Portada - Últimas noticias

En represalia por el asesinato por parte de EEUU de los principales comandantes antiterroristas, el general Qassem Soleimani y Abu Mahdi al Muhandis, el eje de la resistencia ha dado muerte a dos comandantes estadounidense e israelí, según un informe.

The Cradle, que se describe a sí misma como una publicación dirigida por periodistas que cubren Asia Occidental, se enteró a través de una fuente de seguridad de alto nivel que el eje de la resistencia había matado a dos comandantes estadounidense e israelí de alto rango en una operación militar en Erbil, en el norte de Iraq.

La operación se llevó a cabo para vengar los asesinatos del comandante del Cuerpo de Guardias de la Revolución Islámica (CGRI), el general Soleimani, de la Fuerza Al Quds, y del comandante adjunto del Hashid al Shaabi de Iraq, Mahdi al Muhandis, según el informe.

Citando a un “alto responsable de seguridad del eje de la resistencia”, el informe identificó a los hombres abatidos como el teniente coronel estadounidense James C. Willis, de 55 años, de Albuquerque y de la Unidad Red Horse y el coronel israelí Sharon Asman, de 42 años, de la Brigada Nahal.

Tanto el régimen estadounidense como el israelí habían afirmado que los comandantes murieron en accidentes separados con días de diferencia.

El Pentágono había afirmado el 27 de junio que Willis murió en un incidente no relativo a combate en la base de Al Udeid de Qatar, sin proporcionar más detalles.

The Stars and Stripes, un periódico militar estadounidense, lo describió como “comandante del 210° Escuadrón de la Red Horse”, una unidad de 130 miembros que “proporciona a la ingeniería civil capacidades de respuesta rápida para realizar operaciones en entornos remotos de alta amenaza”.

Según los medios israelíes, Asman murió el 1 de julio “después de colapsar durante un entrenamiento físico en una base militar en el centro de “Israel”. Había luchado en el Líbano y Gaza, entre otros lugares, en su carrera de 25 años.

Sin embargo, desestimando los informes de los medios de comunicación destinados a ocultar la verdad, The Cradle citó a la fuente diciendo que tanto Willis como Asman fueron muertos en Erbil durante una operación contra los involucrados en los asesinatos de Soleimani y Muhandis.

Ha habido al menos dos ataques separados este año contra objetivos de la agencia de espionaje israelí Mossad en Iraq.

La fuente de Cradle no dio más detalles sobre el momento de los ataques que mataron a Willis y Asman.

“Irán ha cambiado la ecuación de lidiar con el régimen (israelí)”, dijo la fuente, refiriéndose a la nueva postura asertiva de Irán hacia el régimen israelí. Pertinentemente, esta es la primera vez que un responsable del eje de la resistencia se atribuye la responsabilidad de las medidas de represalia contra los asesinos de los principales comandantes iraní e iraquí, dijo The Cradle en el informe.

El general Qassem Soleimani y Mahdi al Muhandis, las dos figuras icónicas en la lucha contra el grupo terrorista Daesh, murieron en un ataque aéreo estadounidense cerca del aeropuerto internacional de Bagdad el 3 de enero de 2020.

Días después del asesinato, el CGRI lanzó una andanada de misiles contra una importante base militar que albergaba a las fuerzas estadounidenses en Iraq.