Libros Recomendados

Portada - Últimas noticias

Mientras, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, aún no ha telefoneado al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, desde que el estadounidense llegase al poder el 20 de enero de 2021.

Así, el secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, ha hablado este martes por teléfono con el ministro de Exteriores de Marruecos, Nasser Bourita, en una conversación centrada en la escalada de tensiones entre israelíes y palestinos pero en la que Washington ha dejado claro que concede a Rabat un “papel clave” para “fomentar la estabilidad en la región”.

El jefe de la diplomacia de Joe Biden, Antony Blinken, “ha subrayado la importancia de una fuerte alianza bilateral” entre Estados Unidos y Marruecos, según un comunicado del Departamento de Estado norteamericano que no alude a otros temas al margen del conflicto en Oriente Próximo.

La nota de prensa también fue compartida por el portavoz del Departamento de Estado, Ned Price, en redes sociales.

El secretario Blinken “habló hoy con el ministro de Relaciones Exteriores de Marruecos, Nasser Bourita, para discutir nuestra sólida relación bilateral, así como cómo poner fin a la violencia en Israel, Cisjordania y Gaza”, escribió Price en Twitter.

Estados Unidos, por boca de su anterior presidente, Donald Trump, reconoció en diciembre la soberanía marroquí sobre el Sáhara Occidental, un paso simbólico que la Administración Biden no ha dado muestras de revertir. Trump también medió en un inédito acuerdo político entre Israel y Marruecos.

Marruecos amenaza a España y llama a su embajadora

Marruecos ya dio el siguiente paso. Sin apenas esperar al resultado de los contactos diplomáticos que se mantienen abiertos Rabat llamó a consultas a su embajadora en EspañaKarima Benyaich, muy poco después de la reunión que ésta ha mantenido con la ministra de Exteriores, Arancha González Laya.

La propia Karima Benyaich asumía en estas declaraciones, realizadas a Europa Press, que la llegada de miles de inmigrantes es una respuesta a las quejas de Marruecos por acoger al líder del Frente Polisario, Brahim Ghali. En las relaciones entre países hay actos que tienen consecuencias, "y se tienen que asumir".

La continuación de las hostilidades por parte de Rabat, con la llamada a consultas de la embajadora, las manifestaciones de Benyaich, antes incluso de escuchar a la ministra de Exteriores, dan fe de la dimensión de la crisis, que continúa creciendo a pesar de las llamadas a la calma de España.

En ningún momento desde el Gobierno se ha afeado a Marruecos la apertura de fronteras, ni se ha vinculado a Ghali, ni tampoco a la razón real, que es la posición española sobre el Sáhara, insatisfactoria para Mohamed VI, que no ha visto respaldada su pretensión de anexionar este territorio, a pesar del reconocimiento de su soberanía que le concedió Donald Trump.

Después del encuentro con la embajadora Laya se ha limitado a decir que le ha trasladado el "disgusto" de España y el "rechazo a la entrada masiva de inmigrantes marroquíes a Ceuta" y le ha recordado que el control de las fronteras corresponde a los dos países. También le ha expresado el deseo del Gobierno de "mirar al futuro" y evitar que "actos como estos puedan volver a repetirse" y le ha reclamado el compromiso de seguir retornando a todos aquellos que hayan entrado de manera ilegal.

Así le cuela Marruecos los inmigrantes a España por la valla

Rutas de autobús desde el interior de Marruecos hasta la frontera de Ceuta: «Está todo perfectamente organizado»

Al menos 9.000 personas han cruzado desde Marruecos a Ceuta, según fuentes de la máxima solvencia consultadas este martes por ABC. Esas mismas fuentes sostienen que «todo está perfectamente organizado» y hay autobuses que llegan desde el interior de Marruecos a cuyos pasajeros se les indica la forma de cruzar la frontera.

A pesar de lo espectacular de la cifra, la situación podría empeorar ya que cada vez se aproxima más gente al vallado. «Todo está perfectamente organizado», aseguran a ABC, y apuntan a la existencia de rutas de autobús —no controladas por las autoridades del país vecino— desde el centro de Marruecos hasta la frontera ceutí: «Cuando llegan a la frontera, las propias fuerzas marroquíes les indican por dónde saltar».

Miles de inmigrantes sin mascarillas y robos en las calles: el miedo se apodera de Ceuta

El Colegio Público Pablo Ruiz Picasso de Ceuta ocupa un lugar privilegiado frente a la playa de Benzú. Sin embargo, sus profesores nunca querrían haber sido testigos de lo vivido en las últimas horas. La avalancha de inmigrantes llegados a nado desde Marruecos ha atemorizado al personal de un centro que este martes atendía a los pocos alumnos que acudían a clase entre el nerviosismo y el miedo.

"Miedo. Ésa es la palabra", nos resume al otro lado del teléfono la secretaria del colegio. "Nos han llamado muchos padres para preguntarnos si había clase y les hemos dicho que sí, pero muchos no han venido", explica con voz temblorosa. En los pasillos, en la sala de profesores… Nadie habla de otra cosa. Todo el mundo se pregunta qué va a pasar con los miles de inmigrantes, muchos de ellos menores, que desde este lunes vagan sin rumbo por las calles de la ciudad.

"Decenas de positivos" en las calles

"Si ya de por sí esto asusta a cualquiera, imagínese lo que sentimos en plena pandemia cuando vemos a toda esta gente sin mascarilla y nos enteramos de que entre los que la policía tiene hacinados ya hay decenas de positivos", advierte a Libertad Digital el dueño de la Farmacia Benzú.

Este establecimiento -ubicado frente al espigón que ha sido testigo de esta crisis migratoria sin precedentes- mantiene sus puertas cerradas a cal y canto, y sólo las abre cuando llega un cliente. "No sabemos si puede venir una avalancha o qué va a pasar -se justifica-. A mí me ha dado miedo esta mañana al venir a trabajar ver que todo el centro de Ceuta y todos los alrededores estaban minados de inmigrantes".

Locales sin clientes

En el centro, precisamente, muchos comerciantes y hosteleros han optado por no abrir sus puertas. Los que se han atrevido a hacerlo, lamentan la falta de clientes: "Evidentemente, hoy es un día para no salir. Te ves abrumado por la cantidad de juventud marroquí que hay en las calles y que no sabe ni a dónde va ni qué va a comer", nos cuenta el dueño de El Refectorio, un conocido restaurante del centro de la ciudad. "Hay muchas personas mayores que tienen miedo a un tirón o, en fin, a lo que es una ciudad que no está debidamente protegida", explica.

A 300 metros, el dueño de la Pastelería Vicentino corrobora la imagen dibujada por su compañero: "Hoy es un día lamentable. Ahora mismo no hay nadie y no vienen por miedo. Cuando he ido a abrir, a las 7 de la mañana, tenía a 30 o 40 inmigrantes en la puerta y ha sido una locura".

El asalto a una cafetería

A las 5 de la mañana un grupo de inmigrantes asaltaba la popular cafetería Aire, en el Paseo de las Palmeras. "Han reventado las puertas correderas y han entrado al local -nos cuenta su dueño-. Han arrancado la caja registradora de cuajo, se han llevado el dinero, alcohol y hasta las PDA (los pequeños ordenadores portátiles de mano, que se utilizan para tomar nota en muchos establecimientos)".

José Antonio Muñoz -porque a diferencia de otros hosteleros él no quiere ocultar su nombre- calcula que los daños ascienden a 3.000 euros, ya que, afortunadamente, en la caja apenas había unos 300 euros en efectivo, que son los que suelen dejar para poder ofrecer cambio a los clientes cuando abren.

"Esta mañana hemos sustituido todo y hemos abierto como cualquier otro día, porque estamos en nuestra tierra, en España, en Europa, y me niego a dar otra imagen que no sea la de normalidad", explica indignado. Aun así, dirige su rabia contra el Gobierno de Pedro Sánchez: "Que actúe y haga las cosas como las tiene que hacer".

A su juicio, "es incomprensible que se haga una valla de tantos kilómetros con tantos millones de euros y que luego no sean capaces de tener un espigón con 500 metros dentro del mar para que no puedan entrar a nado. Esto es absurdo, un despropósito", sentencia.

Marruecos recula y vuelve a cerrar la frontera con Ceuta

Decenas de agentes antidisturbios marroquíes han empezado a cortar el paso a partir de este mediodía a los cientos de jóvenes que seguían intentando acceder a Ceuta a través del espigón que divide los dos países. La reacción de Marruecos llega más de un día después de que comenzase la entrada masiva de inmigrantes a España a través del mar.

Mientras cientos de subsaharianos intentaban llegar a Fnideq (la antigua Castillejos), medios locales marroquíes informaban de que las autoridades de Tánger habían expulsado hacia las ciudades del sur a 1.350 emigrantes irregulares, la mayoría de ellos subsaharianos. Fuentes policiales indicaron al sitio digital Le360, muy próximo al Palacio Real, que la mayoría de esos emigrantes fueron detenidos en las últimas 24 horas en barrios de Tánger. Otros fueron arrestados en trenes que provenían de Rabat y Casablanca. Finalmente, fueron trasladados en 11 autobuses. El mismo medio citaba fuente de la Dirección General de la Seguridad Nacional (DGSN) al asegurar que este cuerpo había desplegado fuerzas auxiliares en las playas del norte y en las próximas horas serían expulsados hacia el sur más “emigrantes clandestinos”.

El país magrebí ha adoptado la medida tras la advertencia de la comisaria europea de Interior, Ylva Johansson, que ha recordado a las autoridades marroquíes que “las fronteras españolas son fronteras europeas”. Johansson ha exigido a Rabat que cumpla con sus obligaciones de controlar las salidas irregulares y que acepte el retorno de las personas que han salido de esta forma de Marruecos y que no tienen derecho a permanecer en territorio europeo. En una declaración oficial desde La Moncloa, Pedro Sánchez ha calificado la situación como “desafío” y, en referencia a la vigilancia de la frontera y la seguridad de los ceutíes y melillenses, ha asegurado: “Seremos firmes para garantizar su seguridad ante cualquier desafío, ante cualquier eventualidad y bajo cualquier circunstancia”.

Una valla de metal protegida por policías marroquíes impide el acceso por carretera a la frontera con Ceuta, a un kilómetro de distancia. “Esta valla ayer [este lunes] no estaba”, comentaba un joven marroquí. “Se podía llegar hasta el espigón. Y desde allí solo se tardaba diez minutos en llegar a Ceuta a nado. El problema es que había que nadar porque los policías marroquíes no nos dejaban pisar la tierra, decían que solo podíamos meternos en el agua”, ha señalado.

Le Pen, sobre la crisis migratoria en Ceuta: “La UE es un coladero en el que todo el mundo entra”

La líder de la extrema derecha francesa, Marine Le Pen, señaló este martes que el aflujo masivo de inmigrantes a Ceuta ilustra que la Unión Europea (UE), en contra de lo que pretenden los dirigentes políticos, es “un coladero” y pide que se ponga fin a esa situación.

“En contra de las palabras tranquilizadoras de nuestros dirigentes, la UE es un coladero en el que todo el mundo entra. Eso tiene que cesar”, escribió en su cuenta de Twitter. Le Pen asocia su mensaje a una información del periódico Le Parisien en la que se cuenta que al menos 5.000 migrantes, un millar de ellos menores, entraron ayer en la ciudad española de Ceuta a nado o a pie cuando la marea baja se lo permitió.

La presidenta de la Agrupación Nacional (RN, antiguo FN) y candidata a las presidenciales del año próximo ha hecho de la lucha contra la inmigración, que acostumbra a presentar como un fenómeno desbocado, una de sus principales bazas electorales. Otra son sus críticas a la Unión Europea, a la que reprocha sus políticas supuestamente liberales, también en materia de inmigración, que tienen como una de sus consecuencias -según ella- la islamización de la sociedad.

A comienzos de 2020, cuando Turquía anunció que abría sus puertas para que los migrantes que tenía en su territorio -principalmente sirios- entraran en la UE, Le Pen reclamó a la Unión una inversión de su política y acudir en apoyo de Grecia para salvaguardar la identidad europea.

Fuente: La Razón, El Mundo, LD

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDAMOS