Libros Recomendados

Portada - Últimas noticias

Mientras todas las cacatúas de los medios de comunicación de Occidente mantienen su campaña de acusaciones a Rusia y a las milicias de Novorossia sin añadir ni una sola evidencia contrastable, mientras la miseria moral de la castuza política europea arremete contra una hija de Putin que estudia en los Países Bajos, mientras cierran los ojos ante los crímenes de Kiev en Donbass o los de Israel en Gaza, siguen saliendo pruebas de lo único que es evidente: la intención de falsear, manipular o borrar pruebas que puedan incriminar a los golpistas pronorteamericanos instalados en Kiev.

La última que nos ha llegado es impresionante: FlightAware, la web que pone a disposición del mundo entero los planes de vuelo, rutas, horarios e identificación de los aviones comerciales falsifica las rutas del vuelo MH17. Los lectores recordarán (Ante las evidencias contrastables, Kiev tiene que dar muchas explicaciones sobre el derribo del avión de Malasya Airlanes ) que publicamos varios pantallazos de las rutas del MH71 los días anteriores al derribo. Rutas que pasaban unos 300 km al sur de la ruta en la que le metieron los controladores ucranianos el día de la tragedia. Guardamos esa información. También decíamos que esto era una prueba muy comprometida para Kiev, pues evidenciaba la responsabilidad de Ucrania de “llevar” el avión hacia una zona de guerra. Con gran sorpresa, hemos podido comprobar como FlightAware ha modificado la ruta para hacer pasar por el lugar donde el vuelo MH71 fue derribado.

Obsérvese la “curiosa” variación que hace FlightAware de la información disponible el 19 de julio a la que ahora figura… imaginamos que lo explicarán como un “error”…

Día 15 de julio ANTES Y DESPUÉS

 

 

Día 16 de julio ANTES Y DESPUÉS

 

 

¿Si tantas evidencias y pruebas tienen de que los culpables del derribo han sido los prorusos y casi Putin en persona, para qué hacer estas manipulaciones?

Imágenes de satélite del lugar del accidente del MH17 en Ucrania

Difunden en Internet imágenes de satélite de una zona cercana al pueblo de Grabovo, donde la semana pasada fue derribado el avión Boeing 777 de Malaysia Airlines.

Casi una semana después de la tragedia del avión de Malaysia Airlines, varios medios han publicado imágenes tomadas por satélite y facilitadas por Airbus DS/AllSource Analysis de una zona próxima al pueblo de Grabovo, donde tuvo lugar el siniestro.

Puntos de caída de restos:


La zona en Maps Google


Los colegas de Análisis Militares han hecho una primera valoración de las imágenes. “Aunque el análisis más detallado lo tenéis en www.channelnewsasia.com donde se sube una galería fotográfica con copyright de airbusdefenceandspace.com. A tenor de las imágenes, el avión se partió en dos con la sección principal cayendo al oeste del núcleo urbano de Grabove. La cola cayó al sur, a unos 750 mts de la zona principal de restos. Los fragmentos se reparten en una zona de aproximadamente 3.500 x 1.000 mts entre Grabove y Rozsypne”.

Esto quiere decir que el avión no se desintegró en el aire como posiblemente hubiera ocurrido si le hubiera impactado un misil Buk directamente (Ver videos de cómo trabaja el misil Buk). Creemos que una cabeza de 70kg de alto poder explosivo, con espoleta de aproximación, hubiera producido una mayor diseminación de los restos, sobre todo, una diseminación más uniforme.

Esto podría ser otro indicio de que la causa del derribo no fue un misil, si no la acción de un caza (que forzosamente, solo podría ser ucraniano o de sus “aliados”).

Veamos otro indicio que nos lleva a considerar dicha hipótesis, más aún desde que Rusia presentó pruebas de la presencia de al menos un avión de caza ucraniano a unos 5 km del avión de Malasya.

Posible trayectoria de los disparos aire-aire desde un caza contra el MH71

 

Recordemos las interesantes fotografías e ilustraciones publicadas días atrás que parecen indicar la trayectoria de proyectiles "aire-aire" que podría haber realizado un SU-25 cercano al vuelo MH17. Más arriba, podemos ver un trozo de ala lleno de metralla. Muchos sostienen que los elementos con los agujeros de metralla son muy pocos, por lo que no parece suficiente para sostener la teoría de un misil "aire-aire". Sin embargo, hay matices. Hagamos girar la imagen para superponerla sobre el plano del avión:

 

Supongamos que la metralla a alta velocidad haya traspasado el fuselaje del ala. Entonces habría dañado otras partes del fuselaje del avión. Utilicemos la geometría y tracemos una línea a lo largo de la trayectoria de estos agujeros como se muestra en la siguiente imagen:

 

Como vemos, proyectando a línea va directo a la cabina del piloto. Esto explicaría la ausencia de un gran número de elementos del fuselaje con agujeros de metralla. La metralla pasaría casi tangencialmente, Curiosamente, Financial Times publica una foto con un elemento del fuselaje de la cabina del piloto, que fue encontrado en un árbol en Petropavlivka, todo está lleno de agujeros. Por tanto, ello indicaría una acción en línea recta desde el extremo del ala izquierda a la cabina, como dirección de ataque del posible caza.

 

No podemos decir cuáles son las consecuencias a esa altura y con una velocidad de casi 1.000 km/h que pueden tener esos daños, pero podrían haber provocado la muerte de los pilotos. Hay una mención de testigos de que la cabina estaba llena de sangre. Igualmente, podemos suponer, si no se encuentran rastros de un misil aire-aire", que el ataque pudo ser realizado con los dos cañones VPU-17A de 30 mm cañón que lleva el SU-25, arma puede disparar los siguientes tipos de municiones:

-de alto poder explosivo proyectil OFZ-30 incendiaria

- proyectiles perforante explosivos BR-30

- multiuso ME-30.

Las falsas imágenes de los Buk de las autodefensas

 

El sitio del Servicio de Seguridad de Ucrania publicó un mensaje informando que Rusia había enviado misiles Buk a las milicias y llevados de nuevo a Rusia tras el derribo del avión. Sin embargo, el mensaje fue ilustrado por fotografías tomadas en marzo. Por otra parte, en esas fotografías se demuestra que los misiles son del  ejército ucraniano. ¡Se ve hasta la matrícula de los transportes ucranianos!

Usuarios de las redes sociales se dieron cuenta de que una de las fotos es una captura de pantalla del video, filmado en marzo de 2014. En el video se puede ver el camino con nieve, la gente con ropa de invierno y los emblemas que indican que pertenece al ejército ucraniano.

Dice el texto: "18 de julio a las 2h en la región de Lugansk, cruzó la frontera con Rusia dos góndolas, cada uno de los cuales llevaba un lanzador "Buk-M1". Por cuatro veces en el mismo día cruzaron la frontera, entre ellas una plataforma vacía y otra era un lanzador con cuatro misiles, y el último era la unidad de control "- así figura en la página web de la SBU.

Para esta gente, estas son "pruebas concluyentes" de que Rusia estuvo involucrada en el accidente Boeing 777 sobre Donetsk. "SBU ha realizado investigaciones y tiene una prueba concluyente de la participación en el atentado terrorista de los ciudadanos rusos", - y agregó que las fuerzas del orden de Ucrania ya han pasado estas "pruebas" a todos "los socios internacionales".

Sin embargo, la realidad es que en marzo, uno de los residentes de Gorlovki vio estos equipos militares de Ucrania, incluyendo las lanzadoras del SAM "Buk". En las fotografías de marzo obtenidas en suelo ucraniano puede verse a una lanzadora con el número 312. Y ahora en la web del SBU aparecen las imágenes del "Buk", esta vez presuntamente presunta ruso, también etiquetado como el 312. Observen detenidamente los videos y sus fechas de publicación.

http://vk.com/video246185435_168140448

¿Qué esconde EE.UU. sobre la catástrofe del MH17 en sus imágenes satelitales?

En plena 'histeria mediática' sobre la catástrofe del MH17 un analista político de EE.UU., Robert Parry, se pregunta por qué Washington aún no ha presentado ninguna prueba para apoyar sus acusaciones a Rusia respecto a la tragedia.

"Es difícil creer que el traslado de varios sistemas de misiles Buk de Rusia a Ucrania y luego de vuelta a Rusia no fuera detectado, teniendo en cuenta la atención con la que la inteligencia de EE.UU. ha estado observando el este de Ucrania en los últimos seis meses", escribe el periodista en el portal independiente consortiumnews.com

Según Parry, incluso admitiendo las posibles limitaciones técnicas los satélites norteamericanos tendrían que detectar la circulación de estos objetos de gran tamaño. Además, el avión fue derribado durante el día y no de noche, cuando es posible ocultar una batería de misiles. 

De acuerdo con una fuente que cita el periodista en su publicación, lo más probable es que las agencias de inteligencia estadounidenses recibieran las imágenes satelitales de la zona, que por su parte mostraban el lanzacohetes propiedad de las tropas de Kiev, por lo que al Gobierno de Obama le resultaría desfavorable hacerlas públicas.

Sin embargo, los medios occidentales no exigen detalles específicos de Washington, sino que solo "difunden propaganda" diciendo que el sistema Buk era ruso, algo que, según Parry, influye sobre los estadounidenses desinformados.

El analista también señala que la mayoría de los argumentos en contra de Rusia proviene del Gobierno ucraniano, que llegó al poder por un golpe de Estado anticonstitucional y no tiene la mejor reputación en lo que respecta la búsqueda de la verdad, como lo demuestra que todavía se desconocen las circunstancias en las que se produjo el incendio de la Casa de los Sindicatos de Odesa y del asesinato de manifestantes y policías en Maidán. Mientras tanto las causas de la tragedia del Boeing 777 de Malaysia Airlines siguen sin aclararse. 

Desde abril, las tropas ucranianas están realizando contra los habitantes del este de Ucrania descontentos con el golpe de Estado de febrero una operación 'antiterrorista' con la participación de aviones militares, artillería pesada y lanzacohetes múltiples.

Según los expertos, el equipo militar utilizado por el Ejército ucraniano en su mayoría se remonta a la época de la Unión Soviética y su aplicación en el curso de las operaciones militares podría conducir a la repetición de la tragedia del avión de pasajeros ruso derribado por Ucrania sobre el mar Negro en 2001.

En aquel entonces durante unos ejercicios militares de la defensa aérea de Ucrania un cohete del sistema de misiles C-200 derribó un avión de pasajeros ruso Tu-154 que realizaba el vuelo de Tel Aviv a la ciudad rusa de Novosibirsk. El accidente dejo 78 víctimas: 66 pasajeros, la mayoría de los cuales eran ciudadanos israelíes, y 12 miembros de la tripulación.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente