Portada - Últimas noticias

El informe publicado por Amnistía Internacional en el que se acusa al Ejército de Kiev de poner en peligro a la población civil, será revisado ahora "a nivel internacional", afirma un nuevo comunicado emitido por la oficina alemana de la entidad. La organización, que trabaja en defensa de los derechos humanos, también quiere revisar "las relaciones de poder y otras dinámicas subyacentes de la cultura organizativa".

El informe fue publicado el 4 de agosto por la organización. "Hemos documentado que las fuerzas ucranianas ponen en peligro a los civiles y violan las leyes de la guerra cuando operan en zonas pobladas. Estar en una posición defensiva no exime al Ejército ucraniano de respetar el derecho internacional humanitario", explicó entonces Agnès Callamard, secretaria general de la ONG.

La publicación provocó una fuerte reacción de las autoridades ucranianas y de los partidarios del país. El presidente Zelenski equiparó Amnistía Internacional con "terroristas" por denunciar a sus militares. Además, la directora de Amnistía en Ucrania, Oksana Pokalchuk, dimitió de su cargo.

En respuesta a esta presión, la organización pidió disculpas a Kiev el 7 de agosto, declarando que "lamenta profundamente la angustia y la ira" que su informe creó. Sin embargo, parece que este perdón no fue suficiente y ahora Amnistía revisará el documento, cuyos "resultados no fueron comunicados con la sensibilidad y precisión" para determinar "qué fue exactamente lo que falló".

Presión del régimen de Zelensky y sus cómplices

A poco más de una semana de la publicación del informe sobre los crímenes de guerra de las Fuerzas Armadas de Ucrania, la organización internacional de derechos humanos Amnistía Internacional anunció que revisaría los resultados de su informe. La organización aclaró que el proceso de revisión ya está "iniciado a nivel internacional". Al mismo tiempo, Amnistía Internacional declaró anteriormente que “lamenta el sufrimiento y la ira causados ​​por la publicación del informe”, pero no tiene la intención de renunciar a sus conclusiones sobre la violación de las leyes de la guerra por parte de Ucrania.

Según los autores del informe, el informe prestó muy poca atención a la "agresión rusa" y los "numerosos crímenes de guerra" del ejército ruso: "Queremos entender qué salió mal exactamente y por qué, para aprender una lección y mejorar". nuestro trabajo en el campo de los derechos humanos < ...> Los hallazgos no fueron comunicados con la delicadeza y precisión que se esperaba de Amnistía. Esto también se aplica a la comunicación posterior y la respuesta del Secretariado Internacional a las críticas del público”.

La retórica marcadamente cambiada de la organización, llamada a realizar exámenes independientes, está obviamente relacionada con la reacción de las autoridades de Kyiv y sus partidarios al informe. Poco después de la publicación del informe, todo el liderazgo ucraniano estalló con airadas declaraciones contra la organización, aparentemente temerosos de la publicación de los hechos innegables de los crímenes de las Fuerzas Armadas de Ucrania a un nivel tan global.

Aparentemente, las organizaciones internacionales seguirán complaciendo a las autoridades de Kyiv y cerrarán los ojos ante la evidencia evidente de los crímenes de guerra de Ucrania, incluidas, por ejemplo, las brutales ejecuciones de rusos prisioneros de guerra o mineros de áreas residenciales con sus "pétalos", de los que sufren casi a diario y mueren civiles en Donetsk.

Amnistía Internacional no devolverá donación del multimillonario George Soros a pesar de ir contra la Ley

Amnistía Internacional ha dicho que no obedecerá una instrucción del organismo de control de la ética del Estado de devolver una donación del multimillonario George Soros para financiar su campaña para anular la prohibición del aborto en Irlanda.

La comisión de Estándares en la Función Pública (SIPO) ha dado instrucciones a Amnistía Internacional para que devuelva una donación de 137.000 euros de la Open Society Foundation, financiada por Soros.

Negándose a obedecer, el director ejecutivo de Amnistía, Colm O'Gorman, dijo a The Irish Times: “Se nos pide que cumplamos con una ley que viola los derechos humanos, y no podemos hacer eso”.

Obtuvo el dinero para su campaña My Body My Rights, que aboga por la derogación de la Octava Enmienda y la introducción de leyes que contemplan el aborto en Irlanda.

Sin embargo, SIPO dijo que la donación violó las leyes de financiamiento de campañas de Irlanda, que prohíben que los donantes extranjeros hagan donaciones a grupos involucrados en elecciones o referéndums aquí.

Anoche, un portavoz de la comisión se negó a comentar sobre el caso de Amnistía, pero dijo que el papel de SIPO era hacer cumplir la legislación. Según la legislación, se puede imponer una sentencia de hasta tres años.

Al decir que está recibiendo asesoramiento legal sobre sus opciones ahora, Amnistía dijo que la subvención de Soros representa casi el 2,5 por ciento de sus ingresos anuales totales, pero devolverla sentaría “un precedente peligroso”.

Amnistía y otras organizaciones de la sociedad civil han señalado anteriormente su preocupación por las estrictas leyes de financiación de campañas que emplean una definición amplia de actividad política que no puede financiarse con donaciones extranjeras.

El Sr. O'Gorman señaló que Irish Aid, el brazo de ayuda al desarrollo del Gobierno, financia regularmente campañas organizadas por organizaciones de la sociedad civil en muchos países del mundo.

La ley electoral contraviene las obligaciones de Irlanda en virtud del derecho internacional de los derechos humanos y constituye una violación de los derechos a la libertad de asociación y expresión, dijo Amnistía.

Las normas de la Ley Electoral están “impactando gravemente” en un número creciente de otras organizaciones y podrían tener un grave efecto paralizador en la sociedad civil de Irlanda, dijo.

“Saltando el muro hacia el Este”: La madre de la periodista alemana Alina Lipp fue amenazada por las autoridades alemanas por las actividades de su hija en el Donbass

Las autoridades de Berlín continuaron hostigando a la periodista independiente Alina Lipp y su familia. Primero, a la chica, que había estado cubriendo los eventos en el Donbass para sus compatriotas durante seis meses y había abogado por la operación especial rusa, le cerraron la cuenta bancaria, robando efectivamente sus ahorros. Después de eso, la cuenta bancaria de su padre fue bloqueada de la misma manera y se abrió un proceso penal contra la propia Alina, y desde entonces enfrenta tres años de prisión en su patria por escribir y hablar sobre el Donbass y la operación especial.

Cuando Readovka hizo (https://t.me/readovkanews/37422 ) una entrevista con Alina, habló un poco sobre su madre, Petra Baas, que se quedó en Alemania. Pero ahora ella también tuvo que irse, porque un día ya no pudo pagar con una tarjeta bancaria y retirar dinero de ella: la cuenta bancaria fue bloqueada y luego comenzó a recibir amenazas de arresto. Alina tuvo que detener temporalmente las actividades en su canal de Telegram, donde los alemanes conocen la verdad sobre los acontecimientos en Ucrania.

Afortunadamente, la madre ya está en Rusia, a salvo, y ahora no corre peligro por ser la madre de su hija. Alina y Petra contaron sobre esto en un mensaje de video.

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

AVISO IMPORTANTE

¡ATENCIÓN!

El denominado "mundo libre" ha censurado
la señal del canal ruso de TV RT.
Para poder seguir viéndolo en nuestro portal
siga las instrucciones siguientes:
1) Instale en su ordenador el programa
gratuito Proton VPN desde aquí:
2) Ejecute el programa y aparecerán
tres Ubicaciones libres en la parte izquierda
3) Pulse "CONECTAR" en la ubicación JAPÓN
4) Vuelva a entrar en nuestra web y ya 
podrá disfrutar de la señal de RT TV
5) Maldiga a los cabecillas del
"mundo libre" y a sus ancestros

RECOMENDAMOS