Portada - Últimas noticias

El presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, ha inaugurado la sexta Conferencia de Embajadores en la Casa de América.

Madrid acoge durante los días 18 y 19 de enero la Conferencia de Embajadores de España. La inauguración ha corrido a cargo del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el rey Felipe VI será el encargado de la clausura el martes 19 de enero.

El presidente ha realizado un repaso de las relaciones bilaterales de España con otros países, entre los que ha hecho referencia a las relaciones con Rusia, de las que ha dicho que "exigen un equilibrio que se tiene que combinar con la firmeza en la defensa de nuestros principios, de nuestros intereses y también del diálogo".

Sánchez ha explicado que "no se trata tanto de hablar con Rusia, pues se habla todo el tiempo con su Gobierno", sino de saber exactamente "de qué queremos hablar con Rusia y para qué fin". Además para el mandatario español el diálogo debe involucrar "también a la sociedad civil rusa".

También se ha referido a la detención del opositor ruso Alexéi Navalni calificándolo como un hecho "lamentable en la frontera rusa" y abogó por un diálogo que incluya a la sociedad civil de Rusia.

"Ayer conocimos un hecho lamentable en la frontera rusa, con la detención del líder ruso de la oposición", manifestó Sánchez durante el discurso inaugural de la Conferencia de Embajadores de España celebrada este 18 de enero.

El presidente del Gobierno español defendió que las relaciones entre los miembros de la Unión Europea y Rusia "exigen un equilibrio" que "inevitablemente" debe combinar el diálogo con "la firmeza en la defensa de los principios e intereses".

También recordó que en febrero expira el tratado Nuevo START entre Estados Unidos y Rusia y urgió a los países involucrados a "priorizar" las conversaciones sobre su prórroga en las próximas semanas.

Sánchez añadió que las negociaciones sobre el pacto deben involucrar también otros países como China con el fin de "evitar el colapso del sistema de control de armas nucleares tan importante para la estabilidad del orden internacional".

Por otra parte, Sánchez también ha querido expresar la solidaridad de España con Estados Unidos ante el "grotesco ataque al Capitolio". Un ataque que ha considerado como un ejemplo de las consecuencias del populismo reaccionario y una lección que debe servir en España para cumplir la Constitución en su integridad. "Confirman un principio universal, que no hay democracia sin instituciones democráticas", ha añadido.

"Son imágenes impactantes pero no inesperadas, porque ilustran cómo acaba el populismo reaccionario y confirman un principio universal válido para EEUU e incluso para nosotros, y es que no hay democracia sin instituciones democráticas", afirmó.

También pidió que la situación de las últimas semanas en EEUU sirva a España como "lección" a la hora de cumplir "de principio a fin" los dictados de la Constitución, aunque evitó hacer paralelismos con la extrema derecha representada por el partido Vox.

El presidente del Gobierno español continuó su discurso ante los diplomáticos advirtiendo de los nuevos riesgos a los que se expone la democracia mundial y apeló a la importancia de "cuidarla y protegerla más que nunca".

En su comparecencia en la Conferencia de Embajadores, que no se celebraba desde 2008, el líder del Ejecutivo se refirió a otros asuntos prioritarios de política exterior como la situación en Venezuela, las relaciones con Rusia o los vínculos con América.

Sánchez puso el foco en las "tensiones geopolíticas" derivadas del mandato del presidente Trump y expresó el deseo de España de reforzar la relación con EEUU una vez Joe Biden acceda a la presidencia, algo que destacó como una "gran oportunidad política".

Sobre Venezuela recordó que las elecciones de diciembre no fueron "ni justas ni libres" y pidió al Gobierno de Nicolás Maduro la celebración de unos comicios con garantías.

El presidente español situó otros de los lazos estratégicos en el exterior a reforzar en África, donde planea realizar una gira en cuanto la situación de pandemia lo permita, Asia (específicamente India y China) y Oceanía.

El encuentro tiene lugar en Casa de América y participan de forma presencial alrededor de 130 embajadores. El resto lo hacen de forma telemática desde sus países de destino.

A la intervención de Pedro Sánchez le siguió la de la ministra de Exteriores, Arancha González Laya, que expondrá las líneas estratégicas de la política exterior del Ejecutivo español. También participó el vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias.

Esta es la sexta Conferencia de Embajadores que se celebra y la primera desde el año 2008. La primera reunión de este tipo tuvo lugar bajo el Gobierno de José María Aznar en el año 2001.