Libros Recomendados

Portada - Últimas noticias

El ministro de Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, calificó este miércoles de histórica la situación en la escena internacional.

"Es un momento trascendental en la historia moderna, porque refleja una batalla [...] sobre cómo será el orden mundial", aseveró Lavrov en una entrevista con RBC, destacando que ahora se trata "no solo de Ucrania, sino del estado de derecho mundial".

Asimismo, el canciller lamentó que Occidente no quiso resolver las cuestiones de seguridad de forma pacífica, mientras Moscú "sugirió durante muchos años que esto se resolviera pacíficamente".

El jefe de la diplomacia rusa también criticó que Washington pretende "impedir cualquier movimiento positivo hacia un mundo multipolar igualitario".

"Que [EE.UU.] hiciera un trabajo tan sucio, indigno de una gran potencia, ni siquiera podía imaginarlo en mis pesadillas", señaló Lavrov, quien agregó que los embajadores estadounidenses en todo el mundo tienen instrucciones de exhortar constantemente a los líderes de los diferentes países a no tener contactos con Rusia.

El alto diplomático aseguró que Moscú está dispuesto a buscar cualquier forma de garantizar la seguridad, tanto la suya propia como la de Ucrania y Europa, que no contemple la ampliación de la OTAN hacia el este.

Según Lavrov, si bien las conversaciones entre las delegaciones rusa y ucraniana "no son fáciles", "hay cierta esperanza de llegar a un compromiso". También destacó que actualmente el estatus neutral de Ucrania se está negociando seriamente junto con otras cuestiones de seguridad.

Comentando las declaraciones del presidente ucraniano Vladímir Zelenski de que su país reconoce que no podrá formar parte de la OTAN, el canciller ruso estimó que en Kiev "la decencia se está abriendo camino".

Entre otros asuntos, el alto diplomático abordó el rechazo de la Alianza Atlántica a cerrar el espacio aéreo sobre Ucrania, afirmando que esta decisión muestra que todavía hay "gente razonable" en la OTAN.

Asimismo, Lavrov sostuvo que Rusia y Ucrania podrían ponerse de acuerdo pronto en algunas cláusulas en las negociaciones que mantienen desde el 28 de febrero.

"En las conversaciones hay cláusulas concretas, que creo, que están cerca de ser concordadas", dijo el ministro sin desvelar detalles.

Las delegaciones de los dos países, añadió, debaten intensamente el estatus neutral de Ucrania y las garantías de seguridad para Rusia.

"Espero que logremos ponernos de acuerdo sobre este tema. Aunque está claro que con proclamar la neutralidad y las garantías no se acaba el problema, que es más amplio e incluso en términos de los valores", remarcó.

En cuanto al arsenal ucraniano, Lavrov consignó que su país está dispuesto a concordar los tipos de armas que no amenacen su seguridad.

"En Ucrania no debe haber armamento que represente una amenaza para Rusia", apostilló.

Este aspecto, subrayó, debe resolverse incluso fuera de la posible incorporación de Ucrania en la OTAN y es que, advirtió, Estados Unidos y los países de su órbita pueden entregar actualmente armas de ataque al régimen de Kiev.

El canciller ruso destacó que a pesar de los esfuerzos de mediación de distintos países en la situación en torno a Ucrania, el diálogo directo entre Moscú y Kiev es clave para solucionar el conflicto.

El canciller ruso destacó que algunos países que intentan ser intermediarios "tratan de acelerar" la armonización de posturas.

"Lo saludamos, pero (...) lo clave es el diálogo directo entre las delegaciones rusa y ucraniana", dijo.

Entre los países que ofrecieron su mediación en la solución de la crisis actual figura Suiza, agregó el ministro.

Rusia anuncia su salida del Consejo de Europa

El ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, ha entregado la carta de la salida de Rusia del Consejo de Europa (CdE) a la secretaria general de la organización, Marija Pejcinovic Buric, según lo ha comunicado este martes el viceportavoz de la Duma Estatal, Piotr Tolstói.

"Se ha tomado la decisión de salir del Consejo de Europa", escribió Tolstói en su cuenta de Telegram. El vocero ruso señaló que "Rusia sale del Consejo de Europa por voluntad propia" y que se trata de una decisión "deliberada y bien pensada". Tolstói detalló que la decisión fue tomada durante una de las "discusiones antirrusas" en la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa, el resultado de la cual podría ser "otra resolución rusófoba que se basa en especulaciones que no tienen nada que ver con la realidad".

"Toda la responsabilidad por la ruptura del diálogo con el Consejo de Europa recae en los países de la OTAN que todo este tiempo han utilizado el tema de los derechos humanos para promover sus propios intereses geopolíticos y atacar a nuestro país", afirmó.

Al mismo tiempo, agregó que, debido a la presión política y las sanciones "sin precedentes" a Rusia, el país dejará de pagar la cuota anual a la organización.

"Un instrumento de política antirrusa"

Mientras, desde el Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia recalcaron que los países de la OTAN y la Unión Europea "abusan de su mayoría en el Consejo de Europa" y convierten a la organización en un "instrumento de política antirrusa, rechazando el diálogo equitativo". En este contexto, la Cancillería rusa condenó la decisión de suspender el derecho de representación de Rusia en el organismo, adoptada el pasado 25 de febrero.

"El potencial unificador del Consejo de Europa fue destruido por los países de la OTAN y la UE. Ven en esta organización solo un método de garantizar ideológicamente su expansión militar, política y económica hacia el este, de imponer el 'orden basado en las reglas' que les convienen, pero en realidad [es] 'un juego sin reglas'", reza el comunicado de la Cancillería rusa. "Nos despedimos sin pesar de este Consejo de Europa", agregaron.

El ministerio ruso enfatizó que los países que obligaron a Rusia a dar ese paso son los responsables de la "destrucción del espacio humanitario jurídico común en el continente" y las consecuencias para el propio Consejo de Europa.

Asimismo, el ministerio ruso subrayó que la salida de la organización no afectará a los derechos y las libertades de los ciudadanos rusos, mientras que el país sigue abierto a la "colaboración pragmática y equitativa" con los Estados miembros del Consejo de Europa.

Rusia considera el Consejo de Europa de herramienta de propagada de la OTAN

MOSCÚ (Sputnik) — El Consejo de Europa es desde hace mucho tiempo una herramienta de propaganda de la OTAN, declaró la portavoz de la Cancillería rusa, María Zajárova.

"Esta organización se convirtió en un instrumento de la propaganda de la OTAN (...) es decir las estructuras de la alianza y los Estados miembros de la alianza en muchos aspectos formularon la agenda en el marco del Consejo de Europa", afirmó a la emisora Sputnik.

Agregó que en el Consejo "no queda absolutamente nada del trabajo igual y eficaz", indicando que la organización acabó siendo "una plataforma cómoda para realizar campañas políticas y de información de la OTAN".

Rusia informó el 15 de marzo su decisión de retirarse oficialmente del Consejo de Europa, aunque dijo continuar abierta a la cooperación con los miembros de este organismo.

También señaló que los países de la OTAN y de la Unión Europea abusan de su mayoría en el Consejo de Europa, convirtiéndolo en un instrumento de la política antirrusa y renunciando al diálogo equitativo.

Incluso, el 25 de febrero, tomaron la decisión discriminatoria de suspender la representación de Rusia en los órganos estatutarios del Consejo de Europa.

Ojo x ojo con “rusofóbicos” de Canadá: Trudeau está en lista negra

Rusia impone una prohibición de viaje al primer ministro de Canadá y miembros de alto rango de su gabinete, en el marco de un paquete de sanciones a este país.

La Cancillería de Rusia incluyó en su lista negra a 313 canadienses, incluido el primer ministro Justin Trudeau, su ministra de Relaciones Exteriores, Melanie Joly, y de Defensa, Anita Anand, y más de 300 legisladores en un movimiento recíproco.

De hecho, mediante un comunicado emitido el martes, la Cancillería rusa aseguró que la medida respondía a las sanciones impuestas por el Gobierno “rusofóbico” de Canadá en su contra.

“Cada escoria rusofóbica, ya sea ataques a las misiones diplomáticas rusas, el cierre del espacio aéreo o la ruptura de facto de los lazos económicos bilaterales por parte de Ottawa, [...] inevitablemente recibirá un rechazo decisivo y no necesariamente simétrico”, se lee en la nota.

WSJ: Arabia Saudita considera aceptar el yuan en lugar del dólar para fijar el precio de sus ventas de crudo a China

Arabia Saudita está llevando negociaciones activas con Pekín sobre el ajuste de cuentas por parte de sus suministros de petróleo a China en yuanes, informa The Wall Street Journal, citando a fuentes conocedoras del asunto.

La entrada de la moneda nacional china en los contratos para el crudo reduciría la dominación del dólar sobre el mercado global, y marcaría un avance en dirección a Asia como gran exportador mundial.

China compra más del 25 % de las exportaciones de crudo de Arabia Saudita. De ser pagadas en yuanes, las ventas impulsarían el prestigio del yuan a nivel global.

La semana pasada, The Wall Street Journal informó, citando a funcionarios estadounidenses y de Oriente Medio, que los líderes de Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos rechazaron mantener llamadas con Joe Biden, mientras Occidente busca reducir la importación de petróleo ruso.

Las negociaciones sobre este tema llevan 6 años, pero ahora se han vuelto más intensas. El reino no está contento con la forma en que Estados Unidos ha estado cumpliendo con sus obligaciones de protegerlo últimamente.

Si esto sucede, será un cambio verdaderamente tectónico, un cambio a escala planetaria, un poderoso golpe al sistema del dólar. Desde 1974, Arabia Saudita ha aceptado solo dólares como pago por las entregas de petróleo y ha invertido las ganancias excedentes de los acuerdos petroleros en títulos de deuda estadounidenses.

Esta era la obligación de la KSA bajo el acuerdo secreto con los Estados Unidos. Estados Unidos, por su parte, proporcionó armas y protección militar estadounidenses. Aparentemente, los saudíes ya no están satisfechos con la forma en que Washington cumple con su parte del trato.

Además, la situación actual con la congelación de parte de las reservas de oro y divisas rusas colocadas en países occidentales demuestra al reino que no se debe confiar en Estados Unidos y sus aliados más cercanos con su dinero para su custodia. Pueden ser congelados (confiscados) en cualquier momento y bajo cualquier pretexto.

Entonces, Arabia Saudita solo está diversificando los riesgos. Y China representa el 25% de las exportaciones de petróleo saudí.

La India podría comprar petróleo y otras materias primas a Rusia dejando de lado el dólar estadounidense

La India está considerando la posibilidad de aceptar una oferta de Rusia para comprar su petróleo y otras materias primas a precios reducidos dejando de lado el dólar estadounidense, informó este lunes Reuters citando dos funcionarios indios familiarizados con el asunto.

"Rusia está ofreciendo petróleo y otras materias primas con un gran descuento. Estaremos encantados de aprovecharlo", explicó uno de ellos. "Tenemos que resolver algunas cuestiones, como los petroleros, la cobertura del seguro y las mezclas de aceite. Una vez que tengamos eso, aceptaremos la oferta de descuento", añadió.

Asimismo, indicó que se está trabajando para establecer un mecanismo de comercio que permita solo utilizar rupias y rublos. No obstante, no revelaron qué cantidades podrían moverse en dichas transacciones ni cuál sería el descuento ofrecido por Moscú a Nueva Delhi.

Aumento de precios

Otra de las fuentes señaló que, pese a que muchos comerciantes internacionales han estado evitando el petróleo ruso para no ser perjudicados por las nuevas sanciones impuestas contra Rusia, la India sigue importando este recurso del país euroasiático.

Nueva Delhi, que importa el 80 % del petróleo que necesita, generalmente compra entre el 2 y el 3 % de sus suministros a Rusia. Según la agencia británica, dado que los precios del oro negro han subido un 40 % en lo que va de año, el país asiático está buscando reducir su creciente factura energética.

El pasado 24 de febrero, el presidente de Rusia, Vladímir Putin, anunció "una operación militar especial para defender el Donbass". En un mensaje especial a la ciudadanía, el mandatario detalló que el objetivo del operativo es "proteger a las personas que han sido objeto de abusos y genocidio por parte del régimen de Kiev durante ocho años", así como "desmilitarizar y desnazificar Ucrania".

"Aliviar preocupaciones fiscales"

A raíz de esta situación, muchos países, entre ellos los miembros de la Unión EuropeaEE.UU.Reino UnidoCanadá, anunciaron nuevas sanciones contra las grandes instituciones financieras y empresas de Rusia y contra las élites políticas y financieras del país, así como medidas personales contra el presidente Vladímir Putin y su ministro de Exteriores, Serguéi Lavrov, entre otros altos cargos. Además, los países occidentales acordaron desconectar a varios bancos rusos del sistema interbancario SWIFT.

Rusia ha instado a las denominadas naciones amigas a mantener los lazos comerciales y de inversión. La India tiene duraderos lazos de defensa con Rusia y se abstuvo en una votación en la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en la que se condenaba la operación militar rusa en Ucrania.

El Gobierno indio también está buscando materias primas más baratas en Rusia y Bielorrusia para fertilizantes, ya que el costo de su programa de subsidios se ha disparado. "Si podemos obtener fertilizantes más baratos de Rusia, lo aceptaremos. Ayudaría a aliviar algunas preocupaciones fiscales", comentó un funcionario.

El consorcio alemán E.ON deja de comprar gas a las empresas asociadas con Gazprom

El mayor consorcio del sector de energía de Alemania, E.ON, ha suspendido las nuevas compras de gas natural a las compañías vendedoras europeas subsidiarias de Gazprom, anunció este miércoles el gerente ejecutivo del grupo, Leonhard Birnbaum.

La farmacéutica estadounidense Eli Lilly suspende sus suministros a Rusia

La empresa farmacéutica estadounidense Eli Lilly ha decidido suspender las exportaciones de sus medicamentos no esenciales a Rusia, aunque todavía no ha aclarado cuáles son los fármacos que va a retirar del mercado ruso.

Arma de doble filo: ¿qué impactos tendrán las sanciones contra Rusia en la economía global?

No paran las sanciones occidentales contra Rusia, que se desataron en respuesta a la operación militar lanzada en Ucrania por el presidente ruso, Vladímir Putin, y seriamente amenazan a la economía del país.

No obstante, no es solo la nación eslava la que está sintiendo sus repercusiones, sino muchos otros países de todo el mundo, desde África y Europa hasta el continente americano. Siendo Rusia uno de los mayores proveedores de una gran cantidad de productos básicos y alimentarios, entre las consecuencias que afectarán a muchos se pueden prever facturas de energía más altas, escasez de alimentos y aumento del precio del petróleo.

Crisis mundial en la cadena de suministros

La crisis en Ucrania está interrumpiendo cadenas mundiales de suministro que de por sí se han visto ya altamente afectadas por el caos de la pandemia, lo que ha disparado aún más los costos del transporte. Según Glenn Koepke, director general de colaboración de redes de FourKites, una consultora de la cadena de suministros de Chicago, las tarifas marítimas podrían duplicarse o triplicarse hasta alcanzar los 30.000 dólares por contenedor, mientras se estima que los costos de la carga aérea suban aún más.

Además, las restricciones impuestas por Rusia a compañías aéreas de 36 países han provocado el desvío de muchos vuelos, lo que conlleva un mayor gasto en combustible, una posible presión sobre la capacidad de carga y retrasos en los envíos.

La crisis alimentaria a nivel global

Tanto Rusia como Ucrania son grandes exportadores de productos alimenticios. Ambos países representan más de la mitad del suministro mundial de aceite de girasol, una quinta parte de las ventas de maíz y una cuarta parte de las exportaciones mundiales de trigo.

Ante la situación en Ucrania, que ha afectado la producción de cultivos y sus exportaciones, disparando los precios, el director general de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, Qu Dongyu, alertó que el impacto podría afectar a medio centenar de Estados, incluyendo los países de bajos ingresos y con déficit de alimentos del Norte de África, Asia y el Próximo Oriente, y podría desencadenar una crisis alimentaria a nivel global.

Rusia también es el líder mundial en exportación de fertilizantes, cuyos precios tampoco quedaron intactos, mientras su previsible escasez pone en peligro la producción mundial de cultivos. Según señaló Dongyu, muchos países de Europa y Asia Central dependen de la nación eslava para obtener "más del 50 % de su suministro de fertilizantes".

La crisis energética

Rusia es uno de los mayores exportadores de petróleo y gas en el mundo, insumos que también siguen en aumento en medio del enfrentamiento entre Rusia y Occidente en cuanto a Ucrania, lo que se suma a crecientes preocupaciones sobre su suministro.

Países como como EE.UU., Canadá y el Reino Unido instan a la Unión Europea a endurecer las sanciones contra Moscú, ampliándolas también al sector energético, lo que, según los expertos, traería consigo consecuencias devastadoras, no solo para Rusia o Europa, sino también para la economía mundial.

El alza del costo del gas natural ya está afectando a España, donde el precio de la electricidad en el mercado mayorista continúa sufriendo enormes incrementos. Mientras, muchos países se han visto afectados por el aumento del precio del crudo, lo que ha provocado alzas en los precios de la gasolina.

Escasez de otras materias primas

Aparte de petróleo y gas, Rusia también es un importante proveedor de una gran cantidad de otros productos básicos, como aluminio, níquel y paladio, que se utilizan en todo tipo de productos, desde teléfonos móviles hasta automóviles, y cuyos precios están aumentando en todo el mundo.

Inflación desatada

La inflación, causada básicamente por la subida de los precios de los metales, alimentos y la energía, está aumentando en todo el mundo, con efectos directos en el incremento del costo de la vida. España cerró el mes de febrero con 7,4 % de inflación, su nivel más alto en 33 años. La tasa también empeoró en Alemania, donde repuntó hasta 5,1 %. Así, la energía se encareció en febrero un 22,5 %, y los alimentos, un 5,3 %.

La tasa inflacionaria en EE.UU. también sigue descontrolada: en el pasado mes se disparó hasta 7,9 %, la mayor subida interanual desde enero de 1982. "Un gran contribuyente de la inflación fue este mes el aumento en los precios del gas y la energía" como consecuencia de la operación militar rusa en Ucrania, sostuvo el presidente del país, Joe Biden.

Stoltenberg anuncia un importante fortalecimiento de la OTAN en Europa

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenber, declaró este martes en una conferencia de prensa que la operación militar especial de Rusia en Ucrania ha dado paso a una "nueva realidad de seguridad", por lo que se requieren "grandes aumentos en la inversión" para fortalecer la presencia de la alianza en Europa.

"Ahora hay cientos de miles de efectivos en alerta máxima", dijo Stoltenberg, refiriéndose a los 100.000 militares estadounidenses que actualmente se encuentran desplegados en territorio europeo y a los sistemas de defensa antiaérea Patriot que están en camino a Polonia desde EE.UU.

Todo esto, dijo, envía un "mensaje inequívoco", y es que "un ataque a un aliado se encontrará con una respuesta decisiva de toda la alianza".

Stoltenberg subrayó que la OTAN también estará en pie de guerra en el futuro, y que sus 30 Estados miembros tomarán medidas concretas para reforzar su seguridad "a largo plazo, en todos los dominios".

Ello, según Stoltenberg, implicaría incrementar "sustancialmente" las tropas en Europa del Este, junto con equipos preposicionados, lo que presumiblemente significa misiles y baterías de artillería.

La alianza también realizará "más y más ejercicios a gran escala", agregó Stoltenberg.

Noticias del mundo

Andrey Martyanov

No se necesitan comentarios.

Arabia Saudita considera aceptar yuanes en lugar de dólares para la venta de petróleo chino. Las conversaciones entre Riad y Pekín se han acelerado a medida que crece el descontento saudí con Washington

¿Ves cómo se hace? Ahora, la tarea monumental es conectar los puntos para los imbéciles de Wall Street y el Departamento de Estado al explicarles cómo funciona el poder militar y cómo da forma a la realidad geopolítica. Puedo garantizarles que el resto del mundo esperó hasta que se mostrara a Occidente y, especialmente, a los EE. UU. el lugar que le corresponde y este momento ha llegado, y la operación en Ucrania tiene mucho que ver con eso. Me refiero al 100% porque, como tengo constancia durante años, EL ÚNICO pilar en el que se basa el reinado del dólar estadounidense fue la percepción del poder militar estadounidense. La histeria en los medios estadounidenses y un grupo de generales del Ejército de los EE. UU. haciendo bufones de sí mismos "analizando" la operación en Ucrania son los primeros signos de una comprensión incipiente de lo que se está gestando.

Esto es importante.

Y de nuevo sobre la desdolarización.

EREVÁN, 14 de marzo - Sputnik. Los estados miembros de la Unión Económica Euroasiática (EAEU) y China desarrollarán un proyecto para un sistema monetario y financiero internacional independiente. Así lo acordaron los participantes en el diálogo económico "Una nueva etapa de la cooperación monetaria, financiera y económica entre la UEEA y la RPC. Transformaciones globales: desafíos y soluciones", que se llevó a cabo el 11 de marzo a través de videoconferencia. Se prevé que el sistema se base en una nueva moneda internacional, que se calculará como un índice de las monedas nacionales de los países participantes y los precios de los productos básicos. El primer borrador se someterá a debate a finales de marzo. Como enfatizó Sergei Glazyev, Ministro de Integración y Macroeconomía de la CEE.

Bueno, ¿no es peculiar? Moneda basada en recursos. ¿Quién lo hubiera pensado, verdad? Nah, estoy siendo gracioso. Venía y ahora se está desarrollando como un proyecto concreto. En general, es un tema fascinante para investigar en términos de correlación de recursos, economía física y poder militar como principales impulsores de la geopolítica en el siglo XXI y como explicación de la caída del dólar estadounidense a causa de ello. Estoy hablando, por supuesto, de investigaciones serias y no de los "grupos de expertos" de los EE. UU.; esas personas son fraudes académicos y no saben una mierda sobre el mundo exterior.

Análisis: La ideología occidental y la respuesta rusa

Alexander Dugin

Occidente es antes que nada una ideología y las ideologías son imágenes totalitarias de la realidad impuestas por medio de sistemas tecnológicos y psicología de masas.

La única ideología oficial que hoy existe en Occidente es el liberalismo y la globalización no es sino la imposición del liberalismo a toda la humanidad. Quien no esté de acuerdo con ese destino será destruido tarde o temprano por diferentes medios. Esa es la ley que siguen todas las ideologías, pues ellas operan bajo el par amigo/enemigo. El liberalismo occidental considera como amigos a todos los que siguen sus directrices en cualquier parte del planeta. Y, por el contrario, considera enemigos a todos los que se le oponen. Aquellos que luchan contra el liberalismo deberán ser reeducados o destruidos.  Cuando me reuní con Brzezinski en el 2004 me regaló su libro, The Choice: Global Domination or Global Leadership, con la siguiente dedicatoria: “Espero señor Dugin que cambie sus puntos de vista en el futuro”. Tal dedicatoria es un ejemplo claro de cómo opera la ideología, pues si piensas diferente debes cambiar tu forma de pensar (vida, comportamiento, valores) o prepararte para ser destruido.

Rusia juró fidelidad a la ideología occidental en la década de 1990 y desde entonces ha sido fiel a esta ideología. Sin embargo, a comienzos del siglo XXI muchos se dieron cuenta que el liberalismo llevaría a Rusia a la ruina, especialmente porque Occidente exigía de cada vez más concesiones: no solo se trataba de una liberalización de la economía, sino de la destrucción de la Federación de Rusia al traspasar vastas zonas de influencia de Moscú al control directo de la OTAN y de Occidente.

Como presidente, Putin cuestionó la expansión estratégico-militar hacia el Este de Occidente desde 1990. Al principio, las declaraciones de Putin eran bastante tímidas, pues solo se limitaban a la defensa de la soberanía mientras que defendía el liberalismo. Esta forma de compromiso funcionó durante un tiempo. No obstante, Occidente continúo presionando a Putin y este reaccionó reforzando la soberanía rusa. Poco a poco la situación se volvía cada vez más tensa porque Rusia intentó afirmar su soberanía y luchar por ella. Fue por eso que nuestro gobierno creo el concepto de democracia soberana: un termino bastante controvertido y confuso, pero que expresaba una realidad. Rusia quería ser una parte de Occidente, aunque esperaba ser soberana.

Sin embargo, este compromiso con Occidente se ha ido disipando durante los últimos 22 años. Occidente ha buscado imponer de forma inflexible sus ideas sobre el resto del planeta, pues quien acepta el liberalismo debe someterse incondicionalmente a él. Conceptos como “soberanía” y “democracia” son lo que Occidente dice que son y eso implica que ya no existe soberanía, porque todo aquel que depende de un tercero para ser considerado independiente y libre carece de la capacidad para hacer su propia política o realizar su propio destino. Además, el concepto de democracia es cada vez más problemático, ya que Occidente se ha vuelto cada vez más totalitario y antidemocrático, aunque no ha dejado de ser liberal (Occidente es dominado hoy por una oligarquía cada vez más dictatorial que ha creado toda clase de monopolios).

Ahora Rusia ha roto todas sus relaciones con Occidente y el liberalismo. De hecho, Putin intentó por todos los medios que Rusia siguiera la ideología, la tecnología, los códigos, los algoritmos, las leyes y los principios occidentales (liberales), pero el aumento de las tensiones simplemente lo destruyó todo. Rusia se está alejando de Occidente como Idea y Occidente ha comenzado a desconectar a Rusia de todas sus redes de control global.

Estamos frente a un fenómeno nunca visto ni en Rusia ni en Occidente. Incluso cuando vivíamos bajo el amparo del Imperio comunista de los soviets teníamos mucho en común con Occidente, como, por ejemplo, una élite eurocéntrica, una ideología europea (el marxismo había nacido en Occidente) e incluso raíces comunes que se remontaban a la Ilustración. Sin embargo, la ruptura que se está produciendo ahora entre Rusia y Occidente es total, pues se ha comenzado a rechazar la ideología occidental. Es más, podríamos decir que la nueva fase ideológica a la que estamos entrando se puede expresar de la siguiente manera:

  1. Rusia intentó llevar hasta sus últimas consecuencias lógicas el liberalismo. Asumimos el liberalismo en todas sus formas, pero intentamos adaptarlo a nuestra situación específica combinando la democracia con la defensa de la soberanía. La invasión rusa de Ucrania repite muchos clichés occidentales como el de una guerra defensiva, creación de armas prohibidas, supuestos planes del enemigo para invadir nuestra nación, uso de la violencia y el genocidio de la población civil, desastre humanitario, etc. Tópicos que ya habían sido usados por Estados Unidos cuando lanzó sus ataques contra Irak, Afganistán, Siria, etc. Ahora bien, Occidente ofrece otra versión de los acontecimientos. Rusia ha usado otros elementos de la propaganda occidental como el presentarse como defensora de la verdad, llamando a todos sus enemigos “terroristas” que deben ser eliminados y asesinados o que nuestra intención es “desmilitarizar” y “desnazificar” Ucrania. En cierta forma es un reflejo deformado de la forma en que se comporta Occidente, pero con la excepción de que ahora es otro polo de poder el que está realizando estas acciones: si ellos pueden, entonces nosotros también podemos. En caso de que continuemos con estas acciones (y creo que Rusia es capaz de hacerlo) veremos el nacimiento de un mundo multipolar donde Rusia será un polo independiente y soberano dentro de esta nueva realidad geopolítica. No obstante, es un error creer que podemos enfrentar a Occidente y su ideología siguiendo sus mismas pautas, principios y valores tanto a largo como a mediano plazo. Tarde o temprano tendremos que cambiar nuestra percepción de las cosas y creo que de eso nos daremos cuenta muy pronto: la guerra apenas comienza.
  2. Ahora que hemos entrado en una confrontación directa y dura con Occidente es necesario que creemos una ideología alternativa basada sobre nuestras propias ideas. Ya sabemos lo que rechazamos, pero no ha quedado claro que es lo que afirmamos. El resto del mundo espera ver cuáles son nuestras propuestas: ¿contra quién exactamente estamos luchando? Decimos que “contra el nazismo”, pero es una respuesta poco convincente, insuficiente e inarticulada. Por su parte Occidente grita y dice que “los rusos están atacando a los ucranianos y por eso los rusos son los agresores y los ucranianos las víctimas”. Así es como las cosas se ven las cosas desde afuera, pues Occidente descarta la existencia (¡siempre lo harán!) del nazismo ucraniano. Nuestros argumentos serán cubiertos por un océano de propaganda. Sin embargo, aquellos que triunfan jamás serán juzgados y deberán pasar mucho tiempo demostrando las razones por las que hicieron lo que hicieron. Ahora bien, el problema sigue siendo el siguiente: ¿en nombre de qué y por qué estamos haciendo lo que hacemos? Es por eso que necesitamos una Idea propia que no tenga nada que ver con el liberalismo y no sea un simple reflejo de Occidente. Afirmaciones como “somos el verdadero Occidente” o los “defensores del verdadero liberalismo” ante un Occidente que hoy en día no es liberal sino fascista solo provocaran risas. Nadie creería semejantes afirmaciones jamás en Rusia y mucho menos fuera de ella. Es necesario que afirmemos algo nuevo que no solo sea comprensible para los rusos sino también para los ucranianos, bielorrusos y todos los demás pueblos euroasiáticos, así como para el resto del mundo. El mundo está esperando a que afirmemos nuestra Idea. Solo cuando seamos capaces de afirmar esta Idea podremos romper totalmente con Occidente y su ideología. Llevar a cabo esta tarea se ha vuelto cada vez más indispensable y dependerá muchísimo de la aceptación de quienes nos apoyan.

Nuestro gran problema ahora es que hemos roto con Occidente y el liberalismo de una forma irreversible: o construimos un mundo diferente y un orden mundial alternativo dentro de los límites de nuestra civilización o … ya sabemos que sucederá, aunque esto último hace parte de acontecimientos apocalípticos que aún están por venir.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDAMOS