Portada - Últimas noticias

Los documentos confidenciales saudíes filtrados muestran que Riad ha estado siguiendo una política para dividir Yemen mediante el apoyo a varios líderes tribales.

Documentos secretos de Arabia Saudí, publicados el pasado domingo por la cadena de televisión catarí Al Jazeera revelan que la estrategia de Riad en Yemen apunta a dividir el país más pobre del mundo árabe a través el apoyo a varias entidades.

Algunas de las 162 páginas, que conforman el grueso de los documentos, evidencian que el régimen saudí ha tratado de consolidar la autoridad de las tribus proporcionándoles apoyo a ciertos jeques, a cambio de garantías de que promoverán las agendas y políticas de los Al Saud.

“Arabia Saudí ha considerado la secesión del sur de Yemen como una de las opciones clave para resolver lo que llama el ‘problema del sur’, y ha intentado hacer que el sur de Yemen proteste y luche para salvaguardar los intereses saudíes”, indican los textos.

Entre los escritos hay una carta clasificada de “alto secreto” y fechada el 14 de febrero de 2010, en la que el entonces rey Abdulá bin Abdul Aziz instruía a los funcionarios saudíes a movilizar 50 millones de riales (unos 13 millones de dólares) para apoyar y armar a las tribus yemeníes leales al reino en áreas próximas a la frontera con Arabia Saudí.

Otro documento, de septiembre de 2012, pone de relieve que algunas entidades del sur recibieron ayuda saudí después de 2011, mientras tanto, el reino había empleado espías para informar sobre reuniones entre los líderes del sur, que se llevaron a cabo bajo patrocinio internacional.

El régimen saudí ha lanzado una invasión contra Yemen desde 2015, sin embargo, hasta la fecha no ha cumplido el objetivo de su campaña mortal. Durante estos cinco años. Riad no ha estado solo en la sangrienta campaña, pues ha contado con el suministro de armas de sus patrocinadores occidentales y el respaldo de sus aliados regionales, el principal de ellos, los Emiratos Árabes Unidos (EAU).

Ante los crímenes saudíes, Yemen ha podido resistir, desarrollar sus capacidades militares y atacar los objetivos vitales de Arabia Saudí y sus aliados.

Mueren dos niños yemeníes por bomba de racimo lanzada por A. Saudí

Dos niños yemeníes murieron y otros dos resultaron heridos en la provincia de Marib durante un ataque aéreo saudí con munición prohibida internacionalmente.

Según la información aportada el sábado por la televisión por satélite yemení Al Masirah, dos menores de edad perdieron la vida, al estallar el viernes una bomba de racimo lanzada por los saudíes en el distrito Harib al-Qaramish, sito en la provincia central de Marib.

También el jueves, los aviones de combate saudíes atacaron a tres familias en la zona desértica de Khab Washaaf, en Al-Yauf (noroeste del Yemen), dejando más de 20 personas muertas.

Desde que arrancó su campaña de bombardeos en Yemen en 2015, el régimen de Riad y sus aliados árabes han lanzado bombas de racimo, de fabricación estadounidense o británica, a pesar de su prohibición por la comunidad internacional. La guerra ha dejado más de 100 000 muertos entre los yemeníes, según un informe publicado en noviembre pasado por el proyecto Datos sobre Localización y Acontecimientos de Conflictos Armados (Acled, por sus siglas en inglés).