Libros Recomendados

Portada - Últimas noticias

BERLÍN (Sputnik) — Alemania rechaza las sanciones de EEUU contra el proyecto de gasoducto Nord Stream 2 como un ataque a la soberanía europea, declaró el Gabinete alemán en un comunicado.

"El Gobierno federal rechaza estas sanciones por considerarlas una injerencia en la soberanía europea", dice la nota.

Agrega, además, que la posición del Gobierno en el caso del opositor ruso Alexéi Navalni no debe afectar la construcción del gasoducto.

"La finalización del Nord Stream 2, un proyecto en el que participan más de 100 empresas europeas, que cumple con la legislación europea vigente y que puede contribuir a satisfacer la demanda de gas en Europa Occidental y Oriental no depende de eso. La posición del Gobierno federal a este respecto es conocida y no ha cambiado", subraya el texto.

Al mismo tiempo, el Gabinete alemán no descarta la posibilidad de que EEUU pueda imponer sanciones contra la fundación alemana creada por las autoridades del estado de Mecklemburgo-Pomerania Occidental en apoyo al proyecto Nord Stream 2.

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos impuso el 23 de febrero sanciones contra el buque ruso de colocación de tuberías Fortuna y su propietario KVT-RUS con el objetivo de evitar la finalización de la ruta de exportación de gas Nord Stream 2.

La construcción del gasoducto submarino Nord Stream 2, impulsada por empresas de Rusia, Alemania, Austria, Francia y Países Bajos, se suspendió en diciembre de 2019, después de que Washington amenazara con sanciones a la empresa suiza Allseas, que realizaba las obras.

De los 2.460 kilómetros que miden los dos ramales del Nord Stream 2, faltan por construir unos 150. Por el gasoducto se trasegarán 55.000 millones de metros cúbicos de gas anuales.

Se oponen al proyecto EEUU, que busca vender a Europa el gas natural licuado de sus yacimientos de esquisto, así como Polonia, Letonia, Lituania y Ucrania, esta última porque teme perder ingresos por el tránsito del hidrocarburo ruso.

La UE empieza a formalizar las sanciones contra Rusia por el caso Navalni

BRUSELAS (Sputnik) — Los representantes permanentes de los países miembros de la UE en su reunión iniciaron el procedimiento para formalizar las sanciones por violación de los derechos humanos que se impondrán a ciudadanos rusos involucrados en el caso del bloguero opositor ruso Alexéi Navalni, declaró a Sputnik una fuente de la UE.

"Sí, se acaba de iniciar un procedimiento por escrito", dijo la fuente.

La UE acordó el 22 de febrero ampliar las sanciones contra Rusia por el caso de Navalni. Según avanzó el jefe de la diplomacia de la UE, Josep Borrell, al bloque le llevaría una semana preparar estas medidas.

Se prevé que los nombres se conozcan esta semana (preliminarmente el 2 de marzo) cuando la lista se publique en el diario oficial. Según los medios, la UE podría imponer sanciones a los jefes del Comité de Investigación, la Guardia Nacional, la Fiscalía y el Servicio Penitenciario de Rusia.

El Ministerio de Exteriores de Rusia advirtió a Bruselas que adoptará medidas de respuesta contras las nuevas sanciones.

La batalla por “Nord Stream 2” continúa: Berlín tendrá que abandonar Ucrania

A pesar de todos los intentos de boicotear la construcción del gasoducto ruso, “Nord Stream 2” continúa con seguridad su camino, provocando la mayor histeria en Polonia y Ucrania. Es cierto que esto no tiene absolutamente ningún sentido, porque Varsovia padece un complejo de inferioridad y Kiev no tiene voluntad política ni dinero.

Sin embargo, Ucrania está aumentando su valor. El politólogo alemán Alexander Rahr está seguro de que sería un compromiso para Rusia, Alemania y Estados Unidos implementar un proyecto de gasoducto con tránsito por la Ucrania. Pero en la situación con Kiev, como dicen, «la codicia destruye».

Los alemanes, en general, están dispuestos a tomar grandes volúmenes de gas natural licuado estadounidense, así como a mantener una ruta de tránsito a través de Ucrania. Pero al mismo tiempo, Berlín comprende la necesidad de completar “Nord Stream 2” para diversificar el suministro de combustible a Europa.

Para Rusia, ambas opciones son aceptables, pero dado que Kiev ha adoptado una pose, oponiéndose al nuevo gasoducto, los suministros a través de Ucrania serán reemplazados por completo. Exclusivamente por culpa de Kiev.

¿Cómo puede Kiev resolver este problema? Realizar un trabajo colosal para modernizar el sistema de transporte de gas existente. Pero el país no tiene dinero, no tiene ambiciones y la confianza de los socios occidentales se ha agotado.

¿Qué salida tienen? Pedir dinero para la modernización del sistema de transmisión de gas a Rusia o a alguien de Occidente, lo que Kiev categóricamente no quiere hacer. De hecho, en este caso, tendrá que compartir las ganancias.

Para Ucrania, se avecina nuevamente un estancamiento, por lo que Berlín tendrá que abandonar a Kiev para no encontrarse más tarde en el «agujero del gas».

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDACIONES