Elliott Abrams, un controvertido político neoconservador y exdiplomático con un historial sórdido en América Latina y Oriente Medio, fue nombrado como enviado especial del Gobierno de Trump para Caracas, con el fin de encabezar la "restauración de la democracia" en Venezuela. Se espera que Abrams coordine todos los esfuerzos diplomáticos de EE.UU. para reemplazar al presidente Nicolás Maduro con el autoproclamado presidente Juan Guaido, reconocido por Washington, la OEA y varios miembros de la UE.

El nombramiento de Abrams, anunciado el viernes por el secretario de Estado Mike Pompeo, es algo sorprendente para algunos expertos políticos y medios de comunicación: el presidente Donald Trump rechazó en 2017 su candidatura para ser subsecretario de Estado al enterarse de que Abrams lo había criticado.

Además, el exdiplomático tiene un historial oscuro en América Latina y Medio Oriente, con ventas de armas prohibidas, el apoyo a las guerrillas y gobiernos sanguinarios y mentiras al Congreso.

"Dejé este edificio hace 30 años esta semana, por lo que es muy bueno estar de vuelta", afirmó Abrams el viernes a los periodistas en el Departamento de Estado. "Esta crisis en Venezuela es profunda, difícil y peligrosa, y estoy ansioso de ponerme a trabajar en ello".

Venta de armas a Irán para financiar guerrillas en Nicaragua

Como secretario de Estado adjunto de derechos humanos de la Administración Reagan en la década de 1980, Abrams apoyó a los dictadores respaldados por Estados Unidos en Guatemala, El Salvador y Honduras en sus campañas de represión, incluidos los escuadrones de la muerte.

También participó en el escándalo Irán-Contra: altos funcionarios del Gobierno de Reagan, a pesar de la prohibición del Senado, autorizaron la venta de armas al Gobierno iraní durante la guerra de Irán-Irak. Luego usaron los ingresos de estas ventas para financiar el movimiento armado Contra nicaragüense, creado por EE.UU. para atacar al Gobierno sandinista.

El diplomático finalmente fue declarado culpable de mentir al Congreso sobre el caso Irán-Contra, pero fue indultado de inmediato por el presidente George H.W. Bush. En la década de 1990, Abrams se convirtió en miembro fundador del Proyecto para el Nuevo Siglo Americano, un grupo de expertos neoconservadores con ideas belicistas.

Arquitecto de la guerra en Irak y el golpe contra Chávez

En 2001, volvió al Gobierno estadounidense y fue nombrado director del Consejo de Seguridad Nacional del presidente George W. Bush. Abrams ejercía una fundamental influencia en la política de EE.UU. en Medio Oriente en ese momento, y fue uno de los arquitectos de la guerra de Irak de 2003.

Además, jugó un papel clave en el intento de golpe de Estado de 2002 en Venezuela contra el presidente Hugo Chávez, dañando la relación entre Washington y Caracas después de que el complot finalmente fracasara.

En febrero de 2017, el entonces secretario de Estado, Rex Tillerson, y el yerno y asesor de Trump, Jared Kushner, tenían planes de nombrar a Abrams en el Departamento de Estado como subsecretario, pero Trump vetó la propuesta después de leer las críticas que Abrams había escrito sobre él durante el campaña presidencial de 2016.

"¿Siguen pensando que se trata de democracia y derechos humanos?"

La portavoz de la Cancillería rusa, María Zajárovacalificó el nombramiento como "un intento de Washington de introducir una gestión directa de la situación política en Venezuela, que el 'establishment' estadounidense considera como su futuro vasallo regional".

"La democracia fue 'restaurada' en Irak. En Libia, también. En Siria lo intentaron pero fracasaron o más bien no se les permitió. Y ahora en Venezuela", aseveró la vocera en un mensaje de Facebook.

Muchos periodistas y observadores estadounidenses, incluso aquellos que apoyan el cambio de régimen en Venezuela (como Chris Hayes, de MSNBC), también quedaron desconcertados por la noticia, recordando el oscuro historial del exdiplomático en América Latina y Medio Oriente.

La candidata a la presidencia de los Estados Unidos para las elecciones de 2012 y 2016 por el Partido Verde, Jill Stein, también comentó la controvertida medida de la Administración Trump.

"Elliott Abrams, el hombre de Trump en Venezuela, apoyó a escuadrones de la muerte en América Latina, que asesinaron a miles de personas para los dictadores de derecha; mintió al Congreso para encubrir el caso Irán-Contra; lideró el intento de golpe de Estado en 2002 en Venezuela. ¿Siguen pensando que se trata de democracia y derechos humanos?", escribió Stein en Twitter.

Una llamada secreta de Pence a Guaidó habría iniciado el 'plan Venezuela'

El vicepresidente de Pence prometió que Estados Unidos apoyaría al opositor venezolano Juan Guaidó si tomaba las riendas del Gobierno, invocando un artículo de la Constitución del país suramericano, informó The Wall Street Journal citando a un alto funcionario de Washington.

Se trata de los artículos 233 y 333 de la Constitución venezolana, según los cuales el presidente del Parlamento ejercerá el cargo del mandatario hasta que se celebren nuevas elecciones, si el presidente en ejercicio no puede desempeñar sus funciones por razones de salud o si es declarado incompetente por los miembros del Parlamento.

Esta llamada nocturna puso en marcha un plan que se había desarrollado en secreto durante las semanas anteriores, según la fuente del periódico. El plan culminó el 23 de enero con la declaración de Guaidó de que el Gobierno de Maduro era ilegítimo y que el mismo Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional del país, estaba asumiendo su puesto de acuerdo con la Constitución del país.

Casi al instante, tal como lo había prometido Pence, Donald Trump emitió una declaración en la que reconocía a Guaidó como el líder legítimo del país. Poco después se produjeron pronunciamientos similares de Canadá, Brasil, Argentina, Colombia, Chile y Perú, entre otros.

Pero Maduro se negó a hacerse a un lado, apoyado por Turquía, Rusia, México y Bolivia, lo que puso en marcha un tenso enfrentamiento internacional sobre el futuro de Venezuela.

Guaidó admite ahora haber conversado con funcionarios del Gobierno

El opositor y autoproclamado "presidente encargado" de Venezuela, Juan Guaidó, reconoció haber hablado con funcionarios del Gobierno luego de que se publicara un vídeo de su supuesto encuentro secreto con Diosdado Cabello.

Según el ministro de Comunicación venezolano, Jorge Rodríguez, quien publicó el polémico vídeo, fue el propio Juan Guaidó, quien pidió un encuentro con Diosdado Cabello, el presidente de la Asamblea Nacional Constituyente de Venezuela (de mayoría oficialista). Guaidó iba acompañado de Roberto Marrero secretario de la Asamblea Nacional (parlamento, de mayoría opositora), quién también sale en el vídeo.

Hasta ahora el propio Juan Guaidó, quien se autoproclamó y juramentó como presidente interino de Venezuela, había negado haber participado en esa reunión. No obstante, reconoció este sábado haber hablado con funcionarios oficialistas.

"¿Que si hemos o no hablado con funcionarios? Claro que lo hemos hecho", afirmó sin admitir directamente algún encuentro con Diosdado Cabello, como se ha especulado.

La publicación del vídeo desató furor en las redes sociales, donde muchos venezolanos se lo tomaron como una broma y se sumaron al #GuaidoChallenge ('Reto Guaidó'), publicando fotos de ellos mismos, sus familiares y mascotas vestidos con capuchas.

El jefe de la Asamblea Nacional se autoproclamó el pasado 23 de enero "presidente encargado", luego de que el Parlamento declarara a Maduro "usurpador" tras iniciar el 10 de enero un segundo mandato. El Gobierno, no obstante, desconoce las medidas de la Asamblea, ya que el Tribunal Supremo de Venezuela la declaró "en desacato".

La crisis de poder se agravó luego de que varios países, incluido EEUU, reconocieran a Juan Guaidó como jefe del Gobierno.

Juan Guaidó pertenece a una logia masónica de EEUU

Este miércoles 23 de enero, Juan Guaidó, líder de la oposición y presidente de la Asamblea Nacional se autoproclamó presidente encargado de Venezuela, una afirmación que fue apoyada por casi una docena de naciones, entre ellas la Argentina y Estados Unidos.

"Hoy 23 de enero de 2019, en mi condición de presidente de la Asamblea Nacional, invocando los artículos 233 de la Constitución, ante Dios todo poderoso, Venezuela, el respeto a mis colegas diputados, juro asumir formalmente las competencias del Ejecutivo Nacional como presidente encargado de Venezuela", sostuvo el legislador en el centro de Caracas.

Sin embargo, antes de ostentar el cargo, Guaidó se convirtió en miembro de la Alianza de Grandes Logias de York para la República Bolivariana de Venezuela. Según reza el escrito donde figura su participación, el documento "hace saber a todos los Altos Cuerpos del Orbe y las Respetables Logias que integran esta Gran Familia Universal, que le otorguen el cariño y la protección que los francmansones se han prometido mutamente a nuestro miembro Q:. H:. M:. M:. Juan Gerardo Guaidó Márquez"

"Hijos de la viuda dirijan su mirada hacia nosotros en estos tiempo tan difíciles, que la libertad sea nuevamente nuestro destino y que la esperanza sea el sueño de los despiertos", concluye el texto aplicando una suerte de salmo. En tanto, esta sociedad, según figura en su página web, "está compuesta por la unión de tres (3) Grandes Logias", la Gran Logia Central de la Nueva York, que sumó a Guaidó como miembro, la Gran Logia Occidental de York y la Gran Logia Oriental de York.

En tanto, mediante un video resaltaron su posición ante los recientes hechos y, en la voz de uno de ellos, afirmaron: "Manifestamos nuestro apoyo incondicional al querido hermano Juan Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional, único poder legitimo en nuestro país en su lucha libertaria por el rescate de una Venezuela libre, apegados a la Constitución Nacional y las demás leyes que nos rigen en tal sentido, instamos a los masones esparcidos sobre la faz de la tierra a que nos apoyen en lucha libertaria y hacer valer nuestro gran juramento. Repudio eterno a los tiranos y a las tiranías: ahora y siempre".

A preguntas de una periodista, con una sonrisa, evitó responder con un “sí” o con un “no” y aseguró que cada hombre está formado de una combinación de cosas.

Guaidó, ofreció recientemente en una entrevista detalles de su vida política y privada. Uno de los rumores que más rodea el presidente del Parlamente es el relacionado a su supuesta vinculación a la Gran Logia de Venezuela, el cual se fortaleció por un vídeo de la Logia Suroriental, que le expresaba su respaldo, recoge Maduradas.

“¿Guaidó es Masón?”, fue la pregunta que le realizó la periodista Luz Mely Reyes de Efecto Cocuyo al nuevo líder del Parlamento. El diputado, con una sonrisa, evitó responder con un “sí” o con un “no” y aseguró que cada hombre está formado de una combinación de cosas.

“Yo creo que uno es una construcción de cosas. Yo nací y me formé en La Guaira, soy de Macuto, tengo formación ignaciana de la UCAB, me gustaba la filosofía, soy ingeniero, hice cátedra de honor en la UCAB, hice mis pasantías en Carolina del Norte”, dijo.

 

 La Logia Benjamín Franklin de Nueva York, es una logia especialmente pedófila. ¿Guaidó el pedófilo?.

Todas las logias masónicas EE.UU. son hoy en día reconocidas por la Corona Británica, y sirven como una red de inteligencia y subversión global contrarrevolucionaria. Su iniciativa más reciente es el Programa de Identificación de Niños Masónica (CHIP). De acuerdo a Wikipedia, los programas de CHIP permiten a los padres la oportunidad de crear un kit de identificación de materiales para su hijo, de forma gratuita. El kit contiene una tarjeta de huellas digitales, una descripción física, un video, disco de computadora o DVD del niño, una impresión dental y una muestra de ADN”.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDAMOS

elmundofinanciero

El Tiempo por Meteoblue