MOSCÚ (Sputnik) — Rusia, Siria e Irán coincidieron en que el ataque perpetrado por EEUU contra la base de Shairat representa un cato de agresión, reveló el ministro de Relaciones Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, al resumir sus conversaciones con sus homólogos de Irán y Siria, Mohamad Yavad Zarif y Walid Muallem.

"Confirmamos nuestra postura conjunta de que se trata de un acto de agresión de una burda violación de los principios del derecho internacional y de la Carta de la ONU", dijo el canciller ruso.

El jefe de la diplomacia rusa advirtió que el diálogo trilateral con sus colegas sirio e iraní ya se convirtió en una tradición y en esta ocasión el tema principal a tratar fueron los ataques a la base aérea siria por misiles estadounidenses el pasado 7 de abril.

Rusia, Siria e Irán cotejaron las posiciones tras el ataque estadounidense, apuntó Lavrov.

Rusia, Siria e Irán insisten en que EEUU y sus aliados deben respetar la soberanía del país árabe, declaró el ministro de Relaciones Exteriores ruso.

"Insistimos en que EEUU y sus aliados respeten la soberanía de Siria y no permitan que se repitan acciones semejantes a la del 7 de abril (ataque contra la base aérea siria Shairat) que entrañen serías consecuencias no solo para la seguridad regional sino para la global", dijo Lavrov.

Agregó que los tres países insisten en una investigación exhaustiva del uso de armas químicas en Idlib.

"Insistimos en llevar a cabo una investigación exhaustiva, objetiva e imparcial de las circunstanciaras del uso de sustancias químicas en Jan Sheijun el 4 de abril", dijo el canciller ruso.

Lavrov subrayó que la investigación debe realizarse bajo los auspicios de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ).

El ministro constató que la propuesta rusa para investigar la tragedia de Idlib afronta la resistencia.

"Percibimos resistencia a la propuesta sobre una investigación independiente y objetiva que se manifestó ayer en la sesión especial del Consejo Ejecutivo de la OPAQ", dijo.

El ministro ruso de Exteriores, Serguéi Lavrov, aseguró que aparecen más evidencias de que el supuesto ataque químico en Idlib fue una puesta en escena.

"Aumentan las evidencias de que todo fue un montaje, me refiero al incidente con armas químicas en Idlib", dijo Lavrov al concluir una reunión con su par iraní, Yavad Zarif, en Moscú.

Rusia-Siria-Irán, un frente común ante cualquier agresión

MOSCÚ (Sputnik) — El ministro de Exteriores de Siria, Walid al Mualem, quien se reunió en Moscú con sus colegas de Rusia e Irán, Serguéi Lavrov y Mohamad Yavad Zarif, dijo haber discutido entre otros temas los reportes de que EEUU está concentrando material bélico cerca de la frontera jordano-siria.

"Hemos debatido el asunto y puedo confirmarles que hay procedimientos comunes ante cualquier agresión contra el territorio de Siria", dijo.

Por su parte, el canciller ruso Serguéi Lavrov señaló que Moscú también había intentado "aclarar de qué va la cosa".

"A título extraoficial nos dieron a entender que se trata de cortar las comunicaciones de Daesh en Siria e Irak", mencionó el ministro.

Lavrov añadió que es necesario no perder de vista el asunto porque "el único uso de fuerza armada que debe haber en el territorio de Siria es para luchar contra los terroristas".

Fuentes locales informaron este mes que en Mafraq, en el norte de Jordania, fueron avistados los camiones con una veintena de blindados estadounidenses, incluyendo carros de combate y sistemas de artillería acompañados por una división del Ejército jordano, lo que dio origen a las conjeturas sobre una posible apertura del segundo frente contra el régimen de Bashar Asad en el sur de Siria.

Putin tiene paciencia

MOSCÚ (Sputnik) — El líder de Rusia, Vladímir Putin, dispone de la paciencia necesaria para esperar a que la administración del nuevo presidente, Donald Trump, aclare su visión de la política exterior del país, declaró este vienes el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

"Podemos afirmar que el presidente Putin tiene bastante paciencia y es suficientemente coherente en sus enfoques (..) para aguardar a que esa visión del mundo externo resulte más clara", dijo el portavoz, agregando que el problema radica no solo en el secretario de Estado de EEUU, Rex Tillerson, sino en toda la administración de la Casa Blanca.

Peskov destacó que todavía no está finalizado el proceso de formación del nuevo Gobierno de EEUU, a pesar de que el mismo ya comenzó hace 100 días.

"Por el momento no hay un sentido ni un entendimiento del enfoque internacional de la nueva administración", precisó el político.

Asimismo, Rusia no defiende a nadie tras el supuesto uso de armas químicas en de Idlib, pero se opone a las acusaciones infundadas, añadió Peskov.

"Todos coinciden en que realmente se han empleado sustancias tóxicas, la polémica es acerca de quién lo ha hecho", declaró Peskov a periodistas en Biskek, donde se celebró este viernes una cumbre de la Unión Económica Eurasiática.

El portavoz añadió que "no excluimos de entrada ninguna posibilidad ni tratamos de defender a nadie".

A la pregunta de si EEUU había proporcionado a Rusia algunas pruebas de que el régimen de Bashar Asad está implicado en el incidente, Peskov dijo que "nadie ha visto nada".

El representante del Kremlin mencionó que Rusia había recibido de  sus militares en Siria información sobre el ataque, pero no obliga a nadie a creerla e insiste en la necesidad de una investigación.

Los militares rusos, señaló, "cuentan con una infraestructura mucho más desarrollada y una presencia más amplia que otros países en Siria".

"Tienen una versión propia que ya dieron a conocer, pero no forzamos a nadie a tomarnos la palabra y estamos diciendo que en cualquier caso se requiere una investigación rigurosa", destacó.

Igualmente, Rusia no descarta que se restablezca el memorando con EEUU sobre la prevención de incidentes aéreos en Siria si Washington renuncia a "actos imprevisibles", según declaró el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

"(Es posible) a condición de que haya entendimiento de que semejantes acciones no se repitan", dijo en referencia al reciente ataque de EEUU contra la base aérea siria Shairat.

El asunto de Donbás

Además, Moscú no descarta que los líderes del Cuarteto de Normandía para la solución en Donbás, integrado por Rusia, Alemania, Francia y Ucrania, mantengan conversaciones en un futuro cercano.

"No descartamos la posibilidad de que los líderes de los Estados decidan conversar de una u otra forma en un futuro próximo", dijo a los periodistas.

Nombran el nuevo secretario general de la OTSC

BISKEK (Sputnik) — El coronel general Yuri Jachatúrov ocupará el cargo de secretario general de la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva (OTSC) a partir del 2 de mayo de 2017, declaró el secretario general interino de la organización, Valeri Semérikov.

"Durante la discusión del nombramiento del nuevo secretario general de la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva se decidió por unanimidad nombrar a Yuri Jachatúrov desde el 2 de mayo", dijo tras una cumbre informal de la OTSC.

Indicó también que en la cumbre los presidentes de los países miembros de la organización examinaron "la situación política militar y estratégica en la zona de responsabilidad de la OTSC y aprobaron una serie de directrices adicionales para enfrentar las amenazas a la seguridad".

Además, mencionó que los mandatarios decidieron condecorar al antiguo secretario general de la organización, Nikolái Bordiuzha, con una medalla de primer grado del Consejo de Seguridad Colectiva de la OTSC.

El coronel general Yuri Jachatúrov desempeñó el cargo de jefe del Estado Mayor General de las Fuerzas Armadas de Armenia desde abril de 2008, y el 3 de octubre pasado fue nombrado el secretario del Consejo de Seguridad Nacional.

La OTSC, creada en 1992, es integrada en la actualidad por Armenia, Bielorrusia, Kazajistán, Kirguistán, Rusia y Tayikistán.

El Gobierno de Asad está resuelto a limpiar Siria de terroristas

El ministro de Exteriores sirio, Walid al Mualem, reiteró que el Gobierno de Bashar Asad está resuelto a continuar su lucha contra los terroristas.

"Reafirmo que seguiremos trabajando para limpiar el suelo sirio del terrorismo que ha cundido", dijo Al Mualem tras reunirse en la capital rusa con sus colegas de Irán y Rusia, Mohamad Yavad Zarif  y Serguéi Lavrov.

El canciller sirio calificó el encuentro tripartito de "fuerte mensaje tras la agresión estadounidense a Siria".

En la madrugada del 7 de abril, EEUU lanzó decenas de misiles de crucero Tomahawk desde dos buques de guerra emplazados en el Mediterráneo contra la base aérea de Shairat, en la provincia siria de Homs.

El ataque, que provocó de cuatro a diez muertos según diversas fuentes además de destruir un radar y seis aviones de combate, fue presentado como represalia al uso de un gas tóxico en la provincia de Idlib, del que Washington culpa a Damasco.

Según EEUU, los aviones sirios habían salido del aeródromo de Shairat para bombardear la localidad de Jan Sheijun donde el empleo de agentes químicos, según la Organización Mundial de la Salud (OMS) causó el 4 de abril más de 80 muertos y medio millar de intoxicados, entre ellos muchos niños.

Rusia sostiene que el ataque constituye una agresión contra un Estado soberano e insiste en una investigación imparcial de lo ocurrido en Jan Sheijun.

El Gobierno de Siria, que se unió a la Convención sobre las Armas Químicas en agosto de 2013, sostiene que no empleó sustancias tóxicas contra nadie —ni en Jan Sheijun ni en cualquier otra parte— y responsabilizó de los hechos a los terroristas.

En una reciente entrevista con el periódico croata Vecernji List, Bashar Asad estimó en más de 100.000 el número de los terroristas que siguen combatiendo en su país.

El mandatario sirio afirmó también que en el país no existe una oposición moderada, sino grupos terroristas que están vinculados a los intereses extranjeros, en particular los de Arabia Saudí, Turquía y Occidente.

Puntos débiles de la justificación oficial del ataque de EEUU contra Siria

EEUU publicó un informe de cuatro páginas dedicado al ataque químico en la ciudad siria de Jan Sheijun. Este documento es la justificación oficial de la represalia tomada por Washington contra las posiciones del presidente del país levantino, Bashar Asad.

Según el informe norteamericano, numerosos mensajes en las redes sociales, imágenes tomadas desde un satélite comercial, datos clasificados de inteligencia y la información proporcionada por la organización humanitaria Médicos Sin Fronteras, son evidencia de la culpabilidad del Gobierno sirio.

Sin embargo, la principal fuente de los datos de las redes y de Médicos Sin Fronteras es Fatah al-Sham —grupo terrorista proscrito en Rusia y otros países—, que controla la provincia de Idlib y todas las fuentes de información en este territorio.

¿Quién lanzó el ataque químico?

Entre la posición oficial de las autoridades sirias y el punto de vista de Washington hay al menos una coincidencia: el 4 de abril de 2017 sobre el territorio de la provincia de Idlib, controlada por los terroristas, fue rociado un gas mortal de naturaleza incierta.

Según EEUU, se trata del sarín, el cual oficialmente formó parte del arsenal químico del Ejército sirio hasta 2013. Los contenedores con la sustancia tóxica fueron supuestamente lanzados desde los aviones de combate Su-22 adquiridos en Rusia. Además, Washington proporcionó una imagen de un agujero causado por el impacto de uno de los contenedores.

EEUU cree en la importancia de las pruebas circunstanciales de la culpa de Asad. Justo después del ataque químico se difundieron por las redes sociales numerosas fotografías de las víctimas trasladadas a los hospitales de Turquía.

Los médicos turcos establecieron el hecho de que estas personas habían sido intoxicadas por un gas. Asimismo, las muestras de sangre proporcionadas por los islamistas de Idlib a Médicos Sin Fronteras, lo evidencian.

De esta manera, el nuevo documento de EEUU afirma que "la oposición no fue capaz de fabricar todos los informes sobre los ataques químicos" debido a que "habría necesitado una campaña bien planificada para inducir a error a los medios y organizaciones de derechos humanos".

Washington también apunta que los expertos en armas químicas del Ejército de Asad se encontraban en la base aérea de Shairat, desde donde Damasco habría podido lanzar ataques sobre Jan-Sheijun.

En cuanto a Daesh, el informe de EEUU admite que "no hay evidencia de que Daesh sea responsable de este incidente ni de que disponga de las sustancias tóxicas utilizadas en este ataque".

La trampa reside en el detalle

No obstante, numerosos analistas señalan que hay que verificar las fuentes citadas por Washington. El informe estadounidense contiene incoherencias lógicas que ponen en tela de juicio quién realmente fue el organizador del ataque contra Jan-Sheijun.

Así, el primer problema de la versión de EEUU es la convicción de que la sustancia utilizada fue el sarín, una vez perteneciente a las fuerzas gubernamentales.

"La intoxicación por clorina o mezcla de fósforo blanco habría provocado los mismas síntomas", opina el ex experto de la ONU, Scott Ritter.

Este hecho es importante debido a que los islamistas de Fatah al-Sham que controlan la provincia de Idlib ya han lanzado antes ataques químicos con clorina.

La segunda dificultad consiste en identificar el objeto que supuestamente creó el agujero en Jan-Sheijun. El tamaño del hueco no es grande, por lo cual es imposible determinar el momento de su aparición.

"El objeto habría podido ser distorsionado artificialmente para fotografías", indica Theodore Postol, profesor del Instituto de Tecnología de Massachusetts, quien también admite que el contenedor con armas químicas podría haber explotado en el suelo.

Mal historial de crédito

Es el segundo informe de EEUU sobre el uso de armas químicas por parte de Damasco después del documento oficial sobre el mismo tema realizado en agosto de 2013. Sin embargo, el primer informe también contiene numerosos errores e incoherencias.

Entonces, se acusó al líder sirio del uso de misiles, pero de un alcance tan limitado que ni siquiera habrían sido capaces de alcanzar los territorios controlados por los islamistas.

No obstante, la reputación de EEUU había sufrido ya el peor golpe en 2003, cuando las autoridades estadounidenses 'encontraron' armas de destrucción masiva que supuestamente se almacenaban en Irak.

Un grupo de más de 20 exagentes de los servicios de inteligencia de EEUU firmaron un memorándum sobre los acontecimientos en Siria dirigido al mandatario estadounidense, Donald Trump. El objetivo principal del documento es "advertirle a Trump de la amenaza inequívoca de un enfrentamiento armado con Rusia", el peligro del cual "ha aumentado tras los bombardeos sobre Siria en respuesta a lo que llama Usted 'el ataque químico sirio'" del 4 de abril.

"Nuestras fuentes dentro del Ejército de EEUU nos informaron que el ataque no había tenido lugar. No hubo ningún ataque químico en Siria", concluyeron los exagentes.

Irán: La política de Londres crea inestabilidad en Oriente Medio

La Cancillería iraní rechaza en duros términos afirmaciones de la primera ministra británica contra Teherán, tachándolas de ‘sin fundamento’ e ‘irracionales’.

Las crisis y la inestabilidad que sufre Oriente Medio se deben en gran parte a la política “colonial” de Londres y sus aliados, denunció ayer miércoles el portavoz del Ministerio iraní de Asuntos Exteriores, BahramQasemi, al rechazar acusaciones de TheresaMay sobre una supuesta responsabilidad de Teherán en la creación de la situación mencionada.

“Todo el mundo sabe que Irán ha desempeñado un papel importante en la defensa de la seguridad, la estabilidad y la paz en los países atacados por el terrorismo que han pedido ayuda a la República Islámica”, dijo Qasemi.

En una entrevista publicada el mismo día por el diario saudí Al-Riyadh, May —que se encontraba en el país árabe para una visita de dos días— afirmaba que Irán interfiere en los asuntos de las naciones árabes, creando tensión e inseguridad en la región.

La postura de May fue sin embargo rechazada por el diplomático iraní como “una repetición de afirmaciones sin fundamento e irracionales”, frente a la evidencia de que la política regional de Irán está orientada a fomentar la estabilidad y luchar contra el terrorismo en el suroeste asiático.

Por otro lado, Qasemi hizo hincapié en que el Reino Unido y algunos de sus aliados cercanos en la región “probablemente no están satisfechos” con los recientes logros obtenidos contra grupos terroristas en Siria e Irak y preferirían un Oriente Medio “constantemente sumido en la inseguridad y la inestabilidad”.

El portavoz persa señaló por otra parte que May formula sus acusaciones en un momento en que el Reino Unido ha suministrado armamento por valor de millones de dólares a Arabia Saudí, que en marzo de 2015 lanzó una guerra contra Yemen que aún sigue.

“La venta de armas y equipos a agresores que masacran gente inocente en la región, especialmente en la inhumana y desigual guerra contra Yemen, no es coherente con las afirmaciones de May” contra Irán, añadió.

Qasemi enfatizó que la República Islámica condena con firmeza las acusaciones de la primera ministra y espera que las autoridades del Reino Unido tomen las medidas necesarias para corregir su incorrecta postura.

Análisis: 12 de abril de 2017: el mundo está de nuevo al borde de la guerra

Thierry Meyssan

La Casa Blanca se alinea finalmente junto a la coalición de los neoconservadores alrededor del Reino Unido y de varias grandes transnacionales. Estados Unidos retoma la política imperialista que había adoptado en 1991 y reactiva la OTAN. La ruptura con Rusia y China se consumó el 12 de abril de 2017. El mundo se halla nuevamente al borde de la guerra nuclear.

En dos semanas de intensa lucha en el seno de la administración Trump, Estados Unidos atacó ilegalmente la base aérea de Shayrat, en Siria, y multiplicó posteriormente las señales contradictorias antes de mostrar sus cartas. En definitiva, Washington vuelve a su política imperialista.

En menos de 2 semanas, la administración Trump defendió 7 posiciones diferentes sobre la República Árabe Siria [1].

Estados Unidos realizó otro importante cambio de posición el 12 de abril de 2017.

Al mismo tiempo, el secretario de Estado Rex Tillerson viajaba a Moscú para intentar un último acercamiento pacífico mientras que el Consejo de Seguridad de la ONU se reunía en Nueva York y tomaba nota del enfrentamiento y el presidente Trump volvía a lanzar la OTAN contra Rusia.

El consejero especial del presidente Trump, Steve Bannon, y su adjunto, Sebastian Gorka se preparaban para correr la misma suerte que el general Michael Flynn mientras que la prensa que anteriormente defendió a Trump hacía un balance de las actividades de los tres. Según los rumores, Jared Kushner, el yerno del presidente, es el único que goza ahora de verdadera influencia sobre Donald Trump, información que por el momento no es verificable.

Parece que la Casa Blanca ha modificado su posición bajo la influencia de los británicos, empeñados en preservar a toda costa el sistema yihadista que ellos mismos crearon [2]. El ministro británico de Exteriores Boris Johnson se apoyó en los dirigentes europeos que se habían dejado convencer por los neoconservadores durante la Conferencia de Munich, el 19 de febrero [3].

Para justificar la agresión contra un Estado soberano miembro de la ONU, Rex Tillerson pudo referirse solamente a una síntesis de los servicios de «inteligencia» estadounidenses sobre el incidente químico de Khan Shaykhun. Pero esa síntesis no presenta ningún indicio que permita sospechar de Siria sino que se limita a mencionar la existencia de información clasificada para terminar con una exhortación a derrocar el «régimen» [4].

El carácter irreversible de ese brusco cambio de actitud se hace patente en el proyecto de resolución que presentó la OTAN al Consejo de Seguridad de la ONU, que se ganó un nuevo veto ruso [5]. Presentado en Occidente como un simple pedido de investigación neutral sobre el incidente químico de Khan Shaykhun, ese proyecto de resolución en realidad estipulaba que la fuerza aérea de Siria tendría que ponerse bajo control del número 2 de la jerarquía onusiana, el estadounidense Jeffrey Feltman. Este ex adjunto de Hillary Clinton es el autor de un plan de capitulación total e incondicional de Siria [6].

El texto del proyecto de resolución presentado el 12 de abril retoma el contenido del borrador presentado el 6 de abril, sin que Estados Unidos llegasen a someterlo a votación en aquel momento. Ese texto no tiene en cuenta el intento de mediación de los miembros no permanentes del Consejo de Seguridad, que trataron de volver a un pedido normal de investigación por parte de la ONU [7].

El intento tendiente a poner la fuerza aérea de la República Árabe Siria bajo control de la ONU reedita la táctica aplicada contra Serbia hace 19 años, en 1998, hasta el momento de la intervención ilegal de la OTAN.

El presidente Donald Trump culminó su cambio de postura al recibir en la Casa Blanca al secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg. En una conferencia de prensa conjunta, Trump dijo que ya no cree que la alianza atlántica sea obsoleta, agradeció su respaldo contra Siria y dijo que se dispone a trabajar en estrecha coordinación con sus aliados [8].

En respuesta, Rusia anunció que acaba de actualizar el 60% de su fuerza nuclear y que está lista para la guerra [9].

Nos hallamos así de vuelta en el mismo punto de hace 6 meses, cuando los Estados Unidos de Barack Obama se negaban a trabajar con China, Rusia y sus aliados –la Organización de Cooperación de Shanghai (OCS) y la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva (OTSC). Washington se disponía entonces a dividir el mundo en dos partes completamente separadas, que ya no tendrían contacto alguno entre sí [10].

NOTAS

[1] «Las 6 posiciones de la administración Trump sobre Siria», Red Voltaire, 11 de abril de 2017.

[2] Sous nos Yeux. Du 11-Septembre à Donald Trump, Thierry Meyssan, éditions Demi-Lune, 2017. Ver fundamentalmente la segunda parte de este libro, por el momento disponible únicamente en francés y en proceso de traducción a otros idiomas con vista a su pronta publicación en varios países.

[3] «El secuestro de la Conferencia de Seguridad de Munich», por Thierry Meyssan, Red Voltaire, 21 de febrero de 2017.

[4] “The Assad regime’s used of chemical weapons, on April 4, 2017”, White House.

[5] “US, UK & France Resolution on Syria (Russian vetoed)”, Voltaire Network, 12 de abril de 2017.

[6] Sous nos Yeux. Du 11-Septembre à Donald Trump, Thierry Meyssan, éditions Demi-Lune, 2017. Páginas 238-244 y 249-251.

[7] “Security Council Elected Members’ Initiative: Compromise Draft Resolution on Chemical Attack in Idlib, Syria (withdrawn)”, Voltaire Network, 6 de abril de 2017.

[8] «Donald Trump reactiva la OTAN», Red Voltaire, 13 de abril de 2017.

[9] «Rusia está lista para una guerra nuclear», Red Voltaire, 13 de abril de 2017.

[10] «Noticiero del cambio de orden mundial #13: Dos mundos separados», por Thierry Meyssan, Al-Watan (Siria) , Red Voltaire, 8 de noviembre de 2016.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

DONBASS TE NECESITA

RECOMENDAMOS

elmundofinanciero