Libros Recomendados

Portada - Últimas noticias

A Kiev se le ofreció no entrar en combate y retirar sus fuerzas de Donbass, pero no quiso hacerlo

El presidente ruso, Vladímir Putin, recalcó este miércoles que Rusia no tiene la intención de ocupar Ucrania y enfatizó que las fuerzas ucranianas tuvieron la opción de resolver la situación sin acción militar.

"A las autoridades de Kiev, a través de diferentes canales, con el fin de evitar el derramamiento de sangre, se les ofreció no participar en combate, y simplemente retirar sus tropas de Donbass. No quisieron hacerlo", dijo el mandatario ruso. "Quiero subrayar que Ucrania, alentada por EE.UU. y una serie de países occidentales, deliberadamente se preparaba para un escenario de fuerza", agregó.

El presidente ruso subrayó al respecto que la operación especial militar de Rusia en el país vecino representa una respuesta a las hostilidades de Kiev. "La presencia de las tropas rusas cerca de Kiev y otras ciudades de Ucrania no está relacionada con una intención de ocupar este país. No tenemos este objetivo", recordó Putin.

En este contexto, el mandatario tachó de "atentado terrorista sangriento" el ataque con un misil táctico Tochka-U llevado a cabo por las fuerzas ucranianas en el centro de Donetsk este lunes. Asimismo, denunció que la comunidad internacional hizo caso omiso al ataque: "Como si no hubiera pasado nada. Precisamente de este modo apartaban su mirada con hipocresía los últimos ocho años, cuando las madres en Donbass enterraban a sus niños, cuando mataban a los ancianos".

Asimismo, el presidente ruso señaló que Occidente contribuye a la continuación del combate al estimular a Kiev con asistencia militar. "Para nosotros también es evidente que los patrocinadores occidentales simplemente alientan a las autoridades de Kiev a continuar este derramamiento de sangre. Les suministran cada vez más lotes de armamento, entregan datos de la inteligencia, brindan otros tipos de ayuda, incluido el envío de asesores militares y mercenarios", subrayó Putin.

No obstante, precisó que el operativo ruso sigue avanzando "con éxito" y de acuerdo con los planes previamente aprobados.

Una "lección" para los negocios rusos

Al mismo tiempo, Putin destacó que las sanciones impuestas contra Rusia son otro tipo de "arma" que "golpea también a los propios europeos y estadounidenses" y representan una "lección" para los negocios rusos. "No hay nada más fiable que las inversiones en su propio país", afirmó.

El mandatario ruso también destacó que, a diferencia de los países occidentales, Rusia respetará el derecho de propiedad. Asimismo, opinó que, tras el bloqueo de las cuentas rusas en el extranjero, muchos países empezarán a convertir sus reservas en productos, lo que agudizará el déficit.

"EE.UU. y la UE anunciaron un verdadero 'default' sobre sus obligaciones ante Rusia. Ahora todos saben que las reservas financieras pueden ser simplemente robadas", dijo Putin.

Según el presidente ruso, la política antirrusa adoptada por Occidente representa una estrategia a largo plazo. "Un nuevo paquete de sanciones contra nosotros llegaría en cualquier caso", agregó.

Según Putin, Occidente intenta hacer parecer que los problemas de sus ciudadanos son fruto de "acciones hostiles" de Rusia. "Todo es mentira. La verdad es que los problemas actuales que afrontan millones de personas en Occidente son resultado de las acciones de las élites gobernantes de sus Estados que duran años", afirmó.

Duro golpe para la economía global

Putin destacó que las sanciones contra Rusia han supuesto un duro golpe para el conjunto de la economía global.

"Eligieron como armas las sanciones económicas, financieras, comerciales y de otro tipo contra Rusia que, por cierto, ahora afectan a los propios europeos y estadounidenses a través del crecimiento de los precios de gasolina, energía, alimentos, a través de la pérdida de puestos de trabajo vinculados al mercado ruso", afirmó Putin una reunión sobre medidas de apoyo social y económico para las regiones de Rusia.

Además, el líder ruso se dirigió al público occidental explicándole que no es verdad que sus problemas se deben a las acciones hostiles de Rusia y que no hace falta pagar con su propio dinero "la lucha contra la mítica amenaza rusa".

"Todo esto es mentira, mientras la verdad es que los problemas actuales que enfrentan millones de personas en Occidente se deben a las acciones cometidas por las élites gobernantes de sus estados, sus errores, miopía y ambiciones de muchos años", expresó Putin.

Según el mandatario, las élites en cuestión están "obsesionadas con sus propios intereses de lucro y superganancias".

Putin criticó la decisión de congelar parte de las reservas internacionales del Banco de Rusia y catalogó la medida como una "acción ilegítima".

"De hecho, tanto Estados Unidos como la Unión Europea declararon el 'default' en cuanto a sus obligaciones ante Rusia", recalcó el presidente.

Rusia respeta propiedad privada

Rusia seguirá respetando la propiedad a diferencia de Occidente, afirmó el mandatario ruso.

"A diferencia de los países occidentales, respetaremos el derecho a la propiedad", apuntó.

Según el líder ruso, la incautación en el extranjero de activos y cuentas tanto privadas como empresariales, es una lección para las empresas nacionales de que "no hay nada más fiable que invertir en su propio país".

Por otro lado, el mandatario señaló que ahora en el país saben "quienes traicionaron cobardemente a sus socios, se olvidaron de su responsabilidad con los empleados y clientes en Rusia, y se apresuraron a ganar dividendos ilusorios al participar en la campaña antirrusa".

"Las empresas extranjeras que, a pesar de la presión desvergonzada de Estados Unidos y sus vasallos, continúan trabajando en nuestro país, en el futuro, definitivamente, recibirán oportunidades adicionales para el desarrollo", afirmó Putin.

Obligaciones de EEUU y UE ante Rusia

Además, aseveró que EEUU y la Unión Europea (UE) han incumplido de facto sus obligaciones ante Rusia al congelar sus reservas.

"Las acciones ilegítimas de congelación de una parte de las reservas del Banco Central socavan la fiabilidad de los llamados activos de primera clase [del dólar]. De hecho, tanto EEUU como la UE se han declarado en suspensión de pagos frente a sus compromisos ante Rusia", dijo en una reunión sobre medidas de apoyo social y económico para las regiones de Rusia.

Una Rusia fuerte y soberana

A juicio de Putin, Occidente no quiere una Rusia fuerte y soberana.

"Simplemente no quieren una Rusia fuerte y soberana", dijo Putin en una reunión sobre el apoyo socioeconómico a las regiones de Rusia, destacando que Occidente no le perdonará a Rusia su "curso independiente" y la voluntad de defender sus intereses.

Según el mandatario, la operación militar rusa en Ucrania solo es una excusa para nuevas sanciones antirrusas, que hace mucho tiempo se convirtieron en "una estrategia consciente a largo plazo" de los países occidentales.

Rusia, dijo, "comunicará constantemente su posición a todo el mundo", agregó Putin, al subrayar que esa posición es "honesta y abierta, y cada vez más personas la escuchan, la entienden y la comparten".

Occidente busca sembrar discordia

El presidente ruso también consideró que Occidente busca sembrar discordia entre los rusos apostando por los traidores.

"Ellos [en Occidente] otra vez quieren volver a intentar presionarnos, convertirnos en un país débil y dependiente, violar nuestra integridad territorial, desmembrar a Rusia... No lo lograron entonces, y no lo harán ahora", señaló Putin al indicar que Occidente apostará "por la llamada quinta columna, por los traidores, que ganan dinero aquí, pero viven allí".

El presidente aseguró que el pueblo ruso siempre podrá distinguir entre los verdaderos patriotas y traidores.

"Estoy convencido de que esta autopurificación natural y necesaria de la sociedad solo fortalecerá a nuestro país, nuestra solidaridad, cohesión y disposición para responder a cualquier desafío", dijo.

Fin del dominio occidental

El líder ruso afirmó que los últimos acontecimientos ponen fin al dominio global de Occidente.

"Es evidente que estos últimos acontecimientos ponen fin al dominio global de los países occidentales en la política y en la economía. Es más, ponen en duda el modelo económico que durante decenios se imponía a los países en desarrollo y al mundo en general", agregó.

El mandatario señaló que la obsesión de EEUU y sus aliados por las sanciones no la comparten los países donde vive más de la mitad de la población mundial.

"Precisamente esos países representan la parte más prometedora —y la que más rápido crece— de la economía global. Rusia está entre esos países", subrayó Putin.

Reformas estructurales

La economía rusa necesitará reformas estructurales para combatir el desempleo y la inflación, destacó Putin.

"Sin duda alguna en la nueva realidad nuestra economía necesitará cambios estructurales profundos ... no serán fáciles y provocarán un aumento temporal de la inflación y del desempleo", añadió el líder ruso.

En estas condiciones, dijo, el objetivo de las autoridades es "minimizar estos riesgos" y tomar medidas de apoyo necesarias.

"Sin lugar a dudas la economía rusa se adaptará a la nueva realidad", expresó el mandatario ruso.

Rusia fortalecerá su soberanía tecnológica y científica, apoyará al sector agrícola y de construcción y desarrollará los lazos comerciales, dijo.

Rusia luchará por su identidad

El mandatario asimismo subrayó que Rusia luchará para preservar su identidad.

"La lucha que estamos librando es una lucha por nuestra soberanía, por el futuro de nuestro país (...) Lucharemos por el derecho a ser y seguir siendo Rusia", aseveró el mandatario.

Rusia, agregó, nunca seguirá el ejemplo de los países que "se han resignado a vivir doblegados y aceptando servilmente las decisiones de su señor".

"Lamentablemente, así es como viven muchos países y también Europa, pero Rusia nunca se verá en una situación tan lamentable y humillante", afirmó Putin.

Según Putin, Occidente y la 'quinta columna' están "acostumbrados a que todo se vende y se compra, y por eso creen que vamos a doblegarnos y retroceder".

"Pero conocen mal nuestra historia y nuestro pueblo", enfatizó.

Mayor autonomía de las regiones rusas

Putin abogó por otorgarles más autonomía a regiones de Rusia.

"Es importante simplificar la interacción entre las regiones y los organismos federales y conceder a los sujetos federados una mayor autonomía a la hora de gestionar los recursos así como en el lanzamiento de nuevas obras de construcción y programas", comentó.

El presidente destacó que las regiones rusas deben tener "la posibilidad de tomar de manera operativa decisiones para cambiar la cartera de proyectos y su contenido" para centrarse en aquellos que "en las condiciones actuales se podrían realizar con la máxima eficacia".

Putin recalcó que se aplazarán todos los pagos que las regiones tenían que realizar este año, mientras el Ministerio de Finanzas les otorgará un préstamo con un monto correspondiente al 10% de los ingresos regionales.

Reconoció que la actual situación económica es una prueba para todos pero aseguró que las dificultades se superarán gracias a "un trabajo duro, una labor conjunta y un apoyo mutuo" para "hacernos todavía más fuertes como siempre pasó en la historia de Rusia".

A la vez, encomendó a los gobernadores crear en los próximos seis meses centros operativos para el desarrollo económico.

Sustitución de importaciones

El presidente de Rusia también llamó a forzar la sustitución de importaciones.

"El problema actual no es el dinero, tenemos recursos, las principales dificultades están relacionadas con el suministro de componentes, equipos, materiales de construcción, la organización del trabajo de los contratistas (...) esto requerirá el trabajo coordinado de autoridades y representantes empresariales, ejecución acelerada de proyectos de sustitución de importaciones", dijo Putin en una reunión sobre medidas de apoyo social y económico para las regiones de Rusia.

Según el mandatario ruso, ahora "se necesita resolver rápidamente los problemas logísticos y otras dificultades que provocan aumentos de precios".

Putin también instó a los exportadores rusos a que aumenten la producción para el mercado nacional en vez de reducirla debido a las dificultades con la exportación a mercados extranjeros.

Reducción de pobreza y desigualdad

También instó a reducir la pobreza en Rusia.

"Incluso en la difícil situación actual para finales del año necesitamos lograr una reducción de la pobreza y la desigualdad", reiteró.

El presidente resaltó que se trata de un "objetivo viable" incluso en las condiciones actuales, por lo que instó al Gobierno central y las autoridades regionales a centrarse en alcanzarlo, ya que no es solo un problema económico, sino también una "cuestión de justicia social".

A este respecto, Putin avanzó una batería de medidas de apoyo.

"La subida de los precios es muy dolorosa para los ingresos de la gente, por lo que en breve acordaremos el aumento de todas las prestaciones sociales, incluidas las ayudas y las pensiones, subiremos el salario mínimo y el ingreso mínimo vital, así como los salarios en el sector público", anunció.

El líder ruso también pidió al Ejecutivo que estudie lo antes posible "la eficacia de las medidas de apoyo de personas que pierden el empleo".

"Es evidente que hay que ampliar tales medidas, incluyendo a través del mecanismo del contrato social", dijo.

Asimismo, instó a garantizar que el sistema de prestaciones pueda ajustarse rápidamente a cualquier cambio en la situación económica de las familias.

Rusia no aumenta la emisión monetaria

Además, el presidente ruso planteó que el Banco Central de Rusia no aumentará la emisión monetaria.

"Nuestra economía genera en la actualidad una cantidad suficiente y buena de ingresos, lo que significa que no necesitaremos recurrir a la emisión [monetaria], en otras palabras, el Banco Central no necesitará imprimir dinero. Tenemos ingresos negociables y saludables", manifestó el líder ruso.

Según el líder ruso, "uno de los principales problemas ahora es la falta de capital de trabajo, su disponibilidad y el alto costo de los préstamos, pero el Banco Central se vio obligado a tomar las medidas correspondientes".

"El papel clave para superar los problemas actuales debe ser desempeñado por las empresas privadas, que pueden reconstruir la logística en poco tiempo, encontrar nuevos proveedores y aumentar la producción de los productos demandados", indicó Putin.

El mandatario indicó que se debe "responder a la presión externa con la máxima libertad empresarial y apoyando la iniciativa de las empresas".

"La forma en que la empresa privada encuentre las decisiones correctas, las tome, determinará la preservación del empleo, los ingresos y los salarios de los ciudadanos. En general, garantizará un funcionamiento estable y rítmico de la economía", señaló.

Además, el presidente solicitó al Gobierno ruso continuar eliminando las barreras administrativas y reglamentarias injustificadas para, así, facilitar a las autoridades empresariales y regionales la resolución de problemas.

"Es imposible distraer a las autoridades empresariales y regionales de resolver las tareas más agudas y urgentes, cargándolas con diversos controles y medidas de control", subrayó Putin.

El mandatario ruso también destacó que la contención y el debilitamiento de Rusia es una estrategia deliberada a largo plazo.

Análisis: Rusia está librando una lucha existencial en defensa de su independencia y soberanía

Andrew Korybko

La operación militar especial de Rusia en Ucrania se inició como último recurso para mantener la integridad de sus líneas rojas de seguridad nacional en ese país en particular y en la región en general que estaba siendo atravesada por Occidente liderado por Estados Unidos en la búsqueda de su gran plan estratégico. restaurar su hegemonía unipolar en declive. Si el presidente Putin no hubiera actuado con decisión cuando lo hizo ante el fracaso del noble intento de su país de resolver diplomáticamente la crisis de misiles provocada por Estados Unidos en Europa mediante el intercambio de sus solicitudes de garantías de seguridad a fines de diciembre, no habría evitado con éxito una Tercera Guerra Mundial como lo acaba de hacer. Rusia habría sido colocada inevitablemente en una posición perpetua de chantaje con Armas de Destrucción Masiva : Equipó a Ucrania que le habría obligado a hacer concesiones incesantes en nombre de sus patrocinadores occidentales, lo que finalmente condujo a su "balcanización" con el tiempo.

Es por estas razones por las que se puede describir objetivamente la operación militar especial de Rusia en Ucrania como una lucha existencial en defensa de su independencia y soberanía exactamente como los altos funcionarios de ese país han explicado al público. El presidente Putin dejó esto muy claro en su discurso del 24 de febrero al pueblo ruso anunciando el inicio de esta campaña cuando reveló dramáticamente que “Si observamos la secuencia de eventos y los informes entrantes, el enfrentamiento entre Rusia y estas fuerzas no se puede evitar. Es solo cuestión de tiempo. Se están preparando y esperando el momento adecuado. Además, llegaron a aspirar a adquirir armas nucleares. No permitiremos que esto suceda”. Esto finalmente fue seguido por el Ministro de Relaciones Exteriores Lavrov en términos igualmente duros a principios de este mes.

El principal diplomático de Rusia dijo que “hemos llegado a comprender que no se trata solo de Ucrania, se trata de una agresión contra todo lo ruso, incluidos los intereses, la religión, la cultura, el idioma, la seguridad de Rusia, etc. Y ahora, la reacción de Occidente a nuestras acciones, que diría que es completamente frenética, disculpe las palabras duras, muestra que está en marcha una verdadera lucha de vida o muerte por el derecho de Rusia a existir en el mapa mundial y garantizar plenamente sus intereses legítimos.” El jefe de espionaje de la Inteligencia Extranjera Rusa (SVR), Naryshkin, agregó a esto ayer al explica rque “Nuestro país está viviendo un momento verdaderamente histórico. Se está decidiendo el destino de Rusia, su futuro lugar en el mundo. El factor principal en el desarrollo de Rusia, el núcleo de su historia milenaria ha sido y sigue siendo la soberanía: el derecho a determinar su propio destino de forma independiente, libre y consciente”.

El presidente Putin también habló ayer, esta vez llamando la atención sobre la innumerable Guerra Híbrida de su país. amenazas que están siendo aprovechadas por Occidente liderado por Estados Unidos en un intento de desestabilizarlo desde adentro. Advirtió que “Por supuesto que ellos (Occidente) intentarán apostar a la llamada quinta columna, a los traidores, a los que ganan su dinero aquí, pero viven allá. Vivir, no en el sentido geográfico, sino en el sentido de sus pensamientos, de su pensamiento servil. Cualquier pueblo, y especialmente el pueblo ruso, siempre podrá distinguir a los verdaderos patriotas de la escoria y los traidores, y simplemente escupirlos como un mosquito que accidentalmente voló a sus bocas... Y hay un objetivo: la destrucción de Rusia… Estoy convencido de que esta autolimpieza natural y necesaria de la sociedad solo fortalecerá a nuestro país, nuestra solidaridad, cohesión y disposición para enfrentar cualquier desafío”.

Estos tres altos funcionarios tienen toda la razón en sus evaluaciones de la gran dinámica estratégica en juego. El Occidente liderado por Estados Unidos está, de hecho, intentando borrar a Rusia del mapa como actor geopolítico independiente a través de los medios que se explicaron en el primer párrafo del presente análisis. El conflicto era realmente inevitable tal como lo reveló el presidente Putin, por lo que se vio obligado a actuar cuando lo hizo para evitar que inevitablemente tuviera lugar en el propio territorio de su país y, por lo tanto, desencadenara la Tercera Guerra Mundial. Lavrov y Naryshkin, por lo tanto, fueron acertados al describir la operación militar especial de su país en Ucrania como una lucha existencial de Rusia en defensa de su derecho a elegir libremente su destino.

Para simplificar todo, el retroceso unipolar de EE. UU. contra los procesos multipolares desencadenados por la transición sistémica global en curso tenía como objetivo neutralizar geoestratégicamente a Rusia antes de completar la consecuente "contención" de China, que los políticos estadounidenses evalúan como su principal desafío este siglo. La Tercera Guerra Mundial se habría desencadenado si el presidente Putin hubiera continuado buscando sin éxito soluciones diplomáticas para las líneas rojas de seguridad nacional de su país, ya que la guerra inevitable finalmente habría tenido lugar en el territorio de Rusia en lugar de Ucrania. La gran potencia euroasiática probablemente se habría visto obligada a emplear desesperadamente armas nucleares en defensa propia, lo que llevaría al fin del mundo o al menos de Rusia y una gran parte de Occidente (muy probablemente la totalidad de Europa).

Por lo tanto, la operación militar especial de Rusia en Ucrania evitó ese escenario apocalíptico, al menos por el momento, al darle a este estado-civilización la oportunidad de defender su independencia y soberanía que están bajo amenaza existencial por parte de Occidente liderado por Estados Unidos. Al preservar la existencia geoestratégica de su gran potencia, el presidente Putin en realidad está tratando de mantener cierta apariencia de estabilidad en el mundo cada vez más desestabilizado que se ha sumido en el caos por el peligroso complot de Estados Unidos para restaurar su hegemonía unipolar en declive.

Lejos de la llamada "guerra fascista de agresión no provocada" que los principales medios de comunicación occidentales liderados por EEUU está haciendo todo lo posible para que las Relaciones Internacionales regresen al modelo ambicioso previsto originalmente por la Carta de la ONU, pero que no se puso en práctica debido al inicio de la Vieja Guerra Fría provocada por Estados Unidos poco después de la promulgación de ese documento y el breve período de hegemonía unipolar que descendió oscuramente al mundo después de 1991 y resultó en la muerte de millones de personas en todo el Sur Global desde entonces. En otras palabras, Rusia está tratando de salvar al mundo del complot apocalíptico de Estados Unidos para destruirlo con el fin de restaurar algún día la igualdad y la justicia en los asuntos globales.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente