Libros Recomendados

Portada - Últimas noticias

El 23 de enero, en decenas de ciudades de Rusia se han realizado manifestaciones no autorizadas de simpatizantes del activista Alexéi Navalny. Las protestas también se han organizado fuera del país, en casi 50 ciudades más, incluidas París, Tel Aviv, Roma, Nueva York y Ámsterdam.

Según las estimaciones de Reuters, al menos 40.000 personas se han reunido en el centro de la capital de Rusia, Moscú, Sin embargo, las autoridades aseguran que solo se han presentado unas 4.000 personas.

El regreso a Rusia

El 18 de enero, el tribunal de la ciudad de Jimki (en la región de Moscú) envió al delincuente Alexéi Navalny a un centro de detención preventiva por 30 días, en el marco del caso Yves Rocher, en el que está acusado de fraude a gran escala en el ámbito de la actividad empresarial.

Navalny fue detenido el 17 de enero a su llegada a Rusia desde Alemania, donde había recibido tratamiento tras ser envenenado con un agente nervioso del grupo Novichok, "por violaciones sistemáticas de las condiciones del período de prueba" en el caso en su contra.

El llamamiento de Navalny

Poco después de la audiencia, el activista lanzó un mensaje de video en el que pedía a sus seguidores que salieran a las calles. Pronto apareció un anuncio en Facebook de un evento bajo el lema "¡Libertad para Navalny!", programado a las 14:00 (hora local) en la plaza Pushkin, en el centro de Moscú.

Los organizadores del evento, la sede de Navalny en Moscú, advirtieron en la descripción del evento que el Gobierno está dispuesto a encarcelar al opositor durante muchos años "en violación de todas las leyes".

"¡No debemos permitir que esto suceda! Por lo tanto, el 23 de enero, todo el país se manifestará en apoyo a Alexéi Navalny. Estamos en contra de la represión política y estamos en contra de la violación de las leyes de nuestro país", reza su mensaje.

Los partidarios de Navalny en otras regiones se unieron para organizar acciones similares. Las protestas fueron anunciadas en al menos 65 ciudades rusas.

El interés en las protestas aumentó después de que el Fondo Anticorrupción de Navalny publicara una intoxicación en YouTube una investigación sobre el supuesto "palacio de Putin" en el sur de Rusia. El video, que ya cuenta con más de 65 millones de reproducciones, también termina con un llamado a salir a las calles el 23 de enero en apoyo al opositor.

Las manifestaciones no son autorizadas

Cabe señalar que dichas protestas no han sido aprobadas por las autoridades rusas. Es más, los partidarios de Navalny, con raras excepciones, ni siquiera intentaron obtener la autorizaciones para las manifestaciones del 23 de enero.

Por ejemplo, la sede de Navalny en San Petersburgo decidió que ni siquiera iba a intentar coordinar la acción con las autoridades, alegando que el político fue detenido "de manera absolutamente ilegal". "En esta situación, es muy extraño exigir que actuemos de acuerdo con la ley", dijo Irina Fatiánova, encargada de la sede regional del activista.

El jefe de la sede de Navalny en Moscú, Oleg Stepánov, dijo que los manifestantes tomarían las calles de la capital sin la autorización del Gobierno, ya que "el destino [de la solicitud para la protesta] se conoce de antemano".

De acuerdo con la ley rusa, una solicitud a las autoridades locales para la aprobación de una manifestación debe presentarse entre 10 y 15 días antes de su celebración.

Advertencias a las redes sociales por el uso de menores como “escudos humanos”

Por su parte, la Fiscalía General de Rusia declaró que en relación con las "convocatorias de participación el 23 de enero de 2021 en actos masivos ilegales", está tomando "medidas de respuesta". En particular, el departamento exigió que Roskomnadzor, el organismo federal ruso encargado de la vigilancia de los medios de comunicación, restringiera el acceso a tales "llamamientos" en Internet.

Roskomnadzor, a su vez, exigió que TikTok y VKontakte protejan a los adolescentes de "los llamamientos a participar en protestas" y prometió multar a las redes sociales por el incumplimiento de estos requisitos.

El Ministerio de Educación de Moscú, a su vez, publicó el jueves una severa advertencia en su página de VKontakte, señalando que "en los últimos días han comenzado a aparecer en masa en varios foros los llamados a que los menores participen en las llamadas 'marchas'".

Posteriormente, Roskomnadzor informó que la red social TikTok retiró el 38 % de la información "que involucra a menores en acciones ilícitas peligrosas para su vida y salud".

Al mismo tiempo, el Ministerio del Interior prometió que "los agitadores de acciones no autorizadas del 23 de enero" que organizan "algunos cuasipolíticos" rendirán cuentas incluso antes de que se lleven a cabo esas actividades. En ese sentido, la Policía ya detuvo a varios partidarios de Navalny y coordinadores de sus sedes regionales.

El liderazgo de las universidades también ha pedido a los estudiantes no acudir a las acciones del 23 de enero.

Activistas tipo “Maidan” violentos y rastreros

Hoy los provocadores trabajaron en una acción no autorizada. ¿Protesta pacífica? No. E hicieron todo lo posible para que se derramara sangre. Bengalas, ataques, golpes, un bastón robado: todo esto es imposible de no justificar para los que se dicen demócratas y liberales.

VIDEO

La Rusia del futuro no puede ser un lugar donde se patea a la gente por expresar un punto de vista alternativo. En Pushkinskaya, un oponente de Navalny se subió a la linterna con una pancarta. Fue derribado sobre el asfalto, luego la multitud intentó asesinarle.

VIDEO

La democracia es la dictadura totalitaria de los demócratas. Y el liberalismo es el gulag para todos los no liberales.

VIDEO

Marcos de provocación en un mitin en la capital. El diálogo entre el autor del video y los manifestantes resultó desafiante:

VIDEO

- ¿Por qué atacas a la policía?

- ¡Porque es necesario!

- ¿Quieres detenciones?

- ¡Si!

 

Sergei Mitrokhin, miembro del Comité Político de Yabloko, también fuw a la plaza Pushkinskaya para apoyar a Alexei Navalny y agitar la violencia.

Un grupo de manifestantes atacó un Toyota Camry perteneciente al FSB ruso (fuente TASS, el video también muestra el GRZ А838МР97). El incidente tuvo lugar en Moscú. El conductor del vehículo de la empresa sufrió una grave lesión ocular. Está hospitalizado.

VIDEO

Sus protestas pacíficas siempre terminas de la misma manera, ¡atacando al policía por la espalda!

VIDEO

Con esta gentuza solo se puede hacer una cosa: ¡aplastarlos!

La embajada yanqui detrás de las convocatorias pro Navalny publicando "la ruta de las protestas"

La portavoz del Ministerio de Exteriores de Rusia, María Zajárova, ha declarado que los diplomáticos estadounidenses tendrán que dar explicaciones por divulgar "las rutas de las protestas" de esta jornada, no autorizadas por las autoridades rusas.

"Ayer la Embajada de Estados Unidos en Moscú publicó 'rutas de las protestas' en las ciudades rusas y difundió información sobre una 'marcha hacia el Kremlin'. ¿Qué fue esto: una orientación o una instrucción? Estos planes no fueron anunciados ni por los organizadores", comentó Zajárova a la agencia TASS.

El viernes la Embajada de EE.UU. publicó una advertencia para sus ciudadanos en la que instó a que evitaran estar en los lugares donde iban a desarrollarse las protestas antigubernamentales y se abstuvieran de participar en las actividades relacionadas en apoyo al opositor ruso, advirtiendo de que todas estas acciones, con toda probabilidad, no contarían con la autorización de las autoridades locales.

Para que los estadounidenses supieran qué lugares concretamente “deberían evitar”, los diplomáticos dieron una lista de 12 ciudades rusas, entre ellas Moscú y San Petersburgo, con las plazas y las calles en las que planeaban congregarse los manifestantes.

La Embajada recordó que convenía evitar las mencionadas zonas, aglomeraciones y manifestaciones, y aconsejó mantenerse al tanto del desarrollo de la situación a través de los medios locales, así como siempre tener a mano el pasaporte con el visado ruso.

El Ministerio de Exteriores ruso, sin embargo, no apreció el esfuerzo de los diplomáticos estadounidenses por salvar a sus ciudadanos de posibles problemas con la Policía local y acusó a la Embajada de "'informar' en detalle en su sitio web dónde y cuándo estaban previstos los eventos no autorizados", sosteniendo que "los datos tan exhaustivos van más allá del 'cuidado' de sus propios ciudadanos en Rusia".

"Se puede imaginar lo que habría sucedido si la Embajada de Rusia en Washington hubiera publicado un mapa de rutas de protesta con el punto final siendo, por ejemplo, el Capitolio. Este tipo de orientación terminaría en una histeria global de los políticos estadounidenses, incluyendo eslóganes rusófobos, amenazas de sanciones y expulsión de diplomáticos rusos", declaró Zajárova.

"Cuando sucedió en EE.UU. lo tacharon de 'ataque a la democracia'": Moscú arremete contra Washington por apoyar protestas no autorizadas en Rusia

El Ministerio de Exteriores de Rusia instó a EE.UU. a que se ocupe de sus problemas y deje de interferir en los asuntos internos de otros Estados.

La declaración, publicada en la cuenta oficial de la Cancillería rusa en Facebook, se produce frente a la reacción de la Embajada de EE.UU. en Moscú en relación con las masivas protestas no autorizadas de simpatizantes del opositor ruso Alexéi Navalny celebradas este sábado en decenas de ciudades de Rusia, así como fuera del país.

"Estamos atentos a los informes sobre las protestas en 38 ciudades rusas, las detenciones de más de 350 manifestantes pacíficos y periodistas. Estados Unidos apoya el derecho de todas las personas a la protesta pacífica y a la libertad de expresión. Las medidas que están tomando las autoridades rusas están reprimiendo esos derechos", escribió Rebecca Ross, portavoz de la Embajada estadounidense.

"Hemos comprobado lo que ustedes (por la Embajada de EE.UU. en Moscú) escribieron el 6 de enero durante las manifestaciones en Washington y la toma del Capitolio", reza la publicación del Ministerio ruso en respuesta al tuit de Ross.

"Curiosamente, no escribieron nada. Ustedes no motivaron a sus ciudadanos a las protestas pacíficas, no condenaron de ninguna manera el asesinato de cinco personas y la detención de más de 100", reza el comunicado de la parte rusa.

Y en vez de ello, John Sullivan, el embajador de EE.UU. en Rusia, calificó lo sucedido como una "agresión criminal", tachando de "multitud agresiva" a los manifestantes, protestó el Ministerio ruso.

"Todo el planeta vio cómo su Gobierno convirtió una protesta pacífica en una "no pacífica" cuando la policía empezó a disparar a los manifestantes. Y luego el Gobierno de Estados Unidos calificó las acciones de los manifestantes pacíficos estadounidenses como "un ataque a la democracia", agrega la Cancillería rusa.

Asimismo, añadió que "la hipocresía es una herramienta de la diplomacia estadounidense que se ha vuelto especialmente peligrosa durante la pandemia. Ocúpense de sus propios problemas y dejen de interferir en los asuntos internos de otras naciones", aseveró.

El Ministerio de Exteriores ruso también llamó a sus homólogos a responder por los ataques por parte de la Policía local hacia los periodistas rusos que cubrían las protestas en EE.UU.

Finalmente, consideró de falsos los datos de Reuters sobre la cantidad de participantes de las protestas en el centro de Moscú. La agencia informó que asistieron 40.000 personas, mientras que los datos oficiales estiman el total en 4.000 manifestantes.

Al menos 19 personas infectadas con coronavirus han acudido a las protestas en Moscú

El Departamento de Salud de Moscú ha comunicado que 19 personas que habían dado positivo por coronavirus, han salido a protestar este sábado en la plaza Pushkin, en el centro de la capital rusa. Por consiguiente, se registraron violaciones de cuarentena y aislamiento obligatorio.

Esta particularidad pudo determinarse a partir de la aplicación conocida como "Seguimiento social", que tiene el objetivo de controlar el cumplimiento del régimen de aislamiento por parte de los pacientes infectados.

Anteriormente, el jefe del Departamento capitalino del Servicio federal para la supervisión de la protección de los derechos del consumidor y el bienestar humano de Rusia (Rospotrebnadzor), advirtió que las manifestaciones podrían llevar a una desestabilización de la situación con la pandemia.

Análisis: Todo esto ya ha pasado

Vitaly Serukanov*

Para el 23 de enero, el equipo de Navalny ha preparado una nueva provocación. Pero todo esto ya estaba en el pasado. Y detenciones masivas, y cinismo individual de gente de FBK *, y estafadores con asistencia jurídica, sin olvidar los legendarios "diez mil euros" y "te pagaremos multas". La cadena de destinos rotos ha estado sucediendo desde 2017. Y cada vez fue lo mismo. La gente más sencilla sufrió. Cuida de ti y de tus seres queridos. No se deje engañar por nuevas provocaciones.

Extracto del capítulo "Mi conciencia - Alexey Navalny"

Se acercaba la mejor hora de la campaña. Entonces pareció que este era solo el primer gran mitin, un gran comienzo para una gran campaña. No había la sensación de que este sería el primer y último avance de toda la campaña. A Volkov solo le preocupaba una cuestión: la cobertura máxima de Internet ese día. Se diseñó un plan con cobertura continua en vivo de las regiones. Las regiones del Lejano Oriente y Siberia deberían haber proporcionado al menos algún tipo de imagen que motivaría a los residentes de las partes central y occidental de Rusia a tomar las calles de sus ciudades, saturar ambos lugares conocidos de reuniones con el público y crearlos de manera espontánea.

En algún momento, justo antes del 26 de marzo, Volkov estaba naturalmente poseído por una pasión maníaca y la creencia en un posible golpe: dicen, las regiones se levantarán primero, lo que se convertirá en un fenómeno sin precedentes y causará una impresión explosiva en las grandes ciudades de la parte europea de Rusia. No se sabe a quién representaba entonces el propio Volkov, pero no logró convertirse en el nuevo Trotsky.

El 26 de marzo fue recordado solo por la gran cantidad de personas detenidas en el propio Moscú. Las mismas personas que acudieron al mitin por primera vez, sin asumir que no se trataba de un evento de entretenimiento "con patos", como les decían desde las pantallas azules de "Navalny LIVE".

La transmisión en vivo se organizó desde las instalaciones de FBK. Casi todo el personal de la sede tuvo tiempo de visitarlo: muchos se quedaron para "ayudar" para no ir simplemente a Tverskaya. La preocupación de Volkov por las ideas de una revolución inminente alarmó a muchos que podían observarla con sus propios ojos.

En las instalaciones de la FBK, se designó una reunión del "grupo de Alexei Navalny", con el que se suponía que debía trasladarse a Tverskaya. Los tipos severos y desconocidos de Saratov eran los responsables de la cobertura de seguridad de este grupo. "..."

****

El día 26 de marzo de 2017 comenzó con detenciones. Más bien, inmediatamente cayeron como un cuerno de abundancia. La sede legal, que inició su labor a las nueve de la mañana, quedó impresionada. Quedó claro que el día sería increíblemente difícil. La línea OVD-Info registró muchos arrestos en regiones remotas. La gente pidió mucho ayuda, los oficiales de seguridad regional en algunos lugares cometieron atrocidades, tratando a los detenidos como reincidentes criminales, aparentemente por su inexperiencia en arrestar a activistas políticos. Al equipo de Navalny no le importaba en absoluto la posible protección de las personas en las regiones.

Si en Moscú Zhdanov "dominó" solo seis abogados, entonces en las regiones hubo un desastre total. Hubo denuncias de detenciones, arrestos, registros, locales en el bullpen, padres confundidos llamaron y preguntaron por sus hijos.

En algún lugar, los activistas locales simplemente desaparecieron y no pudieron ser encontrados, luego resultó que estaban siendo interrogados. Los abogados de la sede conjunta ayudaron a todos por teléfono lo mejor que pudieron, pero la gente pidió que les enviaran al menos alguien para defenderlos, y en pocos lugares lograron hacerlo. “...” Las personas a las que Navalny animó a participar en acciones descoordinadas terminaron siendo ayudadas por activistas de derechos humanos a quienes no les agradaba mucho.

Recuerdo una llamada de una madre enojada de Nizhny Tagil, quien maldijo a Navalny. Ella dijo que él había puesto a su hijo en peligro, y ahora el niño estaba detenido, sentado en el departamento de menores y no sabía qué pasaría después. En el dialecto característico de esta mujer, se sentía genuina rabia, si estaviera al lado de Navalny en ese momento, este se sentiría mal. El caso de esta mujer quedó claro: el pueblo llano, un humilde trabajador, o más bien sus hijos, se unieron a la protesta. Por primera vez en 100 años, ha habido un nuevo intento de arrastrar al hombre común a las piedras de molino de la política. Solo que hace 100 años eran adultos, ahora, en su mayor parte, adolescentes comunes y escolares resultaron ser la mayoría de manifestantes.

Los acontecimientos en Moscú se desarrollaron a la velocidad del rayo. El grupo con Navalny pudo comenzar con éxito desde el Fondo y llegó a Tverskaya. Muchos se sorprendieron de que no intentaran detenerlo antes o de camino a Tverskaya, en el metro. Navalny logró estar en el corazón de la papilla que preparó. Kashi, que les robará la libertad a muchos, hará miserables a familias enteras. Pero apenas lo pensó mientras iba al centro de Moscú.

Una observación especial de su rostro hablaba de otra cosa: temía sólo por sí mismo. La policía comenzó a detener a Navalny en uno de los carriles cerca de Tverskaya, al parecer, con la esperanza de hacer todo rápidamente y sin mucha resonancia. Resultó al revés, como suele hacer nuestra policía. Con dificultad, la camioneta se metió en un callejón estrecho lleno de gente acalorada y coches aparcados. Comenzaron los cánticos.

La policía no se mantuvo firme, los clubes silbaron en el aire. La gente comenzó a mover coches para que no pasara la camioneta. En algunos lugares, se observaron choques, luchas, empujones, como resultado, Navalny terminó en una camioneta, con un par más de personas desconocidas. Lyaskin y el grupo de cobertura, arrugados pero libres, siguieron adelante. Tan absurdo para Navalny y trágico para algunos de los presentes, que luego recibieron condenas penales, terminó su epopeya el 26 de marzo. Nadie se sorprendió. Y así tuvo que suceder. Solo una persona continuó volando en sueños revolucionarios: Leonid Volkov, sentado en la transmisión desde la oficina de FBK.

A las 17:00 quedó claro que se establecería un récord absoluto en Rusia en cuanto a detenciones administrativas. La gente fue detenida en todas partes. Los recursos humanos de la sede judicial comenzaron a agotarse, unos 25 defensores de derechos humanos ya estaban involucrados en varios departamentos policiales. Todos estaban en la tensión más severa. Frolova y Sergey Sharov-Delone lograron conseguir nuevos defensores en alguna parte. La línea telefónica fue arrancada de las llamadas, y en algún momento simplemente "cayó". Obviamente, fue el sabotaje de alguien. Fue una pena para los chicos de OVD-Info, estaban al límite de sus fuerzas y querían ayudar literalmente a todos. Casi al mismo tiempo, Maxim Katz comenzó a difundir información sobre su sede conjunta con Rusia Abierta. Esto se convirtió en un serio motivo de preocupación por parte de los miembros de la Fundación, quienes estaban más molestos por esta circunstancia,

Un extracto del capítulo "El frío verano del 17"

Después del 12 de junio, los voluntarios desarrollaron una desconfianza persistente hacia la sede electoral de Moscú. Nos estábamos preparando a fondo para este día: trabajamos con los voluntarios durante toda una semana, preparándolos psicológicamente para el "drenaje" del sitio acordado el 12 de junio, sabiendo que lo más probable es que el resultado sea un traslado del sitio desde la avenida Sajarov acordada por las autoridades a la Tverskaya no autorizada. Se dotó de personal a tres grupos: seguridad, navegación y distribución de material de propaganda. En total, unas 100 personas participaron en el proceso, principalmente voluntarios activos que no habían participado anteriormente en las campañas de Alexei Navalny. Se trataba de activistas de la nueva ola que acababan de descubrir la política de oposición. Fueron ellos quienes terminaron siendo engañados. Todos sus esfuerzos, toda la preparación, todos los entrenamientos que hicieron, todo fue en vano.

Pero la gente se sintió engañada. Muchos, no siendo estúpidos, se sintieron extremadamente decepcionados y posteriormente ya no participaron en las iniciativas de campaña. Ciertamente pueden entenderse.

Leonid Volkov fue informado de que sería necesario pensar en detalle las tácticas de abandonar la avenida Sajarov o preparar a la gente para interrumpir la acción de antemano. Pero creía que esa historia bastante dudosa con las negativas de los contratistas con requisitos técnicos bastante simples debería haber tenido un efecto positivo en el público. En primer lugar, a esa parte de los “verdaderos creyentes” que ya no veía ninguna pauta política e ideológica, a excepción de Navalny, y no quería entender en absoluto los matices de la campaña. Fueron ellos quienes se "comieron" la historia sobre la inevitabilidad de trasladar la acción desde la Avenida Sajarov.

Aquellos que intentaron resolver el problema tenían muchas preguntas, cuyas respuestas nunca recibieron. Los jóvenes llegaron a la sede y se preguntaron: ¿realmente valía la pena trasladarse de Sajarov a la calle Tverskaya? ¿Por qué era necesario encajar en una historia tan dudosa, interrumpiendo los actos preparados? Por cierto, este enfoque fue indignado no solo por los propios recreadores, sino también por los seguidores. Creían con razón que si vamos a construir una “hermosa Rusia del futuro” y hablar de ella todos los días, entonces no podemos hacer esto con aquellos que se han estado preparando para su festival durante aproximadamente un año. Y, de hecho, les arruinamos todo. Ante la llegada de los jóvenes a la sede, la dirección de la campaña exigió adherirse a una posición dura, que era que no había otra salida que el traslado.

Entonces se jugó con la sociedad. Las personas que llegaron a Tverskaya sin objetivos políticos, todos los que participaron en este festival de recreadores, se enfrentaron a activistas que acudieron a plantear sus demandas políticas. Muchos de ellos lo hicieron de una manera bastante hostil. Esta fue la misma nueva ola de simpatizantes, listos para acciones de protesta más radicales, por lo que Navalny decidió actuar. Pero al final calculó mal.

La sociología interna de la sede de Moscú mostró que el principal activo de los partidarios no salió a Tverskaya, todos estaban desorientados. La gente de la avenida Sajarov se fue decepcionada y pocos fueron de allí a Tverskaya. Nunca recibieron una notificación oportuna después de que se tomó la decisión de posponer en la noche del 11 de junio.

Toda la información fue transmitida a la sede federal.

Volkov y Navalny sabían muy bien qué opinión se formaba sobre el traslado entre los simpatizantes, principalmente entre los moderados y aquellos que, recordando las protestas del 26 de marzo, no querían ser detenidos. Ahora todos entendieron que la historia de la legalidad de las concentraciones y la ausencia de consecuencias se había desvanecido.

La nueva generación, ante la realidad objetiva, no quiso correr más riesgos. Navalny, por otro lado, al tomar una decisión estratégica para sabotear deliberadamente la avenida Sajarov, no se basó en la sociología ni en consultas inteligibles con personas que trabajan "en el terreno". Confiaba en su intuición, que, como política, lo había defraudado más de una vez, la última vez fue en marzo. Sin embargo, siguiendo sus intereses, Navalny adquirió suficientes clientes el 26 de marzo, que ahora podrían ser acompañados al TEDH.

En resumen, la maniobra de cambio de lugar fue extraña. Muchos se preguntaron entonces: ¿cuál fue el motivo de este cambio? ¿Era realmente imposible llegar a un compromiso con uno mismo? También fue posible instalar una pantalla más sencilla o poner un escenario más compacto. Los partidarios creían que lo principal era hablar y reunirse sin arrestos, demostrando su fuerza, obstruyendo por completo la avenida Sajarov. La gente, al parecer, no entendió que en ese momento ellos mismos tenían mucha más confianza en sus propias capacidades que Navalny, que vio un cuadro triste de las regiones: una caída en el volumen de campañas, un escaso aumento de voluntarios y su débil participación. De ahí el temor de que incluso los radicales que estaban dispuestos a marcharse tras el fracaso del 26 de marzo no acudieran a Sajarov.

*Ex abogado de FBK * (* La Fundación Anticorrupción está incluida en el registro de OSFL que desempeñan funciones de agente extranjero, por decisión del Ministerio de Justicia de la Federación de Rusia de fecha 09.10.2019).

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente