Libros Recomendados

Portada - Últimas noticias

Cifras oficiales señalan que al menos el 49,5 por ciento de la población se benefició de alguna clase de subsidio o programa de asistencia social hasta 2012; algunos de ellos suspendidos por decisión del Congreso en 2013.

La Oficina de Censos de los EE.UU. publicó esta semana cifras en donde se revela que el 34,5 por ciento de la población sobrevive con ayudas gubernamentales que incluyen cupones para la adquisición de alimentos.

De acuerdo con las estadísticas del organismos al menos 109 millones 631 mil personas percibieron beneficios de este tipo por parte de la asistencia social para el cuarto y último trimestres del 2012.

En ese sentido el total de personas que recibieron alguna ayuda de programas sociales (incluidos subsidios por desempleo o para veteranos de guerra) ascendieron 153 millones 323 personas, cantidad que equivale al 49,5 por ciento de la población.

Dichos planes diseñados para los sectores populares más desfavorecidos de la sociedad (hispanos y afroamericanos en su mayoría) fueron afectados de gran manera cuando los republicanos del Congreso eliminaron los cupones alimenticios de la Ley Agrícola.

Dicha medida afecta principalmente a la población infantil; que según cálculos de la organización Feeding America, ubica la cifra de menores de edad en condición de inseguridad alimentaria en 17 millones.

Sin embargo, el aparato de propaganda estadounidense sigue vendiéndonos “el sueño americano”, como nos comenta Manuel Freytas. A ver cuando despertamos de la pesadilla…

VIVIR EN YANQUI

Por Manuel Freytas

Consumir en yanqui, pensar en yanqui, divertirse en yanqui. El dominio regente imperial de EEUU sobre el mundo capitalista globalizado no es solamente económico, militar o tecnológico financiero. La sociedad de consumo nivelada mundialmente, el dólar como "moneda patrón" de las transacciones comerciales internacionales, la tecnología informática de Silicon Valley, el idioma inglés como expresión de comunicación universal, y la industria mediática y del espectáculo tienen su matriz universal en EEUU. El Imperio yanqui es la meca a conquistar y a imitar por cualquier aspirante a "TRIUNFADOR" en la escala social del país que sea.

La alienación individualista y la ignorancia de la cabeza humana universalizada, habla en inglés y se expresa en valores yanquis. El dominio yanqui no está afuera. Está incorporado a la cabeza. Nunca históricamente un Imperio llegó a esta escala de dominio. La colonización yanqui del mundo es económica, militar, bio-sico-social y cultural. Trasciende las fronteras geográficas, idiomáticas y culturales de los países colonizados con "independencia y soberanía" formal. Un chino, un japonés, un argentino, un latino, hablan en su idioma pero consumen, piensan, se divierten, y se visten como yanquis. Las culturas y los valores nacionales locales de los países solo existen como folklore turístico de consumo festivo.

Dominio yanqui imperial nivelado y globalizado en la cabeza humana.. Ya no hay conquistador ni conquistado. Solo hay alienado masivo programado en los valores del consumismo y en la ideología yanqui de la competencia de todos contra todos como símbolo exitista de escalamiento en la pirámide social.

No hay dimensión reflexiva ni filosófica masiva sobre lo "extranjero" o lo "nacional". Los valores universalizados como "normalidad" social. Son los valores de la sociedad norteamericana. El verdugo como estilo de vida en la cabeza del dominado. La "normalidad" no cuestionada (ni concientizada) es consumir en yanqui, pensar en yanqui, divertirse en yanqui.

The Wall Street Journal acaba de revelar que la "exportación televisiva" de Hollywood a países emergentes y periféricos (series, telenovelas, talk show, y espectáculos musicales triunfantes y exitosos en EEUU) batió un récord de facturación multimillonaria en 2013. Las producciones locales de contenidos culturales y televisivos casi no existen. La producción universalizada de farándula, TV basura, espectáculos deportivos o musicales, se hace mayoritariamente con marketing, ideas y modelos contenidos en "licencias" compradas e importadas de EEUU.

Y la realidad dominante se resume en esta afirmación: el mundo globalizado del sistema capitalista consume en yanqui, piensa en yanqui, y se divierte en yanqui. Y el que tenga alguna duda, que consulte las estadísticas y los números.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDACIONES