Libros Recomendados

Portada - Últimas noticias

Previamente el ex-presidente soviético habría admitido para el medio de prensa The Times que si la URSS existiera el mundo sería mejor.

En una reciente entrevista realizada el pasado 8 de Octubre para Radio Moscú, Mijail Gorbachov admitió que hay una posibilidad para restaurar la Unión Soviética, a 35 años de haberse aplicado la Perestroika en el país socialista.

El único y último presidente soviético señalo en sus entrevista, que si bien eso es posible, será un proceso que tomará unos cuantos años,.

«Las ex-repúblicas soviéticas han perdido su experiencia política. Se necesitará más tiempo para ganar inteligencia y experiencia», enfatizó el ex-mandatario en sus palabras.

“El curso de la historia responderá a esto, y yo no hago esas cosas. Los procesos de unificación son muy difíciles», y eso también se aplica a la Unión Europea, añadió Gorbachov en su comentario.

Gorbachov reflexionó sobre la situación actual en Bielorrusia, una de las ex-repúblicas donde más se ha conservado el legado de la URSS desde su disolución en 1991, según opinó: “creo que ya han tenido suficiente tiempo y aún no lo han conseguido, se detiene el proceso en Bielorrusia, ¿es necesario?, eso sólo el tiempo lo dirá».

Enfatizó el ex-presidente soviético que Europa tiene fobia a una posible Unión política y económica de las ex-repúblicas soviéticas, porque lo ve cómo una competencia, una amenaza para sus intereses.

Mijail Gorbachov tomó como ejemplo la Unión Económica Euroasiática (UEEA), y resaltó que esa es una unión que contribuye al desarrollo de todos los países que la integran, y que por demás, los habitantes de estos países miembros hablan ruso y los estados tienen una infraestructura común.

En una entrevista anterior con el medio de prensa The Times, Gorbachov reflexionó sobre el destino del mundo si se preservara la Unión Soviética, según él, «el mundo sería mejor, más estable, más seguro y más justo», y destacó que la Perestroika no tenía como objetivo el colapso de la Unión.

La figura política de Mijail Gorbachov ha sido muy cuestionada por los historiadores, su papel al frente del primer Estado socialista en la historia de la humanidad no ha estado aislado de polémica, ya que fué baluarte en la adopción del proceso de restructuración económica, Perestroika, al cuál se le adjudica la base sobre la cuál se erigió la desintegración de la URSS.

Un Estudio revela una nueva causa del colapso de antiguos imperios a pesar de tener "buenos gobiernos"

Un estudio histórico sugiere que la principal causa del colapso de antiguos imperios como el Romano y la dinastía Ming de China fue la corrupción de sus gobiernos, que inicialmente se mostraban "buenos" con la sociedad. Los resultados de la investigación fueron publicados este sábado en la revista 'Frontiers in Political Science'.

Los autores aseguran que si bien las causas del declive fueron variadas, el origen de los problemas apunta a "un liderazgo que inexplicablemente abandonó los principios básicos de la construcción del Estado, que eran fundamentales para estas organizaciones políticas, mientras que también ignoraba sus roles esperados como líderes eficaces y modelos morales".

Los investigadores analizaron una muestra que incluyó 30 Estados premodernos, con énfasis en el Imperio romano, la dinastía Ming en China, el Imperio mogol en la India y el Imperio de la República de Venecia, donde aseguran que sus líderes ofrecían "buenas políticas y prácticas gubernamentales" y eran "muy apreciados" por los ciudadanos.

Estas cuatro sociedades florecieron hace cientos de años y, según los autores, tenían distribuciones comparativamente más equitativas de poder y riquezaque muchos de los otros casos examinados.

Pérdida de confianza

Sin embargo, estas características no fueron suficientes para perdurar en el tiempo y con frecuencia sufrieron graves consecuencias demográficas y económicas. Según los expertos, el riesgo apareció cuando los líderes centrales se corrompieron, alejándose de los principios y prácticas que mantenían las expectativas de la ciudadanía.

Así, los "buenos gobiernos" perdieron la confianza del pueblo, fracturaron la salud fiscal y los servicios gubernamentales, disminuyendo la capacidad de las autoridades centrales para controlar el crimen y la corrupción administrativa. En este contexto, hubo un eventual aumento de movimientos de oposición y polarización política.

"El fracaso moral del liderazgo en este entorno social trae consigo una calamidad, porque la sangre vital del Estado, su base de recursos producida por los ciudadanos, se ve amenazada cuando hay una pérdida de confianza en el Estado, lo que trae como consecuencia división social, luchas, huida y reducción de la motivación para cumplir con las obligaciones fiscales", señala el estudio.

Finalmente, los autores indican que sus hallazgos proporcionan ideas que pueden tener un gran valor en el presente, pues las situaciones pasadas han dejado lecciones que podrían ser útiles en la sociedad actual.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente