Portada - Últimas noticias

Los amigos menos convencionales del presidente ruso son los moteros del club moscovita Lobos Nocturnos y su líder Alexander Zaldostánov, alias El Cirujano (era de profesión cirujano médico). Putin apareció por sorpresa en la congregación de los moteros celebrada en la ciudad de Sebastópol. Y El Cirujano tampoco se lo esperaba. “Quedaba una semana hasta el comienzo del evento, me llaman y me dicen que tengo que ir a Moscú urgentemente. Estoy muy ocupado y digo que no tengo tiempo. Y oigo, “No nos ha entendido, le llaman desde la oficina del primer ministro”.

 

En Moscú, Alexander se enteró de que Vladimir Putin se disponía a acudir a la congregación de moteros, pero no le informaron ni de los motivos ni de los plazos de la visita. La situación le parecía completamente surrealista y sólo vio que era real, al bajar Putin de la limusina y decirle: “Hola, ¿qué tal?”.

En aquellos momentos, reconoce el Cirujano, creyó en el interés del presidente. Putin le deseó suerte en la carrera hasta Novorossiysk y le regaló una bandera de Rusia diciendo “que os guarde en la carretera”. Desde entonces Vladimir Putin en varias ocasiones visitó congregaciones de los moteros e incluso recorrió las calles como un miembro más de la columna, vestido con una cazadora oscura y unas gafas de sol.

 

La transformación que sufrió desde entonces la comunidad motera salta a la vista. En pasado diciembre los 'Lobos nocturnos' ganaron una beca concedida por el Gobierno ruso para la celebración de fiestas navideñas para niños huérfanos. Recibieron en el aeropuerto a los campeones olímpicos, que volvieron de competir en Londres y organizaron “carreras ortodoxas”.

El ambiente del famoso club Sexton, uno de los lugares de reunión de moteros más famosos del país, cambió visiblemente: huele a incienso, cuelgan crucifijos ortodoxos y se reúnen fondos para la restauración de iglesias. Entre el público se ve a algún respetable padre de familia.

 

Sin embargo, la comunidad creada por El Cirujano en los años 80 del siglo pasado se hizo famosa por su espíritu anarquista y en los noventa los moteros celebraban orgías y ritos paganos.

El Cirujano ha madurado, reconocen los moteros. “Se ha vendido al poder”, le acusan los descontentos. Alexandr Zaldostánov, mientras tanto, ha sido condecorado con la Orden de Honor por “su destacada aportación a la educación patriótica de la juventud, participación en las labores de búsqueda y la glorificación de la memoria de los defensores de la Patria”.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente