Libros Recomendados

Portada - Últimas noticias

Alexander Lukashenko ha cargado contra EE.UU. por instigar protestas en Bielorrusia y advierte que, si su país colapsa hoy, Rusia será el siguiente objetivo.

El presidente bielorruso, que se enfrenta a manifestaciones casi a diario en contra de su reelección en los comicios que tuvieron lugar el 9 de agosto, denunció el martes que EE.UU. está orquestando las protestas a través de la aplicación de mensajería Telegram, desde centros localizados en Polonia y la República Checa.

Hablando en una entrevista concedida a medios de comunicación rusos, Lukashenko advirtió que EE.UU. está utilizando la situación que se está dando en Bielorrusia como un ensayo, más o menos, para una operación futura, de características similares, en Rusia.

“Si Bielorrusia colapsa hoy”, alertó el mandatario reelecto, “Rusia vendrá después”.

El presidente bielorruso, de 65 años y en el poder desde 1994, aunque reconoció que “puede haberse sentado en la silla del presidente demasiado tiempo”, subrayó que no tenía ninguna intención de dimitir porque, a su entender, nadie podría proteger mejor que él lo que ha “construido con sus propias manos”.

“A lo largo de un cuarto de siglo estuve organizando Bielorrusia. No dejaré todo esto simplemente porque sí. No descarto la celebración de elecciones anticipadas tras la reforma de la Constitución”, recalcó Lukashenko.

Lukashenko insta a la Fiscalía a restablecer el orden en Bielorrusia

MINSK (Sputnik) — El presidente de Bielorrusia, Alexandr Lukashenko, reafirmó que no piensa ceder el poder e instó a la Fiscalía General a restablecer la legalidad y el orden en lo que queda de este año.

Al presentar este 10 de septiembre al nuevo titular del organismo, Andréi Shved, el mandatario opinó que la actividad de la Fiscalía no se corresponde con el período actual.

"Esta actividad debe apuntar  —siempre lo he exigido y seguiré haciéndolo— a la preservación del país, de su independencia y su seguridad. Ya en el presente año, deberíamos recuperar la seguridad que hemos tenido hasta hace poco y que es una característica de nuestro país. Simplemente es la imagen de Bielorrusia", declaró Lukashenko.

Sobre su permanencia al frente del Estado bielorruso, el presidente dijo que le "reprochan correctamente" por no ceder el poder. "No es para ello para lo que me ha elegido el pueblo", dijo.

El viejo truco: La opositora bielorrusa Kolésnikova presenta denuncia por “amenazas de agentes de seguridad”

MINSK (Sputnik) — La opositora María Kolésnikova, miembro de la cúpula del Consejo de Coordinación (CC) bielorruso, presentó una denuncia por las amenazas que recibió por parte de agentes de seguridad.

"El 10 de septiembre Liudmila Kazak, abogada de María Kolésnikova, presentó ante el Comité de Investigación una solicitud (...) de apertura de una causa penal", comunicó la sede del exaspirante a la presidencia de Bielorrusia Víctor Babariko, cuya campaña dirigió Kolésnikova.

La nota añade que en su denuncia Kolésnikova describió en detalle lo que le pasó los días 7 y 8 de septiembre, en concreto el "secuestro por desconocidos, presión psicológica, amenazas de muerte, intento de expulsarla por la fuerza de Bielorrusia".

"En su solicitud María Kolésnikova especifica el nombre y el cargo de las personas que ejercieron presión psicológica sobre ella (...) y demanda la apertura de un expediente penal" en contra de estas, indica el comunicado.

El 7 de septiembre el servicio de prensa del Consejo informó que no se podía comunicar con tres de sus miembros: María Kolésnikova, el secretario ejecutivo del CC, Iván Kravtsov, y el portavoz del organismo, Antón Rodnenkov.

El 8 de septiembre las autoridades bielorrusas comunicaron que Rodnenkov y Kravtsov se fueron a Ucrania de manera voluntaria, mientras que Kolésnikova fue detenida en la frontera bielorruso-ucraniana.

Según relataron Rodnenkov y Kravtsov desde Kiev, su salida de Bielorrusia fue forzosa. A Kolésnikova también querrían expulsarla del país, pero la opositora rompió en pedazos su pasaporte.

Los chantajes criminales de la UE: Serbia denuncia presión de la UE en relación con sus ejercicios militares en Bielorrusia

BELGRADO (Sputnik) — El ministro de Defensa de Serbia, Aleksandar Vulin, denunció la presión de la Unión Europea sobre el país balcánico en relación con los ejercicios militares programados en el territorio bielorruso.

Según el ministro, Serbia está "bajo una terrible e inmerecida presión de la UE".

"Nos exigen renunciar a los simulacros programados en Bielorrusia a precio de la salida de nuestro futuro europeo y una más fuerte presión sobre nuestra política y nuestro pueblo en Kosovo y Metojia, República Srpska y Bosnia y Herzegovina", declaró Vulin citado por el ente castrense serbio.

El ministro sostuvo que la presión es "resultado de una histeria que define las decisiones políticas y aspiraciones de las grandes y fuertes potencias".

Vulin dijo que el Gobierno de Serbia decidió imponer una moratoria a todos los ejercicios militares conjuntos, incluyendo con China, Occidente y los miembros de la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva (OTSC), por un plazo de seis meses.

Los miembros de la OTSC, fundada en 2002, son Armenia, Bielorrusia, Kazajistán, Kirguistán, Rusia y Tayikistán.

El 8 de septiembre el Ministerio de Defensa de Bielorrusia informó que los contingentes de Rusia y de Serbia llegarán del 10 al 15 de septiembre al país para tomar parte en las maniobras militares Hermandad Eslava.

Sobre el escepticismo europeo de la juventud serbia

Sorprendentemente, la juventud serbia, a pesar de la propaganda masiva de los “valores europeos” de todas las grietas, es muy euroescéptica.

Desde hace varios años, los donantes pro-occidentales han estado dando la alarma: la UE está perdiendo la simpatía de los jóvenes, donde solo el 28% evalúa positivamente el impacto de la Unión Europea en la política exterior de Serbia, mientras que Rusia ocupa el primer lugar con 61 %). Y el año pasado se enteraron con horror: “solo el 11% de los estudiantes de secundaria interrogados considera muy importante que Serbia se convierta en miembro de la UE”.

Al mismo tiempo, otra organización, que estudió la opinión de los estudiantes de secundaria en el sur de Serbia, se sorprendió de que resultaran ser «los principales escépticos europeos»: dijeron, tal como están: «más de la mitad de ellos piensan que la Unión Europea es injusta con Serbia y que a las pequeñas naciones solo les espera la muerte en ella, mientras que nuestro verdadero amigo es Rusia”.

Y el mes pasado, el periódico serbio Politika, el de mayor prestigio, publicó un artículo con resultados de encuestas no menos interesantes: “En comparación con años anteriores, el número de jóvenes que tienen una actitud negativa hacia la Unión Europea ha aumentado del 28% al 41%, y el el número de jóvenes que tienen una percepción positiva de la UE se ha reducido de un cuarto a un quinto. Solo un tercio de los jóvenes apoya que Serbia se una a la familia de naciones europeas, un quinto está indeciso y el 46% está en contra de la UE. La juventud serbia está dominada por la idea de que Serbia debería depender más de Rusia en política exterior, y hay un número creciente de quienes creen que China debería buscar aliados políticos.

En general, el apoyo a la adhesión de Serbia a la Unión Europea ha fluctuado en los últimos años dentro del rango del 50%; por ejemplo, en 2017, según una encuesta del «Centro para las elecciones libres y la democracia» (CeSID), financiada por USAID. (por lo que las cifras probablemente estén exageradas), solo el 45% de los ciudadanos apoyó la integración europea (en 2011 — 62%). En el mismo año, Gallup publicó una encuesta de opinión pública de los ciudadanos de la región de los Balcanes y encontró que Serbia es la que menos considera beneficiosa la pertenencia a la UE (40%, mientras que el 34% la considera perjudicial), pero sobre todo — apoya al liderazgo ruso (54%, mientras que solo el 28% aprueba el liderazgo de la UE

Análisis: El gran estado continental (solución del problema de bielorruso, ucraniano y ruso)

Alexander Dugin

La adhesión de Bielorrusia a Rusia (especialmente en su estado actual) no es una opción. No para los bielorrusos, no para Lukashenko, ni para Putin. Todo el mundo necesita, si no es Occidente (y esto definitivamente no es Occidente), algo nuevo, con un futuro, con esperanza, con significado, con un horizonte. Lo mejor de todo es un Estado radicalmente nuevo: la Unión Continental. Con una Idea, justicia, vida, espíritu y el triunfo del elemento nacional. E invitar a Ucrania a esta unión, no para ingresar a la Federación de Rusia con sus monstruosas élites, oligarcas y sinvergüenzas, sino para crear un nuevo Estado para todos los bielorrusos, ucranianos y grandes rusos, basado en las tres identidades rusas, en la Rus de Kiev, en la Rus de Polostk y la Rus de Vladimir-Moscú. La dimensión euroasiática agregaría a Kazajstán y el resto de los países y pueblos continentales, los otros pueblos que quieren unirse.

Dicen que es una utopía imposible, un sueño, una fantasía. Las utopías se hacen realidad. La humanidad vive de la fantasía.

Pero si no hacemos esto, continuaremos deslizándonos hacia un callejón sin salida. Después de todo, hoy no solo Lukashenka y toda Bielorrusia están en un callejón sin salida... ¿¡Estamos quizás en un callejón sin salida!? ¡¿Y Kiev?! Después de todo, para ser honesto, nadie sabe qué hacer a continuación. Todo el mundo (excepto los enemigos y los traidores) tenía claro que Occidente no es una opción. Pero el statu quotampoco es una opción. El aplazamiento de la decisión. Después de todo, ninguno de nosotros, ni Minsk, ni Moscú, ni Kiev, tiene una imagen de nuestro propio futuro. De lo que debería ser.

Así que necesitas imaginarlo y avanzar hacia su encarnación.

Obviamente vivimos en una época de desastres. No hay tiempo para pensamientos largos. Necesitamos un Gran Estado Continental, con un núcleo ruso (en el sentido más amplio, rusos blancos y pequeños rusos y grandes rusos).

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDACIONES