Portada - Últimas noticias

El modelo territorial que defenderá Podemos en el programa marco para las elecciones autonómicas del próximo 24 de mayo se definirá desde Madrid y cerrará la puerta a cualquier pretensión nacionalista. La ejecutiva navarra, liderada por Laura Pérez, también candidata en esta comunidad, había elaborado un borrador programático en el que se incluía la promesa de promover una consulta sobre la “anexión a Euskal Herria”, además de mostrarse favorable a los pactos poselectorales con Bildu. Ninguna de estas pretensiones, que también defiende la corriente crítica en el País Vasco, tendrá el visto bueno de la ejecutiva estatal.

“Entre un programa y otro no puede haber contradicciones. Vamos a velar por el diálogo con los compañeros de otras comunidades autónomas para que estén engrasados y sean coherentes porque tenemos que hablar con el mismo tono y llevar las mismas propuestas en todos los territorios”, ha apuntado el responsable del comité electoral Íñigo Errejón.

Preguntado por las diferencias con la candidata navarra respecto al modelo territorial, el número dos del partido ha solventado cualquier tipo de duda: “No vamos a enarbolar las identidades de un sitio o de otro para enfrentar a los ciudadanos entre sí, sino a recuperar los derechos colectivos. El problema es haber perdido el control de los derechos, algo que entiende poco de regiones”. En lugar de modelo territorial, Errejón prefirió utilizar la expresión de “anclaje territorial”.

Los comicios autonómicos se enfocarán en clave nacional, como antesala de las elecciones generales de otoño. Bajo el lema unitario “Es ahora”, en consonancia con el enarbolado con la marcha del cambio del pasado 31 de enero, que fue el pistoletazo de salida de la campaña del ciclo electoral del 2015, Podemos buscará “nacionalizar la campaña”, en palabras de Errejón.

Por tanto, Podemos no dará la batalla nacionalista durante la campaña de las elecciones municipales y autonómicas del 24-M. Podemos afrontarán estos comicios con la vista puesta en las generales, la gran oportunidad de cambio, "una ocasión histórica", remarcan sus dirigentes. "Es fundamental la primavera para que haya un otoño de cambio político", es la frase con que Errejón resume esta idea.

Los comicios regionales y municipales del 24-M "se enmarcan en un ciclo de cambio", sostiene el secretario Político de Podemos. "Es el primer paso de una disputa decisiva para la posibilidad de que haya un cambio político en España", añade. Para llevar a cabo esta hoja de ruta, la formación morada está dispuesta a romper con una "cierta dinámica casi cantonalista o de regionalización extrema" que, a su entender, se da en el mapa autonómico español. "Lo que une a los territorios y a la gente es la posibilidad de construcción de un futuro más digno y no enarbolar identificaciones de un sitio o de otro para enfrentar ciudadanos entre sí", subraya Errejón.

El futuro de casi 1.000 ayuntamientos en Cataluña y de 250 consistorios en el País Vasco, además de las Juntas Generales, se dirimirá en las urnas el próximo mayo. En ambas regiones, Podemos, que ha exhibido una posición de ambigüedad en torno al nacionalismo, ha conseguido, no obstante, penetrar en la masa social y arañar apoyos a las fuerzas soberanistas, según recogen las encuestas de opinión. En el caso del País Vasco, los sondeos han convertido a Podemos en el principal rival del PNV, situándolo por delante de EH Bildu. "Lo que une a los territorios y a la gente es la posibilidad de construcción de un futuro más digno y no enarbolar identificaciones de un sitio o de otro para enfrentar ciudadanos entre sí", sostiene Errejón

En Cataluña, el comando electoral ha previsto un mitin de campaña donde su secretario general, Pablo Iglesias, estará apoyando a la candidata de Barcelona en Comú al Ayuntamiento de la ciudad, Ada Colau. Podemos forma parte de la coalición que agrupa a Guanyem, ICV-EUiA, Procés Constituent y Equo, formaciones que no van más allá del derecho a decidir en su ideario. Ello será aprovechado por CiU y ERC, fuerzas que apuestan abiertamente por un plan hacia la independencia. Ambas exprimirán en campaña la identificación de Podemos como partido "españolista" por no abrazar el proceso independentista, argumento que vienen empleando nacionalistas y republicanos desde hace meses.

Fuente: Vozpopuli

Eurodiputada de Podemos denuncia que la crítica a Ucrania es vetada en la UE

La atmósfera antirrusa que existe en el Parlamento Europeo complica las críticas a otros países como Ucrania, en donde han muerto asesinados y en extrañas circunstancias diez personas desde el mes de enero. "Cualquier crítica a lo que está pasando en Ucrania está absolutamente vetada o se te acusa de ser prorruso. No hay medias tintas en esto", denuncia la eurodiputada de la formación española progresista Podemos, Lola Sánchez, en una entrevista a Sputnik Nóvosti.

"Cualquier crítica a lo que está pasando en Ucrania, o a su Gobierno, o a los dirigentes se interpreta que te estás posicionando totalmente a favor de Rusia", dice la dirigente de un partido que ha mostrado su desacuerdo en las sanciones europeas contra Rusia por el conflicto del Donbás.

Sánchez reconoce la influencia de los países del Este que entraron hace pocos años en la UE.

"Es el efecto ping pong. No quieren oír nada de Rusia y lo consideran enemigo" y esta rusofobia "se ha extendido un poco por el Parlamento europeo".

"Es bastante peligroso y bastante triste", cree Sánchez, porque Rusia debería "verse como un aliado y no como un enemigo".

Respecto a las sanciones contra Rusia, la politóloga cree que "no es la manera de hacer las cosas porque no funcionan".

"No benefician ni a España ni a la UE", recalcó.

La política originaria de Murcia, una de las poblaciones agrícolas de España que ha sufrido duramente las consecuencias de la política de Bruselas, asegura que "muchas pequeñas empresas que exportaban a Rusia han tenido que abandonar muchísimos camiones de hortalizas y de frutas pudriéndose".

"Las sanciones no son la forma de mantener unas relaciones diplomáticas normales", al contrario, es "una manera muy agresiva y punitiva de unas relaciones internacionales que se tendrían que basar en el diálogo".

Sánchez opina que "enfrentarse a Rusia es de tontos, porque Rusia tendría que ser un socio y no un enemigo".

La eurodiputada no cree que esta política cambie en los próximos meses, ya que el "Grupo Socialista en el Parlamento europeo es el que tiene el poder para inclinar las políticas hacia un lado u otro y ahora mismo están aliados con el Partido Popular Europeo en este tema".

Por eso, "la emergencia de partidos nuevos en los países es muy importante".

Grecia sola "tampoco puede hacer mucha fuerza dentro del Consejo".

"Habrá que esperar a que las cosas cambien en España, en Irlanda, en Italia y en Portugal, países en los que están emergiendo con mayor fuerza movimientos nuevos".

Solo así se podrá cambiar "el equilibro de fuerzas", concluye Sánchez.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente