Evgeny Gusev

El petrolero más grande de Venezuela, Ayacucho, ha cambiado de nombre y ha pasado a navegar bajo la bandera rusa con el nombre de Maxim Gorky. Este cambio podría ayudar a encontrar a un asegurador para el buque, lo que se volvió casi imposible debido a la imposición de sanciones a PDVSA por parte de EEUU.

De los más de 800 barcos que habían operado una vez bajo la bandera de Venezuela, solo un puñado de ellos pasó a cambiar de jurisdicción, optando en algunos casos por la de Liberia o la de Panamá, según se desprende de la base de datos Equasis.

Con un peso muerto de 320.800 toneladas, Maxim Gorky ahora es el mayor petrolero de los que navegan bajo la bandera rusa. Anteriormente este honorable título pertenecía a Umba con 300.000 toneladas y a Kola con 309.000.

En 2013 el astillero chino Bohai Shipbuilding entregó el Ayacucho a la empresa petrolera estatal venezolana Petróleos de Venezuela (PDVSA).

"Es un buque que carga dos millones de barriles. Nunca antes habíamos tenido en Venezuela un buque con estas características. Es casi tan grande como un portaviones (...) el portaviones de la patria, de la soberanía", señaló Rafael Ramírez Carreño, quien en aquel entonces era el ministro de Petróleo y Minería.

Cómo Washington paralizó el buque

Antes de pasar a jurisdicción rusa, Ayacucho formó parte de un grupo de cuatro superpetroleros que pertenecían a la compañía singapurense CV Shipping. Fue una empresa conjunta fundada por la venezolana PDVSA y la china PetroChina.

Una vez que Estados Unidos impuso su primer paquete de restricciones a PDVSA, la aseguradora Standard Club revocó la póliza concedida a estos petroleros. El corredor de seguros de CV Shipping, Willis Towers Watson, explicó en un correo electrónico enviado a Reuters que la aseguradora había tomado esa decisión porque "no quería exponerse al riesgo de ser sujeta a sanciones".

La ley en Singapur exige que todos los buques comerciales tengan el seguro de protección e indemnización para poder navegar. Esta póliza protege en caso de que una tercera persona presente una reclamación por daños causados por la embarcación asegurada. Por ello, la revocación de Standard Club hizo que los buques cisterna de CV Shipping no pudiesen navegar en las aguas del país asiático, señaló un abogado de PetroChina.

Como resultado, CV Shipping, que había obtenido ingresos anuales de entre 600.000 y 14 millones de dólares en el periodo 2013-2018, pasó a registrar pérdidas de 500.000 dólares al mes. La causa de sus problemas económicos era que tenía que pagar la comisión por gestión y la de combustible mientras que sus buques no podían generar ingresos del transporte de petróleo.

A raíz de ello, en enero del 2020, un año después de la imposición de las sanciones a PDVSA, la PetroChina tuvo que dirigirse a un tribunal singapurense para administrar la liquidación de CV Shipping. La petrolera del país asiático se ha quedado con tres buques cisternas, mientras que su socia venezolana mantuvo el control sobre Ayacucho.

¿Cómo el cambio de bandera ayuda al buque?

Si bien en el mercado ruso no es del todo fácil sacar una póliza de seguro para un petrolero tan grande dado que los contratos respectivos incluyen cláusulas sobre los riesgos de las sanciones, esta tarea no es imposible de cumplir. Las aseguradoras de Rusia conceden seguros para los buques de su bandera, ya que es generalmente más fácil de evaluar su forma de propiedad, capacidad de navegar e historial.

"Sin embargo, cualquier asegurador en primer lugar (…) presta atención al estado técnico, a los documentos que clasifican el buque, a la experiencia y a la reputación del propietario, es decir, el tenedor de la póliza. Así que se puede deducir que este ha sido el motivo para cambiar de bandera, pero es poco probable que esta causa sea la única", explicó al periódico ruso RBC Victoria Zhdanova, socia de la oficina jurídica Inmarine, que está familiarizada con este tipo de mercado.

Aparte de ello, el cambio de bandera muy a menudo se efectúa por razones comerciales. La tricolor rusa se incluye en el llamado registro de banderas blancas utilizado con fines establecidos en el Memorando de Entendimiento sobre el Control por el Estado Rector del Puerto firmado en París en 1982.

"Es decir, los buques que navegan bajo la bandera rusa tienen buena reputación y se inspeccionan con menos frecuencia por las autoridades portuarias. El cambio de bandera también puede implementarse si en el futuro un buque debe navegar en las aguas interiores rusas", agregó.

Quienes registran sus buques en Rusia pueden gozar de otras ventajas, según el medio. Una de ellas es el régimen fiscal preferencial que se impone a los buques registrados en el país euroasiático. Además, estas naves están exentas del impuesto sobre el valor añadido (IVA) y los ingresos de sus propietarios no se contabilizan para determinar la base impositiva para el impuesto sobre la renta. Tampoco están sujetos al impuesto sobre la propiedad y sobre el transporte.

Venezuela desvela nuevo acto de “piratería” de Juan Guiadó

La Fiscalía de Venezuela investiga una trama delictiva contra asociados a Guaidó por pretender robar activos del país en el Caribe con un consorcio estadounidense.

Según informó el jueves el fiscal general de Venezuela, Tarek William Saab, se trata de cobro de sobornos del “inexistente gobierno interino” del líder opositor Juan Guaidó para la firma de un contrato con un consorcio empresarial radicado en la ciudad estadounidense de Miami, llamado Caribbean Recovery Assets (CRA), conformado por las empresas Lock in CapitalGlobal Risk Management.

El consorcio presentó en 2019 al diputado en desacato de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, quien pretende usurpar funciones como presidente de la República, una propuesta para apropiarse de manera ilegal de una cantidad importante de activos venezolanos”, anunció Saab en una rueda de prensa.

El titular venezolano agregó que la oferta contemplaba además apoderarse de bienes que Venezuela tiene en 19 países miembros de la alianza regional Petrocaribe.

El consorcio, según Saab, habría solicitado el derecho de apropiarse del 18 por ciento de todo lo que pudiera ser despojado al Gobierno venezolano por los servicios que ofrecía, y por su parte, los representantes de Guaidó exigieron un pago por 750 000 dólares para la adjudicación del contrato.

“Estos son los mismos que han promovido sanciones para que la gente afronte dificultades para abastecerse de gasolina, alimentos u otros elementos esenciales. Han recorrido el mundo para buscar asfixiar e implosionar a la nación”, denunció.

El fiscal venezolano aseveró que este contrato es un nuevo acto de piratería contra Venezuela, pues calificó la medida de una traición a la patria por parte de un “supuesto gobierno interino” que fue designado por Estados Unidos para “incursiones armadas fallidas, para el sabotaje a la industria petrolera y el sistema eléctrico”.

Saab dio a conocer el lunes la captura de un estadounidense, presuntamente vinculado a la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés), que realizaba actividades de espionaje en Venezuela.

La reciente detención es un eslabón más de la cadena de intentos fallidos de Washington y la derecha venezolana para orquestar un golpe de Estado contra el Gobierno legítimo de Venezuela, presidido por Nicolás Maduro, y desestabilizar el país bolivariano.

La Fiscalía venezolana abre investigación contra funcionarios de Guaidó por cobro de sobornos

El Ministerio Público de Venezuela anunció que abrió una investigación contra varios funcionarios del opositor Juan Guaidó por el cobro de sobornos para la firma de un contrato que le otorgaría poderes a un consorcio en Estados Unidos para el robo de activos del país sudamericano en el exterior, informó el fiscal general Tarek William Saab.

"El pasado 14 de septiembre fue conocida vía noticia criminis contra varios supuestos funcionarios del autoproclamado gobierno interino [de Juan Guaidó] sobre el cobro de sobornos para la firma de un contrato destinado a darle poderes a un consorcio de empresas en Miami para que robe activos del país en el exterior y los ponga al servicio de esa élite de corruptos", expresó Saab en rueda de prensa en Caracas.

El fiscal indicó que el Consorcio Caribbean Recovery Assets (CRA), conformado por las empresas Lock In CapitalGlobal Risk Management, cuyos directores son los ciudadanos Jorge Reyes y Pedro Antar, presentaron a Guaidó una propuesta para apropiarse de manera ilegal de una cantidad importante de activos y bienes de propiedad del país que se encuentran distribuidos en 19 países que forman parte de la alianza Petrocaribe.

"Estos pseudoempresarios habían solicitado el derecho de apropiarse del 18% de todo lo que podía ser despojado al Ejecutivo venezolano", sostuvo.

Saab añadió que los representantes de Guaidó solicitaron un pago por la cantidad de 750.000 dólares para la adjudicación del contrato, y además exigieron que se les diera la mitad del 18% solicitado por el CRA como contraprestación.

Entre los investigados se encuentran:

  • Fernando Javier Blasi Blanchart, director de asuntos comerciales de la Embajada virtual de Venezuela en EEUU;
  • Magin Eduardo Blasi Blanchart, hermano de Fernando y responsable material de llevar a cabo el cobro para el contrato;
  • Javier Troconis, comisionado presidencial para la recuperación de activos, nombrado por el líder opositor.

En la lista también aparecen los funcionarios designados por Guaidó: José Ignacio Hernández González, exprocurador; y Luis Augusto Pacheco Rodríguez, presidente de la junta directiva Ad Hoc de Petróleos de Venezuela.

Además, Saab indicó que los "falsos" funcionarios que solicitaron el soborno de los 750.000 dólares habrían violado a su vez la legislación federal de Estados Unidos, por lo que exhortó a las autoridades de ese país para que procedan contra ellos.

El fiscal manifestó que sobre ese caso se presume la comisión de traición a la patria, legitimación de capitales, usurpación de funciones y asociación para delinquir.

Arreaza: informe de ONU es parte de campaña contra Venezuela

Venezuela denuncia que el informe de la ONU sobre los DD.HH. en este país es un instrumento “de propaganda de guerra” contra el Gobierno de Nicolás Maduro.

La presidenta de la Misión Internacional de la Organización de Naciones Unidas (ONU), Marta Valiñas, publicó el miércoles un informe sobre la situación de los derechos humanos en Venezuela, en el que acusa a las autoridades del Gobierno de Maduro de violaciones de los derechos humanos desde 2014.

En rueda de prensa conjunta ante medios nacionales e internacionales, el ministro de Relaciones Exteriores, Jorge Arreaza, y el titular del Ministerio Público, Tarek William Saab, sostuvieron que este informe tergiversa la realidad del país con el objetivo de manipular el tema de los derechos humanos para socavar el Gobierno legítimo del presidente Nicolás Maduro.

Es algo insólito, (...) es irresponsable, es un fraude, absolutamente, y es un monumento a la propaganda de guerra”, ha subrayado Arreaza en alusión al documento de la ONU.

A su vez, el fiscal general venezolano ha catalogado el aludido informe como una “resolución agresiva” contra la soberanía de Venezuela y ha asegurado que el Grupo de Lima ha financiado la preparación de ese documento con el propósito de distorsionar la realidad del tema de los derechos humanos en Venezuela.

Arreaza, en referencia al diputado opositor de Asamblea Nacional (AN) Juan Requesens, mencionado en el informe como una de las personas cuyos derechos humanos han sido violados, ha remarcado que “eso es totalmente falso, tenemos vídeos y fotos donde se refleja claramente el respeto de todos sus derechos”.

El jefe de la Diplomacia venezolana, asimismo, ha puesto en tela de juicio el informe de la ONU, diciendo que los supuestos expertos encargados de redactar el texto nunca han visitado Venezuela ni entrevistado a autoridades o víctimas de violaciones de derechos humanos.

Arreaza, en otro punto de sus declaraciones, ha rechazado la coincidencia de este informe con la “gira intimidatoria” del secretario de Estado de EE.UU. Mike Pompeo, a la región hemisférica.

Pompeo comenzó el jueves una gira por cuatro países sudamericanos, según el Departamento de Estado de Estados Unidos, con el objetivo de “contener la amenaza” del Gobierno de Maduro.

El jueves, Arreaza rechazó las declaraciones de su homólogo brasileño, Ernesto Araújo, sobre el informe de la ONU respecto a Venezuela y lo instó a responder por las víctimas de la pandemia del nuevo coronavirus en Brasil. “Eso sí es un crimen de lesa humanidad: GENOCIDIO. Yo hablo con hechos, no con informes falsos, sesgados e ideologizados”, censuró el canciller venezolano.

Canciller venezolano rechaza el "descaro de antología" del presidente de Colombia al pedir más sanciones contra Caracas

El canciller de Venezuela, Jorge Arreaza, rechazó este jueves la petición del presidente de Colombia, Iván Duque, quien solicitó a la justicia internacional más sanciones contra el gobierno de Nicolás Maduro, tras el informe publicado por una Misión de Independiente de Naciones Unidas.

"Su descaro ya es de antología", dijo Arreaza, quien se refirió al mandatario colombiano como "subpresidente" y enumeró los fallos que Caracas le atribuye a la gestión de Duque. "Destruye los acuerdos de paz, permite asesinatos casi diarios a líderes sociales, manda a reprimir a su pueblo de manera salvaje y garantiza la producción de drogas para EE.UU.", escribió.

El canciller venezolano también consideró que Duque "va a terminar peor que su jefe", en referencia al expresidente Álvaro Uribe Vélez, quien se encuentra bajo detención domiciliaria desde el pasado 4 de agosto, por decisión de la Corte Suprema de Justicia que lo investiga por presunto fraude procesal y soborno de testigos.

Más temprano, el mandatario colombiano pidió intensificar las sanciones contra su par venezolano, luego de divulgarse el contenido de un informe de una misión independiente de Naciones Unidas. Para Duque, ese reporte "reafirma" las denuncias de Bogotá contra Caracas, por lo que pidió que "la comunidad internacional también presione para que se abra investigación y un camino de sanción ante la justicia internacional" contra Maduro.

La tarde de ayer, Venezuela rechazó dicho informe por considerar que está "plagado de falsedades" y no posee "rigor metodológico alguno". Arreaza denunció que la comisión que redactó el documento "a distancia" está controlada por "gobiernos subordinados a Washington" que, a su juicio, ejercen la "práctica perversa de hacer política con los Derechos Humanos (DDHH)" para agredir a Caracas.

Asimismo, el canciller reiteró que la cooperación de Venezuela con el Consejo de DDHH de la ONU -que ha sido renovada recientemente- se genera "de manera coordinada y constructiva" con la Oficina de la Alta Comisionada, Michelle Bachelet.

Venezuela recupera su producción de petróleo con ayuda de Irán 

El gigante petrolero venezolano PDVSA se prepara para recuperar parte de la producción de petróleo perdida en los últimos meses con la ayuda de Irán y esto impulsando las operaciones de mezcla de crudo en su principal región productora, la Franja del Orinoco, según fuentes y documentos de la empresa.

No en vano EEUU envía sus espías a observar las refinerías venezolanas, que son fabricadas en un 100 por ciento en EEUU y que deberían haber estado varadas todo el tiempo que EEUU quisiera. Sin embargo, eso no tuvo en cuenta esta alianza Irán-Venezuela, cuya primera manifestación, un corredor marítimo anti-sanciones estadounidense, provocó un verdadero terremoto en el mes de mayo en el Caribe en el contexto de la entrega de gasolina iraní a Venezuela.

El secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, que se ha ido de gira por América Latina en los últimos días para aumentar la presión sobre Venezuela corre el riesgo de regresar con las manos vacías, y se espera un segundo convoy marítimo cargado con gasolina iraní esta semana en el país. Se trata de dos compañías petroleras, Fortune y Forest, que redujeron a pedazos las sanciones de EEUU en mayo y que se preparan para entregar gasolina a fines de septiembre a Venezuela.

La petrolera venezolana PDVSA y sus empresas conjuntas produjeron 336.000 bpd de crudo a fines de agosto, según cifras internas de la empresa. Hace dos semanas, la PDVSA reinició las operaciones de mezcla de la empresa conjunta Petrosinovensa, que comparte con China National Petroleum Corp, luego de meses de suspensión. Actualmente procesa 64.500 barriles de petróleo diluido (DQO) por día para producir alrededor de 77.000 bpd de crudo exportable Merey, según el documento.

El domingo, la PDVSA terminó de descargar un cargamento de 500.000 barriles de condensado iraní para su empresa conjunta Petropiar, una sociedad con la estadounidense Chevron Corp, en un esfuerzo por impulsar las operaciones de mezcla en ese país, también mostró el documento.

El gas condensado, destinado a diluir el crudo extrapesado de Venezuela, llegó el fin de semana pasado al principal puerto petrolero del país, el Puerto José, en un barco muy grande. Utilizando imágenes de satélite, el servicio de rastreo de TankerTrackers.com identificó al barco como un buque de bandera iraní.

Se desconoce el contenido completo del envío desde Irán, pero también se espera que la PDVSA utilice la nafta pesada importada como diluyente para reiniciar la producción, dijo una fuente informada. ¡Definitivamente es el fin del monopolio estadounidense sobre el petróleo venezolano!

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

elmundofinanciero

El Tiempo por Meteoblue