Portada - Últimas noticias

Svetlana Tijanóvskaya, líder de la oposición de Bielorrusia y principal rival del actual presidente Alexánder Lukashenko, se encuentra en Lituania, anunció en Twitter el ministro de Exteriores del país báltico, Linas Linkevicius. "Svetlana Tijanóvskaya está a salvo. Está en Lituania", publicó.

Según los resultados preliminares, Svetlana Tijanóvskaya, con 10,9% de votos, ocupó el segundo lugar en las elecciones presidenciales en Bielorrusia el pasado 9 de agosto, detrás de Alexánder Lukashenko —el actual presidente, que lleva en el poder desde 1994— que fue votado por el 80,08% de los electores. Desde la oficina de Tijanóvskaya declararon que no reconocen los resultados de los comicios y reiteraron que están listos para una protesta a largo plazo, mientras que la propia candidata se refirió a sí misma como la ganadora de las presidenciales. Entre tanto, el jefe del Comité para la Seguridad del Estado de Bielorrusia, Valeri Vakúlchik, declaró este lunes que la entidad evitó un atentado contra Tijanóvskaya.

Segunda noche de protestas “pacíficas” en Bielorrusia: Policías antidisturbios, barricadas, gases lacrimógenos y cócteles molotov

Las protestas en varias ciudades de Bielorrusia se desencadenaron después de que los resultados preliminares de las elecciones presidenciales de la nación mostraran que Alexander Lukasheno ganaba el 80% de los votos, que según la oposición se debe a la manipulación de votos.

Durante el segundo día de protestas masivas en Bielorrusia, donde personas de otras ciudades bielorrusas se unieron a las manifestaciones de Minsk, los manifestantes acudieron en masa a las calles de la capital de la nación, arrojaron cócteles molotov a la policía y construyeron barricadas para botes de basura.

VIDEO

Al menos un manifestante murió en Minsk, según el Ministerio del Interior del país. En uno de los puntos críticos de Minsk, cerca de la plaza Pushkinskaya, la policía utilizó gases lacrimógenos, granadas de ruido ligero y balas de goma contra los manifestantes.

Las manifestaciones comenzaron en Bielorrusia después de que los resultados preliminares de las elecciones presidenciales de la nación vieron al titular Alexander Lukashenko recibiendo el 80% de los votos, algo que fue rechazado con vehemencia por la oposición. La rival de Lukashenko, Svetlana Tikhonovskaya, ha presentado desde entonces una queja sobre los resultados de las elecciones ante el Comité Electoral Central.

VIDEO

Se pudieron escuchar explosiones en las cercanías de la plaza Pushkinskaya. Se vio a manifestantes lanzando fuegos artificiales a los agentes del orden.

Putin llama a Bielorrusia a cimentar nexos políticos y militares

El presidente ruso, Vladimir Putin, llama a Bielorrusia a una mayor integración con Rusia después de la victoria de Alexander Lukashenko en las elecciones.

Espero que su actividad estatal contribuya a un mayor desarrollo de las relaciones ruso-bielorrusas mutuamente beneficiosas en todas las áreas”, señaló en un mensaje en Telegrama, difundido el lunes por el Kremlin, para felicitar a su homólogo bielorruso por haber conseguido un sexto mandato en los comicios del domingo.

Putin abogó también por profundizar las cooperaciones regionales en el marco de la Unión Económica Euroasiática y la Comunidad de Estados Independientes.

Así mismo, esperó que Bielorrusia estrechara los vínculos políticos y militares con Rusia dentro de la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva, un bloque de defensa al que ambos pertenecen.

Putin hizo su sugerencia luego de que los resultados preliminares de la Comisión Electoral Central (CEC) del país vecino confirmaran la victoria de Lukashenko en las elecciones presidenciales con un 80.23 por ciento de los votos, frente al 9.9 por ciento que consiguió su principal candidata de la oposición bielorrusa, Svetlana Tijanovskaya.

Lukashenko advirtió el viernes de los planes de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), encabezada por Estados Unidos, para desplegar misiles balísticos en Ucrania y denunció que la medida supondrá un desafío para Rusia y Bielorrusia.

En los últimos años y en concreto tras la crisis de Ucrania, EE.UU. y sus aliados en la Alianza Atlántica pretextan la “amenaza rusa” para desplegar contingentes y enviar vehículos de combate a los países bálticos fronterizos con Rusia.

Moscú denuncia que las actividades cerca de sus fronteras suponen una inadmisible amenaza directa a su seguridad nacional y por ello, avisa que no ignorará las acciones que pongan en peligro sus intereses.

Análisis: Golpe de Estado fallido de Occidente en Bielorrusia

Anton Orlovsky

El punto de partida para sacudir la situación en Bielorrusia fue la detención de 33 rusos. Minsk comenzó a sugerir a que Moscú supuestamente interfería con descaro en los asuntos estatales de sus vecinos. Incluso entonces, los provocadores se propusieron provocar la indignación entre los habitantes de la parte occidental de la república. La prensa difundió activamente información de que las elecciones en el estado supuestamente estaban controladas por el Kremlin.

El intento de provocar indignación entre los habitantes de la zona occidental del país, que se adhieren a una política pro occidental, ya que la mayoría trabaja o estudia en Polonia, fracasó. Alexander Lukashenko pidió a los medios de comunicación que dejaran de azotar la fiebre y, en cierto modo, lo escucharon. Los medios liberales, por supuesto, continuaron agravando la situación.

Los provocadores cambiaron al «plan B» inmediatamente después de que terminó la votación el 9 de agosto. Se sacó a la calle a multitudes de jóvenes. Algunos de ellos procedían de Europa del Este y del oeste de Bielorrusia.

Era necesario demostrar que la gente no está satisfecha con los resultados de la votación y Lukashenko debía irse.

A instancias de sus supervisores, los defensores de ayer del ex gobernador de la región de Khabarovsk Sergei Furgal se apresuraron a viajar a Bielorrusia. El compañero del corrupto Alexei Navalny, Dimitri Nizovtsev, llegó a Minsk, donde filmó cómo adolescentes de 18 años huyen de Lukashenko. Andrey Pivovarov, el jefe del Open Rusia y el delincuente oligarca Mikhail Khodorkovsky, intentaron llegar allí. Al instante se olvidaron de las protestas de Khabarovsk y se embarcaron en otra misión.

Hay personas muy específicas detrás de estas provocaciones, aquellos que han estado tratando de rodear a Rusia con enemigos durante los últimos años. Bielorrusia es uno de los pocos países que aún no se ha enamorado de las propuestas de Occidente.

Por supuesto, se habla mucho sobre el hecho de que Alexander Lukashenko está tratando de sentarse en dos sillas, pero no obstante, apoya más la cooperación con Moscú.

En Bielorrusia, querían actuar de acuerdo con el escenario de Ucrania. Pero esta vez la élite occidental tenía miedo de dar un golpe abiertamente. No se envió a nadie al país para repartir galletas. Y no fue posible obligar a los jóvenes a organizar una ciudad de tiendas de campaña en una de las plazas.

Los disturbios que han comenzado ya se están desvaneciendo, las fuerzas de seguridad controlan Minsk y todas las grandes ciudades, los pequeños enfrentamientos con los activistas de Maidan terminan invariablemente en la huida y la detención de estos últimos.

Todo esto dice que en los próximos días la ola de protestas en Bielorrusia fracasará. La oposición y los enemigos de Lukashenko en el exterior no estarán de acuerdo con los resultados de las elecciones durante algún tiempo. Sin embargo, esto no cambiará nada. Occidente ha fracasado en el golpe de Estado en Bielorrusia.