Por Alfonso Lafarga

El desafío del régimen de Marruecos a la ONU, con la expulsión de personal de la Misión de Naciones Unidas para el Referéndum en el Sáhara Occidental (MINURSO),  el cierre de una oficina de enlace militar en Dajla y la retirada de su contribución financiera al mantenimiento de la misión, ha dejado en evidencia, una vez más, al Gobierno del Mariano Rajoy y al ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, José Manuel García-Margallo,  por su silencio.

El Consejo de Seguridad de las NNUU evitó respaldar a Ban Ki-moon en su reunión de urgencia del 17 de marzo, en la que analizó las medidas adoptadas por Marruecos contra la MINURSO y los ataques al secretario general de la ONU, manifestaciones incluidas, por haber utilizado la palabra “ocupación” al referirse al Sáhara Occidental en el viaje que hizo a la región.

España cuando accedió como miembro no permanente al Consejo de Seguridad se comprometió a defender, en palabras de Rajoy,  “los principios en los que se asienta nuestra convivencia: la libertad, el respeto a los derechos humanos, la democracia y la cooperación entre las naciones”.

Pero España no respaldó la actuación de Ban Ki-moon ni dio explicaciones públicas sobre la postura del gobierno ante la confrontación emprendida por de Marruecos con la ONU, que ha elevado la tensión en la zona y llevado al Frente Polisario, que lucha por la independencia del Sáhara Occidental, a declarar la alerta militar.

“Silencio cómplice” fue la expresión que utilizó el exeurodiputado y dirigente de Izquierda Unida (IU) Willi Meyer al criticar que el Ministerio de Asuntos Exteriores emitiese comunicados sobre Azerbayjan, Cisjordania y Ucrania, “pero ninguno sobre este ataque directo del Gobierno de Marruecos a la ONU”.

Podemos dijo que no se puede permitir que “Marruecos obstaculice activa e impunemente el trabajo de la ONU” y denunció “el silencio cómplice” del Consejo de Seguridad y de España ante unas acciones que no hacen más que alimentar un conflicto en el que España “tiene una innegable responsabilidad histórica”.

Ciudadanos, a través del diputado nacional Fernando Maura, pidió en varias preguntas dirigidas al Gobierno que España no sea “indiferente” ante la “actitud provocadora” de Marruecos, país al que se debe exigir que deje de sabotear las gestiones del secretario general de la ONU y se pueda celebrar la obligada consulta de autodeterminación al pueblo saharaui por parte de la MINURSO.

De los otros dos partidos nacionales, el PP y el PSOE, todavía no se sabe que piensan sobre el conflicto desatado por Marruecos con sus medidas contra la MINURSO, que ha ocasionado una amplia reacción internacional con pronunciamientos de los EE.UU, la Unión Europea, la Unión Africana, Francia, Suecia… Siguen desaparecidos.

Para un dirigente el problema le es tan ajeno que al ser preguntado  por la expulsión del personal de la MINURSO dijo que era  la primera información que tenía. Le pasó al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, en Las Palmas de Gran Canaria y ocurrió el 21 de marzo, dos días después de producirse la expulsión, decisión que se conocía desde hacía una semana.

En el actual contexto de crisis y tensión entre Marruecos y la ONU, a finales de abril se decidirá la prorroga del mandato de la MINURSO, lo que el embajador de China ante la ONU, Liu Jeiyi, país que preside este mes el Consejo de Seguridad, cree se hará “sin grandes complicaciones”. El Frente POLISARIO, que lucha por la independencia del Sahara Occidental,  ha asegurado que sólo aceptará la MINURSO  con todos sus componentes, mientras que para Marruecos las expulsiones son “irrevocables”.

Ahora, un año  más, la cuestión es si se incluirá entre los cometidos de la MINURSO la vigilancia de los Derechos Humanos, como tienen las demás misiones de la ONU, a lo que se opone tajantemente Marruecos y para lo que ha contado siempre con el apoyo de Francia, secundada por España. ¿Sera fiel el presidente en funciones Mariano Rajoy a aquellas palabras que pronunció el 26 de diciembre en el Palacio de la Moncloa sobre su compromiso en defensa de los Derechos Humanos?

La siguiente, para especial conocimiento del presidente Rajoy y del ministro García-Margallo,  es una relación aproximada de hechos ocurridos en marzo de 2016  en el Sáhara Occidental bajo ocupación marroquí y ciudades del sur de Marruecos con población saharaui, según datos de organizaciones de  Derechos Humanos y medios de información saharauis, tanto oficiales como independientes:

Leer: Marzo saharaui

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDAMOS

elmundofinanciero