Libros Recomendados

Portada - Últimas noticias

La Casa Blanca llevaba meses estudiando reconocer la soberanía de Marruecos sobre el Sáhara Occidental, y sólo demoró la decisión final por la oposición de un influyente senador republicano. En ningún momento barajó la presidencia estadounidense consultar al actual gobierno de España, país que ostentó la soberanía sobre la zona hasta 1976 y que en apariencia es todavía uno de los socios principales de Washington en lo que respecta al Mediterráneo y el norte de África.

Tanto la presidencia estadounidense como el Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca mantuvieron silencio al ser preguntados por el momento exacto en que avisaron a sus homólogos españoles. Por su parte, la embajada española en Washington remitió a las declaraciones del jueves de la ministra de Exteriores, Arancha González Laya, que en una visita a Israel simplemente pidió «respeto a las resoluciones de la ONU». Fuentes estadounidenses dijeron ayer a este diario que el equipo de Donald Trump no consideraba que debiera negociar nada con España, y que Marruecos es uno de los socios más estrechos de EE.UU. desde su nacimiento.

En esa línea fue el yerno y asesor especial de Trump, Jared Kushner, quien dijo en una conversación con periodistas, al ser preguntado por España, que los viejos métodos y las antiguas negociaciones han fracasado. «Este es un problema que ha estado ahí durante mucho tiempo y, francamente, no ha habido avances hacia una resolución», dijo Kushner.

Si España ha enviado una protesta, no consta de momento. Así que es el Capitolio, sede del poder legislativo, el que ha asumido la crítica al presidente por convertir a EE.UU. en la primera democracia occidental en otorgarle a Marruecos el derecho a hacer suyo el Sáhara Occidental, a cambio de lazos diplomáticos con Israel. El senador republicano James Inhofe, que logró demorar la decisión de Trump, fue quien verbalizó la postura oficial europea: «El anuncio [de Trump] no cambia las posiciones de la ONU o de la UE, ni de la Unión Africana, ni la opinión de la Corte Penal Internacional: aún debe realizarse un referéndum».

En otros tiempos, otras administraciones encontraron interlocutores más receptivos en EE.UU. Jose María Aznar incluso sacó el tema a colación en una bilateral de 2002 con George W. Bush en Camp David, donde le dijo que el Plan de Arreglo acordado en 1991 por las Naciones Unidas, que supuso el fin de las hostilidades entre el Frente Polisario y Marruecos, contenía la promesa de celebración de un referéndum de autodeterminación de los saharauis.

La Casa Blanca ya ignoró a España cuando pidió a la Armada Real británica que apresara un petrolero iraní en aguas frente al estrecho de Gibraltar, en aplicación de sus sanciones. Antes, Sánchez había molestado a Trump al retirar la fragata española Méndez Núñez del grupo de buques de guerra que acompaña normalmente al portaaviones USS Abraham Lincoln, porque el estadounidense dio la orden a este de desplegarse en el golfo Pérsico ante un aumento de las tensiones con el régimen islámico.

Marruecos cuenta también con el apoyo de Reino Unido para aislar a España en la cuestión del Sáhara

Estados Unidos (EEUU) es la primera gran potencia mundial que reconoce oficialmente la soberanía de Marruecos sobre todo el territorio del Sáhara Occidental, pero no será la última.

Al igual que el todavía presidente estadounidense Donald Trump; el primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, ha sellado acuerdos comerciales, políticos y militares con el rey Mohamed VI, encargado de la política exterior marroquí.

A cambio, en el país vecino cuentan con que Reino Unido será la siguiente gran potencia mundial que abra un consulado en el Sáhara Occidental, donde además los británicos ya tienen empresas instaladas trabajando a pleno rendimiento.

El 26 de octubre de 2019, ambos países acordaron en Londres mantener la asociación comercial Marruecos-UE, cuando entre en vigor el brexit en 2021. Además, lo pactado ya fue ratificado este año por el gobierno marroquí y por el consejo de ministros, presidido por el monarca en Rabat.

Al margen de la alianza comercial, acordaron tres instrumentos jurídicos, entre ellos un pacto mutuo sobre el acceso al mercado británico de todos los productos procedentes del Sáhara Occidental. De tal manera que la pesca, la agricultura y los fosfatos saharauis (tres cuartas partes de las reservas conocidas en el planeta) accederán al mercado británico en las mismas condiciones que los marroquíes.

Así lo confirmaba el ex embajador británico en Rabat Thomas Reilly en una entrevista con EL ESPAÑOL en el mes de agosto: "Los productos agrícolas y pesqueros del Sáhara Occidental están incluidos en el acuerdo comercial con Marruecos".

Además, una vez sea oficial la salida del país británico de la Unión Europea se verá la creación de acuerdos militares y de seguridad en el Sáhara Occidental.

De hecho, Reino Unido apoya el reconocimiento estadounidense de la marroquinidad del Sáhara. Un día después del anuncio de Trump, el ex ministro británico Derek Conway calificó el decreto de "extremadamente útil" y "muy alentador".

Para este político, miembro de la plataforma internacional de apoyo al Sáhara marroquí, la apertura de un consulado estadounidense en Dajla, que anunció ayer Trump, "no solo refleja la legitimidad de la soberanía marroquí sobre el Sáhara, sino que también reconoce el progreso económico que está experimentando la región gracias a los esfuerzos realizados por el país".

Este reconocimiento internacional del Plan de Autonomía por parte de una segunda gran potencia como Reino Unido, tras EEUU, animaría a otros países a seguir sus pasos, piensan en Marruecos.

Francia

Los grandes empresarios franceses y las multinacionales galas instaladas en Marruecos están presionando a París porque se están quedado sin la obtención de terrenos en el Sáhara Occidental para seguir creciendo comercialmente en la costa atlántica.

Ante el anuncio de Trump, desde el ministerio francés de Asuntos Exteriores manifestaron que el país "considera el plan de autonomía marroquí como una base de negociación seria y creíble".

La anulada cumbre hispanomarroquí

El jueves por la mañana Rabat avisó a Madrid de la suspensión de la RAN con la excusa a la pandemia, a pesar de que los casos positivos son los mismos que cuando se programó y, además, Marruecos ya tiene en marcha una campaña de vacunación masiva que viene de China.

Ambos países concordaron informar públicamente a los ciudadanos mediante un comunicado conjunto a las 21.00 horas. Fue entonces cuando en España entendieron la maniobra de Marruecos, que poco antes de las 17.30 emitía un comunicado real informando del decreto presidencial de Trump, mientras este lo contaba también a la opinión pública en tres tuits.

Por eso, algunas autoridades temen que en febrero se vuelva a aplazar con la misma excusa, con la intención de presionar a España que irá viendo como otros países, incluido Reino Unido, abren consulados en el Sáhara Occidental. Lo que está claro es que "España tendrá que elegir bando", coinciden en señalar fuentes marroquíes.

En Palacio niegan que el motivo de la suspensión de la RAN se deba a la enfermedad crónica del rey Mohamed VI. Es conocido el trabajo nocturno de Mohamed VI, pero además el viernes lo acompañaron tres consejeros claveYassin Mansouri, recién llegado de Asia donde ha firmado más acuerdos sobre el reconocimiento del Sáhara; Fouad Ali Himma, y André Azoulay, que estuvo en los acercamientos de Rabat y Tel Aviv en los últimos meses.

En esa larga noche, hubo comunicación desde Palacio con el presidente recién elegido en EEUU, Joe Biden. La conversación la mantuvo el primo del monarca, Moulay Hicham, que retomó las buenas relaciones con la familia real después de haber estado autoexiliado en EE UU. Por supuesto, con el consentimiento de Mohamed VI.

Control del Estrecho

La diplomacia en manos del rey Mohamed VI, sus principales consejeros reales y el ministro de Exteriores Nasser Bourita es un eje básico en la negociación al servicio del interés principal y estratégico del país: la integridad territorial.

Así, una veintena de países tienen ya representación consular en el Sáhara Occidental y otra decena se ha comprometido a instalarse en las principales ciudades, El Aaiún y Dajla. A ellos se unen ahora EEUU e Israel.

Los próximos serán varios estados asiáticos, donde ha pasado varios meses el consejero real Yassin Mansouri, también jefe de la Dirección General de Estudios y Documentación (DGED), la agencia de inteligencia marroquí exterior y militar.

EEUU y Reino Unido buscan el control del Estrecho, y Marruecos ha ganado dos aliados y fuerza para anexionarse definitivamente el Sáhara Occidental, que es el verdadero reto del país.

Iglesias insiste con el Sáhara: pide "firmeza" a Sánchez frente al "atropello" de Trump

Los últimos acontecimientos no hacen sino consolidar la opinión de Pablo Iglesias respecto a la posición que el Gobierno debe mantener en el conflicto del Sáhara Occidental. El desplante de Marruecos forzando la suspensión de la cumbre con España y el "atropello" de Donald Trump anunciando que Estados Unidos reconoce la antigua provincia española como "territorio de soberanía marroquí" dan la razón al vicepresidente, creen en su entorno.

Cuando hace casi un mes, el líder de Unidas Podemos intervino en la crisis migratoria provocada por Marruecos en Canarias irrumpiendo con la reivindicación del referéndum que auspicia Naciones Unidas, no sólo cabreó al rey Mohamed VI sino que fue criticado con dureza por Exteriores. En el Ministerio de Arancha González Laya se consideró una injerencia en un asunto "de Estado", sin relación alguna con los ministerios morado, y tan polémico como sensible.

En todo caso, nadie en el Ejecutivo (ni en la oposición) se atrevió a criticar el fondo del asunto: Iglesias sólo estaba diciendo en alto lo que, en teoría, es lo que han defendido todos los gobiernos que han pasado por Moncloa desde 1978.

Es decir, que los saharauis tienen derecho a su autodeterminación, como reconoce Naciones Unidas, y España apoya el entendimiento de sus representantes con Marruecos para la celebración de una consulta en la que decidan si quieren ser independientes o aceptar la oferta de Rabat de ser una provincia con alto grado de autonomía.

Contra los hechos consumados

Y ahora, después del bofetón diplomático infligido por el servicio exterior de Mohamed VI a Madrid, la formación morada recuerda que España debe "rechazar con firmeza" la posición de hechos consumados de EEUU y Marruecos. Así lo dijo el director adjunto del Gabinete de Iglesias y su responsable de asuntos internacionales, Santiago Jiménez. El diplomático, ex subdirector de la OID, reclamó incluso un compromiso de la Unión Europea.

Las fuentes oficiales de la Vicepresidencia segunda no han querido insistir en estos mensajes -"no tenemos agenda exterior, no es nuestra batalla"-, y se han remitido a un comunicado de Unidas Podemos de la tarde noche del jueves, cuando todo estalló. Pero el estratega internacional de Iglesias, sin embargo, sí reforzó en su cuenta de Twitter la idea de que la posición oficial de España debe insistir en "retomar el proceso negociador y avanzar hacia una solución política, justa y duradera y mutuamente aceptable".

Así, por boca de Jiménez, el socio de Sánchez se asentaba en el tuit de hace menos de un mes que le valió una reprimenda en el seno del Gobierno. "Y ahora lo del Sáhara...", comentaron fuentes de Exteriores a este periódico a mediados de noviembre, "en Unidas Podemos están guerreros para que se hable de ellos, y lanzan cortinas de humo ante sus problemas judiciales".

Es cierto que Sánchez ya empezó mal saltándose la tradición de todos los presidentes del Gobierno que en España han sido en democracia, dedicando su primer viaje exterior al ser elegido a París y no a Rabat. Y que esa decisión soliviantó al rey alauí.

No faltaron los “analistas” a sueldo de la OTAN, como Nicolás de Pedro, director de investigaciones del infame Institute for Statecraft en Londres, amenazando con que "en este aspecto", el del Sáhara, "Iglesias no debe tener ni una palabra que decir". Según este “experto”, "Marruecos es demasiado sensible y, además, nadie puede creer que una república saharaui sea una buena noticia en estos momentos, tal como está el Sahel". Lo habitual en estos individuos…

Francia se ha posicionado de nuevo del lado de Rabat

El Gobierno de Francia ha abogado por la búsqueda de una "solución política justa, duradera, y aceptada por las dos partes" en relación al Sáhara Occidental, pero ha insistido en que el plan de autonomía marroquí es "una base de discusión seria y creíble" sobre la que trabajar.

Un día después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, reconociese la soberanía de Marruecos sobre el Sáhara Occidental, el Ministerio de Exteriores galo se ha posicionado de nuevo del lado de Rabat para apelar a la resolución de una disputa que "ha durado demasiado".

Según la portavoz de la diplomacia francesa, el conflicto implica "un riesgo permanente de tensiones", como ha quedado de manifiesto recientemente en el paso de Guerguerat, escenario de una operación militar marroquí para desactivar un bloqueo de activistas saharauis.

"Francia está comprometida con la búsqueda de una solución política en el marco de la legalidad internacional", ha dicho la portavoz, que ha aludido a las resoluciones de Naciones Unidas como eje para futuros acercamientos y ha resaltado la viabilidad del plan marroquí frente a la autodeterminación reclamada por el Frente Polisario.

EE.UU. propone vender armas a Marruecos por valor de 1.000 millones de dólares tras su acuerdo con Israel

EE.UU. ha propuesto vender armas a Marruecos por un valor de hasta 1.000 millones de dólares, después de que el presidente Donald Trump reconociera la soberanía marroquí sobre el Sáhara Occidental a cambio de que el país magrebí reanude las relaciones con Israel. El Departamento de Estado envió este viernes una notificación informal de venta propuesta al Congreso, al que corresponde poner en marcha el procedimiento formal, informa Bloomberg citando a dos personas familiarizadas con el asunto.

El acuerdo incluye cuatro drones MQ-9B SeaGuardian, así como municiones guiadas de precisión Hellfire, Paveway y JDAM, según fuentes de Reuters.

Condenas en el mundo islámico al acuerdo de normalización entre Marruecos e “Israel”

El jueves, los palestinos condenaron el acuerdo israelo-marroquí promovido por el presidente de EEUU, Donald Trump, al igual que condenaron los anteriores acuerdos de normalización con los Emiratos Árabes Unidos, Bahrein y Sudán.

En la Franja de Gaza, Hamas consideró la decisión de normalizar las relaciones entre Marruecos e “Israel” como “un pecado político que no sirve a la causa palestina y anima a la ocupación a negar y violar los derechos de nuestro pueblo”, según el portavoz del Movimiento.

“La ocupación aprovecha todos los casos de normalización para incrementar su dosis de agresión hacia el pueblo palestino y sus ampliaciones de los asentamientos”, denunció.

Por su parte, el movimiento Yihad Islámico de Palestina dijo en un comunicado que “el anuncio de la normalización de las relaciones entre Marruecos y la entidad sionista usurpadora es un nuevo revés para el frágil régimen árabe que busca consolidar los pilares de su poder tiránico con la ayuda de EEUU y el régimen israelí”.

“Lo que ha hecho el régimen gobernante en Marruecos es traicionar los principios fundamentales del Islam y alienar a Al Quds y la causa palestina. El pueblo marroquí rechaza firmemente la normalización con el régimen de Tel Aviv, y Marruecos no será un semillero de sionistas, porque el pueblo marroquí y sus fuerzas políticas rechazarán la normalización y la enfrentarán”, dijo el Yihad Islámico en su comunicado de prensa.

El FPLP condena la normalización de Marruecos e “Israel”

El Frente Popular para la Liberación de Palestina (FPLP) también consideró en un comunicado la normalización de las relaciones de Marruecos con “Israel” como “un día oscuro en la historia del pueblo y de la nación árabe”.

El FPLP consideró en un comunicado que los sucesivos anuncios de normalización con el enemigo sionista, subrayan la necesidad de aunar todos los esfuerzos patrióticos y nacionales para enfrentar a estos regímenes y sus traiciones, por un lado, y proteger los derechos y objetivos de la nación palestina.

“El anuncio de la normalización de las relaciones del régimen marroquí con el enemigo sionista no fue una sorpresa. Era obvio para los miembros con visión de futuro de la Ummah musulmana”, dijo el movimiento palestino al-Ahrar en un comunicado.

La reacción de Ansaralá

Mohammed Abdul-Salam, portavoz del Movimiento Ansaralá en Yemen, también reaccionó al anuncio en su cuenta de Twitter.

“Cualquier normalización de las relaciones entre los países árabes de Occidente y Oriente con el régimen sionista es condenada y rechazada, y cualquier gobierno que pretenda ser árabe o musulmán no tiene justificación para establecer relaciones con el enemigo sionista”, reafirmó.

Irán: Una puñalada contra los palestinos

Además, en reacción a la normalización de las relaciones entre Marruecos y el régimen sionista, el asistente especial del presidente del Parlamento iraní para Asuntos Internacionales declaró:

“El anuncio de la normalización de las relaciones de Marruecos con el régimen ficticio y ocupante de “Israel” es una traición y una puñalada en el cuerpo de Palestina. Si algunos líderes del mundo árabe se desinteresan por el Islam, ¡que piensen al menos piensen un poco en el significado de la expresión “celo árabe”! Ciertamente, los sionistas no tendrán lugar en el futuro de la región”, escribió Hussein Amir Abdollahian en su página de Twitter.

Hezbolá condena la normalización de lazos entre Israel y Marruecos

Hezbolá condena la normalización de lazos entre Israel y Marruecos, al observar que este sigue la misma senda de declive que vadean algunos regímenes árabes.

La normalización de las relaciones entre los dos regímenes [Israel y Marruecos] es una continuación de la decadencia que atraviesan algunos regímenes árabes de la región [de Asia Occidental], que se han apartado de la causa palestina”, indica un comunicado del Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá), emitido este viernes y recogido por el canal libanés Al-Mayadin.

La nota de Hezbolá se difunde, tras el anuncio hecho el jueves por el presidente saliente de EE.UU., Donald Trump, quien adelantó la normalización de lazos entre Rabat y el régimen de Tel Aviv, a cambio del reconocimiento de la soberanía marroquí sobre el Sáhara Occidental.

El movimiento libanés advierte también que “la obediencia de estos regímenes a la coerción y la extorsión de EE.UU. y el sionismo, con intenciones codiciosas de lograr algunos intereses o levantar algunas sanciones, es simplemente una ilusión”.

El texto agrega que los promotores de las relaciones con “el régimen ocupante de Israel reconocerán pronto que no han recibido nada más que desesperación, vergüenza y frustración con el enemigo israelí”.

Hezbolá deja claro que uno de los grandes apoyos de los palestinos es el pueblo del Magreb, “el pueblo libre que luchó durante años contra el colonialismo francés, así como todas las naciones de la honorable comunidad islámica”.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente