Portada - Últimas noticias

Boris Johnson ha decidido finalmente dimitir del cargo de primer ministro de Reino Unido, que ejercía desde el 24 de julio de 2019. Bajo un inusitado rayo de sol a las puertas de Downing Steet, Johnson empleó un tono eufórico en su despedida, en contraste con las lágrimas derramadas por su predecesora Theresa May en el momento de anunciar su partida, en mayo del 2019.

Johnson recalcó que piensa seguir en Downing Street hasta la elección de un nuevo líder y "de acuerdo con un calendario que se hará público esta semana".

El líder de la oposición laborista, Keir Starmer, respondió al breve discurso de Johnson reclamando que se vaya "completamente e inmediatamente" y ha amenazado con forzar una moción de censura y elecciones anticipadas.

El premier anunció su decisión de arrojar la toalla a las 8,30 de la mañana (una hora más en España) en una llamada al presidente del Comité parlamentario 1922, Graham Brady, que la noche anterior pasó varias horas intentando convencer al "premier". Éste acordó con Brady el calendario, incluida su dimisión inmediata para convocar un concurso por el liderazgo conservador antes del 21 de julio, cuando arranca la pausa veraniega del Parlamento.

FALTA TOTAL DE RESPALDO EN EL GOBIERNO

A lo largo de noche, los miembros más fieles de su gabinete, incluido el nuevo secretario del Tesoro Nadhim Zahawi, presionaron al "premier" para que cediera la resistencia y aceptara la realidad: la deserción de sus ministros y la falta total de respaldo entre sus propios diputados en Westminster. Poco antes de confirmarse su dimisión más de 50 miembros del Gabinete habían publicado contundentes cartas pidiéndole al "premier" que se retirara.

La dimisión del político que hizo posible el Brexit, al cabo de seis años de la victoria en el referéndum, tuvo un gran impacto en Bruselas y en otras capitales europeas, donde siempre se le percibió como un líder poco fiable, pese a sus esfuerzos por reforzar los lazos con el presidente Joe Bideny con Emmanuel Macron en sus últimos encuentros.

¿Qué pasa si Johnson decide dimitir?

Hay dos opciones en este escenario, detalla The Guardian. Así, en caso de que el mandatario acuerde abandonar su puesto en el momento que haya un sucesor, como ocurrió con la ex primera ministra Theresa May en 2019, Johnson encabezaría un Gabinete interino, mientras se determina quién asumirá su cargo.

No obstante, también hay la posibilidad de que el primer ministro decida dimitir de forma inmediata. En ese caso, se requeriría designar a un jefe interino del Ejecutivo porque la legislación establece que el país siempre debe contar con un primer ministro. Por defecto, el puesto asumiría Dominic Raab, actual secretario de Justicia y primer ministro adjunto. "Pero si se presenta para sustituir a Johnson y se considera que la titularidad podría darle una ventaja injusta, es posible que una opción más neutral pueda intervenir", destaca el medio.

La avalancha de llamamientos a Johnson a abandonar su cargo se ha producido ante la ola de renuncias por parte de los miembros del Gabinete que arrancó este martes con la dimisión del canciller de Hacienda, Rishi Sunak, y el secretario de Salud, Sajid Javid. En total, ya 57 conservadores han dejado sus puestos en el equipo de Johnson.

Entre los altos cargos que instaron a salir del mando a Johnson figura Nadhim Zahawi, el nuevo canciller de Hacienda del Reino Unido. "Ayer dejé claro al primer ministro […] que solo había una dirección hacia la que se dirigía esto, y que debía marcharse con dignidad", expresó el funcionario. "Primer ministro: esto no es sostenible y solo empeorará: para usted, para el Partido Conservador y, sobre todo, para el país. Debe hacer lo correcto e irse ahora", escribió Zahawi en su cuenta de Twitter.

El escándalo que provocó las renuncias

La última controversia en torno a Johnson surgió la semana pasada, cuando trascendió que Chris Pincher, miembro del Partido Conservador en la Cámara de los Comunes y el segundo a cargo de la disciplina de la formación, acosó a dos hombres en un lugar público mientras estaba en estado de embriaguez. Como resultado, Pincher renunció a su puesto y fue suspendido del partido.

Desde entonces, se reveló que Johnson nombró a Pincher para altos cargos en el partido y el Ejecutivo pese a que estaba al tanto de las acusaciones de otros casos de conducta sexual inapropiada protagonizados por el parlamentario. Este martes, el primer ministro pidió disculpas por estas decisiones en una declaración a la BBC admitió que había sido informado sobre una queja contra Pincher en 2019 que posteriormente fue resuelta. Durante la sesión de hoy en el Parlamento, el mandatario volvió a lamentar la promoción de Pincher y precisó que este está siendo actualmente objeto de una investigación independiente.

Voto de confianza y 'Partygate'

La crisis en el Gobierno llega un mes después de que los 'tories' sometieran a Johnson a un voto de confianza. Aunque el mandatario contó con 211 votos de respaldo y mantuvo el cargo, 148 parlamentarios conservadores expresaron su desconfianza, lo que representa más del 40 % del grupo.

La moción de censura se materializó tras la publicación de un informe en el que se investigaron los pormenores del escándalo llamado 'Partygate', relacionado con la celebración de varias fiestas en la sede del jefe del Ejecutivo en el número 10 de Downing Street en medio del primer y segundo confinamiento nacional por la pandemia de covid-19. Los eventos se celebraron en un momento cuando las normas sanitarias prohibían las reuniones sociales en el país.

El veredicto de los británicos (según una encuesta)

Mientras, una encuesta publicada este 6 de julio por la empresa YouGov refleja que el último escándalo relacionado con Pincher hizo que el 69 % de los británicos quieran que Johnson dimita, la cifra más alta registrada desde enero, cuando el porcentaje se elevaba al 63 % en medio de la salida a la luz de los detalles del 'Partygate'.

Además, el 54 % de los que votaron a favor de los 'tories' en las elecciones de 2019 también quieren ver al jefe del Ejecutivo fuera de Downing Street, siendo la primera vez que este índice es más alto que el porcentaje de votantes conservadores que siguen apoyando a Johnson (el 33 %). Este hecho destaca especialmente, ya que que en el sondeo de junio la mayoría de estos mostraron su apoyo al mandatario.

Análisis: Gran Bretaña: El Titanic choca contra el iceberg

Batiushka para The Saker Blog

El poder es como el cáncer: te devora lentamente sin que te des cuenta.

San Nectario de Egina (+ 1920)

Posiblemente, el mejor payaso que haya visto la política británica está saliendo por la puerta. Ministros y ayudantes, cuarenta y uno en veinticuatro horas, han dejado su barco que se hunde. En cuanto al propio Johnson, está pasando sus últimos días u horas reorganizando las tumbonas con solo los últimos sirvientes a su lado. El insumergible Titanic está empezando a hundirse. Deja que la banda toque. El Titanic se está hundiendo. Si eres una rata, bájate ahora.

Ya, antes de que Johnson se haya ido, algunos hablan de un futuro Primer Ministro indio para el Reino Unido, el dimitido Rishi Sunak, ex Canciller (Ministro de Finanzas), casado con la hija de uno de los multimillonarios más ricos de India. Qué ironía: el colonizador es colonizado y el puesto más alto puede recaer en un hombre de la colonia británica más explotada y saqueada de todas.

Johnson es la primera víctima política del apoyo occidental a los bandidos terroristas de Ucrania. Con franjas de la población afectada por sus sanciones comiendo de los bancos de alimentos, personas que no pueden pagar viajes o calentar e iluminar sus hogares, tiendas cerrando y huelgas en todo el Reino Unido, pero con miles de millones de libras para enviar a Ucrania y desperdiciarlo con un gasto absurdamente alto en el ejército, las elecciones políticas de Johnson están siendo castigadas por las masas. Sus continuas mentiras han destruido toda confianza en él.

La pregunta es: ¿Quién será el segundo en hundirse con el mal barco Titanic? Algunos apuntan a que será Biden, en las elecciones de mitad de período en EE. UU. el 8 de noviembre. Francamente, parece poco probable que sea el segundo. Apenas estamos a principios de julio y la situación política de varios líderes políticos en varios países europeos es tan frágil que es difícil predecir quién o incluso cuántos se irán antes de noviembre.

El hecho de que Johnson el Ignominioso haya sido el primero en estar camino a irse es significativo. Porque Johnson, maestro del vacío moral, fue el fanático que apoyó a la junta nazi en Kiev más que cualquier otro líder occidental, en retórica al menos incluso más que Biden el Demente, maestro del vacío mental.

Los poetas lo saben todo sobre la justicia poética. Ahora los ateos también deberían escuchar. Tal vez, solo tal vez, dado que Johnson se ha ido, hay un Dios que otorga justicia después de todo.

El desmoronamiento del Reino Unido y el mundo occidental y su reconfiguración

Introducción: el Reino Unido

El Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte (UK) tiene una población de 67,1 millones. Es entonces el cuarto país más poblado de Europa, después de Rusia, Alemania y Francia. Este Reino Unido como tal existe solo desde 1921, después de la independencia de Eire o la República de Irlanda, que se vio obligada a unirse con Gran Bretaña, es decir, Inglaterra, Gales y Escocia en 1801. El término "Gran" Bretaña tiene su origen no en alguna 'grandeza', sino sólo en la necesidad de evitar confusiones con la 'Pequeña Gran Bretaña', ahora llamada Bretaña, que es hoy parte del 'Imperio' francés. Por lo tanto, 'Grande' solo significa 'Más grande' y nada más, a pesar de lo que los ignorantes fanáticos nacionalistas británicos puedan decir en sus tabloides. ¿Cuáles son las composiciones políticas de los cuatro países del actual Reino Unido?

Los cuatro países

1. Irlanda del Norte

Irlanda del Norte, también llamada Ulster, tiene una población de 1,9 millones. Políticamente, se divide entre partidos católicos (de centro a la izquierda y nacionalistas irlandeses) y partidos protestantes (de centro a la derecha y étnicamente originalmente en gran parte escoceses). Inevitablemente, algún día se reunirá con la República de Irlanda, con una población de 5 millones, y así cesará la partición puramente artificial y trágica de la isla de Irlanda. Ese será un día de regocijo.

2. Gales

Gales tiene una población de 3,2 millones. Finalmente fue conquistada por los normandos de Londres en 1283. Fuertemente anglosajona, solo en el oeste, especialmente en el noroeste rural, se habla galés y el Partido Nacionalista Galés de centro izquierda es fuerte allí. De esta manera, pero solo de esta manera, es como Ucrania, donde Occidente, especialmente el noroeste rural, es de habla ucraniana y nacionalista, solo que allí es de extrema derecha. En otros aspectos, la política anglosajona de Gales y Gales está dominada por los mismos partidos que en Inglaterra (ver más abajo). Gales solo se encontrará de nuevo una vez que Inglaterra haya encontrado nuevamente su identidad.

3. Escocia

Escocia tiene una población de 5,5 m. Engañados, o más bien sobornados, para que se unieran a Inglaterra (y Gales) en 1707, su fuerza política abrumadoramente fuerte hoy en día es el partido nacionalista escocés altamente dictatorial y calvinista, dirigido por su furiosa líder lesbiana. Los nacionalistas quieren desesperadamente abandonar la Unión con Inglaterra y Gales, aunque por el momento no pueden obtener una mayoría para un referéndum sobre la independencia.

4. Inglaterra

Inglaterra tiene una población de 56,5 millones, en otras palabras, tiene el 85% de la población total del Reino Unido y es, con mucho, la parte más rica del Reino Unido. Políticamente, su situación es compleja, con básicamente sólo tres partidos políticos de alguna importancia.

El Partido Conservador o Tory se compone de dos partes. La parte de base y en gran parte de la clase trabajadora es soberanista, es decir, pro-Brexit y anti-Woke, y en general tiene bastantes principios. Sin embargo, la parte adinerada del Partido es menos pro-Brexit, más pro-Woke y en gran parte completamente sin principios. Su único criterio real es Mammon. Los símbolos de su mentalidad son líderes como Cameron, descendiente de traficantes de esclavos y que introdujo el matrimonio homosexual en contra de los deseos de las bases conmocionadas de su Partido, y Johnson, el dueño del vacío moral y de un Partido que sufre de un solo sexo escándalo tras otro. Algunos comienzan a preguntarse si todos sus miembros del parlamento (MP) son pervertidos.

El Partido Laborista también se compone de dos partes. Por un lado, hay auténticos socialistas como el exdirigente Jeremy Corbyn, un idealista de izquierda, pro-palestino, pro-cubano, de mente lanuda, inspirado en los años 60. Sin embargo, en realidad, el Partido Laborista está dominado por multimillonarios, como el actual Starmer, o Blair antes que él, que en realidad son más derechistas que cualquier líder conservador. Son tan socialistas como la Reina de Inglaterra. Para ellos, el Partido Laborista es simplemente una escalera para su carrera personal de búsqueda de poder. El líder actual, Starmer, solo obtuvo el trabajo porque está casado con una judía y sus hijos son judíos. Tal es el poder del lobby de dinero-dinero de Israel en el Reino Unido.

También hay un tercer Partido pequeño y decadente, llamado Liberal Demócrata. Cuenta con el apoyo mayoritario de la clase media alta y de aquellos a quienes les gustaría ser tan ricos como ellos. Obtiene pocos votos, a excepción de los votos de protesta, ya que la mayoría de sus seguidores están demasiado ocupados con sus copas de vino en sus villas en Toscana y Dordoña para votar.

Como en muchos países occidentales, las elecciones del Reino Unido se caracterizan por una baja participación, aunque mayor que en los EE. UU. Si hubiera alguien que realmente representara al pueblo, entonces muchos más podrían votar, pero no lo hay, solo hay máquinas del Partido sin principios.

La desintegración del Reino Unido

Desde el colapso del Imperio Británico de ultramar, que incluía la mayor parte de Irlanda de ultramar, la unidad del Reino Unido ha estado bajo amenaza. Esto se debe a que la unidad del Reino Unido fue el primer paso hacia la construcción del Imperio Británico, así como la construcción del Imperio Americano comenzó con sus conquistas territoriales internas en América del Norte, de los nativos americanos, Francia, España/México y por supuesto de su guerra civil. Sólo entonces miró hacia las conquistas imperiales en ultramar. Por lo tanto, la pérdida del imperio de ultramar conduce inevitablemente al fin del imperio en las islas. Lo que se construyó en el pasado ahora se está deconstruyendo, en orden inverso. Irlanda (1801) ha ido primero y será seguida por Escocia (1707) y luego Gales (1283) ya su vez Inglaterra (1066) será regionalizada.

En cuanto a esta deconstrucción, la independencia parcial irlandesa de hace un siglo se convertirá sin duda en una independencia total y una Irlanda unida. Luego vendrá la desintegración interna de la propia isla de Gran Bretaña. Cada uno de los tres países y razas de la isla de Gran Bretaña tiene su propia identidad. Escocia no permanecerá en la Unión artificial de hace tres siglos, aunque su separación podría demorar varios años más. La desintegración de la Unión entre Gales e Inglaterra probablemente llevará más tiempo y dependerá de las presiones internacionales.

Las presiones internacionales, como las provocadas por las actuales sanciones occidentales anti-rusas que fracasan desastrosamente, podrían ser precisamente las que conducirán al colapso interno de la Unión Inglesa/Galesa y luego a la regionalización de Inglaterra. Aquí estamos hablando del desenrollamiento de la milenaria historia normanda de la isla de Gran Bretaña y un retorno a las raíces nacionales, en otras palabras, un retorno radical, para todos. El colapso de los partidos políticos en Inglaterra y Gales (ya colapsaron en Escocia y nunca existieron en Irlanda) acompañará este colapso.

La desintegración del mundo occidental

La desintegración total o el desmoronamiento del Reino Unido, que es una parte tan integral del mundo occidental, tendrá lugar como parte de la desintegración o el desmoronamiento del mundo occidental en su conjunto. Eso es inevitable porque todo el mundo occidental es una construcción artificial. En una era de deconstrucción, todas las construcciones se desvanecen, aunque, por supuesto, no sabemos cuándo. Sin embargo, las cuatro partes del mundo occidental seguramente se descompondrán. Aquí están esas partes, en orden de su fundación más reciente:

1. Asia

La colonia judía estadounidense de Israel en Asia occidental, fundada en 1948 y armada hasta los dientes por los EE. UU., trata a los palestinos nativos de la misma manera que los colonos europeos en América del Norte trataron a sus pueblos nativos, encerrándolos en campos de concentración o reservas. Israel debe finalmente encontrar la reconciliación con los palestinos nativos, a quienes ha desposeído. De lo contrario, será aniquilado.

En el este de Asia, Corea, formalmente dividida en dos en 1948, seguramente se reunirá. Corea del Sur se unirá a Corea del Norte y, al igual que Vietnam, se abolirá la partición artificial de la península impuesta por Estados Unidos.

Taiwán, tomada por EE. UU. en septiembre de 1945, se reunirá con el resto de China y se superará otra división artificial, en gran parte resultado de los apetitos comerciales de los traficantes de armas estadounidenses.

Japón, una colonia estadounidense desde agosto de 1945 después de que EE. UU. arrojara bombas atómicas sobre él, seguramente reencontrará su libertad y sus raíces culturales y dejará de imitar a Occidente como un chimpancé y volverá a ser él mismo.

2. Oceanía

Nueva Zelanda es esencialmente una colonia británica en el Pacífico. Sin embargo, su pueblo maorí nativo, alrededor del 15% de la población total, se concentra en el noreste de la Isla Norte. Todavía pueden formar su propia nación y Nueva Zelanda podría convertirse en dos naciones diferentes dentro de una federación.

Australia puede no tener futuro como colonia europea. Quizás se divida en varios estados, con la colonia europea en el sureste, la mitad occidental del continente poblada por chinos e indonesios y el norte por sus pueblos nativos.

3. América del Norte

Canadá aún podría dividirse en tres estados. Dejando Canadá de habla inglesa para encontrar su identidad, Quebec seguramente reencontrará sus raíces francesas como una entidad separada. Una Alaska independiente podría vincularse con los pueblos indígenas del norte de Canadá hasta Groenlandia para fundar una Primera Nación unida de pueblos nativos, formando así una Nación Inuit, que se extendería por todo el vasto norte de América del Norte.

Estados Unidos seguramente no sobrevivirá. Todo el sur se lo robaron a México. Nuevo México y todo el sur de habla hispana y de nombre español, seguramente algún día volverá a ser del Viejo México. Seguramente alguna otra parte del sur se convertirá en Nueva África, al igual que en el noreste habrá una nueva Nueva Inglaterra y la costa oeste aún puede obtener la independencia. Alaska y Hawái seguramente también recuperarán su libertad.

4. Europa

Las fronteras de varios países europeos tienen poco sentido, aunque hay excepciones, como los países nórdicos bien establecidos: Islandia, Noruega, Dinamarca, Suecia y Finlandia, así como Portugal y Malta. Muchas fronteras en Europa del Este, especialmente en Hungría y en los Balcanes Occidentales, son injustas. En cuanto a Europa occidental, está llena de países artificiales, cuyas fronteras o incluso identidades que se inventaron en el siglo XIX. Estos incluyen Francia, España, Alemania, Italia y Bélgica. Francia tiene que encontrar una salida para Córcega, Alsacia, Bretaña y el País Vasco, España debe al menos resolver los problemas del País Vasco y Cataluña. Bélgica trinacional, establecida en gran parte por Gran Bretaña en 1830 como un estado tapón notablemente fracasado, parece tener pocas razones para existir.

Conclusión: la reconfiguración del mundo occidental

Todos los detalles anteriores solo son posibles o, en algunos casos, probables. Sólo una parte de ella puede llegar a pasar. Sin embargo, así como el cambio es inevitable, la próxima reconfiguración del Reino Unido y de todo el mundo occidental también es inevitable. Y así como el cambio puede ser positivo, la posible reconfiguración del mundo occidental puede ser positiva. El desmoronamiento, la descomposición y la desintegración no tienen por qué significar sólo bufonadas, ignominias y depravaciones johnsonescas y bidenescas. No tienen por qué significar lo puramente negativo, razón por la cual usamos el término reconfiguración.

La multipolaridad global significa fundamentalmente libertad. Los occidentales ahora pueden descargar y liberarse de su carga autoimpuesta de superioridad imaginaria y volver a encontrar sus propias almas e identidades. El significado de la Operación Z es precisamente liberarse de esa carga de arrogancia. Y eso significa el fin del autodenominado excepcionalismo, es decir, de la arrogancia autojustificada, de lo que el futuro basurero de la historia recordará como 'el mundo occidental'. Es hora de que el mundo occidental se convierta en una serie de naciones que encajen y cooperen con el resto del mundo, a nivel local e internacional, y que sean como cualquier otro miembro de la familia global.

Análisis: Europa sufre un gran retroceso en un intento fallido de confrontar a rusia

Larry Johnson

Desde los repetidos fracasos del Coyote para atrapar al Correcaminos, no habíamos visto debacles como las que ahora se están desarrollando en el Reino Unido y Europa como consecuencia de su esfuerzo equivocado por destruir Rusia. La economía de Alemania está al borde del precipicio. Con una economía dependiente de la importación de petróleo y gas de Rusia, el primer ministro alemán Olaf Scholz pensó que era una excelente idea aislarse de su principal proveedor. ¿Qué podría salir mal con eso?

Europa intenta castigar a Rusia

En los Países Bajos, el gobierno ha declarado una guerra económica a sus agricultores (inspirado por el deseo del gobierno de volverse ecológico) y se ha sorprendido al descubrir que los agricultores producen alimentos. ¿Quien sabe? Echa un vistazo a los estantes de los supermercados:

 

Querían volverse ecológicos pero ahora tienen que pasar hambre. Aparentemente, todos los productos alimenticios no vienen empaquetados de Amazon.

Deje que Boris Johnson organice el espectáculo de payasos más grande del circo. La economía británica está preparada para recrear el hundimiento sumergido del Titanic.

El Reino Unido se desliza hacia una recesión. Hace solo seis meses, se esperaba una fuerte recuperación, pero el impacto de la pandemia, el lento retorno a los patrones de trabajo anteriores al Covid y la inflación vertiginosa impulsada por la invasión de Ucrania han deprimido la economía.

La semana pasada, el gobernador del Banco de Inglaterra, Andrew Bailey, advirtió que es probable que los británicos sufran una recesión más profunda y prolongada que otras naciones industrializadas importantes. También dijo que la inflación sería más severa y persistente.

En lugar de quedarse en casa y tratar de al menos mantener la pretensión de tratar de abordar los crecientes problemas políticos, Boris ha construido su cuenta de viajero frecuente con viajes a Kiev para pasar el rato con su nuevo hombre enamorado, Zelensky El Comediante. Todo este descuido del frente interno por parte de Johnson llegó a un punto crítico hoy, ya que ahora enfrenta un tsunami de renuncias de su gabinete. Deje que Boris haga una gran imitación de Helen Keller, ya que se niega rotundamente a reconocer el apoyo que se está erosionando dramáticamente o escuchar las llamadas de su propio equipo para que renuncie. Tropieza, al menos por ahora, petulante y terco. No hemos sido testigos de este nivel de autoengaño desde que Hitler estaba escondido en su búnker moviendo ejércitos imaginarios para tratar de detener a los soviéticos.

Boris, según informes de prensa, se imagina a sí mismo como una reencarnación de Winston Churchill. Eso significa que podemos agregar otra medalla por autoengaño a la lista de logros de Johnson mientras estuvo en el cargo. Parece que BJ se guía por una de las citas icónicas de Churchill: “Este no es el final. No es ni siquiera el principio del fin. Pero es, quizás, el final del principio.” Noticia de última hora para Boris: este es el final de la línea. Es hora de que te vayas.

Rusia y la guerra en Ucrania son el trasfondo de todo el caos político que se desarrolla en el Reino Unido y el resto de Europa. Las grandes esperanzas de que las severas sanciones económicas pondrían a Putin de rodillas resultaron ser el primer gran cuento de hadas del siglo XXI. Putin y los rusos lo están haciendo bien. Es el lote europeo, como fue el caso del Coyote, inmolándose.

Si la economía europea estuviera tarareando como un Ferrari en el carril rápido, el público europeo, especialmente los británicos, estaría dispuesto a ignorar las mentiras y la incompetencia mostrada por sus líderes. Pero el Ferrari se quedó sin gasolina y está atascado en el desierto. Eso no hace que los electores sean felices y pacientes. Tienden a ponerse un poco ruidosos y rebeldes cuando tienen que renunciar a una cena.

Imagino que Vladimir Putin está sintonizado con Sky News, sentado en un gran sillón reclinable, masticando una bolsa de palomitas de maíz y engullendo una o dos cervezas mientras mira el programa de Boris Johnson, quien se ha reinventado a sí mismo como Capitán del Titanic. Boris se amarra al mástil. Se hundirá con el barco.

Para complicar la situación de Johnson está el deterioro de la situación en Ucrania. Sir Hew Strachan, escribiendo en el Daily Telegraph, ofreció esta evaluación aleccionadora :

Pero en términos de los requisitos de Ucrania ahora, la OTAN ha ofrecido poco más que palabras cálidas. Al hacerlo, ha expuesto las continuas brechas entre la comprensión de la alianza de su propia seguridad y las necesidades inmediatas de Ucrania .

El tiempo no está del lado de Ucrania. El país está perdiendo vidas y sufriendo una destrucción directa: para Kyiv, los costos económicos son más severos e inmediatos que para Rusia. Sin embargo, la OTAN se comporta como una vez argumentó que lo hicieron los talibanes, como si Rusia tuviera los relojes pero la OTAN tuviera el tiempo. No parece darse cuenta de que la OTAN estará fuera de tiempo si Ucrania es derrotada antes del próximo verano.

Para entonces, en el mejor de los casos, la alianza habrá proporcionado a los ucranianos el equipo y el entrenamiento que les permitan montar contraataques. Pero la estrategia de la OTAN depende de la resiliencia de Ucrania durante el próximo invierno y de la resiliencia de sus propios electores.

Esta es mi predicción: a fines de agosto, Boris Johnson y Olaf Scholz estarán fuera de sus cargos y Vladimir Putin seguirá sentado en el Kremlin.

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

AVISO IMPORTANTE

¡ATENCIÓN!

El denominado "mundo libre" ha censurado
la señal del canal ruso de TV RT.
Para poder seguir viéndolo en nuestro portal
siga las instrucciones siguientes:
1) Instale en su ordenador el programa
gratuito Proton VPN desde aquí:
2) Ejecute el programa y aparecerán
tres Ubicaciones libres en la parte izquierda
3) Pulse "CONECTAR" en la ubicación JAPÓN
4) Vuelva a entrar en nuestra web y ya 
podrá disfrutar de la señal de RT TV
5) Maldiga a los cabecillas del
"mundo libre" y a sus ancestros

RECOMENDAMOS