Libros Recomendados

Portada - Últimas noticias

El Ministerio de Asuntos Exteriores de China anunció este viernes una serie de contramedidas por la visita a Taiwán de la presidenta de la Cámara de Representantes de EE.UU., Nancy Pelosi.

"En respuesta a la insistencia de la presidenta de la Cámara de Representantes de EE.UU., Nancy Pelosi, en visitar Taiwán a pesar de la fuerte oposición y [...] de las declaraciones de China, el Ministerio de Asuntos Exteriores anunció el 5 de agosto las siguientes contramedidas", reza el comunicado publicado por el organismo.

Las contramedidas incluyen:

  • La cancelación de los diálogos entre los líderes militares de EE.UU. y China
  • La suspensión de las reuniones de representantes chinos con el Departamento de Defensa de EE.UU.
  • La suspensión de las conversaciones sobre el mecanismo de seguridad marítima mutuo
  • La suspensión de la colaboración en la esfera de la migración ilegal
  • La suspensión de la colaboración en la esfera de la justicia
  • La suspensión de la colaboración en la esfera de la lucha contra las drogas
  • La suspensión de la colaboración en la esfera de lucha contra la delincuencia internacional
  • La cancelación de las conversaciones sobre el cambio climático

Previamente esta jornada, China anunció que impondrá sanciones contra Pelosi por su visita a la isla. La portavoz del Ministerio chino de Exteriores Hua Chynying subrayó que el viaje de la legisladora estadounidense a Taipéi "interfiere seriamente" en los asuntos internos del gigante asiático, "socava" su soberanía e integridad territorial y "pone en peligro" la estabilidad y la paz en el estrecho de Taiwán.

"Es natural y justificado un ataque de represalia por parte de China"

Tras la visita de Pelosi a Taiwán, China inició este jueves unos ejercicios militares a gran escala "sin precedentes" que incluyen simulacros con fuego real en el espacio marítimo y aéreo de seis zonas alrededor de Taiwán, lo que provocó descontento en Occidente.

El Grupo de los Siete (G7) y el jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell, emitieron una declaración conjunta en la que señalaron que las "acciones amenazantes" emprendidas por Pekín, y en particular, las maniobras militares con fuego real y la presión económica, pueden conducir a "una escalada innecesaria". El G7 y la UE instaron a China a "no cambiar unilateralmente el 'statu quo' en la región por la fuerza" y a resolver las diferencias por medios pacíficos.

Mientras, el secretario de Estado de EE.UU., Antony Blinken, consideró que los simulacros militares en torno a Taiwán representan una "significativa escalada" en la región. El jefe de la diplomacia estadounidense afirmó que "no había una justificación" para el inicio de las maniobras.

Por su parte, el viceministro de Asuntos Exteriores chino, Deng Li, tachó la declaración del G7 y de la UE de "tergiversación de los hechos" y criticó a los diplomáticos por "realizar abiertamente provocaciones políticas y enviar una grave y falsa señal para las fuerzas separatistas de la 'independencia de Taiwán'". En este contexto, la Cancillería china convocó a los diplomáticos europeos y al embajador japonés.

Deng subrayó que la visita de Pelosi a Taiwán es "una flagrante y grave violación de la soberanía y la integridad territorial de China". "En respuesta a la provocación de la colusión entre EE.UU. y Taiwán, es natural y justificado un ataque de represalia por parte de China", destacaron desde Pekín.

China convoca a diplomáticos de G7 por ‘tergiversar’ caso Taiwán

La Cancillería china convoca a diplomáticos europeos del G7 en el país para protestar por sus declaraciones provocativas sobre la cuestión de Taiwán.

En declaración conjunta, líderes del Grupo de los Siete (G7) —Canadá, Francia, Alemania, Italia, Japón, el Reino Unido y EE.UU.— y el alto representante de la Unión Europea (UE), Josep Borrell, reafirmaron su “compromiso compartido de mantener el orden internacional basado en reglas, paz y estabilidad en el estrecho de Taiwán y más allá”, ante la escalada Taipéi-Pekín por la vista de la presidenta de la Cámara de Representantes de EE.UU., Nancy Pelosi.

Tal como los líderes anunciaron en la nota, las recientes acciones militares de China, en particular los ejercicios con fuego real y la coerción económica, desestabilizan la zona y aumentan el riesgo de una escalada innecesaria.

Al tenor de los hechos, el viceministro de Relaciones Exteriores de China, Deng Li, ha convocado este viernes a los diplomáticos europeos en el país para expresarles su firme protesta ante las declaraciones del G7 por “tergiversación de los hechos”, según un comunicado de la Cancillería china.

No solo eso, Deng ha censurado a los diplomáticos europeos por “realizar abiertamente provocaciones políticas, y enviar una grave y falsa señal para las fuerzas separatistas de la ‘independencia de Taiwán’”.

El funcionario ha recordado también que el principio de ‘Una Sola China’ es una norma fundamental de las relaciones internacionales y el consenso universal de la comunidad internacional, la base política de las relaciones de China con otros países.

Esto, mientras que, tras la visita de Pelosi a la isla, Pekín advierte que tomará “medidas contundentes” ante lo que considera una traición deplorable. En este marco, desde el jueves, el gigante asiático ha iniciado ejercicios militares sin precedentes a gran escala y actividades de entrenamiento, incluidos simulacros con fuego real en el espacio marítimo y aéreo, en seis zonas alrededor de Taiwán.

EEUU y el doble discurso de sus acciones militares en Taiwán

El Departamento de Defensa de Estados Unidos ordenó mantener su portaaviones Ronald Reagan y sus buques de escolta en el estrecho de Taiwán para monitorear la tensa situación entre Taiwán y el ejército chino. Sin embargo, por otro lado, asegura que ha cancelado ejercicios militares para aliviar las tensiones en la región.

El Secretario de la Defensa de Estados Unidos, Lloyd Austin, determinó mantener su aparato militar cerca de la isla, en medio de los ensayos militares realizados por el gigante asiático en protesta por la visita de Nancy Pelosi pese a las advertencias de Pekín, informó el coordinador de comunicaciones estratégicas del Consejo de Seguridad Nacional de Estados Unidos, John Kirby.

Sin embargo, esta postura contrasta con la decisión anunciada minutos antes por el mismo Kirby, sobre la suspensión temporal del lanzamiento de prueba de su misil balístico Minuteman III. Según el funcionario estadounidense, Estados Unidos decidió no lanzar el misil como muestra de que desea reducir las tensiones con China y de que es una potencia nuclear responsable.

Kirby advirtió que fuerzas armadas estadounidenses mantendrán patrullajes marítimos y aéreos de manera constante en la zona durante las próximas semanas, en medio de la escalada de tensiones entre Pekín y Washington luego de que aterrizara en Taipéi la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi.

"Tomaremos nuevas medidas para demostrar nuestro compromiso de garantizar la seguridad de nuestros aliados en la región, incluido Japón", apuntó Kirby.

También recriminó al Gobierno de China el lanzamiento de once misiles balísticos en las inmediaciones taiwanesas, territorio que Pekín considera parte de su territorio nacional y que es reconocido como república independiente por algunos actores de la comunidad internacional.

"Las acciones provocadoras de Pekín son una escalada significativa en sus intentos de larga data de cambiar el statu quo. [Se espera] que tales acciones de China continúen en los próximos días", agregó.

Kirby dijo que Estados Unidos está preparado para una escalada en las tensiones, pero que no busca una crisis con el gigante asiático.

El portaaviones Ronald Reagan está impulsado por energía nuclear estilo Nimitz y es la novena embarcación de su tipo al servicio de las fuerzas armadas del país norteamericano.

China, dispuesta a profundizar la cooperación estratégica con Rusia

NOM PEN (Sputnik) — China está lista para profundizar la cooperación estratégica con Rusia en el contexto de las crecientes tensiones en el estrecho de Taiwán, declaró el ministro de Exteriores chino, Wang Yi.

"Pekín está dispuesto a reforzar la cooperación estratégica con Rusia para que juntos podamos defender de manera más eficaz el sistema internacional, en el que la ONU juega el papel clave, así como el orden basado en las normas del derecho internacional generalmente aceptado", dijo Wang, al reunirse con su homólogo ruso, Serguéi Lavrov, en la capital camboyana, Nom Pen.

Rusia, agregó, sigue comprometida con el principio de "una sola China" y se opone a cualquier intento de violar la soberanía del país.

Según el canciller chino, la postura de Moscú hacia Taiwán muestra "el alto nivel de la asociación estratégica integral chino-rusa", así como el apoyo mutuo en la escena mundial.

China y Rusia, subrayó, "defienden conjuntamente la igualdad y la justicia en el mundo".

La política fundamental del Gobierno chino respecto a Taiwán es la reunificación pacífica bajo el principio "un país dos sistemas".

The Guardian: "En Taiwán, como en Ucrania, Occidente está coqueteando con el desastre"

Las actuales políticas aventureras y belicistas de los países occidentales hacia Ucrania y Taiwán aumentan el riesgo de "una guerra global", escribió el británico Simon Jenkins en un editorial aparecido en el diario The Guardian.

"Ucrania y Taiwán merecen todo el apoyo diplomático, pero no se puede permitir que se desvíen hacia una guerra global o una catástrofe nuclear", advirtió Jenkins, quien en su examen indicó que "esto puede reducir el efecto -siempre sobrevalorado- de la disuasión nuclear y haciéndolos vulnerables al chantaje. Pero una cosa es declararse 'más vale muerto que rojo', y otra muy distinta infligir esa decisión a los demás”.

Según el editorialista, Estados Unidos y sus aliados se adhieren a una política de "ambigüedad estratégica" cuando declaran que están listos para brindar asistencia militar a Taiwán, respetando su compromiso con el principio de una sola China. En ese contexto, calificó la visita de la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, a la isla como "evidentemente provocativa".

Lo mismo ocurre con Ucrania: Washington y Londres reiteran la necesidad de apoyar a Kiev para hacer fracasar a Rusia, ignorando sin embargo que sus acciones conducen a una reacción más fuerte de Moscú, subrayó el periodista británico.

Entonces Jenkins concluye: “Puede ser que algún día una guerra global, como el calentamiento global, traiga al mundo una catástrofe que puede enfrentar. Por el momento, la democracia liberal ciertamente le debe a la humanidad evitar, en lugar de provocar, este riesgo. Ambos bandos coquetean ahora con el desastre. Occidente debería estar listo para dar marcha atrás y no llamarlo derrota'.

Análisis: Operaciones militares claramente enfocadas

La República Popular China está revelando gradualmente mapas de "operaciones militares claramente enfocadas" anunciadas en respuesta a la dramática visita de abordaje de la oradora Nancy Pelosi al aeropuerto de Taipei. Nuestro amigo Artem Maltsev entendió los detalles. En resumen, bienvenidos a la Cuarta Crisis del Estrecho de Taiwán.

Como en 1996, los lanzamientos de misiles balísticos, así como las maniobras navales y las acciones para practicar una operación de desembarco, son hasta ahora el principal argumento. Ya se han publicado los NOTAM de las áreas de ejercicio previstas. A primera vista, uno podría tener la impresión de que la República Popular China rodea la isla por todos lados, preparándose para un bloqueo o algo peor. Las infografías replicadas en las redes sociales chinas con el despliegue de la aviación y la marina frente a las costas de la isla están claramente destinadas a crear ese efecto.

 

De hecho, los cuadrados más cercanos al suroeste y noreste de Taiwán son zonas de llegada de misiles, mientras que es probable que los aviones y los barcos de superficie mantengan cierta distancia. Esto último se ve claramente en el ejemplo de la crisis anterior de 1995-1996, cuando la esquina de uno de los "cuadrados de llegada" tocó limpiamente el límite de la zona de las 12 millas. Hoy, el cuadrado correspondiente se ha movido de manera demostrativa hacia las profundidades de las aguas territoriales, tocando suavemente la frontera de las ahora aguas internas de Taiwán. En estados verdaderamente independientes, la soberanía sobre las aguas interiores es equivalente a la soberanía sobre la tierra. Para la República Popular China, por supuesto, así como para una buena mitad de la comunidad internacional, no hay aguas soberanas cerca de la isla de Taiwán, porque China es una e indivisible. Sin embargo, el liderazgo político-militar de la República Popular China hizo el gesto correspondiente, con extrema delicadeza y cautela.

En el último día, ya hemos visto al menos 11 lanzamientos de misiles balísticos de corto y mediano alcance: según datos preliminares, se trata de complejos DF-11 y DF-15. Después de la producción en masa en la década de 1990-2000. el arsenal de estos misiles puede acercarse a 1,5 mil unidades. A modo de comparación, durante los dos años de la crisis anterior, China lanzó solo 6 misiles de la misma clase.

 

Una imagen ilustra la trayectoria de los misiles balísticos chinos PLA 61 en áreas alrededor de Taiwán

Además, el último MLRS PHL-16 de un calibre inusual: 370 mm participó en el bombardeo. De hecho, este complejo está especialmente diseñado para bombardear el territorio principal de Taiwán como un reemplazo más "económico" de los misiles balísticos de corto alcance (en este papel, se puede comparar con el ahora conocido HIMARS MLRS, bueno, y mencionar la tesis sobre el acercamiento y la mezcla que ya se ha expresado repetidamente) "MLRS pesado" y "BR táctico".

En un futuro cercano, también se pueden esperar lanzamientos de misiles balísticos más avanzados: el notorio "asesino de portaaviones" DF-21D y su hermano mayor de alcance intermedio DF-26. Circulan rumores sobre la demostración del DF-17 con un planeador hipersónico novedoso. Sería interesante ver los resultados de las pruebas de estos misiles contra objetivos de superficie móviles, pero, francamente, es dudoso que los chinos hayan remolcado el barco objetivo al área deseada con anticipación.

En general, el arsenal de misiles de la República Popular China hoy en día es una especie de proporción desconocida entre muestras a gran escala de complejos de generaciones pasadas y sus contrapartes más modernas y avanzadas. En consecuencia, los lanzamientos masivos de tales misiles balísticos, como, por ejemplo, DF-16 y DF-21, pueden ser una señal de confianza en la profundidad de la parte más nueva de su "cargador de pólvora". Lo contrario también es cierto.

En cualquier caso, los isleños solo pueden disfrutar de los fuegos artificiales: a pesar de que Taiwán tiene un sistema de defensa antimisiles bastante avanzado (Patriot PAC-3 y local Tien Kung-III), todavía no alcanza las áreas de tiro.

Desde un punto de vista militar, está claro que estos lanzamientos no introducirán nada fundamentalmente nuevo en la "ecuación del estrecho". La posibilidad de una "calibración de bombardeos" masiva de Taiwán se ha considerado durante mucho tiempo una de las principales cartas de triunfo de la República Popular China en caso de una escalada del conflicto. Pero la experiencia de eventos bien conocidos muestra bien que incluso con la utilidad objetivamente limitada de los sistemas de defensa antimisiles, las fuerzas armadas dispersas en aglomeraciones urbanas pueden absorber perfectamente tales ataques mientras mantienen la estabilidad.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente