Libros Recomendados

Portada - Últimas noticias

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, intenta hacer desaparecer las pruebas de la colaboración de su Gobierno con el Estado Islámico, ya que teme ser juzgado algún día por los tribunales internacionales, revela un periódico turco.

Erdogan ordenó a Hakan Fidan, máximo responsable de la Inteligencia turca y su mano derecha, ocultar todas las pruebas y documentos que demuestran que el Gobierno turco ha ayudado al Estado Islámico, escribe el diario 'Aydinlik Daily'.

La decisión del presidente turco está motivada por su temor a que estos documentos puedan utilizarse en su contra en los tribunales internacionales. El diario explica que últimamente varios Gobiernos tratan de investigar las relaciones que mantiene Ankara con el grupo radical EI.

Además, Erdogan considera la posibilidad de que Occidente pueda cambiar rotundamente el curso de su política exterior y empiece a colaborar con el Gobierno del presidente sirio, Bashar al Assad, con el objetivo de encontrar una solución a la crisis siria, que dura ya cuatro años.

Anteriormente, algunos medios informaron de que las autoridades turcas desde 2011 proporcionan financiamiento y material militar a los terroristas que combaten contra las fuerzas de Al Assad con el fin de derrocar su Gobierno. Asimismo, se señaló que Turquía es una de las mayores fuentes de combatientes extranjeros del EI y que muchos yihadistas turcos recibieron entrenamiento y equipos del Gobierno de Ankara.

Hallan en el norte de Irak cinco fosas comunes con 320 cuerpos

 

Cinco fosas comunes con los restos de 320 personas supuestamente asesinadas por el Estado Islámico han sido encontradas en las afueras de la ciudad de Mosul, en el norte de Irak.

Los habitantes de la ciudad iraquí de Mosul, actualmente controlada por los militantes del autoproclamado Estado Islámico, descubrieron cinco fosas comunes con los restos de 320 personas asesinadas, entre ellas niños, informaron este miércoles testigos citados por Press TV.

Los testigos añadieron que algunos de los cuerpos hallados pertenecen a miembros de la minoría kurda de los yazidíes.

Durante el último mes, las fuerzas de las Peshmerga, el ejército kurdo iraquí, han descubierto cerca de la ciudad de Sinyar, en el noroeste de Irak, nueve fosas comunes con los cadáveres de yazidíes.

El Estado Islámico inició su campaña de terror en Irak a principios de junio de 2014. Los militantes llevan a cabo horribles actos de violencia, como decapitaciones públicas, contra todas las comunidades iraquíes: chiíes, suníes, kurdos y cristianos.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente