Libros Recomendados

Portada - Últimas noticias

Marruecos sigue adelante con su plan de explotación de los recursos naturales del territorio no autónomo del Sáhara Occidental, que ocupa por la fuerza de las armas desde finales 1975. A los fosfatos y la pesca le sigue ahora la búsqueda de petróleo.

La organización Western Sahara Resource Watch (WSRW), una red internacional de organizaciones y activistas de más de 30 países que investigan y realizan campañas hacia las empresas que colaboran con intereses marroquíes en los territorios ocupados del Sáhara Occidental, denuncia que la petrolera estadounidense Kosmos Energy tiene previsto hacer perforaciones en la excolonia española que pueden “perjudicar definitivamente las aspiraciones del pueblo saharaui a la libertad y a la independencia” de la última colonia de África.

WSRW dice que si Kosmos sigue adelante será la primera compañía petrolera  que perfore en el Sáhara Occidental ocupado habiendo contratado con el régimen ocupante, Marruecos. Otras compañías internacionales se retiraron del territorio debido a la presión internacional, gracias a las actuaciones y presiones de WSRW: TGS-Nopec (petróleo, 2002-2003), Fugro (petróleo, 2004),  Wessex Exploration (petróleo, 2004), Yara (fosfatos, 2005), Thor Offshore (petróleo, 2005), Total (petróleo, 2004),  Kerr-McGee (petróleo, 2006), Pioneer Natural Resources (petróleo, 2006), Selfa Arctic (pesca, 2005),  Arnesen Shipbrokers  (naviera, fosfatos, 2007) e  Iberdrola (energía, 2007).

La plataforma perforadora “Atwood Achiever”, construida en Corea del Sur y fletada por Kosmos Energy junto con la escocesa Cairn Energy, avanza lentamente hacia las aguas del Sáhara Occidental  bordeando la costa de Sudáfrica. Está previsto que antes de fin de año comience una de las perforaciones más controvertidas de la historia reciente, en una tierra ocupada que es objeto de conversaciones de paz en la ONU.

Un dictamen de las Naciones Unidas de 2002 establece que los deseos e intereses de los saharauis, como población única y originaria del territorio, son los dos requisitos legales para realizar cualquier exploración o explotación en el Sáhara Occidental, requisitos que no se han cumplido.

“Kosmos Energy no ha buscado el consentimiento de los saharauis. Al contrario, elige alinearse con las autoridades de Marruecos y sólo habla con los partidarios del régimen, elegidos de una lista autorizada por la Administración marroquí, en un intento de encubrir sus operaciones en una tierra ocupada”, ha dicho Erik Hagen, presidente de WSRW, para quien  “los planes de perforación son absolutamente carentes de ética y sólo servirán para prolongar la ocupación y las infundadas pretensiones de Marruecos sobre el territorio”.

WSRW afirma que “los saharauis que viven bajo el yugo brutal de la ocupación marroquí y sus parientes exilados en los campos de refugiados de Argelia temen que, si se encuentra petróleo en su tierra ocupada, Marruecos nunca renunciará a su infundada pretensión sobre su nación. Los saharauis tienen un derecho a la autodeterminación internacionalmente reconocido y a determinar el futuro estatus de su territorio y de sus recursos”.

El autor del dictamen jurídico de 2002, Hans Corell, dijo recientemente que “cuantos más recursos se encuentren en el Sahara Occidental y su zona marítima, menos incentivado estará Marruecos a cumplir con las resoluciones de las NU y del derecho internacional”

Kosmos Energy detenta en un 55% una concesión del Gobierno de Marruecos para el llamado bloque de Boujdour, que se sitúa en aguas de Bojador, en el Sáhara Occidental, territorio fuera de las fronteras reconocidas internacionalmente a Marruecos


Las principales organizaciones saharauis de los territorios ocupados del Sáhara Occidental han enviado una carta a Andrew G. Inglis,  Director ejecutivo de Kosmos Energy, en la que instan a esta empresa y a su socio Cairn Energy a retirar sus planes de perforar en su aguas territoriales.

Personalidades de organizaciones de defensa de los Derechos Humanos y  contra la Tortura en el Sáhara Occidental como Aminetu Haidar, Brahim Dahane, El Mami Amar Salem o Sultana Khaya, dicen que  ni Kosmos ni Cairn se han interesado por su opinión sobre sus planes “en su patria” y han escuchado al ocupante marroquí y a grupos e individuos designados por ese gobierno. “Nosotros, afirman, representamos básicamente a todos los grupos que apoyan el derecho de autodeterminación de los saharauis dentro del territorio bajo control marroquí”.

Los firmantes relatan que sufren las consecuencias de la invasión marroquí  y que parte de su gente vive en campos de refugiados en el desierto de Argelia gracias a la ayuda humanitaria, “cada vez más escasa y sufriendo malnutrición y condiciones de vida miserables”. Dicen a Kosmos que al pueblo saharaui que vive en el territorio donde pretenden explotar el petróleo no se le permite asociarse, ni expresar su cultura, ni opinión política. Y esto “tiene como consecuencia tratos inhumanos,  secuestro, palizas, violaciones, torturas, detenciones arbitrarias, juicios injustos que acaban en condenas de prisión sin fundamento, etc”. Aseguran que compañeros suyos cumplen  sentencia de cadena perpetua por hablar en contra de la explotación ilegal de los recursos naturales de  su tierra y aguas “por parte de compañías como la suya” que colabora con el régimen que les oprime.

Afirman que posicionarse del lado del gobierno marroquí, Kosmos  está destruyendo su futuro: “Tenemos derecho a la autodeterminación, como afirma el Tribunal Internacional de Justicia, reiterado una y otra vez por Naciones Unidas y reconocido por toda la comunidad internacional. Tenemos derecho a elegir el futuro político de nuestro país. Es nuestra decisión, no suya ni del gobierno marroquí. Sólo tras haber dado a conocer nuestra decisión, quedará claro con quién tiene que hacer negocios. No antes”.

“No nos importan los proyectos sociales que prometen; las escuelas o los cursos de inglés. Queremos vivir en un país gobernado por un gobierno de nuestra elección, que respete los derechos humanos y nuestra cultura.

Y advierten a Kosmos que sus actividades sólo benefician a la gente que pisotea sus derechos, al rey de Marruecos, al gobierno de Marruecos en Rabat y a los colonos marroquíes que viven en su patria. “No nos beneficia, por el contrario, nos quitan todo lo que nos es querido: nuestros derechos, nuestro futuro, nuestra voz. Por el bien de la paz, por el bien de nuestros hijos, le pedimos: no lleve a cabo las prospecciones petrolíferas en el Sáhara Occidental, hasta que nuestro derecho a la autodeterminación se haya puesto en práctica. El futuro de nuestro pueblo depende de ello”.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDAMOS