Libros Recomendados

Portada - Últimas noticias

Estados Unidos robó la carga de dos buques que transportaban petróleo iraní, informó este jueves la agencia AP.

Según una causa civil federal abierta en EE.UU. el pasado febrero, la incautación, de la que no se había informado anteriormente, tuvo lugar después que los buques petroleros, gestionados por Grecia, descargaran su cargamento, valorado en más de 38 millones de dólares, en la ciudad de Houston (Texas) y en las Bahamas, bajo exigencia de autoridades estadounidenses.

De acuerdo con el medio, en otoño de 2020 el M/T Stark I, un buque de propiedad iraní bajo sanciones de EE.UU. desde 2018, repintó su cubierta en un aparente intento de disfrazarse y evitar la detección por satélites. Así, el 31 de octubre entró en una terminal de la isla iraní de Charag, ubicada en el golfo Pérsico, donde llenó de petróleo sus depósitos.

Cuatro días después, 733.876 barriles de petróleo se transfirieron en el mar a otro petrolero, el M/T Arina. Las imágenes satelitales y los datos compartidos por Claire Jungman, del grupo United Against Nuclear Iran, que sigue de cerca los envíos de crudo de Irán, mostraron que durante ese proceso ambos buques apagaron sus transpondedores –un dispositivo de seguridad obligatorio en todos los grandes buques– para evitar ser captados en las bases de datos de seguimiento.

El Arina, de bandera panameña y cuyo último gestor fue la empresa Saint James Shipping Ltd., con sede en Atenas, ya era conocido por transportar crudo ilegal iraní, según alegan abogados estadounidenses en una demanda civil presentada en un tribunal federal de Washington. Los fiscales indican que se crearon documentos falsos para hacer ver que el crudo transportado por el barco procedía de Omán.

Según los datos de seguimiento analizados por Jungman, el barco, tras sufrir numerosos retrasos a lo largo del viaje, se dirigió a Estambul (Turquía) y después a Rumanía. El 26 de agosto de 2021, sin conseguir encontrar un comprador para el petróleo iraní, parte de la carga del Arina –aproximadamente 220.793 barriles– fue transferida frente a las costas de Chipre a otro barco, el M/T Nostos, con bandera de Liberia y gestionado por la empresa Eurotankers, con sede en la ciudad griega de El Pireo.

Entonces ambos buques, el Arina y el Nostos, intentaron descargar el petróleo en una instalación de almacenamiento en Turquía, detalló Jungman, agregando que fueron detectados por las autoridades estadounidenses, que les ordenaron descargar en otro puerto, lo que el Nostos hizo en noviembre de 2021 en Houston y el Arina en enero de 2022 en las Bahamas. Por su parte, las empresas gestoras de los buques no han comentado la situación.

En 2015, Irán, EE.UU., Rusia, China, el Reino Unido, Francia y Alemania firmaron el Plan Integral de Acción Conjunta (JCPOA), que fijó limitaciones al programa nuclear de Irán a cambio del levantamiento de las sanciones, lo que le permitió a ese país recuperar la capacidad de vender petróleo abiertamente en el mercado internacional

En 2018 el entonces presidente estadounidense, Donald Trump, anunció que su país abandonaba el JCPOA, además de imponer sanciones económicas contra la República Islámica de Irán, lo que cerró la puerta a gran parte de su comercio de petróleo

A inicios de febrero de 2022, la Administración del presidente Joe Biden levantó parcialmente las sanciones contra Irán para retomar las negociaciones, con el propósito de alcanzar los puntos propuestos en el acuerdo nuclear de 2015. Sin embargo, el secretario del Consejo Supremo de Seguridad Nacional iraní, Alí Shamkhani, expresó este jueves que la ausencia de una decisión política por parte de EE.UU. complica las negociaciones que se celebran en Viena para reactivar dicho acuerdo.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente