Portada - Últimas noticias

En la comunidad internacional se valora el acuerdo alcanzado sobre Ucrania porque "descomprime la situación no solo desde un punto de vista militar o político", sino también de punto de vista económico, opina el analista internacional Julio Gambina. Aunque "todo dependerá de cómo evolucione la situación concreta", agrega.

Kiev se ha demorado demasiado en la búsqueda de una solución al conflicto, porque desde el principio Kiev ha planteado "un carácter unitario de la política para Ucrania, rechazando todo el proceso de la autonomía regional, de la federalización" y, por lo tanto, "las autoridades de Kiev piensan que sentarse en la mesa de negociaciones con grupos separatistas puede suponer una pérdida de autoridad", explica el analista. Así que "más allá de la demora de Kiev a la hora de sentarse a negociar, hay un triunfo importante de la diplomacia de quienes quieren discutir una propuesta de organización federal para Ucrania", estima.

Es una batalla política por parte de las autoridades de Kiev que ha traído consigo muertes y la militarización de la región, sostiene. Según él, Kiev "tenía la creencia de que podría imponer una solución hegemónica", pero la situación interna e internacional no le permitió hacerlo. "Está claro que lo que ha avanzado es la posición democrática de instalar la autonomía y la federalización en beneficio del pueblo de Ucrania", concluye.

Los 13 puntos clave del histórico acuerdo sobre Ucrania

Tras más de 16 horas de negociaciones sobre el conflicto en Ucrania, el presidente ruso, Vladímir Putin, se dirigió a los periodistas y anunció que se ha firmado un acuerdo que consta de 13 puntos entre los que destaca un cese el fuego que entrará en vigor a las 00 horas del 15 de febrero.

Estas son las claves del acuerdo alcanzado por los mandatarios de Rusia, Francia, Alemania y Ucrania durante lasconversaciones de Minsk:

1. Un alto el fuego inmediato y completo en zonas concretas de las regiones de Donetsk y Lugansk de Ucrania y su aplicación estricta a partir de las 00 h. 00 min. (tiempo de Kiev) del 15 de febrero de 2015.

2. La retirada del armamento pesado de la zona en conflicto. Kiev retirará su armamento de la actual línea de frente, mientras que las autodefensas retirarán su técnica militar hasta la línea del frente del 19 de septiembre.

3. Se garantizará el seguimiento y la verificación eficaz del alto el fuego y la retirada de las armas pesadas por parte de la OSCE desde el primer día de la retirada, haciendo uso de todos los medios necesarios, incluidos satélites, aviones no tripulados, sistemas de radar entre otros.

4. En el primer día después de la retirada se iniciará un diálogo sobre las condiciones para llevar a cabo elecciones locales de acuerdo con la legislación de Ucrania y la Ley de Ucrania "Sobre el orden temporal de los gobiernos locales en algunas jurisdicciones de las regiones de Donetsk y Lugansk", así como el funcionamiento futuro de estas áreas sobre la base de la Ley.

5. Proporcionar indultos y amnistías a través de la promulgación de una ley que prohíba la persecución y castigo de las personas en relación con los sucesos que tuvieron lugar en algunas zonas de las regiones de Ucrania de Donetsk y Lugansk.

6. Asegurar la liberación y el intercambio de rehenes y detenidos ilegalmente en base al principio de "todos por todos". Este proceso debe completarse a más tardar el quinto día después de la retirada.

7. Proporcionar un acceso, entrega, almacenamiento y distribución seguros de asistencia humanitaria a los necesitados, sobre la base de un mecanismo internacional.

8. Determinar las condiciones para la plena restauración de las relaciones socioeconómicas, incluidas las ayudas sociales, como las pensiones y otros pagos (embolsos e ingresos, el pago puntual de todas las facturas de servicios públicos, la renovación de la tributación en el marco legal de Ucrania).

9. Establecimiento de un control total sobre la frontera estatal por parte del Gobierno ucraniano a lo largo de toda la zona del conflicto, que deberá comenzar ya el día después de la celebración de elecciones locales y acabar tras un acuerdo político completo.

10. Retirada de todas las fuerzas armadas extranjeras, el equipo militar y los mercenarios del territorio de Ucrania bajo la supervisión de la OSCE. Desarme de todos los grupos ilegales.

11. Realización de una reforma constitucional en Ucrania con la entrada en vigor a finales de 2015 de una nueva Constitución que prevea la descentralización como un elemento clave y la aprobación de una ley permanente sobre el estatus particular de determinadas zonas de las regiones de Donetsk y Lugansk.

12. La organización de las elecciones locales se discutirá y acordará con los representantes de zonas determinadas de las regiones de Donetsk y Lugansk en el marco del grupo de contacto tripartito. Las elecciones se celebrarán cumpliendo con las normas pertinentes de la OSCE.

13. Intensificar la actividad del grupo de contacto tripartito. De forma particular mediante la creación de grupos de trabajo a fin de poner en práctica los aspectos pertinentes del acuerdo de Minsk.

Versión completa del discurso de Putin tras las negociaciones sobre Ucrania en Minsk

El presidente de Rusia Vladímir Putin se ha reunido con los periodistas después de 16 horas de difíciles negociaciones sobre el conflicto en el este de Ucrania a lo largo de la noche del 11 al 12 de febrero en Minsk.

Cómo queda el este de Ucrania después del acuerdo de Minsk


Las negociaciones sobre el conflicto en Ucrania, que se prolongaron durante más de 16 horas en Minsk (Bielorrusia), modificarán drásticamente el mapa del este ucraniano después de que el presidente ruso, Vladímir Putin, anunciara la firma de un acuerdo que contempla un alto el fuego que entrará en vigor a las 00.00 horas del 15 de febrero.

Además del cese de las hostilidades, entre los puntos del acuerdo figura la retirada del armamento pesado de ambas partes a una distancia equitativa, la concesión de indultos y amnistías, así como la garantía de liberación e intercambio de rehenes y detenidos ilegalmente sobre la base del principio "todos por todos".

Entre otros puntos clave, se acordó el acceso, la entrega, el almacenamiento y la distribución de asistencia humanitaria a los necesitados, sobre la base de un mecanismo internacional.

Hay pocas perspectivas de que se implemente el acuerdo de Minsk

Nicholas Redman, director de publicaciones en el Instituto de Estudios Estratégicos (IISS), advierte de que el éxito de la última ronda de conservaciones en Minsk depende de la "voluntad de compromiso" de todas las facciones involucradas en el acuerdo firmado este jueves.

"Las diferencias se mantienen tan amplias que las perspectivas de una implementación completa del acuerdo parecen bajas", evalúa el experto de la central londinense del IISS en declaraciones a Sputnik Novosti.

"Es preocupante que ambas partes ni siquiera han podido acordar un punto común a partir del cual han de retirar el armamento pesado", resalta Redman.

De acuerdo con el editor, la efectividad del alto el fuego que debería comenzar este fin de semana quedará en clara evidencia a principios de marzo.

"El control de la tregua requerirá la presencia en el terreno de un mayor número de efectivos del OSCE para asegurar, particularmente, la ausencia de fuerzas armadas extranjeras en Ucrania", explica a esta agencia.

Respecto a las promesas de reforma constitucional en Ucrania, que garantiza ciertos derechos y privilegios a las regiones separatistas, Redman echa en falta importantes aspectos en el texto acordado en la capital bielorrusa.

"No hay ninguna mención a la federalización (de Ucrania) ni al derecho de las regiones a opinar en cuestiones de Estado, particularmente en lo referente a política exterior y de seguridad ucraniana", alerta.

"Esto es una victoria para (Petró) Poroshenko, pero es algo que los separatistas y Rusia querrán sin duda revertir durante las negociaciones sobre el acuerdo político", prevé el especialista del IISS.

Para Redman, la reunión de Minsk ha producido una hoja de ruta hacia un posible entendimiento pero sin salvar las distancias entre unos y otros, lo cual dificultará su implementación.

"Se plantea una cuestión importante: cuando no sea posible progresar en la aplicación de los acuerdos, ¿quedará el proceso en punto muerto o se dará marcha atrás?. En este último escenario las hostilidades podrían reanudarse", alerta el director editorial del reputado instituto.

Paul Craig Roberts: Rusia no se someterá a EE.UU. pese a la presión

EE.UU. empujó a Ucrania a la guerra para afectar de esta manera a Rusia y, acto seguido, romper los lazos de Moscú con Europa, para que esta no salga de su esfera de influencia, afirma el experto Paul Craig Roberts. No obstante ni Rusia, ni China se someterán a Washington, pese a toda la presión.

EE.UU. "ha derrocado el Gobierno electo ucraniano" y "está impulsando el conflicto en Ucrania" e imponiendo sanciones contra Rusia para desestabilizarla, sostiene el analista Paul Craig Roberts, secretario adjunto del Tesoro de EE.UU. durante la Administración de Ronald Reagan. Y según el, lo hace porque las élites estadounidenses están convencidas de que su país debe ser el único poder en el mundo, y no soportan la idea de una Rusia y una China fuertes que no obedezcan a Washington.

Dichas élites no pueden permitir que las capacidades económica y militar de Rusia se recuperen, así que decidieron "atacarla a través de Ucrania", sostiene, agregando que Washington gastó 5.000 millones de dólares en una década en financiar ONGs en Ucrania para "llamar a la gente a las calles". Generando problemas de esta forma y también imponiendo sanciones contra Rusia, EE.UU., en realidad, quiere romper los lazos económicos y políticos de Moscú con Europa, afirma. Dichos lazos se han fortalecido últimamente, y eso es algo que hace a EE.UU. temer perder el control sobre la UE.

"Tenemos que estar preocupados por la conducta de Washington hacia la hegemonía, porque esto implica una guerra. No creo que los rusos o los chinos se sometan a la voluntad de Washington", afirma Roberts. A diferencia de EE.UU. en Rusia no se escucha la autoproclamación como "pueblo excepcional que tiene un derecho para gobernar al mundo", concluye, resaltando que EE.UU. es la mayor amenaza a la paz.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente