Portada - Últimas noticias

Facebook está cooperando con las autoridades federales estadounidenses entregando mensajes privados de usuarios que hablaron de su participación en el asalto del Capitolio de EE.UU. del pasado 6 de enero, informa Forbes.

Los legisladores estadounidenses han estado presionando a las plataformas de redes sociales para exponer los datos de los usuarios y contribuir así en los esfuerzos para localizar por todo el país a cientos de participantes en los disturbios, señala el medio.

Ahora se reveló que numerosos grupos y cuentas de Facebook, tanto públicas como privadas, ayudaron a organizar el asalto, lo que contradice a la directora de operaciones de la red social, Sheryl Sandberg, quien recibió críticas por decir que el ataque había sido planeado desde sitios web más pequeños.

De las 92 denuncias penales presentadas hasta la fecha por el Departamento de Justicia relacionadas con el motín, el 78 % hace referencia a las redes sociales, incluido Facebook, indica Forbes citando un análisis de la Universidad George Washington. De esos casos, el 38 % incluyó publicaciones de una persona que luego fue acusada.

¿Cómo rastrea el FBI a los sospechosos con la ayuda de Facebook?

El medio cita una denuncia penal en particular, presentada el miércoles, que revela cómo las redes sociales están ayudando al FBI a localizar a los sospechosos.

Christopher M. Kelly, un residente de Nueva York, es buscado por las autoridades federales después de que publicara fotos de sí mismo durante el asalto del Capitolio en las redes sociales, según los informes. La Policía recibió un aviso sobre las imágenes y obtuvo una orden de registro contra la cuenta de Facebook de Kelly.

El FBI revisó los mensajes privados del hombre con otros usuarios de la red, junto con su dirección IP, número de teléfono y dirección de Gmail. Cuando un contacto le dijo que se mantuviera a salvo y que estuviera atento a los Antifa, una organización de extrema izquierda, Kelly respondió: "Estaré con el expolicía de Nueva York y algunos Proud Boys. Este será el evento más histórico de mi vida".

Los Proud Boys es una organización de extrema derecha cuyos miembros participaron en el asalto de la sede del Congreso de EE.UU. Por los mensajes, el FBI cree que el hermano de Kelly es un oficial de policía retirado y que había planeado ir al Capitolio con él.

Según la denuncia, en otro chat con fecha del 9 de enero, Kelly publicó una fotografía que parecía mostrarlo blandiendo la bandera estadounidense frente al Capitolio, diciéndole a su destinatario: "Ese soy yo" y "Mi hermano la tomó".

Asimismo, en un mensaje privado enviado a un chat grupal el 6 de enero, el hombre escribió: "Gas lacrimógeno, policía, detuvieron la audiencia, todos se dirigen al sótano". Y más tarde: “Que se jodan estas serpientes. ¡Fuera de NUESTRA CASA! "

El historial de registros de IP proporcionado por el gigante de las redes sociales también fue útil, ya que desveló las ubicaciones de las direcciones IP, que indicaban que el 6 de enero Kelly viajó desde Nueva York a Silver Spring, Maryland, situado cerca de Washington D.C.

Humillan a miembros de la Guardia Nacional, forzados a abandonar el Capitolio e instalarse en un aparcamiento

Miles de miembros de la Guardia Nacional desplegados para defender el Capitolio de EE.UU. tras el asalto del 6 de enero se vieron obligados a abandonar el edificio después de dos semanas de servicio e instalarse en el exterior en un aparcamiento cuando la temperatura en Washington era de 4 grados, reporta Politico.

Uno de los guardias comentó al medio que fueron desalojados del Capitolio el jueves y acabaron en un aparcamiento sin conexión a Internet, con solo una toma eléctrica y un cuarto de baño con dos inodoros para 5.000 efectivos.

"Ayer decenas de senadores y congresistas se pasearon por nuestras filas tomándose fotos, dándonos la mano y agradeciéndonos nuestro servicio. Al cabo de 24 horas, ya no les resultamos útiles y nos desterraron a la esquina de un aparcamiento. Nos sentimos increíblemente traicionados", lamentó el uniformado.

Otro miembro del servicio agregó que les ordenaron crear centros de mando móviles en el exterior o en hoteles cercanos y tomar los descansos de sus turnos de 12 horas en el aparcamiento, sin explicarles los motivos por los que debían abandonar el Capitolio.

Cuando Politico reportó sobre estos hechos la noche del jueves, legisladores de ambos partidos se mostraron indignados y empezaron a realizar llamadas para resolver la situación.

Así, el senador demócrata Chuck Schumer prometió llegar "al fondo de esto": "Si esto es cierto, es indignante". A su vez, el senador republicano Tom Cotton recordó que el Capitolio permanece cerrado al público y cuenta con "mucho espacio para que las tropas se tomen un descanso" en su interior.

Gracias a la rápida reacción de los legisladores, la situación fue resuelta y horas más tarde los miembros de la Guardia Nacional pudieron volver al interior de la sede legislativa.

"Acabo de hacer varias llamadas y me han informado de que la Policía del Capitolio se ha disculpado ante los guardias y se les permitirá volver al complejo esta noche", escribió la senadora demócrata Tammy Duckworth, quien perdió ambas dos piernas en combate.

Por su parte, la portavoz de la Policía del Capitolio, Eva Malecki, señaló en un comunicado que pidieron la reducción de los turnos de los efectivos de 12 a 8 horas para que pudieran pasar más tiempo fuera del complejo. Sin embargo, no explicó por qué los guardias fueron forzados a instalarse en el aparcamiento.

VIDEO

La Administración Biden amenaza a Turquía: ¿qué hay detrás?

Si bien EEUU acusa a Turquía de incumplir el principio de una alianza estratégica, es Washington el que amenaza los intereses nacionales de Ankara, señaló en una entrevista con Sputnik el exjefe de la inteligencia del Estado Mayor turco Ismail Hakki Pekin.

El teniente general retirado de las Fuerzas Armadas de Turquía comentó la reciente declaración de Antony Blinken, nominado por Biden para ocupar el puesto del secretario de Estado, sobre la adquisición de sistemas de defensa rusos por Turquía.

"La idea de que un socio estratégico nuestro, llamado estratégico, se alinee con uno de nuestros mayores competidores estratégicos (…) es inaceptable. Creo que tenemos que echar un vistazo al impacto que han tenido las sanciones existentes y luego determinar si hay algo más que se necesita hacer [en adelante]", destacó Blinken al comparecer ante el Comité de Relaciones Exteriores del Senado.

Según Pekin, este discurso evidencia que EEUU no apoya la idea de crear un grupo de trabajo conjunto para solucionar el problema relacionado con la compra de los sistemas de defensa antiaérea a Rusia.

"Antes de asumir sus responsabilidades, la Administración Biden ya está amenazando abiertamente a Turquía", afirmó.

Pekin también destacó que existe la posibilidad de que EEUU endurezca las sanciones antiturcas por la compra del S-400 y agregó que de esta manera "Estados Unidos quiere que Turquía le escuche sin rechistar".

"Hay intereses de EEUU y Turquía los debe tener en cuenta, incluso si estos no cumplen con los suyos. Por ello, Blinken hizo hincapié en la expresión 'socio estratégico'", notó.

De esta manera, el funcionario estadounidense dio a entender que Turquía "no es un aliado" para Washington, según el experto.

"A pesar de que Turquía es miembro de la OTAN desde hace 70 años, Estados Unidos solo lo ve como un 'supuesto socio estratégico'. Todo está bien siempre y cuando actuemos en concordancia con sus intereses", agregó.

EEUU acusa a Turquía de "incumplir el principio de una alianza", pero, en realidad, la principal amenaza para los intereses nacionales de Ankara proviene de Washington, destacó el interlocutor de la agencia.

"En Siria intentan crear un Estado terrorista que se oponga a Turquía. En la cuestión de Chipre tienen una posición contraria a la nuestra, lo mismo ocurre en el Mediterráneo Oriental y en Libia. Los funcionarios turcos hablan constantemente de ello", concluyó.

Organismo ruso alerta de posibles ciberataques estadounidenses

MOSCÚ (Sputnik) — El Centro Nacional para Incidentes Cibernéticos de Rusia (NCIRCC) puso en alerta a las instituciones públicas ante la amenaza de ataques informáticos por parte de Estados Unidos y los países de su órbita.

El organismo, en un comunicado publicado este 22 de enero, recomendó a las entidades tomar medidas para proteger sus sistemas informáticos y las infraestructuras críticas.

El NCIRCC subrayó que urge actualizar los protocolos de respuesta a incidentes de ciberseguridad ante las constantes acusaciones que lanzan los estadounidenses y sus aliados a Rusia de una supuesta implicación en operaciones cibernéticas.

En su labor de equipo de respuesta a incidentes de ciberseguridad (CERT), el NCIRCC pone a disposición de las entidades su capacidad tecnológica y de coordinación para detectar, elaborar alertas y mitigar las secuelas de ciberataques.

La institución intercambia también información con los organismos afines y entes homólogas de otros países, analiza ciberataques y elabora guías de actuación para hacer frente a esas amenazas.

El 19 de enero, el general estadounidense Lloyd Austin, en su discurso ante el Congreso para su ratificación en el cargo de secretario de Defensa, dijo que Rusia debería rendir cuentas si era responsable del reciente ciberataque a la empresa SolarWinds, como lo afirmaban sin pruebas el FBI y la Agencia de Seguridad Nacional (NSA, por su sigla en inglés).

En diciembre, varios medios informaron que numerosas entidades y empresas del Gobierno de Estados Unidos habían sido blanco de un ciberataque masivo debido a problemas de seguridad en un software de SolarWinds y culparon del ataque a un actor extranjero.

Desde Rusia, el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, refutó que su país estuviera detrás de esos actos.

Biden encarga a la inteligencia de EEUU un informe completo sobre actividades de Rusia

WASHINGTON (Sputnik) — La portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, dijo que el presidente Joe Biden encargó a las agencias de inteligencia estadounidenses que preparen un informe exhaustivo de las acciones de Rusia, incluida la interferencia en las elecciones estadounidenses de 2020 y el envenenamiento de la figura de la oposición Alexéi Navalni.

"Incluso mientras trabajamos con Rusia para promover los intereses de Estados Unidos, trabajamos para que Rusia rinda cuentas por sus acciones imprudentes y adversarias. Y con este fin, el presidente también está asignando una tarea a la comunidad de inteligencia para su evaluación completa de SolarWinds playa cibernética, la interferencia rusa en las elecciones de 2020, su uso de armas químicas contra el líder de la oposición  Alexéi Navalni y las supuestas recompensas a los soldados estadounidenses en Afganistán", dijo Psaki.

El embajador ruso en Estados Unidos, Anatoli Antónov, dijo a Sputnik que EEUU está utilizando los medios de comunicación para difundir diferentes versiones de lo que causó el ciberataque de SolarWinds, pero nunca mostró ninguna prueba de que Rusia fuera cómplice.

Berlín afirma que los médicos alemanes encontraron evidencia de envenenamiento con un agente nervioso del grupo Novichok en el cuerpo de Navalni, lo que es refutado por Moscú.

Navalni regresó a Rusia el domingo después de recibir tratamiento en Alemania tras un presunto envenenamiento en Siberia y fue detenido en un aeropuerto de Moscú a su llegada por múltiples violaciones de la libertad condicional.

En junio, el periódico New York Times informó que funcionarios de inteligencia de Estados Unidos habían informado al presidente Donald Trump sobre un presunto esfuerzo de Rusia para otorgar recompensas a los soldados estadounidenses en Afganistán.

Trump desestimó las afirmaciones como un "engaño" y varios altos funcionarios militares estadounidenses dijeron que la inteligencia no era convincente.

Los funcionarios rusos, a su vez, emitieron múltiples denegaciones de las afirmaciones.

Los talibanes calificaron las acusaciones de recompensas rusas como "propaganda".

Rusia considera desleal nuevas sanciones de EEUU al Nord Stream 2

La Cancillería de Rusia califica de desleal las nuevas sanciones de EE.UU. contra Nord Stream 2, el proyecto del gasoducto ruso.

Los nuevos embargos impuestos el 19 de enero al buque de colocación de tuberías ruso Fortuna y a su propietario KVT-Rus que participa en la construcción al gasoducto, por parte de EE.UU., violan las normas de competencia leal, declaró el jueves la portavoz de la Cancillería rusa, María Zajárova.

“Las acciones hostiles contra los participantes de la construcción del Nord Stream confirman que EE.UU. persigue sus propios intereses energéticos, así como “desestiman abiertamente las normas de competencia leal y comercio libre, señaló la vocera al subrayar que ya hace tiempo las decisiones discriminatorias del país norteamericano han causado irritación tanto en Rusia como en los círculos públicos y comerciales de la mayoría de capitales europeos.

La autoridad rusa afirmó, asimismo, que las sanciones “ilegales” estadounidenses no podrán cambiar la actitud de Moscú en el escenario internacional, haciendo hincapié en la inutilidad de las acciones unilaterales del Gobierno estadounidense.

Rusia reanudó el pasado diciembre de 2020, la construcción del segundo ramal del gaseoducto, que está completo en un 90 %, después de una pausa de un año provocada por las sanciones estadounidenses.

El proyecto valorado en más de 11 000 millones de dólares, e impulsado por una alianza de empresas de Rusia, Alemania, Austria, Francia y los Países Bajos, que conectará a los dos primeros países por el fondo del mar Báltico, tiene como objetivo la puesta en marcha de un gasoducto que proporcionará gas natural a Alemania, pasando por las aguas territoriales o las zonas económicas exclusivas de Dinamarca, Finlandia, Alemania, Rusia y Suecia.

Washington como opositor del gasoducto, aplicó varias veces sanciones contra contratistas que trabajaban en la colocación de tuberías, para lograr su objetivo de vender a Europa el gas natural licuado (GNL) de sus yacimientos de esquisto, y a países europeos como Polonia, Letonia o Lituania.

El senado estadounidense aprobó el 1 de enero, sanciones contra este plan, en particular, a las empresas que se encargan de dar servicios de seguridad y certificación necesarios para completar el gasoducto, y el 19 de enero, las impuso contra el barco ruso Fortuna, que participa en la construcción del propósito citado.

Una republicana presenta cargos de juicio político contra Biden

Una congresista republicana presenta cargos en el Congreso para iniciar un juicio político al flamante presidente de EE.UU., Joe Biden, en su 2.º día de Gobierno.

La congresista republicana Marjorie Taylor Greene, reconocida defensora de la teoría conspirativa QAnon, ha anunciado este viernes, publicando un comunicado en su cuenta de Twitter, que presentó cargos en el Congreso de EE.UU. para iniciar un impeachment (juicio político) al líder demócrata por un supuesto “patrón de abuso de poder” cometido durante su etapa al frente de la vicepresidencia estadounidense entre los años 2009 y 2017, según informa el diario local The Hill.

El presidente Joe Biden no está capacitado para ocupar el cargo de presidente por su patrón de abuso de poder como vicepresidente de [Barack] Obama”, explica Greene en su nota difundida, para luego subrayar que el flamante dirigente demócrata “ha demostrado que hará todo lo que sea necesario para rescatar a su hijo, Hunter, y llenar los bolsillos de sus familiares con efectivo de compañías energéticas extranjeras corruptas”.

Toda la argumentación de la legisladora por el 14.º distrito congresional de Georgia se remonta a acusaciones sobre la gestión de Biden en los 8 años de su vicepresidencia y cuyas denuncias fueron investigadas por los republicanos en el Congreso en el último año, sin encontrar evidencia.

En concreto, los republicanos del Senado investigaron unas acusaciones de corrupción contra los Biden, relativas a la consultoría realizada por Hunter a la compañía energética ucraniana Burisma Holdings, y que, a posteriori no encontraron evidencia de irregularidades por parte del actual presidente de EE.UU.

El informe del Comité de investigación, publicado en septiembre pasado, tampoco encontró pruebas de que el trabajo de Hunter Biden para la empresa ucraniana Burisma influyera en la política exterior de Estados Unidos.

El miércoles, la congresista, considerada una de las más fieles seguidoras del expresidente Donald Trump en el Congreso, ya había criticado la asunción de Biden: “La investidura pareció la toma por parte de un estado militar con partido único, con 30 000 militares”, en referencia al dispositivo de seguridad establecido en Washington D.C., la capital, para que no se produjera ningún incidente durante la ceremonia inaugural amenazada por acción terrorista interna, precedida por el asalto al Capitolio de EE.UU. el 6 de enero.

La ceremonia, sin embargo, contó con la presencia de dirigentes de ambos partidos, incluido el ahora exvicepresidente Mike Pence y Ted Cruz, senador republicano por Texas y un férreo defensor de la teoría conspirativa de QAnon sobre un “fraude” electoral urdido por las filas demócratas que arrebató la reelección de Trump.

La élite neoliberal ordena que la policía ponga su mirada en los 'extremistas domésticos', poniendo en riesgo la disidencia

El establecimiento centrista neoliberal está ansioso por convertir la maquinaria mortal de la Guerra contra el Terrorismo en contra de ciudadanos estadounidenses, han observado periodistas e incluso algunos legisladores, advirtiendo que las libertades civiles pueden no sobrevivir.

El exdirector de la CIA, John Brennan, insinuó que la administración de Biden estaba lista para declarar la guerra a los disidentes estadounidenses, y elogió al equipo entrante por " moverse como un láser " para derrotar a lo que él llamó " una alianza impía de extremistas religiosos, autoritarios , fascistas, intolerantes, racistas, nativistas, incluso libertarios ”en una aparición de MSNBC el miércoles.

El periodista Glenn Greenwald instó a los estadounidenses a no tomarse tal amenaza a la ligera, explicando que el exjefe de espías estaba “ definiendo a la insurgencia como cualquiera que tenga una ideología distinta al neoliberalismo, la visión de la clase dominante que está a punto de solidificarse y fusionarse con el poder del Estado ”y desatando toda la fuerza del aparato militar estadounidense anteriormente dirigido contra el Estado Islámico (IS, anteriormente ISIS / ISIL) a nivel nacional.

Literalmente no hay nada que pueda ser más peligroso ", dijo Greenwald al presentador de FoxNews Tucker Carlson el miércoles, recordándole que " la primera guerra [contra el terrorismo] terminó erosionando no solo las libertades civiles en otros lugares, sino también aquí en casa " y que el programa que toma forma fue “ diseñado para criminalizar esencialmente cualquier ideología de oposición a la clase dominante. "

Un proyecto de ley presentado por el presidente del comité de inteligencia de la Cámara de Representantes, Adam Schiff, " tomaría la legislación existente sobre la Guerra contra el Terrorismo y simplemente la enmendaría para decir que ahora podemos hacerlo dentro de Estados Unidos ", agregó el ex periodista de Intercept. En combinación con la legislación anterior, incluida la infame Ley de Autorización de Defensa Nacional de 2012 del expresidente Barack Obama que permitió a las fuerzas armadas detener indefinidamente a ciudadanos estadounidenses sospechosos de terrorismo sin un juicio, y el derecho autoproclamado de ese mismo presidente de actuar como juez, jurado y verdugo que condena a los estadounidenses. ciudadanos a muerte sin un juicio, tal proyecto de ley liberaría aún más las manos del Pentágono.

Sin embargo, no todos los legisladores demócratas están tocando el tambor para criminalizar la disidencia en casa. La representante Rashida Tlaib (D-Michigan) y nueve colegas rompieron con el liderazgo de su partido el martes y escribieron una carta a importantes figuras del Congreso exigiendo que “ resistan la erosión de nuestras libertades civiles y libertades constitucionales, por bien intencionadas que sean las reformas de seguridad propuestas” Y abstenerse de aprobar una serie de leyes nacionales contra el terrorismo.

“ Los poderes de vigilancia y seguridad nacional del gobierno de los Estados Unidos ya son demasiado amplios, indefinidos y no rinden cuentas al pueblo ”, continúa la carta, advirtiendo que “ degradar aún más esos derechos y libertades en reacción a este ataque socavaría nuestra democracia momento en el que debemos unirnos para defenderlo con todas nuestras fuerzas colectivas ”.

El grupo de legisladores llamó específicamente a los intentos de convertir en armas la incursión de los partidarios de Trump en el Capitolio a principios de este mes, prediciendo que la manifestación, que dejó cinco personas muertas, incluido un oficial de policía del Capitolio y una veterana de la Fuerza Aérea, se usaría para justificar la reducción de las libertades civiles y criminalizar la protesta. El nombre de la carta pasó por alto los coqueteos estadounidenses con el totalitarismo, desde el Comité de Actividades Antiamericanas de la Cámara de Representantes hasta el infame COINTELPRO del FBI y la Ley Patriota original.

Ciertamente, la redada del Capitolio se ha retrasado para justificar una severa represión contra los partidarios del ex presidente. Los estudiantes de la Universidad de Harvard incluso han solicitado la revocación de los títulos de los graduados que trabajaron en la administración Trump, basándose en las amenazas del “ Trump Accountability Project”. Este último se dio a conocer el mes pasado con el objetivo de garantizar que los empleados de la administración Trump no puedan conseguir trabajos en el futuro.

El martes, el escritor Don Winslow incluso pidió a sus compañeros que odian a Trump que formen un " ejército de detectives ciudadanos " para monitorear el comportamiento de los partidarios de Trump, a quienes denunció como " conservadores radicales extremos, también conocidos como terroristas nacionales ", y denunciarlo. a las autoridades.

De acuerdo con la comparación de Brennan de los tipos de MAGA con los terroristas, comparó de manera escalofriante la misión de estos " detectives ciudadanos " con la del " analista de la CIA que trabaja en una computadora a miles de kilómetros de distancia " que señaló la ubicación del líder de al-Qaeda, Osama bin Laden.