Portada - Últimas noticias

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ha instado a los países del bloque comunitario a agilizar la entrega de material bélico a Ucrania para apoyarla en sus combates contra Rusia, destacando que no hace distinción alguna entre el armamento ligero y pesado.

"No diferencio entre armas pesadas y ligeras. Ucrania debe obtener lo que necesita para la defensa y lo que puede manejar", comentó Von der Leyen en una entrevista para Bild am Sonntag.

El índice de aprobación del canciller alemán Olaf Scholz alcanza un nuevo mínimo desde el inicio de su mandato 

El índice de popularidad del canciller alemán, Olaf Scholz, ha caído hasta su nivel más bajo desde que asumió su cargo el 8 de diciembre de 2021. Según la encuesta realizada por el instituto sociológico INSA para el periódico local Bild am Sonntag y publicada este domingo, el 49 % de los participantes no están contentos con el desempeño de Scholz.

Al mismo tiempo, solo el 38 % del total de 1.002 encuestados se mostraron satisfechos con la política del canciller. Además, los sociólogos observaron que más de la mitad de los alemanes (55 %) desaprueba la labor del Gobierno federal, mientras que el 35 % de los participantes está satisfechos con el rumbo gubernamental.

"¡No hay ningún centro moral en Europa!": China le recuerda a Biden sus palabras  

Los intentos de EEUU de presionar a China para que condene las acciones de Rusia en Ucrania parecen haber logrado el efecto contrario. El diario chino 'Global Times', auspiciado por el Partido Comunista del país, le recordó al presidente estadounidense su postura a favor de bombardear Yugoslavia en 1999, así como sus duras palabras sobre Europa.

Después de que el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, llamase a China a "unirse al resto del mundo" y "condenar enérgicamente" las acciones de Rusia en Ucrania, Global Times publicó un artículo mordaz en el que se llama a la Alianza del Atlántico Norte "títere de Estados Unidos", culpable de "muchas agresiones militares despiadadas". Un ejemplo fue el bombardeo aéreo de la OTAN sobre Yugoslavia en 1999, durante el conflicto de Kosovo.

"¿Desde cuándo este grupo [la OTAN] se ha convertido en el defensor del derecho internacional? Si ella es una defensora del derecho internacional, ¿podrían primero disculparse por bombardear Yugoslavia? ¿Podría compensar primero el bombardeo de la Embajada china en Yugoslavia en 1999 que mató a tres periodistas e hirió a más de 20 personas?", escribe en su comentario Shen Yi, profesor de la Escuela de Asuntos Públicos e Internacionales de la Universidad de Fudan.

Los bombardeos a Yugoslavia por parte de la OTAN tuvieron lugar del 24 de marzo al 10 de junio de 1999. Como razón para el uso de la fuerza militar contra Belgrado, la alianza apuntó a lo que llamó "limpieza étnica" contra la población albanesa de Kosovo.

Aunque la invasión se presentó oficialmente como una "intervención humanitaria", no contó con el mandato de las Naciones Unidas. El entonces secretario general de la ONU, Kofi Annan, advirtió que las acciones unilaterales de EEUU y la OTAN contra Yugoslavia constituirían una violación de la carta de la ONU, mientras que Biden condenó las Naciones Unidas y ridiculizó la idea de que EEUU necesitaba su aprobación para actuar.

Uno de los más fervientes defensores del uso de la fuerza contra Belgrado fue el actual presidente de Estados Unidos, Joseph Biden, quien en ese momento ejercía como miembro del Senado. En 1999 apoyó el bombardeo de Yugoslavia por la OTAN y junto con el senador republicano John McCain promovieron la Resolución McCain-Biden sobre Kosovo, que instaba al presidente Bill Clinton a utilizar toda la fuerza necesaria, incluidas las fuerzas terrestres.

Cinco años antes, comentando la guerra civil en Bosnia, el ahora presidente estadounidense se había pronunciado en el Senado con un feroz discurso, criticando a los países europeos por su negativa a intervenir en el conflicto.

"¡Europa no puede mantenerse unida sin EEUU! ¡No hay ningún centro moral en Europa! ¿Cuándo en los últimos dos siglos los franceses, los británicos, los alemanes, los belgas o los italianos han hecho algo para unir el continente y levantarse ante este tipo de genocidio? ¿Cuándo lo han hecho? La única razón por la que algo está sucediendo es porque EEUU finalmente, ¡finalmente!, ha entendido su rol", argumentaba Biden en voz alta.

Análisis: Estados Unidos aprovecha la crisis de Ucrania para la expansión de la OTAN, para empujar a Europa aún más al caos

Carlos Martínez*

La OTAN se formó en 1949, solo cuatro años después del final de la Segunda Guerra Mundial, para proporcionar infraestructura militar a la alianza de la Guerra Fría liderada por Estados Unidos. Su existencia permitió el posicionamiento de tropas y armamento estadounidenses en Europa, listos para un despliegue rápido contra la Unión Soviética y las Democracias Populares recién formadas en Europa Central y Oriental.

La supuesta razón de ser de la OTAN era proteger a sus miembros de la agresión y expansión soviética. Sin embargo, cuando la Unión Soviética colapsó y el Pacto de Varsovia se disolvió en 1991, no hubo una discusión seria sobre la disolución de la OTAN. De hecho, la OTAN se volvió más agresiva.

 

Nadie puede argumentar seriamente que la OTAN tiene un carácter fundamentalmente defensivo. Es una alianza nuclear agresiva diseñada para imponer la hegemonía estadounidense.
En las décadas posteriores al colapso soviético, la OTAN se expandió de 16 países a 30, incumpliendo las repetidas promesas hechas a los líderes soviéticos y rusos a principios de la década de 1990 de que las fronteras de la OTAN se moverían "ni una pulgada" al este de Alemania. De hecho, las fronteras de la OTAN se han movido hasta las puertas de Rusia.

 

Este proceso de expansión de la OTAN es la causa subyacente de la actual crisis en Europa. En 2014, Estados Unidos apoyó un golpe de estado en Ucrania que llevó al poder a un gobierno pro-occidental. Este gobierno fue desde el principio explícito sobre su intención de unirse a la OTAN.

El gobierno ruso dejó muy claro que Ucrania al unirse a la OTAN cruzaría una línea roja en términos de las preocupaciones de seguridad de Rusia, dado que los dos países comparten una frontera de 2000 kilómetros.

Rusia pidió repetidamente el diálogo con Ucrania, EE. UU. y la OTAN para abordar sus preocupaciones legítimas, pero estas solicitudes fueron rechazadas. Mientras tanto, la OTAN realizó varios ejercicios militares conjuntos con el ejército ucraniano.

Este es el detonante de la operación militar de Rusia en Ucrania. El presidente sudafricano, Cyril Ramaphosa, declaró sin rodeos que la guerra actual "podría haberse evitado si la OTAN hubiera prestado atención a las advertencias de sus propios líderes y funcionarios a lo largo de los años de que su expansión hacia el este conduciría a una mayor, no menor, inestabilidad en la región".

China ha pedido constantemente a todos los protagonistas de la crisis de Ucrania que reconozcan el principio de seguridad indivisible. El ingreso de Ucrania en la OTAN sería una amenaza para la seguridad de Rusia y, por lo tanto, debe retirarse de la mesa y Ucrania debe comprometerse con la neutralidad. Como dice el profesor de la Universidad de Columbia, Jeffrey Sachs, la neutralidad ucraniana ayudará a mantener separadas a la OTAN y Rusia, "un bien positivo para todas las partes y para el mundo".

En el futuro, los pueblos del mundo bien pueden preguntarse si es posible una paz estable mientras la OTAN siga existiendo. Como señaló recientemente el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Wang Wenbin: "La OTAN no tiene otro propósito que la guerra. Nunca ha contribuido a la paz y la seguridad de nuestro mundo y nunca lo hará".

La crisis en Ucrania es causada principalmente por la agresión y expansión de la OTAN. Lograr una paz duradera significa frenar esa agresión y expansión; sin embargo, EE. UU. está aprovechando la guerra como un elaborado anuncio de la OTAN, promoviendo una versión de seguridad colectiva basada en bloques basada en oponerse a Rusia. Suecia y Finlandia han prosperado durante mucho tiempo bajo una política de no alineación militar, pero ahora están bajo presión para descartar la neutralidad a favor de la membresía en la OTAN. Tal política fomentará la inseguridad colectiva y empujará al continente europeo aún más hacia el caos.

La seguridad colectiva fue la consigna global después de la Segunda Guerra Mundial y la derrota del nazismo alemán y el militarismo japonés. Sin embargo, la seguridad colectiva no puede funcionar sobre la base de la división y bloques excluyentes, en los que la seguridad de un país comprometa la seguridad de otro. Por esa misma razón, la Unión Soviética se ofreció a unirse a la OTAN en 1954, un año antes del establecimiento del Pacto de Varsovia. Lo que Europa necesita es un mecanismo de seguridad colectiva que incluya a todo el continente, tenga una base legítima en el derecho internacional y preste atención a las preocupaciones legítimas de seguridad y los derechos nacionales de todas las partes.

La condición mínima e inmediata para la paz en Europa es garantizar que no haya más expansión de la OTAN. A más largo plazo, los bloques de la Guerra Fría, como la OTAN y AUKUS, deben ser desmantelados, para que la humanidad pueda realizar su anhelado sueño común de paz global.

*Escritor británico y comentarista político

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

AVISO IMPORTANTE

¡ATENCIÓN!

El denominado "mundo libre" ha censurado
la señal del canal ruso de TV RT.
Para poder seguir viéndolo en nuestro portal
siga las instrucciones siguientes:
1) Instale en su ordenador el programa
gratuito Proton VPN desde aquí:
2) Ejecute el programa y aparecerán
tres Ubicaciones libres en la parte izquierda
3) Pulse "CONECTAR" en la ubicación JAPÓN
4) Vuelva a entrar en nuestra web y ya 
podrá disfrutar de la señal de RT TV
5) Maldiga a los cabecillas del
"mundo libre" y a sus ancestros

RECOMENDAMOS