágono afirma que seguirá adelante con los planes para el ejercicio militar multinacional de este verano en Ucrania.

Oficialmente, el objetivo de Rapid Trident es "promover la estabilidad y la seguridad regional, fortalecer la capacidad de asociación y fomentar la confianza al tiempo que mejora la interoperabilidad entre las fuerzas terrestres de Ucrania, la OTAN y las naciones socias", de acuerdo con la página web de tropas estadounidenses en Europa.

Según el portavoz del Ejército de EE.UU., coronel Steven Warren, Rapid Trident es el único ejercicio militar que Ucrania y Estados Unidos tienen previsto llevar a cabo este año.

Dado el nivel de histeria que ha generado la crisis de Ucrania, Rapid Trident 2014 se llevará a cabo bajo circunstancias completamente diferentes que el mismo evento del año pasado.

El Pentágono ya ha enviado 12 aviones de guerra y cientos de efectivos a Polonia tras el referéndum de Crimea, en el que la abrumadora mayoría de los residentes votaron a favor de unirse a Rusia.

La semana pasada, el Pentágono anunció que el grupo del portaaviones George Bush permanecerá en el mar Mediterráneo un par de días más de lo previsto "para tranquilizar a los aliados de Estados Unidos" debido a la crisis de Ucrania.

La retirada. El portaaviones George Bush abandona el Mediterráneo y ya está en el Oriente Próximo

El portaaviones George H. W. Bush ha abandonado el mar Mediterráneo y ha entrado en Oriente Próximo pocos días después de que el Pentágono ampliase su estancia en aguas europeas por la situación en Ucrania.

El portaaviones cruzó el canal de Suez este miércoles, según un comunicado de la Armada de EE.UU., citado por 'Stars and Stripes'.

El buque abandonó las costas estadounidenses en febrero pasado y tomó rumbo al golfo Pérsico. Sin embargo, con el agravamiento de la crisis ucraniana el Departamento de Defensa de EE.UU. decidió prolongar "unos días" la presencia del George Bush, acompañado de otras naves, en las aguas del Mediterráneo y solicitó a Turquía la autorización para cruzar el estrecho de los Dardanelos, que separa Europa y Asia, en su camino hacia el mar Negro.

Según el representante oficial del Pentágono, el coronel Stephen Warren, el objetivo de la medida fue realizar maniobras adicionales y "proporcionar apoyo" a los aliados estadounidenses preocupados por la situación que se vive en Ucrania.

El grupo de ataque del portaaviones George H. W. Bush está compuesto por alrededor de 6.000 marineros, cuatro naves y ocho escuadrones de aviones.

Mientras tanto, la Armada de EE.UU. ha decidido mantener el destructor Truxtun, que forma parte del grupo de portaaviones, en el mar Negro después de los ejercicios militares conjuntos con las Armadas de Bulgaria y Rumanía.

Análisis: "La OTAN armó revuelo en torno a Crimea porque quería instalar allí una flota"

Crimea era la parte de Ucrania que más interesaba a la OTAN, porque la península ofrecía varias posibilidades para el emplazamiento de una flota, dice el director del Centro Ruso de Análisis del Comercio Mundial de Armas, Ígor Korótchenko.

"¿Por qué cree usted que se armó tanto revuelo en EE.UU. y en Occidente en general? Porque saben perfectamente que no se van a quedar con todo el pastel. Hay varios sitios en Crimea donde la OTAN podría haber instalado una flota… Necesita aeródromos, necesita una base de defensa antiaérea", recuerda Korótchenko.

Desde el punto de vista del equilibrio global de fuerzas, la Flota de Guerra del Mar Negro y la presencia de la escuadra naval rusa en el mar Mediterráneo son factores que ayudan a la estabilidad internacional

Explicó a RT que, desde el punto de vista estratégico y de la seguridad nacional, la recuperación de Crimea por parte de Rusia significa el funcionamiento ininterrumpido de la flota de guerra rusa del mar Negro.

El experto militar recuerda que, a pesar de que Moscú firmó acuerdos intergubernamentales con Kiev, la Flota de Guerra del Mar Negro se encontraba medio paralizada porque las autoridades ucranianas obstaculizaban el proceso de modernización de las armas, por lo que Rusia tuvo que invertir decenas de billones de rublos en la construcción de una base naval en la ciudad rusa de Novorossíisk para poder trasladar allí sus modernos submarinos y buques de guerra. Hoy este problema ya no existe, se puede modernizar la Flota Rusa del Mar Negro e invertir en la infraestructura costera. 

"Creo que lograremos convertir la Flota del Mar Negro en una de las flotas más modernas y avanzadas, que permitirá que, en el futuro, no nos moleste que la OTAN realice ejercicios militares en el mar Negro", dice Korótchenko.

"El puesto de avanzada de Crimea le permitirá a Rusia tener una gran influencia en la seguridad en el sur de nuestro país. Desde el punto de vista del equilibrio global de fuerzas, la Flota de Guerra del Mar Negro y la presencia de la escuadra naval rusa en el mar Mediterráneo son factores que ayudan a la estabilidad internacional", afirma el experto.

Está convencido de que "la integración de Crimea al Estado ruso es un acontecimiento histórico muy importante y de que el hecho de que Rusia reivindique abiertamente sus propios intereses sin depender de los intereses de Occidente es una acción crucial en la política internacional".

"Creo que estamos presenciando un cambio global en la política internacional. Eso es muy importante porque, en un mundo que durante los últimos 20 años ha sido dominado por EE.UU. como gendarme del planeta, existen muchas fuerzas que buscan alternativas, y Rusia con su política práctica hoy está demostrando ser una alternativa", dijo el director del Centro Ruso de Análisis del Comercio Mundial de Armas a RT.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

HONOR Y RESPETO

PARA LOS QUE NOS DEJARON POR EL COVID-19

elmundofinanciero

El Tiempo por Meteoblue