Libros Recomendados

Como la cara es el espejo del alma, viendo al primer ministro belga, no pueden extrañar que surjan tensiones diplomáticas entre Madrid y Bruselas. Según publican los diarios De Morgen y Het Laatste Nieuws, el Gobierno de Mariano Rajoy ha hecho saber a sus colegas belgas el profundo malestar existente por las palabras, los silencios y las ambigüedades del primer ministro, Charles Michel (el de la foto, aunque pudiera parecer un chiste), sobre la cuestión catalana.

Michel ha sido el mandatario europeo que más se ha separado de la línea oficiosa de los líderes comunitarios. Fue el primero que criticó en público la acción policial del 1 de octubre, con un tuit ese mismo domingo. Fue el primero en hacer comentarios sobre la crisis y la necesidad de diálogo antes de la Cumbre de Tallin. Y sobre todo concedió una entrevista con el diario Le Soir el pasado domingo en la que volvía a criticar el uso de la fuerza, aseguraba que el problema en Cataluña no era legal sino político, sugería contra la posición oficial de su socio que quizás fuera necesaria y útil una mediación internacional. Y sobre todo jugaba a la ambigüedad ante un posible reconocimiento de una declaración unilateral de independencia catalana. "Hay cero posibilidades de que responda a una pregunta que no me he planteado", dijo, en vez del no que se esperaba de un primer ministro. Algo que en Madrid ha sentado como una patada.

Según la prensa flamenca, el jefe de gabinete de Rajoy, Jorge Moragas, escribió un email al embajador belga en Madrid en el que se declaraba "estupefacto" por "los ataques del Gobierno belga" y hacía ver que ese comportamiento "podría poner seriamente en peligro las relaciones bilaterales". Apuntando directamente a un caso concreto. Según el informe del diplomático a su Ministerio, citado por el diario, Moncloa explicó que la candidatura de la belga Catherine de Bolle a la dirección de Europol, cuya plaza queda libre en seis meses, "no puede ser apoyada tras la reacción de Bélgica a los acontecimientos de Cataluña".

La versión de Madrid es otra. Según explican fuentes diplomáticas, no hay ni mucho menos ninguna represalia. Para Europol hay tres candidatos, una belga, un checo y un holandés. "La decisión no está tomada y se tomará obedeciendo a criterios objetivos", insisten. Igualmente, señalan que no hubo ninguna queja a nivel diplomático, "no hubo ni nota verbal ni se convocó al embajador", sino sólo un comentario "espontáneo" de alguien con familiaridad con el personal diplomático belga por canales informales. Pues para España la postura oficial de Bélgica sigue siendo la expresada por el primer ministro ante su Parlamento hace unas semanas.

Un complejo Gobierno de coalición en Belgica

Cuestiones concretas al margen en el Gobierno de Rajoy hay malestar, por los comentarios y ahora unas filtraciones que buscan hacer daño. Comprende las complejas circunstancias políticas del Gobierno belga, pero cree que han ido mucho más allá de lo aceptable. Rajoy y Michel se sientan juntos en la sala del Consejo Europeo, y se verán las caras esta misma tarde, y es probable que el tema salga, por un lado o el otro, pues este jueves ha sido portada de la prensa neerlandesa.

El primer ministro, Charles Michel, dirige un Ejecutivo de coalición en el que la N-VA, la derecha nacionalista e independentistas flamenca (el partido más votado, de largo, del país) tiene un peso fundamental, con ministerios clave. La N-VA es una aliada histórica del independentismo catalán, y figuras como Jan Jambon, titular de Interior, y su secretario de Estado de Inmigración, Theo Francken, son asiduos de las diadas.

La presión flamenca a Michel ha sido importante para que el país metiera baza. Un encaje tenso porque todo lo que los francófonos se vean empujados a ceder será usado contra ellos en el futuro cuando tengan que lidiar con el independentismo local. Desde España comprenden los imposibles equilibrios de lo que se llama al principio la "coalición suicida", y por eso Exteriores ha obviado desafíos previos. Hace apenas unas semanas, en una entrevista en la radio, el secretario de Estado Francken ya acusó a Madrid de no ser democrática y ante la pregunta de si Bélgica debería reconocer una declaración unilateral de independencia, el político, entre risas, dijo que "tenía una opinión propia" pero que no la haría pública "para no meter en más problemas al ministro y al primer ministro". La diplomacia española optó entonces por no replicar para no convertir una salida de tono en un incidente y para no dar más publicidad a los hechos.

Pero la entrevista a Michel en el principal diario francófono y sus flirteos con los efectos de una DUI han sido demasiado. La postura de Exteriores y Moncloa sigue siendo la misma, no convertir esto en un incidente diplomático, no dar publicidad y no bajar el fango.

Madrid "toma nota" de las declaraciones del primer ministro belga sobre Cataluña

BARCELONA (Sputnik) — La Moncloa envió un correo electrónico a la embajada de Bélgica en Madrid en protesta por las declaraciones del primer ministro belga, Charles Michel, sobre Cataluña.

El periodista del diario Het Laatste Nieuws, Dieter Dujardin, ha hecho público este 19 de octubre en Twitter el correo electrónico que el Ejecutivo de Mariano Rajoy envió a la embajada belga.

En él, el director para Europa y G20 de la Presidencia del Gobierno de España, Álvaro Renedo, declara que los miembros del Ejecutivo están "estupefactos por las declaraciones" de Michel.

"No comprendemos cómo un país socio puedo (sic) hacer este tipo de declaraciones, que comprometen seriamente nuestra relaciones bilaterales", afirma Renedo al agregar que el Gobierno de España está "intentando limitar nuestra reacción" contra el ejecutivo belga.

Madrid considera además "absolutamente inaceptable que el Gobierno belga sitúe al mismo nivel a un Gobierno regional que cumple (sic) grave y flagrantemente el ordenamiento jurídico de un Estado miembro, y al Gobierno de este Estado, que tiene la obligación inexclusable de cumplir y hacer cumplir la ley".

"Aún no hemos visto declaración alguna del Gobierno belga instando a la Generalitat a cumplir la ley, sólo ataques contra el Gobierno de España", se asegura en el comunicado que termina con un tajante: "Tomamos nota".

Pero el embajador de ese país infame todavía sigue en Madrid…

Bolivia aboga por unidad de España

LA PAZ (Sputnik) — La Cancillería boliviana llamó a la unidad de España y a buscar una solución dialogada a la crisis política entre el Gobierno autónomo de Cataluña y el Estado español.

"El Gobierno del Estado Plurinacional de Bolivia, ante los últimos acontecimientos en Cataluña, se permite invocar a buscar una solución por la vía del diálogo, dentro del respeto al estado de derecho y la unidad de España", dice el comunicado oficial.

El pronunciamiento boliviano se conoció en medio del anuncio del Jefe del Gobierno Español, Mariano Rajoy, de convocar para el sábado a su Consejo de Ministros para aplicar el artículo 155 de la Constitución española y sentar soberanía plena sobre Cataluña.

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, advirtió que de persistir las presiones de Rajoy, el Parlamento "podrá proceder, si lo estima oportuno, a votar la declaración formal de independencia que no votó el día 10 (de octubre)", según señala El País de España.

La Cancillería de Bolivia recuerda que, en 2009, este país sudamericano "decidió renovar el pacto social y refundar el país, adoptando una nueva Constitución Política y la modalidad de Estado Plurinacional que integra a todas las identidades locales y a la pluralidad de naciones que habitan nuestro territorio".

"Consideramos que éste debe ser el siglo del reencuentro, un siglo que tienda puentes de integración, antes que fronteras que dividan a los pueblos", añade el comunicado.

Esta jornada, en el marco de la Unión Europea, el Gobierno español recibió el pleno respaldo de Francia y Alemania frente a la crisis de Cataluña.

Nadie llama a la basura, pero siempre aparece… Amnistía Internacional pide la libertad de Cuixart y Sànchez

Amnistía Internacional ha reclamado la libertad "inmediata" de Jordi Cuixart y Jordi Sànchez. La ONG ha publicado un comunicado solicitando la retirada de los cargos de sedición contra los presidentes de Òmnium Cultural y de la ANC.

"Pedimos a las autoridades que retiren los cargos de sedición presentados contra Jordi Sánchez y Jordi Cuixart y que pongan fin de inmediato a su prisión provisional. La sedición es un delito definido de una manera muy general que abarca una amplia variedad de actos, y que además puede conllevar penas de hasta 10 años de prisión", ha declarado Esteban Beltrán, director de Amnistía Internacional España.

Para esta organización, referente en la defensa de los derechos humanos, aunque Sánchez y Cuixart llamaron a concentrarse ante la sede de la 'conselleria' de Economia "no parece que animaran a los manifestantes a utilizar la violencia" por lo que los daños causados a unos vehículos de la policía "no deberían atribuírseles directa ni indirectamente a ellos como organizadores de las protestas".

"Las autoridades deben proteger el derecho de los particulares a expresar su oposición a la sentencia del Tribunal Constitucional y organizar reuniones públicas pacíficas en favor del referéndum [de independencia de Catalunya]", ha añadido también John Dalhuisen, director para Europa de Amnistía Internacional.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDACIONES

elmundofinanciero

El Tiempo por Meteoblue