Portada - Últimas noticias

El Batallón Vostok ha llegado de Rusia para combatir en la autoproclamada República de Donétsk. Han vaciado el edificio, han limpiado las barricadas (inflamables) y ahora preparan la defensa de la ciudad con blindados y alguna ametralladora antiaérea. Este golpe de autoridad llega justificado por el saqueo de un supermercado de las afueras. Mientras el Batallón peleaba contra el ejército ucraniano, algunos se entretuvieron desvalijando. Los nuevos mandos detuvieron a doce.

Ha sido una semana traumática para los prorrusos. El lunes tuvo lugar la batalla por el aeropuerto, cuando los helicópteros de combate ucranianos barrieron el panorama con estelas de fuego y bombas y los milicianos caían de árbol en árbol con las metralletas humeando en sus manos. A la mañana siguiente, un camión depositaba 28 cuerpos en la morgue del hospital de Kalinin, en Donétsk.

Los cadáveres fueron apilados. Los médicos hacían viajes de la morgue a la sala forense con camillas metálicas manchadas de sangre seca. Una mujer dio un manotazo a una cámara y rompió a llorar. El resto del personal tenía la cara inmóvil, precintada contra las emociones. Colocaron un trapo en cada rostro exangüe para evitar que sus familias los reconociesen por televisión.

Hasta 70 miembros del Batallón Vostok cayeron en los combates, al menos 33 de ellos rusos, repatriados este viernes en un camión frigorífico atiborrado de ataúdes rojos. Según Al Jazeera, fueron los propios milicianos quienes pidieron a varios periodistas extranjeros que les acompañasen para no ser atacados en la frontera. Una treintena de fallecidos permanecen en el aeropuerto.

El Batallón Vostok fue formado por chechenos en 1999 para combatir la islamización del movimiento separatista; luego acabó sumándose al bando ruso. Desde entonces, salvo por su intervención en Georgia en 2008, ha estado en la reserva y quizás ya no cuente con muchos de los miembros originales, siendo la mayoría de Donétsk. El número de sus tropas no está claro, pero sí es evidente su conexión con Rusia: el comandante, Igor Strelkov es un esquivo militar de Moscú, igual que Aleksandr Borodái, primer ministro de la república de Donétsk.

La masacre, en la que también murieron dos civiles, cayó como un telón sobre Donétsk. Muchos negocios echaron el cierre y los habitantes intensificaron su marcha, la mayoría en tren. Los autobuses han sido cancelados y salir en coche garantiza el mal trago de atravesar varios check-points de gente nerviosa. Todo el mundo se pregunta cuándo rodarán los tanques ucranianos por la calle Artiom.

Dnepropetrovsk

Ha sido nombrado I. Carevu como gobernador popular de Dnepropetrovsk para encabezar al ejército de liberación de la República Popular de la región. La mayoría de la región de Dnipropetrovsk quiere ser parte de Novorossia. Pretende lanzar una ofensiva en  Dnipropetrovsk donde dominan las bandas nazistas del oligarca sionista Kolomoisky. Es la evolución natural  de la revolución anti oligárquica que se extiende en el sureste y que  comenzó con el derrocamiento del gobierno en Donetsk del oligarca Rinat Akhmetov. Carevu ha anunciado la nacionalización de las propiedades de Kolomoisky para que pasen a ser propiedad del pueblo de Dnipropetrovsk.

Cientos de niños ucranianos huyen hacia Crimea de los bombardeos de tropas de Kiev


Los constantes enfrentamientos entre el Ejército ucraniano y las autodefensas en las regiones orientales de Ucrania, han llevado a las familias de la ciudad de Slaviansk a tomar una difícil decisión: separarse temporalmente de sus hijos.

Por el momento al menos 200 niños de esa localidad han sido evacuados hacia la península de Crimea, donde se refugiarán en un campamento de verano hasta que se normalice la situación en Slaviansk.

Sin embargo, muchos menores no han podido huir del conflicto, debido a que la Guardia Nacional retuvo en un punto de control algunos autobuses que transportaban a niños, según varias informaciones.

"Estamos trasladando a los niños desde Slaviansk a Crimea. El campamento de verano de Artek nos ofreció un lugar donde dejarlos, por eso todos los padres tratan de llevar allí a sus niños", relata la madre de uno de los niños refugiados.

A pesar de ser menores, muchos de ellos entienden que este no es un verano cualquiera, que el alejamiento de su familia no es un asunto menor.

Cada suceso que ocurre en Slaviansk se ha teñido de incertidumbre. Incluso las fiestas de graduación de los adolescentes se han llevado a cabo en un ambiente de silencio o tristeza.

"No sabemos qué va a ser de nuestros hijos. Hasta las cuatro de la mañana hay bombardeos. La graduación debe ser un acontecimiento alegre, pero los niños no querían ir. Tuve que convencer a mi hija para que fuera", comenta otra madre de familia.

Ahora muchos de los que se van de la ciudad de Slaviansk, se marchan sin una fecha de retorno. No saben cuándo volverán de nuevo a su casa.

La operación del Ejército ucraniano contra los milicianos no solo ha obtenido pocos éxitos hasta el momento en sus objetivos militares, sino que ha tenido un efecto contraproducente en la población de algunas localidades de las regiones de Donetsk y Lugansk. El rechazo al gobierno de Kiev se refuerza día a día a causa de los ataques de sus tropas.

  Hace solo unos días, en las calles de Slaviansk y Donetsk se veían imágenes de civiles asesinados. Ahora, los enfrentamientos están golpeando colegios y centros médicos. "Han destruido nuestras nuevas escuelas equipadas con las últimas tecnologías, casi destruyeron el hospital infantil, el centro de salud. ¿Qué es eso? ¿Quién les dio el derecho de llegar a nuestra tierra y exigir algo?", se pregunta una jubilada.

Slaviansk es uno de los bastiones de las milicias anti Kiev en el este de Ucrania. Allí la operación militar lleva desarrollándose varias semanas y los enfrentamientos cada vez tienen un coste más alto entre su población.

Francotiradores de Kiev matan a seis médicos y milicianos que retiraban cadáveres en Donetsk

Francotiradores impiden evacuar los cuerpos de los muertos en el combate por el aeropuerto de Donetsk y mataron en dos días a seis médicos y milicianos que intentaron hacerlo, comunicó hoy el primer ministro de la autoproclamada República Popular de Donetsk, Alexandr Borodái. "De hecho, los francotiradores utilizan los cadáveres como cebo", dijo Borodái a esta agencia.

Moscú indignada con el papel de la corrupta Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE)

Moscú está indignada por los llamamientos del enviado especial de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) para Ucrania, Wolfgang Ischinger, a “intensificar la operación antiterrorista” en el este del país.

“Estamos muy sorprendidas por las recientes declaraciones sobre Ucrania del respetado diplomático alemán Wolfgang Ischinger. Suscitan perplejidad sus palabras, publicadas por la prensa alemana, sobre un ‘acompañamiento internacional’ del diálogo ruso-ucraniano y las acusaciones infundadas de que Rusia ‘no garantiza un control suficiente de la frontera’”, dice un comunicado del servicio de prensa del Ministerio de Exteriores de Rusia.

Según el ente, “son indignantes los llamamientos a ‘intensificar la operación antiterrorista’ en el este de Ucrania, algo que hemos escuchado en más de una ocasión pero desde Kiev y la lejana Washington”.

Asimismo, Moscú aboga por continuar organizando mesas redondas para resolver la crisis ucraniana. “Es importante que continúen las mesas redondas, propuestas por la presidencia suiza de la OSCE, con la participación de los actores que tienen influencia real en las regiones ucranianas para resolver la crisis interna y sentar nuevas bases constitucionales del Estado ucraniano, garantizar una justa distribución de poderes entre Kiev y las regiones y el respeto a los derechos de los ciudadanos de Ucrania”, dice la nota.

El Gobierno interino de Ucrania continúa desde mediados de abril una operación especial contra las milicias de las regiones de Donetsk y Lugansk, que se rebelaron contra Kiev tras el cambio del régimen en febrero pasado.

Este mayo, Wolfgang Ischinger fue nombrado enviado especial de la OSCE para el diálogo nacional en Ucrania y participó en tres mesas redondas, en Kiev, Járkov y Nikoláev. Los representantes de las autoproclamadas repúblicas populares de Donetsk y Lugansk no asistieron a las reuniones.

Alexander Duguin predijo en 2009 la "desintegración" de Ucrania

En 2009, el analista geopolítico ruso Alexánder Duguin predijo la crisis de Ucrania y su "agonía", explicando en detalle las razones de los acontecimientos actuales en ese país. El experto creía que el colapso era inevitable ya en los años 90.

Duguin indica que escribió sobre la desintegración de Ucrania poco después de la disolución de la URSS. "Este país se está acercando al final de su existencia soberana. Desde el punto de vista geopolítico, el Estado ucraniano era muy frágil desde el principio, ya que dentro de las mismas fronteras se unieron dos pueblos con una orientación geopolítica completamente distinta", dijo en una entrevista a un canal ruso en 2009.

El politólogo cree que habría sido posible ponerse de acuerdo solo si se hubiera adoptado "una política multidireccional" para "establecer un equilibrio de las relaciones entre las regiones orientales y occidentales" del país. Sin embargo, la élite política de Ucrania se ha fijado en Occidente y después de la Revolución Naranja del año 2004, tomó un determinado camino en el que ya no hay vuelta atrás.

En 2009, Duguin dijo que las elecciones presidenciales de 2010 serían "las últimas en celebrarse en una Ucrania unida".

"Creo que estas elecciones serán las últimas de una Ucrania unida. […] Los ucranianos se enfrentan a las elecciones sin elección. Pueden elegir sólo una cosa: desintegrarse hoy o posponerlo hasta mañana", dijo el experto en aquel entonces.

"Lo que está sucediendo allí es una locura, la agonía. Así se termina un Estado", precisó también en 2009. Duguin enfatizó que "la cuestión de su colapso es inevitable, ya que no hay políticos ni partidos ni actitudes sociales que mantengan a Ucrania unida contra la desintegración".

El analista geopolítico hizo referencia a las declaraciones de Zbigniew Brzezinski, uno de los principales ideólogos de la política exterior de EE.UU., que afirmaba que la tarea de Washington es alejar a Ucrania de Rusia. Y Rusia, por su parte, agrega el experto, tiene una posición totalmente opuesta.

En cuanto al presidente electo, Duguin opina que Piotr Poroshenko "no tiene autoridad real ni entre la población ni entre los oligarcas". "La gente votó por él por desesperación", precisa Duguin. El candidato del partido nacionalista Sector Derecho, Dmitri Yárosh, fue apoyado por alrededor del 1%, lo que muestra, según el politólogo, que "los ucranianos occidentales no quieren radicalizar aún más la situación". 

Según Duguin, los ucranianos "no se dan cuenta de que es imposible regresar a nada", y si no se cambia el curso, "van a seguir participando en el suicidio, la autodestrucción deliberada de la nación".

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente