Portada - Últimas noticias

Decenas de personas murieron en la Casa de los Sindicatos de Odessa, en el campo Kulikovo. El edificio era refugio de los partidarios de la federalización de Ucrania. Los matones del Maidan que llegaron hoy a la ciudad quemaron su campamento en la plaza. Testigos presenciales han informado de decenas de víctimas, la mayoría murió de asfixia, otras cayeron en el asfalto de los pisos superiores, donde eran rematados por la turba que apoya Occidente y la OTAN.

Los bomberos llegaron al edificio en llamas 40 minutos después de que el fuego comenzara.

El fuego mató a 38 personas: 8 saltaron desde las ventanas durante el incendio y 30  asfixiado por el monóxido de carbono" dijo el servicio de prensa del Ministerio de Asuntos Internos de la Oficina de Ucrania en la región de Odessa.

Los disturbios comenzaron en la ciudad el viernes por la tarde con una pelea masiva en las calles. Los partidarios del gobierno golpista marcharon por algunas calles destrozando todo a su paso. Tuvieron lugar fuertes enfrentamientos con las fuerzas de autodefensa y se produjeron los primeros muertos.

Posteriormente, los matones del Sector Derecho y los Maidanistas se dirigieron hacia el campo Kulikovo, donde se encuentra el campamento de los opositores al gobierno ilegal de Kiev.

En la ciudad histórica (Deribasovskoy, griega, la Transfiguración y la calle Santa Catalina) se vivieron verdaderas peleas que involucran a varios cientos de personas. Todo valía desde palos a cócteles molotov. Disparos y explosiones…

En el camino los activistas rompieron ventanas de coches y contenedores de basura.

La primera víctima recibió un disparo en el pulmón derecho. No pudo salvarse, ya que murió en el camino al hospital. Como ha señalado el jefe del servicio de prensa de la policía de la ciudad Tatiana Khmelnytsky, la víctima tendría unos 25 años de edad.

Según los testigos, lanzaron cócteles molotov a las fuerzas del orden. Un hombre en llamas murió. Otros agentes de policía dispararon a un manifestante en la cara. Fue hospitalizado.

Después de los disturbios, que cometieron los ultraliberales, el centro de Odessa olía a quemado por todas partes estaba sumido en una cortina de humo.

Al llegar al campo Kulikovo, miles de columna de activistas radicales comenzaron a atacar el campamento de los antimaidan. Lanzaron cócteles Molotov contra el edificio de la Casa de los Sindicatos. Algunos intentaron salir por las ventanas. Además, el fuego se extendió al edificio lateral. Los matones kievianos arrasaron el campamento del movimiento pro-ruso quemando las tiendas de campaña.

Incluso aquellos que cayeron heridos al asfalto no pudieron ser atendidos por los médicos que resultaban agredidos por los criminales de Yatseniuk y sus amos occidentales. Las ambulancias se dirigieron a la Casa de los Sindicatos así como el refuerzo de los combatientes de las autodefensas y de la policía, los defensores armados condujeron varios autobuses y desembarcaron en la entrada de servicio del edificio. Pero ya era tarde.

 

El número de personas muertas en la masacre en masa se elevan a unos 40. Diez policías también resultaron heridos.

He aquí a los criminales preparando la masacre.

 

¿Y ahora qué va a decir Occidente?

Los enfrentamientos comenzaron al llegar los radicales de Kiev

Disturbios de masas se registraron en la plaza central de la ciudad del Mar Negro de Ucrania de Odessa. Los disturbios comenzaron cuando varios cientos de elementos enviados desde Kiev como hinchas de fútbol tomaron una actitud agresiva contra la población.

Cerca de 1.500 jóvenes con máscaras y brazaletes del Sector Derecho armados con cadenas, palos y escudos intentaron organizar una marcha por las calles céntricas de Odessa, cantando "Gloria a Ucrania", "Muerte a los enemigos", "Puñalada Moskals" (Moskal es un insulto étnico para los rusos usados ​​en Ucrania), informó la agencia TASS.

Fueron recibidos por activistas del movimiento Kulikovo Polo (Kulikovo Campo), que gritaban en contra de lo que ellos llaman la usurpación del poder en Ucrania, por un referéndum sobre la federalización del país y la concesión de la lengua rusa el estatus de lengua oficial del Estado. La policía no logró evitar los enfrentamientos, que se han extendido a Deribasovskaya Street y Plaza Grecheskaya.  Los habitantes de Odessa están construyendo barricadas en las calles del centro de la ciudad.


Según testigos, se pudieron oír disparos en el centro de la ciudad, donde ocurrieron los enfrentamientos. Además, los manifestantes de ambas marchas arrojaron unos a otros cócteles molotov y granadas de humo.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente