Libros Recomendados

Portada - Últimas noticias

El Parlamento Europeo se propone exigir a la Unión Europea (UE) que detenga las obras de construcción del gasoducto Nord Stream 2 en el Mar Báltico y que imponga sanciones a Rusia por el arresto del opositor Alexéi Navalni. Un experto ruso explicó a Sputnik cómo esta medida podría afectar al proyecto ruso-alemán.

"Las resoluciones del Parlamento Europeo tienen un carácter recomendatorio, al fin y al cabo todo depende de la actitud de Alemania, que de momento trata de separar el tema del Nord Stream 2 de la geopolítica", comentó Dmitri Marinchenko, director del grupo de Recursos Naturales y Productos Primarios de la agencia Fitch.

La demanda del Parlamento Europeo es apoyada por los conservadores, socialdemócratas, liberales y verdes. Además de suspender la construcción del gasoducto, los eurodiputados piden sanciones contra las personas físicas y jurídicas involucradas en la toma de decisión sobre la detención del bloguero rusoescribe la revista alemana Der Spiegel, que tuvo acceso a la propuesta de resolución.

El 20 de enero Martina Fitz, adjunta del portavoz del Gobierno de Alemania, declaró que las autoridades alemanas han tomado en consideración las nuevas sanciones de EEUU contra el Nord Stream 2 y el barco instalador de tuberías Fortuna y que Berlín mantiene su postura anterior sobre este proyecto.

El Gobierno alemán ha anunciado varias veces que rechaza las sanciones extraterritoriales y que considera que el proyecto Nord Stream-2 es de carácter comercial, no político. Pero, de todos modos, la situación actual podría afectar al Nord Stream 2, opina  Marinchenko.

"No se debe descartar nada, la resolución y una tensa situación geopolítica aumentan los riesgos para el proyecto", señaló el experto.

El proyecto Nord Stream 2 tiene como objetivo la puesta en marcha de un gasoducto que transportaría hasta 55.000 millones de metros cúbicos de gas natural por año desde Rusia a Alemania, pasando por las aguas territoriales o las zonas económicas exclusivas de Dinamarca, Finlandia, Alemania, Rusia y Suecia.

EEUU, que busca vender a Europa el gas natural licuado (GNL) de sus yacimientos de esquisto, se opone al proyecto. Ucrania, que teme perder sus ingresos por el tránsito del gas ruso, y varios países europeos, como Polonia, Letonia y Lituania, también son contrarios al nuevo gasoducto.

En diciembre del año 2019 el país norteamericano impuso sanciones contra el gasoducto, y, como resultado, la empresa suiza Allseas tuvo que suspender la instalación de las tuberías del Nord Stream 2.

Las obras se reanudaron un año después, el 11 de diciembre del 2020 el buque de tendido de tuberías Fortuna colocó 2,6 kilómetros de gasoducto en aguas de la zona económica exclusiva de Alemania, a una profundidad de menos de 30 metros.

Según los datos del operador del proyecto Nord Stream 2 AG, como resultado de las sanciones, no se han construido aproximadamente 148 kilómetros (de 2.460 kilómetros) del gasoducto, en aguas de Dinamarca quedan por construir 120 kilómetros y en aguas alemanas alrededor de 28 kilómetros. Con las autoridades danesas se acordó la posibilidad de la colocación del gasoducto con ayuda del barco Fortuna desde el 15 de enero, el permiso alemán para este buque está vigente hasta finales de mayo.

En enero del 2021 EEUU amplió las sanciones contra el Nord Stream 2, que pasaron a abarcar también los servicios de prueba, inspección y certificación, así como los servicios o las potencias para la modernización de los buques instaladores de tuberías. Inmediatamente después la empresa noruega DNV GL declaró que finaliza todas las acciones relacionadas con la prueba del gasoducto y no podrá certificarlo. A partir del 19 de enero, EEUU anunció sanciones también contra el buque Fortuna y su propietaria, la empresa KVT-Rus.

El Parlamento Europeo insta a que la UE reconozca a Guaidó presidente legítimo de Venezuela

BRUSELAS (Sputnik) — La Unión Europea (UE) debería reconocer al opositor Juan Guaidó como presidente interino legítimo de Venezuela, según una resolución aprobada por el Parlamento Europeo.

La resolución fue apoyada por 391 eurodiputados, 119 votaron en contra y 177 se abstuvieron.

El Parlamento Europeo "pide al Consejo y a los Estados miembros que reconozcan también la continuidad constitucional de la Asamblea Nacional legítima de Venezuela elegida en 2015 y del presidente interino legítimo de Venezuela, Juan Guaidó".

Reitera que "no reconoce ni la legitimidad ni la legalidad de la Asamblea Nacional establecida el 5 de enero de 2021" y pide celebrar "unas elecciones verdaderamente libres, dignas de crédito, inclusivas, transparentes y plenamente democráticas".

El pasado 6 de diciembre los venezolanos fueron convocados a las urnas para elegir a los 277 diputados que estarán al frente de la Asamblea Nacional en el periodo 2021-2026.

De acuerdo con el Consejo Nacional Electoral, los partidos que apoyan al presidente Nicolás Maduro, agrupados en el Gran Polo Patriótico, obtuvieron 253 cargos en el Parlamento, lo que representa el 91,34% de los integrantes del Parlamento.

La instalación de la Asamblea Nacional puso fin a cinco años de gestión de mayoría opositora, que estuvieron marcados por los conflictos de ese órgano con el resto de poderes, así como por una declaratoria de desacato del Tribunal Supremo de Justicia, que dejó sin efectos desde mediados de 2016 todas las acciones legislativas.

En 2019, el diputado Juan Guaidó fue nombrado como presidente del órgano legislativo, se autoproclamó presidente interino del país, y recibió el respaldo de 53 países, entre ellos Colombia y Estados Unidos.

A partir de ese momento, las relaciones de Venezuela con el grupo de países que reconocen a Guaidó se han tornado complejas con sanciones tanto al Gobierno como a sus industrias en el extranjero.

La Eurocámara aprueba una resolución sobre la detención de Navalni en Moscú

BRUSELAS (Sputnik) — La mayoría de los diputados de la Eurocámara votaron a favor de la resolución del Parlamento Europeo sobre el arresto del opositor ruso Alexéi Navalni.

Se trata de la resolución 2021/2513(RSP), en el cuál el Europarlamento condena la detención de Navalni y "pide a las autoridades rusas que lo liberen inmediatamente y garanticen su seguridad, y que liberen también a las personas detenidas en el aeropuerto de Vnúkovo de Moscú el 17 de enero de 2021".

Los resultados de la votación se anunciaron a través de una transmisión televisiva realizada desde la sala del Europarlamento.

Según la transmisión, de los diputados de la Cámara Europea, 581 votaron a favor de la resolución propuesta; otros 50, en contra; mientras, 44 se abstuvieron.

En la resolución la Eurocámara indicó que la "detención de opositores políticos es contraria a los compromisos internacionales de Rusia" e insistió en que "se despolitice el poder judicial y se respeten los derechos a un juicio justo y al acceso a la asistencia letrada".

El organismo pidió al Comité de Ministros y a los Estados miembros del Consejo de Europa que usen sus competencias para presentar ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos un procedimiento de infracción contra Rusia.

Además, llamó a realizar una investigación internacional independiente —en cooperación con la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas, las Naciones Unidas y el Consejo de Europa– sobre el presunto envenenamiento del opositor ruso.

También instó a las "autoridades rusas a que cooperen plenamente con los actores internacionales de manera transparente e imparcial y a que exijan responsabilidades a los autores", dice la resolución.

En este contexto, el Parlamento Europeo pidió al vicepresidente de la Comisión, al alto representante de la UE para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad y al Consejo que elaboren una nueva estrategia para las relaciones del bloque comunitario y Rusia.

La nueva estrategia debería apoyar mejor a las "organizaciones de la sociedad civil que promueven los valores democráticos, el Estado de Derecho, las libertades fundamentales y los derechos humanos en Rusia, incluida la Fundación Anticorrupción de Navalni", así como reforzar los contactos interpersonales con los ciudadanos de Rusia.

Además, la Eurocámara instó a adoptar "cuanto antes" sanciones contra personas o entidades que "vulneren gravemente los derechos humanos o las libertades fundamentales", así como contra "sus cómplices corruptos y sus propagandistas".

Navalni fue arrestado el 17 de enero en un aeropuerto de Moscú a su regreso de Alemania, donde había permanecido desde finales de agosto de 2020 tras un supuesto envenenamiento con una sustancia tóxica, versión sostenida por las autoridades alemanas pero rechazada por las rusas, que la consideran infundada y piden a Berlín acceso a los materiales correspondientes.

El 18 de enero, la Justicia rusa dictó para el opositor 30 días de prisión preventiva.

El Servicio Penitenciario Federal ruso declaró el 14 de enero que durante el año pasado Navalni violó los términos de una sentencia anterior, que le impuso condena suspendida y libertad condicional. El ente advirtió que la sentencia condicional puede ser sustituida por una real.

Asimismo comunicó que Navalni permanecerá bajo custodia hasta que se emita una decisión judicial por no presentarse a las revisiones.

Los líderes de Estados Unidos, la UE y varios países miembros del bloque exigieron a Rusia la liberación "inmediata" de Navalni.

El ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, indicó que la reacción internacional ante el arresto no es más que un ejercicio en cadena para desviar la atención de la profunda crisis en la que se encuentra el modelo liberal.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente