Por Alfonso Lafarga

El Partido Popular da la espalda a la causa saharaui, de gran respaldo y simpatía en España, incluso en pleno periodo electoral, actitud muy diferente a la que mantuvo antes de llegar al Gobierno. Significativa muestra de este alejamiento fue su ausencia en la 40 Conferencia Internacional de Solidaridad con el Pueblo Saharaui, celebrada a mediados de noviembre en Madrid, a la que fue expresamente invitado y a la que sí asistieron las demás fuerzas políticas nacionales y representantes de gobiernos, partidos y organizaciones de 25 países.

En el recuerdo aquel 13 de noviembre de 2010, justo un año antes de elecciones generales del 20 N de 2011, cuando Esteban González Pons, entonces vicesecretario general de Comunicación del PP, Iñaki Oyarzabal y Nacho Uriarte se presentaron, para asombro de muchos de los presentes, en una manifestación de apoyo al pueblo saharaui en Madrid en la que se protestó contra el desmantelamiento por las fuerzas marroquíes del campamento de Gdeim Izik, en El Aaiún.

En aquella ocasión, con el PSOE en el Gobierno, el Partido Popular fue muy crítico con los socialistas. "El Gobierno tiene la obligación moral y política de decir algo, de condenar sin paliativos la persecución y el daño que se está haciendo ahora mismo en el Sáhara", manifestó González Pons que llegó, incluso, a decir que no tenía sentido que el vicepresidente del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, recibiera al ministro del Interior marroquí, Taieb Cherkaui.

Pons exigió al Gobierno socialista  la condena de las violaciones de Derechos Humanos en el Sáhara, protección para los periodistas españoles  en Marruecos y en el Sáhara y la defensa de la libertad de expresión y de prensa “incluso por encima de los intereses que pueda tener como Gobierno o como partido”.

Ese fue un mes de continuas denuncias del PP y exigencias al Gobierno socialista por la causa saharaui. Estas fueron algunas:

-      13 de noviembre.-  Mariano Rajoy: Zapatero "ni ha estado a la altura de lo que es España durante la visita del Papa, ni ha estado a la altura con la crisis del Sáhara."

-      16 de noviembre.- El senador popular Alejandro Muñoz-Alonso a la ministra Trinidad Jiménez: “El Gobierno socialista se equivoca cuando calla y abdica en la defensa de los derechos humanos y de los valores democráticos, con la excusa de defender los intereses españoles”.

-      16 de noviembre.- El portavoz de Cultura del GPP, Juan Van-Halen, denunció las declaraciones del ministro de Comunicación marroquí contra periodistas españoles.

 

-      16 de noviembre.- El Grupo Popular Europeo (PPE) apoyó, a propuesta del eurodiputado catalán Santiago Fisas, que el pleno de la cámara debatiese en Estrasburgo evaluar la actuación de Marruecos en la crisis del Sáhara.

 

-      23 de noviembre.- El PP publicó en su página web sobre el conflicto del  Sáhara, entre otras, las siguientes declaraciones:

 

-      Mariano Rajoy: "Cuando Zapatero dice que calla por defender los      intereses de España, lo que hace es abdicar de su responsabilidad como presidente" y   "no puede decir que se calla y que no defiende la libertad la democracia y los Derechos Humanos, porque esos son también los intereses de España".

 

-      Soraya Sáenz de Santamaría: El Gobierno socialista "está haciendo una vergonzante y vergonzosa dejación de defensa de los derechos humanos,  que es inadmisible con una política exterior clara que defienda los intereses generales de los españoles y los valores democráticos…”, “especialmente cuando españoles están sufriendo las consecuencias de esa actuación por parte del Gobierno de Marruecos".

-      30 de noviembre.- El PP presentó una moción en el Senado condenando “los violentos incidentes ocurridos en el Sáhara Occidental”, aprobada por todos los grupos, e instó al Gobierno a promover la modificación del mandato de la MINURSO -la misión de NNUU para el referéndum en el Sáhara Occidental-  “con el objetivo de que tenga competencias plenas en el ámbito de los derechos humanos y así pueda poner fin a su sistemática violación”.

El Gobierno olvida lo que dijo en la oposición

Pero eran otros tiempos, los de la oposición. Una vez en el Gobierno, las posiciones y actitudes cambiaron. Así, en 2013 el Ejecutivo de Mariano Rajoy no apoyó la propuesta de Estados Unidos para que la MINURSO vigilase el cumplimiento de los Derechos Humanos y se alineó con Francia,  aliada de Marruecos, contrario a que la misión de NNUU tenga cometido en materia de DDHH. La propuesta estadounidense fue retirada.

En este nuevo rumbo el Gobierno de Rajoy organizó en Madrid el 5 de junio de 2015 una cumbre España Marruecos y excluyó el Sáhara y los Derechos Humanos de los temas a tratar; el silencio sobre estos temas ha sido permanente, incluidas las numerosas expulsiones del Sáhara Occidental de observadores y periodistas españoles, la último la de Nicolás Castellano, de la Cadena Ser, el 5 de noviembre de 2015.

Si en 2010 el PP criticó a Rubalcaba por recibir al ministro del Interior marroquí, el Gobierno popular condecoró en septiembre de 2015 con la Gran Cruz de la Orden del Mérito Civil al actual responsable de esta cartera, Mohamed Hassad, máximo responsable de las fuerzas de seguridad marroquíes,  cuyos métodos han sido denunciados por organizaciones  internacionales de Derechos Humanos.

El 27 de febrero de 2015 la Comisión de Interior del Congreso de los Diputados rechazó, con los 23 votos del PP, la petición de los grupos de la oposición para conceder asilo al activista saharaui Hassanna Aalia, de 27 años, condenado a cadena perpetua por un tribunal militar marroquí en un juicio cuestionado por falta de garantías.

La política de no molestar al que ahora es “el amigo marroquí” ha llegado hasta el ámbito local, como ocurrió el 23 de noviembre de 2015 en el Pleno del Parlamento de Cantabria, que aprobó  con el voto a favor del PRC, PSOE y Podemos una iniciativa para instar al Gobierno regional a que exija al Gobierno central "un papel más activo" para encontrar una solución al problema saharaui que pase por la "libre determinación del pueblo saharaui". El PP se abstuvo.

Con motivo de los 40 años de la “Marcha Verde” y de los acuerdos de Madrid por los que España abandonó y entregó el Sáhara a Marruecos y Mauritania, que se cumplieron en noviembre de 2015, se prodigaron las declaraciones de políticos, así como artículos y editoriales en la prensa denunciando aquellos hechos. El Frente Polisario, por su parte, reclamó a España que deje el seguidismo que mantiene con Francia, principal defensora de Marruecos.

Pero el Gobierno ha pasado por alto esta fecha con su silencio habitual, el mismo que mantiene, por ejemplo, sobre Takbar Haddi, la madre saharaui que estuvo 36 días en huelga de hambre frente al consulado de Marruecos en Las Palmas de Gran Canaria para reclamar el cadáver de su hijo, que murió por las agresiones de  colonos marroquíes en El Aaiún,  y que desde el 28 de julio de 2015 recoge diariamente firmas ante la sede de la Delegación del Gobierno en Canarias para exigir justicia.

El 24 de junio de 2015 el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, dijo en el Congreso de los Diputados que el Gobierno estaba en "contacto permanente" con Marruecos para encontrar una solución a este caso y que realizaban un "seguimiento constante" a través de la Embajada en Rabat. Seguimos sin saber los resultados de ese contacto permanente y seguimiento constante.

En el conflicto del Sáhara Occidental el Gobierno popular se ha ceñido siempre a una escueta declaración oficial, de la que nunca se sale ni añade consideración alguna el ministro  García-Margallo.

Y en esta línea va el único párrafo que sobre la excolonia española contiene el documento electoral del PP “Nuestro Papel en Europa y en el Mundo” para las elecciones del próximo 20 de diciembre. Continuaran  defendiendo el papel de Naciones Unidas y una vía dialogada “sobre la base de los parámetros establecidos por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, una solución política, justa, duradera y mutuamente aceptable que prevea la libre determinación del pueblo del Sáhara Occidental en el marco de las disposiciones conformes a los principios y propósitos de la Carta de Naciones Unidas, animando a las partes y países vecinos a avanzar el proceso”.

Mientras, en noviembre de 2015 en los territorios del Sáhara Occidental bajo ocupación marroquí y ciudades del sur de Marruecos con población saharaui se han seguido produciendo violaciones de los Derechos Humanos, según datos de organizaciones de  DDHH y medios de información saharauis, tanto oficiales como independientes:

Leer: Noviembre saharaui: El PP da la espalda al Sáhara Occidental

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente
galeria de videos

elmundofinanciero