Libros Recomendados

Portada - Últimas noticias

Las petroleras de EE.UU. decidieron mantener el volumen de bombeo del crudo, independientemente de los resultados de la reunión que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) llevará a cabo el próximo 27 de noviembre.

Estados Unidos teme una guerra de precios en el mercado petrolero que podría ser desatada por Arabia Saudita, repitiendo la crisis de la década de 1980, que afectó considerablemente al sector manufacturero del país norteamericano, informa el portal Vestifinance.  

En diciembre de 1985, Arabia Saudita anunció la intención de recuperar su cuota de mercado. Un año más tarde, en marzo de 1986, los precios del petróleo cayeron hasta 10,42 dólares por barril, cuando noviembre de 1985 habían alcanzado un pico de 31,72 dólares.

En 1986, la producción de petróleo de Arabia Saudita aumentó bruscamente haciendo bajar los precios del oro negro durante cuatro meses, lo que permitió al país árabe recuperar su posición de liderazgo en el mercado mundial del petróleo. 

A pesar de que el mayor exportador mundial de crudo aseguró a principios de mes que no existe una guerra de precios, y en momentos en que el barril ha tocado mínimos en cuatro años, representantes estadounidenses de la industria continúan elaborando medidas para defender sus posiciones en el mercado, según el diario 'El Economista'.  

Últimamente, las iniciativas de Arabia Saudita han causado pánico en el mercado. Los empresarios creen que una guerra de precios entre los países de la OPEP y los que no son parte de la organización, es inminente.

La OPEP rehúsa bajar la producción de petróleo en medio de la caída de precios

La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) evitó hoy en su reunión de Viena recortar la producción de crudo, de 30 millones de barriles al día, a pesar de que los precios siguen a la baja. "El nivel será el mismo", anunció el ministro de Petróleo de Kuwait, Ali Saleh al-Omair, al informar sobre la decisión tomada en el encuentro.

Su homólogo iraní, Bijan Namdar Zanganeh, dijo que los miembros de la OPEP necesitan más tiempo para celebrar consultas y analizar las reacciones del mercado al precio corriente.

Justo después de la decisión de la OPEP, el crudo de la marca Brent bajó en más del 4%. En los últimos meses, el coste del preciado combustible registró un descenso de unos 40 dólares por barril.

El secretario general de la organización, Abdalla Salem el-Badri, dijo sin embargo que "el precio actual no es bajo".

El Ministerio ruso de Finanzas declaró que la decisión de la OPEP no contribuirá a resolver rápidamente el problema de la sobreoferta en el mercado petrolero.

El analista John Hall, que encabeza la consultoría Alfa Energy Group, cree que Arabia Saudí, uno de los más importantes miembros de la OPEP, busca guardar su mercado petrolífero y puede permitirse un precio más bajo, lo que golpeará a Rusia y a los productores del petróleo de esquisto.

Tras la reunión, el dólar y el euro en la bolsa de Moscú subieron a los máximos históricos ante el rublo.

La OPEP reúne a 12 países miembros: 6 Estados de Oriente Próximo (Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos, Catar, Irak, Irán y Kuwait); 4 africanos (Angola, Argelia, Libia y Nigeria); y 2 de Latinoamérica (Ecuador y Venezuela). El siguiente encuentro de la OPEP está previsto para el 5 de junio en Viena.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDACIONES