Portada - Últimas noticias

En la provincia de Hama, el Ejército sirio ha logrado finalmente controlar totalmente la ciudad de Morek, que se encuentra al norte de la capital provincial, según reconocieron las milicias y el opositor Organismo Sirio pro Derechos Humanos, con sede en Londres.

Según este último, el Ejército sirio, que había estado rodeando Morek durante semanas, penetró en la ciudad desde el este, sur y el suroeste tras la llegada de refuerzos, lo cual le ha servido para tomar en ella las posiciones de los grupos terroristas, incluyendo el Frente al Nusra, vinculado a Al Qaida.

Las batallas de Hama revisten gran importancia porque ellas han permitido al Ejército sirio restaurar la continuidad territorial entre el norte, el centro y el sur de Siria y controlar las rutas de suministros que discurren por todo el país. La captura de Morek reviste una importancia en este sentido porque desde la ciudad se domina una de las principales vías de comunicación de los grupos armados.

La caída de Morek significa que el Ejército sirio tiene hoy en día una amplia zona geográfica bajo su control y esto le permite maniobrar con facilidad en todo el centro del país.

Por su parte, los grupos armados han sufrido fuertes derrotas en la provincia de Hama, que les han sido muy costosas en hombres, armas y equipos, lo cual se ha reflejado en los últimos días en su actuación en el terreno de batalla. A esto hay que sumr la división entre dichos grupos, que han protagonizado enfrentamientos entre ellos y carecen de un mando unificado.

La toma de Morek por el Ejército sirio supone, pues, una gran pérdida para otros grupos y sus efectos no se limitarán a la propia ciudad sino que, al igual que ha ocurrido en otras ocasiones, cada toma de una región vital es seguida normalmente por la de muchas de las áreas vecinas.

Moscú continuará ayudando a Irak y Siria en la lucha contra el terrorismo

Moscú continuará ayudando a Siria y Irak en la lucha contra el terrorismo internacional mediante suministros de armas, declaró este lunes el ministro de los Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov.

"Prestamos un apoyo continuo a los Gobiernos de Irak y Siria, así como a otros países de la región en su lucha contra los extremistas, a través de importantes suministros de armas y técnica militar", dijo.

Añadió que Moscú defiende la consolidación de los esfuerzos internacionales en la lucha contra la amenaza terrorista.

El EI, conocido como Estado Islámico de Irak y el Levante, que anteriormente centró sus operaciones militares en Siria, atacó en junio pasado los territorios del norte y el oeste de Irak, donde se le unieron extremistas suníes, exmilitares del ejército de Sadam Husein y pequeños grupos terroristas.

El 29 de junio, el EI proclamó la creación de un "califato islámico" que se extiende desde Alepo, en el norte de Siria, hasta la provincia de Diyala, en el este de Irak.

Los extremistas han provocado el pánico y causado miles de muertos entre la población local, obligando a cientos de miles a huir como refugiados.

Las posiciones del EI en Irak y Siria son actualmente blanco de los bombardeos de una coalición internacional liderada por EEUU.

Embajador sirio: "El Estado Islámico es un mito de EE.UU."

El Estado Islámico es un invento estadounidense que recibe el apoyo directo de Turquía y está financiado por Arabia Saudí y Catar, asegura el embajador sirio en la India, Riad Kamel Abbas.

"El Estado Islámico es un mito estadounidense, recibe el apoyo directo de la Turquía de Erdogan y está financiado por Arabia Saudí y Catar. Al Qaeda apareció en Siria después de que EE.UU. invadiera Irak. Antes de eso en Siria no existía Al Qaeda. Está claro que Al Qaeda fue creado por EE.UU. y está apoyando al EI", explicó el diplomático, citado por 'The Hindustan Times'. 

También dijo que varios países europeos, entre ellos Francia, el Reino Unido y Alemania, han pedido al Gobierno de Assad que "se ocupe" de los europeos que están luchando en el seno del Estado Islámico. Esos países consideran que los musulmanes europeos radicalizados que han obtenido experiencia de combate en Siria son una amenaza para su seguridad nacional, especificó el embajador. "Los líderes de Inteligencia de muchos países europeos han visitado Siria para reunirse con nuestros funcionarios", añadió Abbas.

Abbas expresó su agradecimiento por la posición del Gobierno de la India, que hasta ahora ha optado por no unirse a la coalición encabezada por Estados Unidos en contra del Estado Islámico, que incluye a Catar y Arabia Saudí, así como a muchos otros países de Europa y Oriente Medio.

Calificando el papel de la ONU en la situación actual, Abbas afirmó que la ONU no está ayudando a Siria y se encuentra bajo control de EE.UU.

Ayatolá iraní: Petrodólares sauditas financian al Estado Islámico

Arabia Saudita está financiando al movimiento yihadista Estado Islámico (EI), afirmó un alto líder religioso iraní, el ayatolá Ahmad Jatami, sumándose así al intercambio de acusaciones entre ambos países.

Las tensiones entre Teherán y Riad llegaron a un nuevo nivel el pasado lunes cuando el canciller saudita, el príncipe Saud Al-Faisal, describió a Irán como "parte del problema" de Siria, Irak e Yemen, instando a Teherán retirar sus "fuerzas de ocupación" de dichos países.

"El ministro de Exteriores saudita dijo que Irán es parte del problema, no de la solución. Es raro: todos saben que el EI fue formado usando sus petrodólares", reaccionó Jatami durante la última oración del viernes en Teherán.

El ayatolá agregó que todos saben que cualquier acto de terrorismo en el mundo musulmán es financiado por los sauditas.

"La verdad es que no sois solamente una parte del problema, sino el propio problema", resaltó Jatami, citado por el portal 'Payvand'. 

El periódico iraní 'Kayhan', considerado el vocero oficial del líder supremo ayatolá Alí Hoseiní Jameneí, fue aún más mordaz en su editorial del pasado jueves. 

El rotativo tachó las declaraciones del canciller saudita de "ridículas" y una "combinación de la enfermedad de Parkinson y la de Alzheimer".     
Arabia Saudita se opone al apoyo de Irán a grupos chiitas en Siria e Irak, mientras Riad es miembro de la coalición internacional anti-EI encabezada por EE.UU. a la que Irán acusa de injerencia en la región.